• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Matthew Kowalski

[ Ver toda la lista ]


Élite
Time Of HeroesCielo RossoThe beginning ||FlashB|| Dann H. XhKYoyhThe beginning ||FlashB|| Dann H. XhKYoyh
Hermanos
The beginning ||FlashB|| Dann H. BfaHM5eThe beginning ||FlashB|| Dann H. TT9KvUfThe beginning ||FlashB|| Dann H. Gubwrm5The beginning ||FlashB|| Dann H. Gubwrm5
Directorios
The beginning ||FlashB|| Dann H. HcLp47q

The beginning ||FlashB|| Dann H.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Lun 22 Jun 2020, 09:18

Tallahassee
2-12-12

Solo se escuchan gritos, frenazos y disparos. El caos y el miedo se han apoderado de la gente. No puedes huir, no puedes esconderte, solo puedes sobrevivir...




-¡Papá corre! - Gritó una joven de cabellos rizados mientras tiraba de la mano de un niño pequeño - ¡Por favor! - Sus pies iban todo lo rápido que podían sobre el asfalto, esquivando coches detenidos abruptamente en medio de la calle y sorteando a las miles de personas que corrían de un lado a otro sin rumbo fijo.
-S... Sigue sin mi... - Lo siguiente que escuchó fue el desgarrador grito que dio aquel hombre a sus espaldas el cual, ante sus atentos ojos azules, fue devorado con vida por más de esas, cosas...
-Ni...- El niño tiró de la manga de su camisa para captar su atención y esta miró al frente viendo como desde el fondo de la calle llegaban más y más.
-Corre Gabs, corre, corre ¡Corre! - Sus cabellos rojizos volvieron a danzar en el aire al ritmo de su carrera, intentando alejarse todo lo posible, intentando esconderse... Intentando sobrevivir.

Continuó bajando la calle de la mano del niño que miraba a todos lados asustado, viendo como todo lo que había conocido era destruido, como sus amigos y vecinos morían a manos de sus propios familiares, como los policias eran atacados por los suyos... Una ligera lluvia comenzó a caer tiñendo aún más el suelo de rojo.
Sus pies dieron a un cruce donde varios coches ardiendo a causa de un choque hacían de todo aquello aún más una locura. Las personas que aún seguían vivas continuaban corriendo en pánico chocándose contra la joven que trataba de abrirse paso pero, los codazos, pisotones y los gritos solo ayudaban a que ella se desorientase más y los minutos fuesen mucho más lentos. No se dio cuenta hasta que salió de la muchedumbre de que el niño con el que iba no estaba. Su cara se descompuso en una mueca de horror y...

-¡GABRIEL! - Gritó con todas sus fuerzas para intentar hacerse oír por encima del barullo pero no se escucha respuesta. - ¡Gabs! - Volvió a gritar subiéndose sobre el capó de uno de los coches tratando de ver en la profundidad de aquel mar de cabezas pero lo único que consiguió ver, fue a la muerte acercándose ha ella... No le quedaba más remedio que seguir corriendo.

Siguió el camino hasta el inicio de una arboleda y, mientras el resto de personas trataba de refugiarse en edificios y tiendas, ella pensó que los árboles le darían una mejor oportunidad pero no fue así, en cuanto tres de esas cosas que parecían personas la vieron allí, empezaron a perseguirla entre gruñidos y horribles gemidos que no desaparecerían de sus pesadillas jamás.


No supo cuanto tiempo estuvo corriendo, tampoco supo en que momento los perdió y mucho menos sabía que estaba pasando, solo quería correr todo lo rápido y lejos que pudiese de aquel sitio... Pero no iba a tener tanta suerte, la joven tropezó con un tronco cayendo duramente contra el suelo, haciéndola rodar varios metros hasta golpear su cabeza con una piedra la cual no tardó en teñirse ligeramente de rojo...

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Lun 22 Jun 2020, 11:43

Dan recorría las calles de la ciudad de Tallahasse, aún uniformado con el traje militar gris urbano pixelado, unas botas de caña alta áridas, un cinturón táctico negro repleto de bolsillos, munición y otros cachivaches, un chaleco negro igual de cargado y el fusil reglamentario en las manos. Se quitó el casco y lo lanzó con fuerza al suelo, dejando colgado su rifle en el hombro y pronunciando con énfasis un grito de frustración e impotencia.

Se encontraba en un gran parque a las afueras de la ciudad, esquivando a la muerte, continuando la búsqueda de su esposa, quien ya llevaba días desaparecida, y no daba señales de vida de ningún tipo. Intentó aproximarse al recinto hospitalario en mas de una ocasión, pero en todos esos intentos tuvo que retroceder a toda prisa mientras luchaba por no ser comido.

Las calles destacaban por sus grandes manchas de sangre, sus cadáveres tirados y despedazados alrededor de las aceras y puertas de casas, sus gritos y huidas llenas de terror. El caos se había apoderado de todo el mundo, todos estaban preocupados por salir de ahí cuanto antes, y solo empeoraba la situación. El plan de evacuación de emergencia se había activado, y todas las fuerzas que decidieron no desertar o tuvieron mas suerte que Dann seguían trabajando, montando pequeños puntos de control en carreteras, estrategicamente colocados para intentar detener la propagación del virus a otras ciudades. En los controles buscaban mordiscos o heridas provocadas por los muertos, excluyendo a los que aseguraban estar contagiados y ofreciendo que se dieran la vuelta, devolviendo a casa a los menos afortunados. Esos puntos de control no duraron demasiado. Pronto la ciudad estuvo envuelta en mas caos, y anarquía.

