• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro PatronumSerá mejor que sigas cantando [Libre]  UeBOPRk
Hermanos
Directorios
Será mejor que sigas cantando [Libre]  Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500Será mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5XcSerá mejor que sigas cantando [Libre]  SH3v5Xc

Será mejor que sigas cantando [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Será mejor que sigas cantando [Libre]  Empty Será mejor que sigas cantando [Libre]

Mensaje por Athene Oxley el Miér 18 Abr 2018, 21:47

Estado de Georgia.
20 de agosto de 2015.


Una canción cualquiera, una melodía que apenas recordaba... Sonaba fatal por más que me esforzara en recordar el tono. Odiaba aquello, me encantaba la música, esa canción y ahora apenas era capaz de recordarla bien. Uno de los principales problemas del apocalipsis y de no tener un buen reproductor mp3.

Suspiré, porque tampoco me quedaba cigarrillo alguno con el que ahogar mi frustración.

Seguí caminando, porque era lo único que podía hacer si deseaba seguir con vida. Y sí, estaba bien jodida.

Los alaridos de aquellas cosas era lo único que resonaba en el lugar. Vellar y el resto del grupo se encontraba en la dirección contraria, pero no podía ir hacia ellos y presentarme allí con aquella horda de al menos cien zombies detrás de mi. Sí, ¿cómo había llegado hasta eso? Buena historia, pero ahora daba igual, noa separaban unos doscientos metros y me perseguían con su paso estúpido. Yo por más que caminase no era capaz de dejarlos atrás y en la carretera no había absolutamente nada.

Carretera y desierto. El sol era cada vez más sofocante, los pies me dolían a más no poder, estaba agotada y no podía, ni debía detenerme. ¿Saldría con vida de aquella situación tan estúpida y a la vez peligrosa?

Yo seguía cantando, me concentraba en recordar la melodía y el resto de la letra, porque era eso o amargarme con aquella triste verdad. No podía más y me acabarían atrapando.

- ¡Eh huesudos! - me detuve apenas un momento, a la vez que me giraba a ellos y alzaba las manos. - ¡¿Queréis esto?! - ellos seguían avanzando, a su paso, gruñiendo, mostrando sus sucias dentaduras, sus rostros putrefactos... Escupí a un lado.

- ¡Que os den, si queréis comer tendréis que luchar! - grité de nuevo, me volví y seguí caminando, a paso ligero pese a que el asfalto quemaba, el dolor de pies... - Pequeña zorra, será mejor que sigas cantando... - tenía que concentrarme en aquella canción para prestarle atención a lo bien jodida que estaba.


ATHENE & VELLAR OXLEY

Athene Oxley

Athene Oxley
Civil

Volver arriba Ir abajo

Será mejor que sigas cantando [Libre]  Empty Re: Será mejor que sigas cantando [Libre]

Mensaje por Ranza Díaz el Sáb 12 Oct 2019, 02:19

Outfit
----

Llevaban un par de días viajando por Georgia, manteniéndose lo más alejados posibles de las ciudades y las carreteras principales. Con aquella caravana llevaba ya una semana, los había interceptado durante un ataque en Alabama. El salvarle la vida a un par de ellos había sido suficiente razón para permitirle entrar bajo su protección. Ya tenía todas sus mentiras muy bien aprendidas y elaboradas tras tantos años vagando por ahí, saltando de caravana en caravana como un canguro. La presencia de un montón de niños le causaba malestar, no entendía por qué la gente seguía reproduciéndose.

Como tantas otras veces, se habían detenido, sintiendo que era mejor movilizarse durante las horas más frescas del día. Era una caravana grande y eso implicaba que con ellos viajaban familias, enfermos y heridos, avanzan despacio pero sabían cuidarse lo suficiente para de hecho llegar a alguna parte cada vez. Se dirigían al norte, ella al sur, pero podrían acercarla un poco.

Su labor era cazar y le pusieron a Pedro de compañero. Un hombre de treinta y cinco años que había estado en el ejercito hasta antes de que iniciara la pandemia. El tipo sabía manejarse con sus armas y estrategias, así que decidió no darle problemas y aprender de él, eso se le daba bastante bien.

Llevaban un par de horas bajo el sol y le habían dado caza a algunas presas pequeñas. Ranza quería conseguir agua. Sabía bien que hacerlo en el desierto no sería nada fácil, pero quiso intentarlo y prometió no alejarse demasiado. Conocía bastante bien el camino de regreso y tenía aún un par de horas más antes de que se pusieran en camino.

Pedro era un tipo duro y creía fielmente en la supervivencia del más fuerte, así que no se negó. Si no volvía, es porque no servía. Le entregó lo que quedaba de agua en la cantimplora y un machete para que pudiera defenderse en caso de un ataque. Separaron sus caminos y Ranza, se dispuso a encontrar el líquido sagrado que bastante falta les hacía.

Media hora más tarde había ido a dar a una carretera. De esas que se perdían de la vista y creaban espejismos bajo el ardiente sol. No había más que desierto y más carretera del lado que se viera. O eso había pensado cuando había girado la cabeza hacía la derecha. Pero en cambio había visto, un kilómetro o dos más allá, una masa que se movía lentamente. Conocía bastante bien ese movimiento, pero qué causaba que una horda de tambaleantes se desplazara así sobre el asfalto hirviente.

Estuvo a nada de dar media vuelta e irse, cuando pudo distinguir, a solo unos metros de la horda, algo que si bien parecía caminar como zombie no lo era. Su caminar se debía a un evidente cansancio. Podía ser un zombie recién levantado, pero a menos que fuera el rey o la reina de los zombies, el que fuera la única fuente de comida en kilómetros a la redonda explicaba mucho mejor la lenta pero persistente persecución. Eso y las acciones nada erráticas del alguien al frente.

Podría irse e importarle un carajo, pero eso sería muy poco ella. Suspiró y maldijo el buen corazón heredado de su abuelita. Sin pensarlo más echó a correr en dirección a la persona y a su posible final.

Al llegar solo hizo una señal con la cabeza en son de saludo y fijó la mirada en aquella multitud, de cerca era mucho peor. La última vez que había tenido que sobrevivir una de esas no estaba sola y, una vez más, se había salvado solo porque los zombies habían pasado de ella o no estaría contándolo. Por supuesto, para los demás la historia era otra más épica.

La mujer tenía un aspecto terrible y era evidente que le costaba caminar. Sacó la cantimplora de su cinturón y se la ofreció, aún sin mediar palabra alguna, ella la necesitaba mucho más - mi caravana no se encuentra muy lejos, pero no sería bueno llevarles esto a la puerta - informó, hablando al fin - puedo llamar refuerzos - eso sonaba mejor, ¿no? - pero tardarán un poco en llegar - no tan bien después de todo - ¿crees poder seguir moviéndote? Los perderemos más fácil en el desierto - al menos habían más obstáculos que seguir derecho por aquella carretera sin fin.


inglés ~ español
Será mejor que sigas cantando [Libre]  Img

Ranza Díaz

Ranza Díaz
Civil

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.