• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite {50/54}
Time Of HeroesEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] UeBOPRks6ZDTi3.png
Hermanos
Directorios
El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] BssODpeEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5XcEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5XcEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5XcEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5XcEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5XcEl principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] SH3v5Xc

El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noviembre, 2012.
Condado de Fremont, Colorado. ADX Florence.
Al mediodía, despejado. 16 °C

Bullicio, comida sin sabor y repulsiva, la peor calaña de Estados Unidos ocupando las mesas, lanzándose maldiciones y buscando tumbarse los dientes entre ellos. Lo que vendría siendo un panorama de mierda, el de todos los días dentro de la jodida cárcel. Los años volaban y Reginald a base de violencia y palizas mortales se había ganado un nombre, con él no se metía nadie, solo los gilipollas recién llegados a los cuales ponía en su sitio. Nunca le faltaban manos, se movía en grupo con todo tipo de bastardos, gente cruel y con ánimo de sacar provecho.

Por debajo de la mesa mantenía las piernas estiradas, las manos en los bolsillos y la comida en la bandeja casi sin tocar, con cada bocado le daban arcadas. Todo sabía a mierda. — ¿Lo tienes? Más vale que por tu asquerosa boca salga un sí o terminarás de rodillas, usándola para comerme la polla — en la cárcel habían normas e intercambios entre los presos. Era difícil que entrasen suministros desde fuera, pero todo en esta vida tenía precio y el rubio sabía como conseguir dosis de droga, a veces incluso cigarros. Sólo tenía que acorralar a los más débiles, utilizarlos en beneficio propio.

El crío que tenía a un lado de pie no pasaría los veintitrés, estaba cabizbajo y tenía moratones en el cuello, en la cara y a saber que más sorpresitas guardaría bajo el peto anaranjado. — L-lo tengo... — susurró, aterrado. — Bien — expuso el irlandés, haciéndole un gesto para que se esfumase. Wilder y Franky estaba con él en la misma mesa. — ¿Vais a seguir comiéndoos esa bazofia? — Preguntó, refiriéndose al almuerzo.


El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] 7BKXNsc

Víctima o monstruo:
El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] Aea46c9f347d25bd1266c717dbeb9f69

Volver arriba Ir abajo

Me dio pena el pobre crío. Bueno, pena, lo que se dice pena... Tampoco. Pero ese chaval no sabía con quién estaba tratando, y seguramente le habían dado bien por el culo. Era otro guapito de cara, como nuestro simpático lunático Wildy.

Eres muy exquisito, Regis— dije en referencia a la comida. Tenía cigarrillos para él, pero iba a esperar a que saliéramos al patio para empezar con los trapicheos—. No está tan mal— añadí. No era de paladar pijo. A mí, con tres comidas al día, cama, techo, y un poco de ocio de vez en cuando, me bastaba. Llevaba mejor el encierro que muchos de los presos. ¿Qué podía hacer si no pasar los días lo mejor posible? No se estaba tan mal.


El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] NQrXarS

"¿Qué hace un lugar como tú en una chica como ésta?"

Volver arriba Ir abajo

Se encontraba sentado junto con Reginald y Belos, el joven estaba medio jugando con la comida que tenía delante. No era propio de él pero estaba pensativo, más de lo normal y todo porque ese mismo día habían tenido la desfachatez de querer sobrepasarse con él de nuevo. ¿Es que en ese jodido lugar no se podían descargar de otra manera que no fuera tirándose a todo lo que se movía? Era asqueroso. Alzó la mirada al escuchar la voz del chaval que estaba justo al lado de Regi, hizo una mueca pues sabía lo que este había tenido que hacer.

Se me ha pasado el apetito —murmuró, más bien medio gruñó, dejando la cuchara a un lado de la bandeja para apartar esta de su vista mirando hacia otro lado.

Era jodido ver como en esa cárcel, aunque fuera de máxima seguridad, los agentes se lo pasaban todo por ahí abajo. Volvió su mirada hacia el frente mientras escuchaba a sus compañeros mientras se cruzaba de brazos. Sabía que él no debería de estar en ese lugar, debía de estar más vigilado pero todo eso se lo pasaban por el ojal debido al asesinato que cometió y todo porque fue en defensa propia. ¿Se arrepentía de ello? Para nada pero sí, su condición mental no estaba como para estar encerrado con los presos; estaría más seguro en una institución mental.

Volver arriba Ir abajo

No le quitaba el ojo a los dos presos cerca de la reja de contención, era la única salida que tenía el comedor. Por lo que Reginald podía intuir los dos cabrones hablaban con el guardia haciendo aspavientos, uno incluso gritaba fuera de sí y tenía el peto por la espalda sudado así como el cabello. ¿Mono? Podía ser. — Tan mal no, horrible — expuso, deslizando por encima de la mesa su bandeja al son de Franky. Ya buscaría como llenarse el estómago después.

Wilder es de los míos — apuntó, medio sonriendo. Con una de las manos le revolvió el pelo, era la princesita del grupo. Muchos en la cárcel querían follárselo, partirle el ojete en dos, o en tres; pero Reginald le había ofrecido protección con el debido tiempo. Aún rememoraba las buenas palizas que se habían dado mutuamente.

¡¿CÓMO TENGO QUE DECÍRTELO, GILIPOLLAS?! ¡¡QUE ME DEJES SALIR!! — El preso cada vez alzaba más la voz y el guardia ya tenía la porra desenfundada. Le ordenó que retrocediese, llevando al preso a gruñir rabioso, apretaba los puños con fuerza y movía la cabeza de un lado hacia otro. — Me encuentro mal, tengo.... ¡¡tengo que salir, joder!! La enfermería... la... — no pudo terminar, el aire le faltaba y perdía la razón, acabó lanzándole sobre el guardia a pegarle. O a morderle.


El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] 7BKXNsc

Víctima o monstruo:
El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] Aea46c9f347d25bd1266c717dbeb9f69

Volver arriba Ir abajo

Terminé de comer, como un campeón, y giré la cabeza para presenciar aquella curiosa escena. El preso en cuestión se llamaba... No lo recuerdo. Para mí muchos acabaron siendo "Tatuajes 1", "Tatuajes 2", "Bigotitos"... Soy muy malo para los nombres, aunque seguramente sea porque no presto atención cuando me los dicen. Me disperso con facilidad, salvo en un escenario. Cosas de la vida. Lo que sí recordaba era el motivo por el que estaban ahí. Tatuajes 2, en concreto, estaba preso por haberse cargado a su madre. Un tipo simpático.

Alcé las cejas cuando se abalanzó sobre el guardia, y rápidamente llegaron tres más para quitárselo de encima. Aunque estaba muy fuera de sí, y les costó separarlos. Entonces el preso vomitó a chorro, sobre la cara del primer guardia. Soltó un líquido entre color mierda y chapapote mezclado con sangre, y yo alcé las cejas por la sorpresa.

¿Qué ha comido ese?— pregunté, y al volver a mirar mi bandeja, la aparté de mi vista.

El preso se desplomó, y comenzó a convulsionar. Los guardias gritaban pidiendo ayuda, mientras el primero de ellos se limpiaba la cara como podía y le daba un puntapié al desgraciado de la vomitona, cabreado.


El principio del fin ll Wilder y Belos. [FB] NQrXarS

"¿Qué hace un lugar como tú en una chica como ésta?"

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.