Trotaba por la acera de un largo paseo, constaba de una carretera para cada dirección, y un paseo en el centro de estas dos, decorado con arboles y arbustos a los lados. los coches se amontonaban en la carretera e incluso en las zonas peatonales, algunos ardían haciendo que ardiera mucho del entorno. Farolas y árboles caídos, golpeados por los vehículos que antes trataron salir de ahí. Avanzaba con el arma preparada, disparando en múltiples ocasiones a los muertos que se acercaban hambrientos a el, cuando a unos metros de el una chica pelirroja cayó al suelo golpeándose con fuerza en la cabeza, y quedando inconsciente. - Eh!! Eeeh!! - Gritó esperando que la chica se levantara sin éxito. Se acercó rápidamente al cuerpo de la chica y con dos dedos le tomó el pulso. - Eh... chica! - Dijo al comprobar que estaba viva, aunque no parecía responder. Colgó su fusil a un lado, por el hombro, y con las manos apartó el pelo de su cara, limpiando algo la sangre que tenía por los ojos, y volviendo a hablarle. - Oye, tienes que levantarte! - Dijo mirando al rededor mientras palmeaba la cara de la chica repetidas veces, intentando despertarla.

Soltó un fuerte soplido, estresado y sobrepasado por la situación. Miró a ambos lados una vez mas, comprobando que nadie o nada se acercara a traición, y segundos después tomó una decisión. Agarró a la chica de un brazo, la pasó costosamente por detrás de su cabeza y se levantó cargando a la chica a su espalda para salir de ahí. - Vamos... T-tranquila! - Dijo entrecortado por el esfuerzo. - Te vas a poner bien...

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Miér 24 Jun 2020, 23:23

El cielo era azul claro, no había nubes y una suave brisa mecía el vestido blanco que portaba. Estaba en una colina que le resultaba familiar y, en lo alto, un gran y robusto árbol la esperaba pacientemente. No sabía que hacía allí, solo sabía que tenía que ir. Todo estaba tan tranquilo...
Una vez arriba, los pájaros del árbol salieron volando mostrando que en ningún momento había tenido una sola hoja, viendo ahora sus ramas marchitas y resquebrajadas que vibraban con cada sacudida del viento dando así la impresión de que la planta cobraba vida. De pronto, del árbol se abrió un agujero del que miles de manos huesudas y sangrientas empezaron a salir y el cielo se tornó rojo sangre. Gritó con todas sus fuerzas pero no salió ningún sonido de su boca, trató de moverse pero sus pies estaban anclados al suelo y, poco a poco, las falanges se fueron cerrando en torno a sus extremidades, arrancando la carne y la piel consigo...

Las ligeras sacudidas la despertaron y un fuerte dolor de cabeza la azotó con fuerza. Apretó los ojos y frunció las cejas mientras emitía un ligero quejido y llevaba una mano a su frente, notando una humedad por su rostro. Al ver sus dedos teñidos de rojo a pesar de su vista borrosa, trató de moverse asustada y desorientada sin saber donde estaba hasta que lo vio. Era un hombre de cabello rubio, lo llevaba rapado por los dados y la llevaba agarrada a los hombros como si fuese un saco. Sus ojos viajaron a su alrededor viendo los árboles pasar por un lado y edificios por el otro, escuchando disparos, gritos y algo que parecían gruñidos de algún animal.

Sus labios se abrieron y trató de gritar pero débiles quejidos salieron de su garganta y, por mucho que pataleara y diera manotazos al aire el mareo y la visión borrosa solo empeoraban, tanto fue que acabó desplomándose de nuevo sobre sus hombros, frágil, desconcertada... asustada.

Fue entonces cuando vio por primera vez una de esas cosas. Parecía una persona y a la vez no lo era, sus movimientos eran erráticos y la piel de su cara colgaba como si fuera una cortina raída. Los ojos estaban casi blancos y manchas de sangre cubrían todo su cuerpo agujereado por balas y lo que parecían mordiscos de... animal.
Al principio solo había visto uno, pero conforme iban avanzando había más y más y la joven no podía evitar estar cada vez más nerviosa. Fuese lo que fuese, no era bueno y le daba miedo.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Vie 26 Jun 2020, 00:29

Corrió con la chica a cuestas durante aproximadamente cinco minuto, no pesaba demasiado ya que era muy delgada y bajita, pero correr con ella y con todo el equipo de combate encima, rodeado de monstruos y personas que habían entrado en pánico, o perdido el juicio, no fue una tarea sencilla. Recorrió varias calles, esquivando los puntos calientes y otras zonas en conflicto, dirigiéndose a las afueras, en busca de un lugar tranquilo donde parar, tomar aire, y quizá beber algo de agua. Y aunque no consiguió llegar muy lejos con la chica aún sin conocimiento, logró apartarse del foco mas peligroso, que era el centro. Entró en una urbanización de casas de clase alta, muchas familias abandonaban sus domicilios en vehículo, otras optaban por encerrarse, lo cual no era mala idea, o eso creía el. Otros no tan afortunados ya yacían muertos en mitad de la calle, rodeados de un charco de sangre, devorados, o incluso en pie, transformados en los monstruos de los que antes huían.

Avanzó hasta una de las casas, la puerta estaba abierta, y también el garaje, pero aparentemente en buenas condiciones. Asomó ligeramente el cuerpo por la puerta de entrada. - ¿Hola? - Dijo con voz clara y fuerte mientras recuperaba el aliento poco a poco. - ¿Hay alguien ahí? - Preguntó intentando averiguar si la casa estaba habitada por alguien o algo. Fue cuando al no obtener respuesta cerró la puerta con una pequeña patada tras de sí, se apresuro hasta el salón y posó a la chica sobre el sofá, con delicadeza. La casa estaba impoluta, como si nunca hubiera vivido nadie allí, lo único que demostraba que allí vivió alguien eran unas fotos familiares sobre la chimenea, frente al sofá.

