• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 5 Invitados

Marcus Wright

[ Ver toda la lista ]


Élite {44/54}
Time Of HeroesBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] UeBOPRkCielo Rosso
Hermanos
Directorios
Bittersweet discoveries | Priv. [Adwin] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500Bittersweet discoveries | Priv. [Adwin] BssODpeBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5XcBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5XcBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5XcBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5XcBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5XcBittersweet discoveries | Priv. [Adwin] SH3v5Xc

Bittersweet discoveries | Priv. [Adwin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

15 enero, 2016
Lawrence, Kansas




Había dejado St. Friederich (o como se llamara ese lugar) con la excusa de que debía viajar aún a Nueva York, sabiendo que esa ciudad había caído necesitaba, al menos, volver por un corto tiempo a ese lugar y así hizo. No estuvo muchos días por Nueva York, pues debía poner rumbo hacia Kansas. No tardó mucho, salió de Nueva York el día anterior por lo que estuvo toda la noche conduciendo; pudiendo llegar a Lawrence (Kansas) para así poder hacer una parada.

El lugar, estaba como todo el país, desértico; no había ni un alma por lo que al ver que era por la tarde, buscó con la mirada un lugar que fuera seguro. Ya fuera un motel o una casa y lo encontró, justo vio una casa algo grande; por lo que, con cuidado y mirando por todas partes, optó en meter el coche —el cual había 'sustraído'— en la parcela de la casa y así poder taparlo con una tela. Luego de haber sacado sus cosas, por supuesto.

Se colocó bien la mochila tomando así la maleta y sus armas, las únicas que no eran de fuego, para poder buscar un punto débil por la puerta trasera y así poder entrar, no tardó mucho en ello por lo que cerrando detrás de sí comenzó a inspeccionar bien toda la casa. "Todo es mío..." se dijo sonriendo, media hora después de haber inspeccionado todos los rincones de la casa o los que pudo ya que había algunas puertas que estaban bien cerradas, mientras bajaba las escaleras para poder ir hacia el salón y sentarse en el suelo donde había creado una especie de fuerte.

Estaba apoyado contra el sofá leyendo lo que había tomado de la casa de sus padres, también había ido a por toda su ropa; le hubiera gustado poder tener una radio o que las radios funcionaran, dejó las hojas a un lado para tomar una foto de sus padres. Sonrió al ver esta, era una de los tres. Acarició la foto observando cada rostro, pues en esta estaban sonriendo; felices y ajenos a todo lo que iba a suceder. Cerró los ojos apretando la mandíbula y notando como una pequeña lágrima caía por sus mejillas.

Ojalá pudierais estar conmigo —murmuró suspirando y abrió los ojos dejando la foto a un lado, frunció el ceño al ver otra carpeta; la cual le extrañó bastante.— ¿Qué...?

Al abrir la carpeta sus ojos se abrieron de par en par, ¿qué era todo eso? Había fotos de dos hombres, uno le sonaba y el otro, por supuesto, era su padre; ¿tendrían relación? Su mirada fue pasando por todos los documentos, prestaba atención a cada detalle; una punzada de dolor apareció en su pecho. ¿Era posible que su padre supiera de todo? ¿Qué hubiera ocasionado algo contra Umbrella y hubieran acabado con él?

Volver arriba Ir abajo

El viaje a Raccoon City había sido una montaña rusa, llena de altos y bajos. De no ser por la gran cantidad de monstruos, Adwin se habría visto tentado a quedarse en Michigan; pero, —siguiendo sus deseos de encontrar a su padre y saber lo que sucedió con su madre—, decidió moverse para revisar otros lugares de Umbrella. Sabía que necesitaba más información de la empresa además de buscar pistas del paradero de su padre. Esta última sería su tarea más difícil.

No había conseguido nada en todos los meses que había pasado fuera de la militar. Para ser sinceros, el chico había estado más preocupado en velar por su supervivencia y sus conocimientos del mundo exterior como para gastar demasiados en esfuerzos en ubicar lo que deseaba; pero ahora estaba más que listo para dar su todo. Ya no había vuelta atrás, tenía una sola misión.

Hizo su camino por las calles de Lawrence sintiéndose algo abatido. Había sido un viaje largo el poder llegar a Kansas desde Michigan, viaje que le había costado mucho por los momentos en que debió viajar a pie, que no fueron pocos. Nada más llegar a Kansas su primer objetivo era conseguir un lugar que se viera cómodo para descansar hasta, posiblemente, el día siguiente.

Encontró una casa que parecía ser espaciosa y seguramente tuviera bastante comodidades que a Adwin solían faltarle en su vida actual. Entró al lugar, revisando cuidadosamente todas y cada una de las habitaciones. En esa casa había más de un lugar cerrado a cal y canto, sin embargo, Adwin no había querido dejar ni una sola habitación sin revisar.

La primera a la que se metió fue al sótano, forzando la puerta a base de golpes y herramientas que encontró en otra habitación. Lo primero que notó es que parecía tener la razón cuando pensó que la casa estaba bastante surtida de algunas necesidades básicas. Lastimosamente eso no se traducía a comida fresca, sólo un par de conservas a las que se les notaba un poco el abandono. Al menos eran comestibles.

Ahora, en el sótano, revisó el lugar para asegurarse de que todo estuviera en orden. Había cerrado la puerta al entrar y enfocado en su tarea como estaba, no llegó a notar el sonido de un auto acercándose ni estacionando frente a la casa.


A veces, el silencio es la peor mentira.

Volver arriba Ir abajo

Allí se encontraba, sentado en el suelo del salón, observando con detenimiento lo que tenía en las manos; no podía ser cierto, ¿era verdad lo que estaba leyendo? De ser verdad... ¿Estaba en peligro? Podría caber la posibilidad, apretó la mandíbula suspirando y cerró los ojos; se levantó del suelo dejando eso de lado para poder comenzar a dar vueltas por el salón intentando entender porqué sus padres le habían ocultado eso.

No puede ser... —murmuró negando mientras se llevaba sus manos a su cabeza,— tiene que ser una broma pero...

Recordó todo lo que su padre le había maquillado, toda esa información que le había dado a medias; el día de la desaparición de este y el día que no volvió a ver a su madre, ¿estaba todo enlazado?

¡Joder! —exclamó, ajeno a que hubiera alguien más en ese lugar.— ¡Me mintieron!

Pudo ver un jarrón algo roto por ahí cerca, por lo que se acercó a este tomándolo y lo lanzó con mucha rabia hacia el suelo. ¿Le mintieron o solamente le habían protegido? Lo que no entendía es como es que no le dijeron la verdad, les podría haber ayudado pero no... Optaron por mentirle, por no decirle lo que pasaba.

Volver arriba Ir abajo

Bittersweet discoveries | Priv. [Adwin] Empty Re: Bittersweet discoveries | Priv. [Adwin]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.