• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite {50/54}
Time Of Heroes I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 UeBOPRks6ZDTi3.png
Hermanos
Directorios
 I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500 I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 BssODpe I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 SH3v5Xc

I don't want to set the world on fire - Michael

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdo del primer mensaje :


21 de Enero del 2016
Estado de Oregon

Mediodia

Hoy en “las aventuras de Ligeia por America” ya me había encontrado con demasiados problemas, demasiado enemigos, demasiados monstruos, demasiadas familias zombies, con papi y mami  zombi y todo lo que tuviera dientes, garras, y quisiera matarme, después de moverme bastante por el territorio estadounidense había tenido la idea de viajar a Oregon despues de haber llegado a Silver Lake, no iba a tomar el camino rápido ni loca, mucho menos después de lo que había pasado en esa casa, un tornado devastador se llevó puesto el país de lleno y la verdad pocas ganas tenia de vivir algo semejante, el nivel de locura que tuve que aguantar pues… me pareció de lo más raro y extraño , además de horrible y aterrador, todo junto y nada bueno.

Tenía el coche aun, apenas andando, debía tomar un poco de gasolina después de moverme por todo Raccoon y haber salido viva de puro milagro, ahora no tenía la intención de morir en la capital del centro del mundo muerto pero… la posibilidad está latente, me movía por los antiguos edificios,  me pase por ese estado al cual conocía poco y nada, pero que debería conocer para el ataque, mantenerlo despejado seria algo bastante útilpara el avance, aunque tenia que estar preparada, ahora somos esclavos de esas cosas que babean y nos quieren comer todo el tiempo… aun así, a pesar del peligro quise meterme en alguno de esos recovecos, los edificios abandonados aun eran buenos como refugio, por lo general de dos pisos, auges hecho escombros pero otros se mantenían a pie, esta vez había elegido  una casa intermedio, donde sus dueños estaban muertos y más que podridos, a pesar que me quede un buen rato mirándoles pues… nunca se levantaron, mejor aún tenía suficiente, había clavado el cuchillo en su nuca por las dudas pero… no hubo respuesta…

O que me importaba  era que tal vez hubiera algo, lo suficientemente loco como para que haya sobrevivido a las rapiñas regulares y mis amigos los muertos y los bichos, pues… había camino que recorrer, lo primero que pensé era en dormir bien, no sin antes juntar algunas cosas del lugar, tal vez había algo que llevarme, o cosas interesantes a llevar al campamento, por ahora el lugar estaba silencioso como si fuera un sepulcro (en los tiempos de antes) se podía disfrutar, si lograba disfrutar el sueño pues… dormiría aquí y sino bueno, tenia que encontrar una manera de llegar hasta el otro lado del país… viva…


Volver arriba Ir abajo



Mich entraba cada vez más en mí, su cadera chocaba contra mí con una gran fuerza, disfrute ese momento lo más que pude, sabía que Mich me llevaría a una posición donde me sometería más aun, no estaba dispuesta a quedarme quiera, porque ni de lejos soy una mujer mansa,  Mich busco mi cuello  y me había llevado nuevamente al suspiro, no podía parar de gemir, es más tendría  miedo que hasta cierto punto los zombies me oyeran, si por lo menos pudiera pensar en algo más que lo que era comérmelo vivo, me aferre a él cuándo me besaba el cuello y gimiendo al ritmo de cada vez que embistiera,  me iba a volver loca.

Volvió a tomarme como quiso y volvimos donde empezamos, me tomo con fuerza y pegando mi espalda contra la pared  de ese lugar derruido, tenía el presentimiento que nos quedaríamos allí bastante tiempo, hacia tanto que no la pasaba tan bien, hacia tanto que Desmond se fue y había estado mucho tiempo sola y estaba completamente segura que Mich se habría dado cuenta que no estaba hace tanto con un hombre, tome sus manos y las dirigí a mis caderas , quería que sus manos me tocaran, sentir esa fuerza que tenía tan característica que me encantaba de él.

