• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite {21/54}
Hermanos
La Herida [Privado] BfaHM5eLa Herida [Privado] TT9KvUfLa Herida [Privado] Gubwrm5La Herida [Privado] Gubwrm5
Directorios

La Herida [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Herida [Privado] Empty La Herida [Privado]

Mensaje por Vernice Valdeviras Dom 17 Oct 2021, 11:34


LA HERIDA


07/05/16 ♦ Lone Oak - Georgia ♦ Día agradable y primaveral ♦ B.S.O.

Hacía unos cuantos días que el Gran Rojo había decidido dejar de moverse, parecía que de forma definitiva. Me había empeñado en permanecer al lado del camión forestal como si fuera un familiar convaleciente, esperando que mejorara, esperando que se recuperase, pero estaba claro que una avería no se iba a solucionar por si sola, habría que buscar piezas nuevas.

En cierto modo, el lastimero quejido del motor al intentar arrancar me frustraba pero también me dolía emocionalmente, como si realmente estuviese viendo a un compañero postrado en la cama de un hospital, con la absoluta certeza de que, de ahora en adelante, no quedaba más que ir cuesta abajo hacia el inevitables final... como durante tantos meses tuve que ver a mi padre postrado en la cama de un hospital, cuando el mundo aún nos parecía un lugar seguro. Pero era incapaz de asumirlo, aún sabiendo que no se trataba más que de un objeto, de un vehículo, me negaba a la idea de "dejar ir" al camión forestal con la misma vehemencia con la que no hubiera aceptado la muerte de un amigo. Un objeto inanimado sí, pero que desde hacía mucho tiempo había sido la única constante del día a día, lo único que consideraba inalterable, el único punto de anclaje a la realidad que estábamos viviendo. Así que obstinadamente, me negaba a, simplemente, abandonar la vieja chatarra en el margen de la carretera y continuar el viaje en la ambulancia con los demás, o buscar un nuevo vehículo que pudiera llevarnos a todos cómodamente. Debía encontrar la solución, la forma de arreglarlo.

Ante la mirada de todos, y las quejas de Gilbert, cogí de entre nuestros enseres una amplia mochila que esperaba llenar con suministros, monté en la bicicleta y partí en dirección a población más cercana al punto en el que habíamos detenido a acampar.

-Lone Oak.- leí en voz alta el herrumbriento cartel que anunciaba que habías llegado a la localidad.

Hasta el nombre de aquel sitio parecía triste. Hacía un día que era innegablemente precioso. Podía notar el olor a "verde" en el aire primaveral, que provenía de los tiernos brotes que comenzaban a asomar desde las ramas desnudas. El único sonido alrededor era el del canto alegre de los pájaros y, cuando retomaba el pedaleo, el ruido de los radios de la bicicleta al cortar el aire... y, sin embargo, había una extraña tensión lóbrega y siniestra en todo aquello. Demasiado tranquilo para ser cierto, demasiado bonito para ser verdad...

No tenía exactamente claro qué era lo que le fallaba al camión forestal, así que el plan era sencillo: llegaría al parque de bomberos de aquel pequeño pueblo que, con un poco de suerte y dada la cantidad de bosque que lo rodeaba, también debería tener un vehículo forestal aparcado en su garaje; entonces, con un poco más de suerte, podría poner el nuevo camión forestal en marcha y lo llevaría hasta el campamento, donde no sustituiría un camión viejo por otro, ¡claro que no! Eso sería inhumano, sería rendirme y remplazar al Gran Rojo como si no fuera más que un trasto viejo; desguazaría el nuevo camión hasta encontrar el trozo de chatarra que necesitaba, mi viejo camión necesitaba un transplante y yo iba a la caza del donante perfecto.

Volver arriba Ir abajo

La Herida [Privado] Empty Re: La Herida [Privado]

Mensaje por Vernice Valdeviras Mar 19 Oct 2021, 20:21

Aquel maldito pueblo tenía pinta de haber estado "muerto" toda la vida, desde mucho antes de que el desastre se esparciera por todo el globo. Normalmente, los pueblos y ciudades tenían un aspecto triste y desolado, pero se podía leer en ellos cómo había comenzado ese proceso a través de los edificios saqueados, los coches abandonados o las instalaciones destruidas. Lone Oak era diferente, parecía que siempre había sido un pueblo fantasma y no había huellas demasiado llamativas del paso de los muertos o saqueadores.

El parque de bomberos local estaba en la "Carretera del bosque", a unos cuantos kilómetros del "centro" del pueblo, que no eran más que un par de tiendas enfrentadas en una calle, una comisaría y dos casas con un jardín más pequeño de lo habitual. Aunque la opción más inteligente era la de buscar los suministros una vez que hubiese asegurado el camión forestal para piezas, me picaba la curiosidad inspeccionar esos negocios que no parecían saqueados, pero que tampoco daba la impresión de que hubiesen estado bien abastecidos nunca. A veces, en los sitios más insospechados te sonreía la suerte, y apoyé la bicicleta sobre el muro de la "Tienda de Ultramarinos Oliver", siempre después de asegurarme que no hubiera nadie a ambos lados de la calle, ni que se viera ninguna figura sospechosa a través de los cristales.

El tintineo de unas campanitas recibió mi intrusión en la pequeña tienda y, por si acaso, desenganché mi hacha forestal del mosquetón con que la llevaba colgada al cinturón, enarbolándola con ambas manos por si acaso algún otro "cliente" venía a mi encuentro.

En efecto, aquel sitio parecía bastante vacío, pero si alguien lo había saqueado con anterioridad lo había hecho de una forma ordenada y respetuosa. No quedaban demasiadas cosas en las estanterías, entre las cuales me paseé revisando con la mirada los productos: algunos cartones de huevos cuyo contenido hacía tiempo que había terminado por podrirse y disolverse corroyendo el aluminio de los estantes, una fila de botellas de agua aún llenas pero que se habían deformado por el maltrato de la luz solar... Finalmente, la paciencia me recompensó con un bote de spray médico que rápidamente guardé en uno de los bolsillos del amplio chaquetón color arena.

Poco más había que encontrar allí, quizás el resto de tiendas del "centro urbano" podía tener algo más de utilidad, pero en cierto modo, creía que solo encontraría un buen botín cuando por fin tuviese un nuevo y flamante camión en el que cargar una enorme cantidad de suministros. Qué contentos se iban a poner todos en el convoy. Salí de la tienda de "Ultramarinos de Oliver" y recogí la bicicleta, que pacientemente me esperaba apoyada junto al muro, para poner rumbo de nuevo hacia el pequeño parque de bomberos.

Volver arriba Ir abajo

La Herida [Privado] Empty Re: La Herida [Privado]

Mensaje por Agent 4.0 Mar 19 Oct 2021, 20:21

El miembro 'Vernice Valdeviras' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'¿Qué hay ahí?' :
La Herida [Privado] V9pnalj
Resultados :
La Herida [Privado] D9xSScm

Volver arriba Ir abajo

La Herida [Privado] Empty Re: La Herida [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.