Corrió de nuevo a la puerta de entrada para asegurarse que realmente estaba cerrada, después miró las habitaciones del piso inferior una a una, dejando estas despejadas y con las puertas cerradas. Luego corrió hasta el garaje para cerrar el portón. Una vez se aseguró de estar totalmente aislados del exterior, volvió junto a la chica. Recogió de paso una toalla y algunos materiales de primeros auxilios que había encontrado en el baño, y procedió a limpiarle la sangre de la cara a la chica para poder ver sus heridas y tratarlas. Llevaba un buen golpe en la cabeza, y había perdido bastante sangre, no se moriría, pero al despertar se encontraría bastante débil casi con toda seguridad. - Vamos... Ya estás a salvo... - Dijo preocupado, esperando que la chica despertara por fin.

Se acercó a la cocina y sirvió agua del grifo en una garrafa de cristal, luego alcanzó dos vasos y los llevó hasta el salón, dejando agua preparada por si despertaba. Luego fue en busca de algunas mantas, pues seguramente cuando la chica despertara, tendría frío por la perdida de sangre. La arropó con cuidado, y luego se dirigió como una bala a bajar persianas y correr cortinas, pues no les interesaba que nadie supiera que estaban allí.

Mientras tanto, los gritos seguían en las calles, disparos, sirenas, rugidos... La ciudad seguía en llamas...

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Vie 26 Jun 2020, 19:37

El camino pareció ser mucho más corto de lo que realmente fue, la adrenalina y el caos hacían que todo pareciera ir a cámara rápida. Gente corriendo de un lado a otro, vehículos chocando, balas, llamas y sangre... El mareo era severo pero todo pareció calmarse en cuanto escuchó la voz del hombre y salieron de la fuerte luz del Sol ocultándose en una casa, en ese momento, Eyra cerró los ojos y se dejó llevar hasta aquel cómodo sofá.
Ahora mismo todo era un caos y no solo ahí fuera, si no también en su cabeza. Tantas preguntas... ¿Dónde estaba? ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Quién era esa gente que atacaba a otra? ¿Quién era ese hombre? y... ¿Quién era ella? Porque hasta ese momento, no era capaz de recordar su nombre, ni de donde era, ni a su familia, amigos, trabajo... Ni siquiera sabía como era su rostro...

Escuchó como el hombre se movía por la habitación y aprovechó ese momento para abrir los ojos y mirar a su alrededor. Era el salón de una casa de familia estándar, limpia y bien ordenada. La decoración era simple y los colores apagados, si Eyra recordase como eran las revistas, esta podría haber estado expuesta en una de sus páginas... Las fotos sobre la chimenea llamaron su atención y quiso levantase pero, en cuanto escuchó los pesados pasos del que la había llevado hasta allí, volvió a cerrarlos con rapidez, quedándose de nuevo totalmente inmóvil. ¿Por qué? Aún no lo sabía, lo único que tenía claro es que tenía miedo de todo y tenía que buscar el mejor momento para irse de lejos de allí.

Escuchó como el chico manejaba objetos en sus manos y, cuando notó algo frío y húmedo rozar su rostro se asustó y todo su cuerpo se tensó pero no se movió. Dejó que él siguiese haciendo... Podía notar la misma sensación por el resto de su rostro y parte de su cabeza, sumando ahí, un fuerte escozor que le hizo apretar los ojos inconscientemente. Fuese lo que fuese que estaba haciendo, no duró mucho y tampoco dolió demasiado. Él volvió a irse...
Abrió los ojos rápidamente y se tocó la cabeza notando un pinchazo de dolor pero esta vez, sus dedos no se mancharon de sangre. Se enderezó en el asiento y se toqueteó el rostro viendo que parecía estar todo en orden y, poco a poco, se fue girando para mirar en la dirección de donde provenían ruidos en el interior de la casa, viendo la espalda del hombre. No era malo, no era como esas cosas que había visto durante el camino, ni tampoco como esas personas que se empujaban unas a otras sin importar nada más que uno mismo. Él volvió y ella cerró los ojos tumbándose de nuevo.

En esta ocasión no supo distinguir los ruidos que hacía por lo que se mantuvo quieta hasta que sintió algo pesado, suave y cálido sobre ella, removiéndose por el repentino cambio. Entreabrió los ojos y trató de ver algo a través de sus pestañas pero solo distinguió la forma del hombre alejarse y empezar a bajar persianas. Fue solo cuando lo vio de espaldas que decidió moverse, abriendo los ojos y tocando la manta que había colocado sobre ella, mirando luego a su derecha para ver un par de vasos de cristal y una jarra llena de agua cristalina. Sin pensar nada más y notando la garganta seca agarró la garra tirando uno de los vasos al suelo con sus movimientos torpes, haciendo que se rompiese en el acto. Ella, sin importarle nada, acercó el borde de la jarra a sus labios y comenzó a beber con fuerza.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Dom 28 Jun 2020, 00:13

Continuaba con la tarea de ocultar su estancia en la casa, ultimando precauciones, cuando de pronto el sonido de un cristal quebrándose resonó por toda la casa. El sonido procedía del salón, y si la chica estaba aún inconsciente, estaba en peligro. Llevó la mano a la pistola que guardaba en su funda, sujeta al cinturón, y sin dudarlo, la sacó rápidamente, llevándola hasta el centro de su pecho, y apuntando hacia delante, preparado para cualquier cosa. Aligeró el ritmo hasta el salón, avanzando con pasos firmes y controlados, girando las esquinas sin dejar de cubrir con la pistola, intentando despejar el sector de posibles enemigos.

