• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 7 Invitados

Chris Ford

[ Ver toda la lista ]


Élite
Time Of Heroes¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] UeBOPRkCielo Rosso
Hermanos
Directorios
¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] BssODpe¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] SH3v5Xc

¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

24 de diciembre de 2015
Atardecer, Silver Lake

Habían sido unos días de lo más extraños. Aquel mes... había ocurrido prácticamente de todo. Había estado hasta arriba de trabajo, sustituyendo en muchas ocasiones a Nicholas. Sobre todo a la hora de tomar algunas decisiones. La falta de un médico en el refugio se hacía notar y en algunas ocasiones mis conocimientos no eran suficientes, aunque había podido solventar todos los problemas que habíamos tenido.

La llegada de Matthew al campamento había sido una de las mejores cosas que me habían pasado en todo este tiempo, por no decir que se trataba de la mejor. Pero nada había sido como yo creía, entre todo el trabajo que tenía y que él mismo había comenzado a colaborar con el refugio, apenas nos habíamos visto mucho. El invierno estaba prácticamente sobre nosotros, así que había muchas cosas que tener listas para entonces. Nos estábamos abasteciendo de ropa de abrigo, mantas, cultivos, comida... todo cuanto encontrábamos era almacenado.

Matt había sufrido graves heridas en una salida. Estuve con él curando sus heridas al principio, aunque ni hablamos o igual él ni siquiera era consciente de lo que pasó. Después otros se encargaron de que estuviera bien, de que fuera mejorando y comiera, cuando pasó lo peor. Yo trataba de acercarme todas las noches a ver como estaba, pero... casi ni hablábamos. Yo seguía sumergida en tareas del campamento, salidas, mis investigaciones...

Aquel día estaba siendo bastante diferente, atardecía y el campamento estaba prácticamente vacío.

¿Dónde están todos? — pregunté a la primera persona con la que me crucé. Cargaba con unas carpetas que llevaba a mi cabaña, donde había improvisado un pequeño laboratorio. — Ashley, es Nochebuena, descansa, la mayoría está en el comedor — mi cara cambió drásticamente. Me había olvidado por completo. Navidad, había olvidado la navidad.

Una media hora más tarde me encontraba frente a la puerta de una de las cabañas del refugio. Con la mano a punto de rozar la madera. ¿era estúpido aquello? Me sentía así. Pero no pensé más, mis nudillos llamaron a la puerta.

¿Matt? — empujé con suavidad la puerta y asomé mi rostro por el hueco. — ¿Se puede? — pregunté en aquel tono de voz bajo. De normal solía llevar el cabello recogido en una coleta, sin embargo ahora lo llevaba suelto, había dejado en mi cabaña mis habituales prendas de diario y vestía algo más elegante, no es que tuviera mucha ropa allí. La gran mayoría estaba desgastada o rota, era cómoda, de diario para sobrevivir al fin del mundo. Y sin embargo, pensé que para esa noche no estaría de más vestir algo diferente. Incluso había usado un viejo pintalabios que guardaba en mi mochila. Hacía como... ¿tres años? Sí.

Mientras esperaba una respuesta volví a sentirme de aquella forma. ¿Qué pretendía allí ahora? Me habían pedido que dejase de trabajar y eso estaba haciendo, hacía tres años que no podía celebrar una navidad, o simplemente celebrar algo... y si podía hacerlo por fin junto a la persona que quería... otra cosa era que Matt quisiera estar conmigo ahora.


¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] A3f5c649a188a4efd5e20314b0f6f626

Volver arriba Ir abajo

Una de las cosas que más amaba de ese campamento era la oportunidad de poder darse un baño, la verdad es que se sentía bien poder quitarse la mugre después de un largo día de trabajo. Llevaba más de una semana pensando ¿Que iba a hacer con Ashley? Sabía que lo que lo ha Is pasado entre ellos pero también ha Is estado a punto de que se lo comiera una serpiente de tres metros y la idea de no volver a verla se le hizo algo insoportable. Ellos ya habían vivido el fin del mundo, ahora les tocaba sobrevivir en el y toda esa situación solo le había hecho pensar que lo poco que lo podía hacer sentir vivo era muy importante.