Vamos ¿ahora eres rencoroso? – dije dejando escapar una sonrisa para volver  a someterme al placer de nuevo, después de llevarme contra la pared  me llevo a sentarme en una silla, creía que Mich me conocía demasiado y sabía que tomaría las riendas en algún momento, así que decidió dármelas, decidí someterlo un poco a mis deseos, cuando él se sentó me acerque despacio a él escuchando la petición de que volviera, en parte me dio pena porque eso no iba a pasar ni de cerca… eso no sucedería jamás, había tenido suficiente de Umbrella y quería asesinar a todos los que lo incluyera, pero debo admitir que me encanto que me soltara esas palabras, como mínimo quise hacerlo, me senté sobre él y le solté de la manera tan pasional como el me lo había pedido. a centímetros de sus labios – Aléjate de esa base de Nevada y tendrás esto cada vez que quieras dije – sentándome en él, mi mano bajo un segundo y después de hacer que me penetrara de nuevo  y a la vez dejando los ojos en blanco, despacio empecé a moverme sobre él, tomándome mi tiempo, me eche sobre el otra vez besándolo con fuerza,  me encantaba tenerlo allí un segundo y disfrutarlo de a poco,  no pude evitar toca su pecho  firme, de a poco fui aumentando el ritmo y sentando otra vez un - Dios Mío – dije moviéndome cada vez más, estaría seguro que le gustara, aunque sabía que esto no lo saciaría, pude sentir ese golpe en el trasero que me inundo de satisfacción, - Dame mas fuerte – dije tambien en un desafío, otra vez para que mostrara esa fuerza que me encantaba,  Mich tenía de algún modo una gran resistencia, y ahora cuando volví a tocar su espalda, mis uñas no estaban marcadas.

En un punto me levante sin previo aviso pero una mano hice que se quedara contra el respaldar de la silla, - quédate allí un segundo. – Dije cuando mi mano iba bajando de a poco recorriendo su pecho y bajando lentamente a su vientre, me acerque a él y bese su pecho despacio – Dios como extrañaba esto – dije bajando despacio para llegar a su entrepierna, lamí su miembro despacio y antes de continuar dije – Te daré otra razón para que me extrañes… - dije y volví a relamerlo despacio para que entre en mi boca, avanzaba más y cambiaría el ritmo de a poco, avanzando de a poco, hacía mucho tiempo que había pasado que hacia esto con él, estaba segura que le gustaría.

Volver arriba Ir abajo

No era necesario vivir de manera tranquila y tampoco estar tranquilo con lo que estábamos haciendo, ya saben, eso de hacerlo solo en una posición no era exactamente lo mío, quiera aprovechar lo poco que teníamos. No solo porque sabía que ella no iba a llevarme con ella, sino porque sabía que ella no iba a venir conmigo. Lo que significaba que íbamos a separarnos en algún momento.

La había sentado sobre mí, le había entregado por completo todo el poder para que ella decidiera como disfrutaríamos del placer pero tiene le había dicho que volviera conmigo, que ahora podía no haber un tercero en discordia alli. No soy una niño iluso. Creo que gracias al abandono de mis padres de hecho jamás pude tener muchas ilusiones o esperanzas así que en realidad no esperaba que ella dejara todo por mí. Para mí esa clase de amor no existía, jamás lo había experimentado. Mis padres me habían dejado y siempre había descubierto que las personas siempre amaban más sus propios intereses que a otras personas.

Apreté su trasero contra mí pero lo que no esperaba era una contra oferta -ellos jamás dejarían de buscarme muñeca, han invertido mucho experimentando conmigo- ¡Esperen! ¿Ella sabía lo que yo era? No, jamás se lo había dicho y ahora de la nada, ella sabía que umbrella había experimentado conmigo. Quizás había llegado la hora de contarle toda la verdad, pero eso no importaba en ese momento sino la manera en la que se estaba moviendo

Aún hablaba en mí idioma lo que quería decir que aún no estaba completamente pérdida en el placer. Lo que hizo que la tomara de las caderas mientras nos besábamos y la hiciera moverse un poco más rápido. Sus gemidos eran espectaculares y solo me provocaban más. La manera en la que su rostro se desfiguraba. Le di una nalgada y ella lo disfruto pero con mí otra mano le recorri la espalda hasta llegar a su cabeolo y la tomé de allí -si, dime lo que quiereu- admito que me gustaba la idea de ponerme algo violento y creo que ella también.