El salón estaba vacío, las ventanas seguían en su sitio y no parecía haber indicios de nada sospechoso. La chica seguía en el sofá, pero estaba despierta bebiendo agua directamente de la jarra que había traído anteriormente. En el suelo se encontraba uno de los vasos, hecho pedazos y esparcido por el suelo. Bajó el arma relajado, soltando un pequeño soplido, y luego guardó la pistola en la funda de su cinturón. - Que te parece si tiras el otro también? Aún no te han oído en California... - Dijo algo mosqueado. - En fin... te encuentras mejor? - Preguntó señalando el golpe en su cabeza.

Se acercó hasta el sofá y se sentó, y sin prestarle mucha atención a la chica se sirvió un vaso de agua, para luego beberlo sin dejar ni gota. - Por cierto, me llamo Dan. - Dijo dejando el vaso sobre la mesita. Tras eso, se levantó en busca de una escoba y un recogedor, pues si no recogía el vaso que la chica había tirado, acabarían cortándose alguno de los dos. Mientras barría, prestaba atención a la chica, tan guapa como silenciosa.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Dom 28 Jun 2020, 15:38

El agua bajaba por su garganta refrescando a la sedienta joven a la que poco le importaba mojarse ella y el mueble, solo quería saciar esa sed que la había golpeado desde que había recobrado el conocimiento. No se detuvo hasta que escuchó la voz del hombre en la sala, haciendo que brincase en el asiento y dejase la jarra de cristal bruscamente sobre la mesa de madera. Ahora que lo veía de frente le intimidaba más que de espaldas. Era mucho más alto que ella y obviamente mucho más fuerte, su rostro serio y su voz cortante la hicieron ponerse de cuclillas sobre el sofá pero, al ver que no parecía ser como esas cosas que había visto durante el camino se relajó un poco, llevando las manos a su cabeza cuando él le preguntó, asintiendo lentamente sin apartar los ojos de sus movimientos aún algo desconfianza.

Cuando se acercó, ella se alejó todo lo que pudo sin salir del cómo sofá, viendo como agarraba la jarra y la servía en el vaso que quedaba, frunciendo las cejas sin comprender que hacía... ¿No era más fácil beber del recipiente?... Pero luego escuchó su presentación y ella sonrió levemente llevando una mano a su pecho y abriendo la boca dispuesta a imitar el gesto que había tenido él pero, de pronto, ese sentimiento de vacío en su cabeza la azotó bruscamente, contrayendo la cara en una mueca de frustración. Dann, como se había presentado, se levantó a limpiar el destrozo que ella había hecho y ella le miró angustiada.

-Aaa...eeh... - Trató de hablar pero solo vocales sin sentido salieron por sus labios y su cara se tornó aún más angustiada.

Se levantó de golpe agarrándose la cabeza con ambas manos mientras su respiración se aceleraba llegando casi al borde de un ataque de histeria. Su única vía de escape fue gritar. Gritó tan fuerte que cayó al suelo de rodillas y, en ese momento de calma, el chirrido de las ruedas de un coche en el exterior llamó su atención, siendo así que ella se levantase bruscamente y se pegase a las persianas para ver al otro lado.

Su cabeza era ahora mismo una montaña rusa de sensaciones. Cada cosa llamaba su atención como si fuese algo nuevo y sus sentimientos saltaban de un lado a otro de la balanza. Inestable como una bomba.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Lun 29 Jun 2020, 15:57

Todo parecía ir bien, entre comillas, pero la joven parecía estar confusa, como si no recordara su propio nombre, como si de repente hubiera olvidado como hablar. Tras escuchar sus balbuceos, arqueó una ceja y frunció ligeramente el ceño. - ¿Y bien? - Preguntó sorprendido ante su actuación. Si es verdad que se había dado un buen golpe, y que había perdido sangre, y fue por eso que se dispuso a acercarse a ella para observar de nuevo su herida, mostrarse algo mas amigable hacia ella, y intentar tranquilizarla un poco al menos. Pero de repente su respiración empezó a agitarse, Dann pensó que estaba en shock o que estaba sufriendo un ataque de nervios. El gritó de la joven resonaría por toda la casa, todo el mundo a cien metros pudo escucharla, e incluso Dann se asustó. Llevó la mano a la empuñadura de su pistola de forma inconsciente, y poco después, al quedar todo en silencio de nuevo, el sonido de un vehículo frenando en la entrada de la casa se abrió paso hasta los oídos de los refugiados. - ¿De verdad? - Dijo mirando a la chica cabreado y sin apartar la mano de su pistola.

Se acercó hasta una de las ventanas del salón, una desde la que se podía ver perfectamente como una camioneta roja estaba estacionada en mitad del jardín, con puertas y ventanas abiertas, los cristales estaban ensangrentados, y el morro del vehículo estaba hundido y deformado, seguramente a causa de algún atropello, o quizá varios. En el vehículo no había nadie, pero dos voces distintas hablaban al otro lado de la ventana, aunque Dann no conseguía ver nada a través de la persiana. Se giró hacia la joven, haciéndole un gesto para que guardara silencio, con el rostro serio, mientras una gota de sudor caía por la sien del hombre. Caminó hasta la puerta de la entrada, y aguardó nervioso a ver que sucedía.