Se había puesto un pantalón y las botas militares, también una camiseta mangas largas pero no había alcanzado a abrigarse cuando sintió que alguien golpeaba la puerta -ya voy- sabía que aquella noche la gente pensaba en reunirse en el comedor, suponía que si Ashley estaba allí le terminaría por pedir que luego hablarán. Pero entonces la voz de Ashley hizo que girará y que guardara con rapidez aquello que tenía en la mano -si, pasa- su voz sonó calmada mientras la veía entrar.

Estaba diferente y el casi con una mirada boba dijo -wow, estás preciosa- las palabras salieron incluso antes que pudiera pensar si era adecuado o no. Por unos momentos se quedó completamente callado sin saber exactamente¿Que sería conveniente decir? Pero las cosas se estaban poniendo incómodas así que sonrió y dijo -no se porque pero me siento como si fuera nuestra primera cita- dijo con suavidad y se acercó a ella, no podía evitar mirarla de una manera más suave y dulce.

Levantó la mano y le acarició la mejilla -que bueno que viniste Ash, quería... Bueno no sé qué quería, supongo que desees hace unos días quería verte- bajo la mano hacia el mentón de ella y la tomo de allí para mirarla a los ojos -creo que te enteraste lo que pasó en el centro comercial- seguía mirándola a los ojos si saber exactamente como seguir así que se acercó un poco más y le acarició la mejilla con la otra mano - Ashley, creo que he sido un poco duro contigo- pero de verdad podía volver a confiar en ella? No estaba seguro, solo sabía que quería arriegarse


¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] 4fdBzym

Volver arriba Ir abajo

Sus mejillas se ruborizaron ligeramente al escucharle. Parecía mentira que después de tantos años él todavía tuviera aquella habilidad por hacerla sentir de esa forma. Solo él era capaz de ello.

Tú también te ves muy guapo hoy — entró cerrando la puerta tras de si. — El campamento te ha sentado muy bien — añadió con una suave sonrisa. — Casi ni me acordaba del día que era hoy... — esta vez la sonrisa incrementó en sus labios, pero se mostró algo avergonzada. — He estado trabajando mucho estos días... — y por eso mismo, los últimos días una pregunta había estado rondado su cabeza, pero jamás se la había planteado porque hasta temía la respuesta. Algo le decía que se había estado forzando más de la cuenta porque quería evitar a Matthew. Y en aquel momento se dio cuenta de que así había sido, le había estado evitando, porque temía el giro que pudiera llevar su relación ahora.

Estaba aterrada. No quería perderle y comenzaba a pensar que él pasaría página.

Hablando de eso, yo te debo una... — no terminó la frase y además se sintió muy torpe al hablar. Él se había acercado tanto y ella cerró los ojos suavemente sobre su mano, sintiendo la calidez de esta sobre su piel. — Sí, vine a verte aquella noche, pero... — Ashley sujetó la mano de Matt contra su mejilla hasta que la bajó bajo su mentón y se vio obligada a mirarle, a perderse en el azul de sus ojos y en la marca marrón que tenía en el ojo izquierdo.

Yo tampoco actué bien contigo Matt, ambos lo sabemos, pero... creo que... — era sorprendente la facilidad con la que era capaz de hablar de hasta las cosas más complicadas y sin embargo, en asuntos del corazón ella se bloqueaba con tanta facilidad. — Yo... creo que todo eso ya da igual, tú estás aquí, yo también... y te sigo queriendo igual o incluso más que antes... — Ashley empezó a hablar sin desviar la mirada de sus ojos, mientras sujetaba las manos de él. — Estos últimos días, pese a estar los dos en Silver Lake, creo que hemos estado más distanciados que nunca y yo... te necesito a mi lado — finalmente optó por sincerarse y soltarlo todo. — Si tú... aún, no... te sientes del todo bien conmigo, está bien... podemos, no sé... — no sabía ni qué decirle, porque ella quería explicarle que no le importaba esperar, ir poco a poco, pero temía la respuesta que él pudiera darle.


¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] A3f5c649a188a4efd5e20314b0f6f626

Volver arriba Ir abajo

Se veía hermosa pero aquel tono rojizo de sus mejillas la hacía ver tan irresistible, solo quería besarla y se dio cuenta que no podía hacerlo, ella ya no era su prometida ¿O si? Las cosas entre ellos habían quedado demasiado inconclusas como para saber exactamente que eran y lo que podía y no podía hacer.

Pero ese era el fin de hablar con ella, cambiar todo lo que estaba mal. No podía negar que aún desconfiaba de lo que había pasado y de muchas cosas que ella decía pero cuando había pensado que el final le había llegado, se había encontrado pensando en ella, en volver a besarla una vez y poder sentir sus labios. Despejó un poco sus pensamientos y sonrio al escuchar que el campamento le había sentado bien, quizás lo que le ha Is sentado bien, era la oportunidad de poder bañarse -estas queriendo decir que era un desastre cuando nos encontramos?- por supuesto que aquella pregunta era más para picarla un poco que para que ella la contestara en verdad.

Pensó en lo que tenía en el bolsillo al escuchar que ella casi no se había dado cuenta del día que era. En cambio el lo ha Is pensado incluso antes de que todo el problema se desatara, suponía que en realidad ella la que despertaba aquello -bueno, en realidad no muchos tienen algo que festejar hoy- dijo casi con tristeza, porque una parte de él sabía que era demasiado afortunado por haber vuelto y poder verla. Era exactamente eso lo que ha Is querido y si había un dios, definitivamente este lo había escuchado.

No había esperado saber que ella había sido estado allí la noche que había llegado pero ya luego no había vuelto a verlo -pense que no habías estado en el campamento- ¿O es que en realidad no le...? Se detuvo antes de tener pensamientos pesimistas, no era lo que había estado tratando de hacer y menos lo que había pensado estos días. Así que la tomo del mentón para que la mirara y así poder ser un poco sincero. Comenzaba a pensar que el tiempo que había pasado solo lo habían hecho un hombre de pocas palabras o quizás solo estaba fuera de práctica.

No estaba buscando que ella se disculpara, de hecho está todo lo contrario, era el quien estaba buscando la manera de calmar las cosas entre ellos. Pero entonces ella dijo lo único que el en realidad quería escuchar -¿Si? Vaya... Porque por lo que me he enterado... Tu jamás le hablaste de mí a nadie- aunque podía sonar a un reproche, no lo era, de hecho estaba bromeando con ella, aún estaba tan cerca y aún la mantenía del mentón. Podía ver cómo se escondía de su mirada y dijo - antes que nada, quiero que me mires a los ojos-

Espero que lo hiciera mientras le sonría suavemente -Ashley, mientras estaba en ese centro comercial apareció una serpiente gigante ¿Quieres saber que pensé? Pensé en que quería verte una vez más- soltó su mentor pero no dejó de mirarla -tengo algo para ti- metió la mano en su bolsillo y saco un collar con forma de un trébol. No estaba envuelto y tampoco en una caja, así como lo había encontrado lo saco -a mí me dio suerte pero cuando lo vi, lo tome para ti. Para tener que darte en navidad-

Esperaba que entendiera que está era su oferta de paz -hay cosas que sanar Ashley pero no creo que lo vayamos a arreglar estando lejos cuando en realidad nos necesitamos... Bueno, yo te necesito preciosa- antes que le dijera algo volvió a tomarla de la mejilla pero está vez para besarla suavemente


¿Recuerdas las últimas navidades? [Matthew K.] 4fdBzym

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.