Pero se levantó y me dijo que me quedara quieto. Podía ver la picardía en sus ojos y yo sonreí algo agitado mientras ella iba besando mí cuerpo hasta llegar a falo. Cuando su lengua rozo aquella zona no aguante el jadeo -estas haciendo trampa- quise decir algo más pero ella me atrapó en su boca y yo hice mí cabeza hacia tras. Ella sabía lo que hacía y yo no iba a negarme a disfrutar de ella aunque solo sea un poco -si, así... Di... Como te he extrañado- muermure mientras llevaba una mano a su cabello


 I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 Firma_13
Uniforme:
 I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 9cb9cb7529e42c5f1c49bd3f443e1ef2 I don't want to set the world on fire - Michael  - Página 2 Ae2f2850971b9ba48ebfc034e1e66072

Volver arriba Ir abajo

Mich me había dejado hacer lo que quisiera con él en ese momento y no iba a desperdiciarlo, degustaría de el a cada momento, me moví despacio, acariciando su piel con las manos al pecho, volví a dejar que me penetrara despacio cuando volví a montarlo como yo quería, había pasado tiempo que no lo había disfrutado para mi sola y no quería perder el tiempo ni de lejos, mis manos fueron hacia sus hombros y mi cadera se movía suavemente sobre él , intercalando movimientos con la esperanza de inundarlo de placer, estaba demasiado extasiada con él, y mínimo debía hacer el favor de que el sintiera lo mismo.

Una cosa que en ese momento no me quedo en claro es porque experimentarían con el, que era lo que me había dicho, ¿acaso Umbrella habrá…? No, no podía ser, jamás había percibido nada extraño, la locura que podía pensar en ese momento es que tal vez haya estado inmiscuido como conejillo de indias, no podía ser un infectado, ni un portador, estaba desnudo ante mí y no tenía mordidas de ninguna índole, es más cuando mis manos tocaron su espalda, las marcas de mis uñas tampoco estaban, eso solo podía significar una cosa…

Pero eso no me importaba en lo más mínimo, creo que primero lo primero, estaba con toda la intención del mundo de poder hacer mío a este hombre, y no iba a dejarla pasar, volvió a tomarme de los glúteos, suspire después de que me tomara, tenía el corazón acelerado y me estaba sintiendo tan bien - ¿eso es lo que quieres? – le dije moviéndome rápido, cada vez más tomándolo del rostro para que me mirara a los ojos – Oh cyka – se me escapo por fin el idioma natal cuando me tomo del cabello, mientras lo miraba relamiéndome  - tómame más fuerte por favor…- le dije casi en un jadeo, contestando lo que él me decía y allí estaba, se lo estaba pidiendo…

Me había alejado de el para poder lamerlo como hace tiempo hice por él, disfrutándolo a cada momento y la verdad creo que soy buena haciéndolo, y él estaba demostrando mi punto, amaba el cómo su cuerpo reaccionaba cuando con mi lengua recorría su miembro – eres mío, Blake – le dije cuando sentía como su mano se acercaba a mi cabello, sabía lo que haría, volvería a tomarme del pelo a tomarme otra vez, estaba encantada y quería que lo hiciera, se lo rogaba. – Eres mío y solo mío – dije fuertemente, esas palabras me salieron del alma, pero no me arrepentía de soltarlas, después de todo, creo que Michael quería que regresara porque sabía que había una parte de mí que no podía demostrársela a los demás.

Me odiaba por eso.

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.