Copiloto: - Que hacemos? Está cerrado...
Conductor: - Pues tira la puerta abajo! - Dijo este casi gritando.
Copiloto: Y de que cojones nos servirá una casa sin puerta?

Tras unos pocos golpes y algún forcejeo con la cerradura, las voces fueron alejándose poco a poco, maldiciendo y discutiendo entre ellos. Y aunque ya no parecían estar cerca, no podían andar muy lejos, quedarse fuera era una locura, y harían cualquier cosa por entrar, en esa casa o en otra. Nuevamente miró a la chica, dubitativo, pues si conseguían entrar les pondrían en peligro, y ya no por los muertos, si no por ellos mismos, ya que actualmente no podían fiarse de nadie. Tras intercambiar miradas durante unos segundos, Dann recordó que aun no había cerrado las ventanas del piso de arriba, y quizá alguna estaba incluso abierta. - ¡Mierda! - Susurró dirigiéndose a la chica. Sacó la pistola de la funda y se la lanzó. - Si algo o alguien quiere hacerte daño... dispara... - Le dijo sin apartar los ojos de los suyos, seriamente. - El seguro está quitado. - Le dijo para que estuviera preparada y supiera lo que tenía en las manos.

Alcanzó el fusil que apoyaba antes en una pared tras el sofá del salón, y sujetándolo contra su hombro, preparado para encarar en caso de que fuese necesario, se giró en busca de las escaleras que accedían al piso superior. - Si no he vuelto en cinco minutos, será mejor que te largues. - Dijo con voz autoritaria mientras emprendía camino al piso de arriba.

Una vez llegó a las escaleras, encaró el fusil y subió lentamente, reduciendo el ruido al máximo, y adoptando una postura de combate, encogiéndose de hombros y flexionando las rodillas, para reducir la silueta de su cuerpo y las posibilidades de recibir un disparo rápido. El recibidor estaba despejado, y sin perder demasiado tiempo entró en todas y cada una de las habitaciones, despejandolas con premura, pero en completo silencio. Fue entonces cuando las voces volvieron a escucharse en el exterior. Una de las ventanas estaba abierta en la habitación de matrimonio, y los dos se ayudaban entre ellos para escalar por la fachada de la casa y poder entrar.

Conductor: - Empuja joder! - Dijo el que parecía mas rudo.
Copiloto: No puedo mas... vamos... sube! - Dijo costosamente el otro, por el esfuerzo.

Dann pensó durante unos segundos sobre como manejar tal situación, no quería matarlos, pero dejarlos vivir era casi tan malo como acabar con sus vidas, o echarlos. No quería tener que hacerse cargo de ellos, pues cuantos mas fueran mas problemas habría en general.

Pensó durante tanto tiempo que las manos del hombre empezaron a asomar por la ventana, agarrándose en el saliente para tirar con fuerza y asomar por ella. Mantuvo el fusil alto, con el dedo en el gatillo, aun con dudas. Y el hombre se alzó dirigiendo la vista al interior, dispuesto a entrar. - Esta casa ya tiene dueños. - Dijo Dann serio, con un tono de voz alto y grave, intimidante. El hombre entró en silencio, colocando las manos en alto, algo asustado y sorprendido.

Copiloto: Que haces!? Ayúdame a subir!! - Dijo el otro nervioso, temiendo que lo dejara allí fuera a su suerte.

Mientras tanto Dann seguía pensando en todo aquello. Estaba haciendo lo correcto? Apenas hacía unos días que todo había empezado, había desertado y aun seguía vistiendo el uniforme. Su moral caía provocada por su sorprendente falta de civismo de la noche a la mañana, el no era así... El se alistó para hacer del mundo un lugar mejor, pero... quien era ahora? Que estaba haciendo? Hasta donde estaba dispuesto a llegar? Mientras tanto en otro hombre chillaba en el exterior, esperando que su amigo le ayudara a entrar en la casa.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Lun 29 Jun 2020, 17:11

Dann se movió por la habitación hasta la ventana donde estaba ella con el rostro serio y las cejas fruncidas dándole un aspecto más cansado e intimidante que antes, aún así, la joven no apartaba los ojos del vehículo rojo el cual echaba un humo de color gris oscuro cuando escuchó las voces de otras personas. Acuclillada bajo la ventana intercalaba la mirada entre el coche destrozado y el hombre que estaba a su lado y que con gestos le mandaba a guardar silencio. ¿Quién era esa gente? ¿Qué querían?
La primera pregunta no pudo responderla pero, cuando escuchó como golpeaban la puerta de la entrada e intentaban entrar, la segunda se respondió sola y, asustada, quiso salir corriendo pero Dann se mantuvo quieto al otro lado del trozo de madera que los separaba de los desconocidos y ella le imitó, inmovil y en silencio... Por eso cuando él volvió a hablar se sobresaltó cayendo al suelo de culo, cogiendo torpemente el arma y asintiendo a sus palabras... Miró el arma y luego lo vio subir por las escaleras... ¿Cómo demonios funcionaba eso?

Cuando el hombre uniformado desapareció de su vista ella se mantuvo en su posición bajo la ventana apretando el arma con las dos manos, cogiéndola como había visto que él lo hacía y apuntando en la dirección que se movían sus ojos... Escuchaba las voces algo alejadas pero aún cerca de la casa y, que el hombre que la había salvado se pusiese tan nervioso, no la ayudaba a ella a calmar sus nervios. Aún no sabía que hacía allí, ni por qué. Tampoco sabía que estaba pasando... No sabía absolutamente nada...

Escuchó la voz de Dann en el piso de arriba y luego una de las voces desconocidas que gritaba nervioso. ¿Qué estaría pasando? Se incorporó lentamente frente a la ventana y trató de mirar sin dejar de apretar el arma con fuerza, notando como las manos empezaban a sudarle. Todo estaba como antes, la furgoneta roja con las puertas abiertas, manchada de sangre y destrozada... Pero de pronto un estruendoso golpe en la puerta la hizo alejarse de un salto.

Copiloto: ¡A tomar por culo! - Gritaba con rabia pateando cada vez más fuerte la puerta de madera que se resquebrajaba ante los atentos ojos de la pelirroja - No... ¡No. Alejaos de mi! - Los gritos del hombre se fueron angustiando cada vez más hasta que los golpes cesaron.

Eyra apuntó a la puerta con las manos temblorosas, haciendo que cada parte de metal de la pistola tintinease como una cuenta atrás. En cualquier momento ese hombre entraría por la puerta... En cualquier momento. Una sombra entró por la ventana gritando desparramando los cristales y gotas de sangre por el suelo de parquet. Eyra gritó levemente y le apuntó temblando como un trozo de gelatina en una cuchara.

Copiloto: Jeff... ¡Jeff! - Gritó entre toses mientras se levantaba con una mano puesta en el hombro. - !Jeff joder me han m...! - Gritó cabreado hasta que sus ojos se cruzaron con los de la joven. - Vaya... vaya... - Tosió y sonrió dejando ver como su boca estaba manchada de sangre. - Pero que joya tenemos aqui... ¿Qué haces aquí solita? - El hombre dio unos tambaleantes pasos hacia ella y, sin pestañear, la joven abrió fuego contra él dándole en una rodilla - ¡Aaahh... Hija de... puta! - Gritó mientras caía al suelo y la joven retrocedía asustada por el estruendoso ruido y la sangre que empezaba a emanar de su herida. - Te voy a arrancar esos preciosos rizos que tienes... Zorra...

El hombre hizo el gesto de levantarse pero el dedo de Eyra fue mucho más rápido y descargó el resto de las doce balas sobre el cuerpo del hombre que cayó desplomado sobre el suelo en un enorme charco de sangre. Fuera, unos rugidos y unas sombras que parecían sacada de las pesadillas de alguien perturbado se asomaron por la ventana.

-D-Daann - Gritó tratando de pronunciar correctamente su nombre asustada por lo que estaban viendo sus ojos. Eran los mismos rostros desfigurados que había visto durante el camino, sedientos de carne, de sangre...

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Lun 29 Jun 2020, 19:31

El sonido de un cristal rompiéndose hizo que Dan perdiera la concentración y dirigiera la vista inconscientemente hacia las escaleras, creando una oportunidad perfecta para el hombre al que apuntaba, entonces se abalanzó sobre el para tratar de quitarle el fusil. Dan cayó de espaldas al suelo, quedando el otro hombre por encima de el, ambos agarraban el fusil con fuerza, y forcejeaban para tomar el control el uno del otro. De pronto, un disparo resonó por toda la casa, proveniente de la planta de abajo, Dan supo entonces que la joven estaría en peligro, y que algo o alguien habría entrado desde fuera, rompiendo una ventana, y dejándolos a todos vendidos de los peligros del exterior. Dan recibió un fuerte cabezazo en la ceja, por lo que frunció el ceño y cerro el ojo dolorido entre quejidos, el hombre que tenía encima ahora parecía mas peligroso, y corpulento. Tras recibir otro cabezazo en la cara, a punto estuvo de soltar el fusil, pero entonces volvieron a escucharse disparos en la planta baja, muchos, demasiados. Los disparos se escucharon muy rápidos, y sin pausa, algo bastante raro, entonces el hombre que seguía sobre el bajó ligeramente la guardia, creyendo que la pelea ya había terminado. Dan soltó la empuñadura del fusil, y con todas las fuerzas que la incómoda postura le permitía hacer, le propinó un golpe directo en la barbilla, haciendo que el hombre cayera hacia el lado contrario, mareado y aturdido. Dejó el fusil a un lado, se alzó de rodillas y agarró al hombre con ambas manos por el cuello de la camisa, levantándose con el agarrado, para luego lanzarlo con rabia hacia la ventana, haciendo que este quedara sentado sobre ella. El hombre fue rápido y lanzó un puñetazo a Dan, que pudo pararlo, cubriéndose la cara con ambos brazos y soltando un directo que impactaría de lleno en la cara del enemigo, haciéndolo retroceder hasta sentarlo nuevamente sobre la ventana abierta. Los cristales de la ventana se quebraron por el golpe, haciendo caer algunos cristales al jardín, y aprovechando la confusión de la persona hostil, propinó una patada directa al pecho de este, haciendo que su cuerpo saliera despedido, atravesando la ventana y haciendo que cayera sobre el césped del jardín. Dan se asomó por la ventana con la cara ensangrentada por los golpes, y llevándose la mano a la ceja que lucía partida, observó al hombre tendido en el suelo, vendido totalmente al ataque de los muertos, quienes se acercaban a la casa sin pausa pero sin prisa, a causa de los disparos.

Oh... Mierda... - Maldijo Dan al ver la cantidad de bestias que se acercaban a la casa. Se giró rápidamente para alcanzar el fusil, ignorando por completo al hombre tendido en el exterior de la casa, aún vivo, aunque a punto de ser devorado por los muertos. Corrió por el pasillo, dejando atrás la habitación de matrimonio, y con premura bajó las escaleras fusil en mano. Al llegar al salón, la joven se encontraba en mitad de la sala, con el arma humeante aún en las manos, el otro hombre que llegó con la camioneta yacía en el suelo, sin vida, y la ventana estaba rota sobre el parquet. - ¿Estás bien? - Preguntó apurado acercándose a la ventana para echar un vistazo a través de ella.

Uno de los monstruos se agarró furioso a la ventana, cortándose las manos y la cara, intentando entrar sin ningún miramiento, rasgando su piel, sin dolor, sin miedo. La sangre de sus otras heridas chorreaba sobre la base de la ventana, y sus gritos se alzaban y resonaban por toda la casa, y parte del exterior. Dan alzó el fusil, y sin dudarlo apretó el gatillo. La bala atravesó la frente de la bestia, saliendo por detrás y perdiéndose en la calle. - Tenemos que salir de aquí, ya no estamos seguros. - Dijo con voz elevada para que la joven pudiera oírle entre los gritos que provenían del exterior. - ¿Puedes correr? Tenemos que salir por detrás, hay una ventana en el baño, deprisa! - Dijo mirando a la chica, atento a otro monstruo que se aproximaba a la ventana.

El ruido fue en aumento, pues los muertos querían entrar, y golpeaban con fuerza puertas y ventanas, no pasaría mucho rato hasta que la casa estuviera infestada por ellos. Otros cristales empezaron a romperse, la puerta empezó a crujir con fuerza, y cada vez habían mas muertos gritando y intentando cazarles.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Mar 30 Jun 2020, 05:30

Todo había pasado tan rápido que apenas se había dado cuenta de que el hombre en el suelo ya no se movía; o al menos; de momento... Había descargado la última bala del arma contra el cuerpo inerte mientras esas cosas se iban acercando más y más a la ventana, con sus manos huesudas y sus ojos vidriosos, mirando directamente al corazón palpitante de Eyra.
La voz de Dann la sobresaltó tanto que casi deja caer el arma en al suelo cuando lo ve pasar veloz por su lado, asintiendo despacio mientras seguía sus movimientos con la vista. Aún temblaba como un flan por lo que acababa de pasar y su cerebro aún no entendía que tan grave era lo que había hecho y lo que estaba pasando, pero no se iba a quedar a descubrirlo por las malas.

Una de esas cosas trató de pasar la ventana pero Dann se encargó de ella rápidamente, desparramando aún más sangre tanto por dentro como por fuera de la casa, pero los amigos de ese ser parecieron no inmutarse por el impresionante tiro del hombre, puesto que cada vez más se acercaban a la cortante ventana. Él habló y ella asintió fuertemente casi sin darse cuenta, caminando lentamente de espaldas viendo como la puerta era golpeada más violentamente que antes... Sin dudarlo más, obedeció.

No sabía exactamente donde estaba el baño pero se limitó a seguir al hombre por la casa hasta atravesar una puerta blanca que daba a una sala no muy grande donde la única salida; aparte de la puerta; era una ventana no muy grande. Eyra podría entrar sin problema pero... ¿y él?
El ruido de la puerta terminar de romperse fue la señal que parecían necesitar, pues la joven cerró la puerta del baño y se subió al lavabo para intentar abrir la ventana, la cual parecía estar pegada al marco de esta. Miró a su alrededor con el corazón a mil por hora y, viendo la pistola aún en su mano, golpeó el cristal con el arma usando toda la fuerza que pudo, rompiendo así el cristal. Sin cuidado ninguno y desesperada por salir de esa ratonera, apartó los cristales con los que podría cortarse y apoyó ambas manos en esta, saltando y subiendo el torso a esta para mirar a ambos lados y, al ver que lo único que la esperaba era un cesped bien cortado, terminó de pasar saltando y cayendo bruscamente contra el suelo, tosiendo ante el golpe que había recibido en el pecho. Los rugidos de los monstruos se escuchaban cada vez más fuerte y ella se levantó a la prisa para esperar por Dann, agarrando aún el arma con fuerza y apuntando a todos lados como si aún le quedasen balas.

-¿Dann? - Preguntó preocupada mientras seguía escuchando los gruñidos y los cristales romperse, también se escuchaba como los muebles se desplazaban por el suelo de madera, como si esas cosas estuviesen redecorando el interior de la casa. -D...Dann... - Volvió a llamarle asustada hasta que vio unas manos asomar por el borde de la ventana. Un suspiro de alivio se escapó de entre sus labios, pero aún no estaban a salvo, tenían que largarse de allí, alejarse de la ciudad, de las personas y de esas... cosas

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Dann Hetfield el Mar 30 Jun 2020, 12:23

Corrieron hasta el baño, dejando los cadáveres y los rugidos atrás, los golpes resquebrajando la puerta, los cristales crujiendo en las ventanas y en el suelo. Entraron rápidamente al baño, la puerta brillaba en un blanco muy limpio y llamativo, como si les estuvieran señalando el camino, hoy no iban a morir allí, Dan lo sabía, y aunque las cosas siempre pueden torcerse mucho, esa casa no sería su tumba, tampoco la de la chica. La joven, asustada y aún con aspecto perdido, se lanzó sobre la ventana en busca de la salvación, trató de abrirla temblorosa mientras Dan a sus espaldas cerraba la puerta y echaba el pestillo, bloqueando la parte inferior de la puerta con el pié, pisando la puerta intentando apuntalarla. - Vamos... tranquila... - Dijo intentando tranquilizarla, aunque también para conservar el mismo la calma. Acto seguido retrocedió un paso y encaró el fusil a la puerta, sin dejar de pisarla con el otro pie, a la espera.

La puerta en el salón había cedido, cayó en el recibidor con fuerza rompiendo el suelo y produciendo un gran estruendo en la casa, luego los tres primeros muertos cayeron tras ella, empujados por la inercia de los que luego entraron por encima de ellos, en busca de los desafortunados que intentaban salir por la ventana del baño. La joven golpeó con fuerza varias veces el cristal de la ventana, a lo que Dan no pudo evitar dirigir la vista hacia ella mientras soltaba un soplido. El cristal rompió, y la chica limpió el marco de la ventana para no cortarse al salir, pero las bestias golpearon con fuerza la puerta, y esta retumbó por toda la pierna de Dan. - ¡Vamos vamos! - Gritó nervioso mientras la primera grieta empezaba a hacerse grande, dividiéndose a cada golpe en otras mas pequeñas. Tuvo que abrir fuego a través de la puerta, puso el selector de tiro en modo ráfaga y apretó el gatillo, fundiendo los cartuchos de todo el cargador en aquella puerta a la altura de la cabeza, escuchando el extraño sonido de la carne recibiendo un balazo, incluso quizá el sonido de un cráneo romperse. Dan había tratado de mantener una buena postura de combate, pero al tratar de apuntalar la puerta el retroceso hizo que perdiese ligeramente el equilibrio hacia atrás, retrocediendo un paso y dispersando los últimos tres disparos del cargador. De repente pareció que el ruido paraba, pero no fue mas que la pequeña calma que los que venían detrás tanto deseaban romper. Una mano ensangrentada apareció atravesando la puerta, agarrándose a lo primero que alcanzó, el fusil. La chica ya había salido, y podía escucharla diciendo su nombre. Este dirigió la vista hacia la ventana, tratando de arrancarle el fusil de la mano al muerto, pero de repente otra mano apareció a través de la puerta, Dan miró al frente y inmediatamente soltó el fusil, corriendo hacia la estrecha ventana que ahora debía atravesar para poder vivir. La puerta cayó tras Dan, los muertos se pisaron entre ellos una vez mas para intentar devorarles vivos. Se agarró a la ventana y tiró hacia arriba mientras daba un pequeño salto para empujarse, y aunque tardó mas de lo que quiso y noto mas manos de las que quiso en sus propias botas, cayó de espalda en el suelo por la inercia al empujarse por la ventana.

Tras unos segundos lamentándose por el dolor y intentando maldecir a esos cabrones entre quejidos, se levantó dolorido, retorciéndose de dolor y llevando la mano a su espalda, mientras iniciaba el paso lentamente hasta convertirlo en trote. Puso la mano ligeramente en la espalda de la joven, y con el rostro ligeramente ensangrentado por el golpe que recibió en la ceja, le dijo. - ¿Estás bien? Deberíamos continuar... - Dolorido, observando que aún conservaba la pistola. Este le tendió las manos, ofreciéndose a que le diera la pistola, pues aun tenía dos cargadores mas, con trece cartuchos cada uno.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Eyra el Mar 30 Jun 2020, 18:05

Vio el cuerpo de Dann caer sobre el césped y ella no tardo en agarrarle de un brazo para ayudarle a levantarse siguiendo sus pasos mientras se alejaban de la casa y asentía a su pregunta. Cuando vio como le tendía la mano ella le devolvió el arma con el había matado a su primer ser humano.... Y aún no estaba segura de que era lo que había hecho... Mientras, las manos asomaban por la ventana tratando de alcanzarla.

El jardín de la parte de atrás de la casa no era muy grande y una simple valla que le llegaba por el cuello a la chica delimitaba el espacio con las otras casas de mismo color y forma. La joven se permitió mirar a todos lados sin detenerse, esas cosas estaban por todas partes, era como una marea de muerte y destrucción llevándose por delante todo a su paso. Tenían que alejarse de allí todo lo que pudiesen, el ruido que habían hecho en la casa parecía que había llamado la atención de más muertos vivientes puesto que empezaron a salir de todos los lados.
Detrás de la valla, otra calle llena de vehículos se postraba ante ellos. Era larga y las casas bastante similares y, por como había salido el estar dentro de una, no sintió muchas más ganas de volver a entrar a otra, por lo que empezó a avanzar despacio y ligeramente agachada para esconderse detrás de los coches. No quería que la volvieran a mirar con esa sed de carne... ni esas cosas, ni las personas...

-Dann... - Susurró tratando de volver a pronunciar correctamente su nombre y, una vez captó su atención, señaló al fondo de la calle donde un grupo de tres personas avanzaban justo por en medio de la carretera, mirando el interior de todos los coches.

Conforme se iban acercando sus rasgos eran más concretos. Era un grupo de dos mujeres y un hombre y, por el aspecto que tenían, no parecían amigos. El hombre iba delante de las dos mujeres con un bate de metal en las manos y lo que parecía un arma colgando del cinturón, las mujeres; ambas rubias; caminaban mientras hablaban sin preocupaciones, cada una con lo que parecía una tubería o algo similar. Estaban sucios, despeinados y cubiertos de sangre, si no fuese porque escuchaba sus voces, podrían haber sido una de esas cosas.

Chico: Joder, necesitamos un puto coche... - Dijo golpeando con el bate de metal un cristal mientras una de las chicas se reía de forma estridente.
Chica 1: Vamos Mike... No te preocupes, alguno tendrá las llaves puestas - La joven le acaricio el brazo al chico y depositó un beso en su mejilla. Por otro lado, la otra chica los miraba algo molesta mientras corría al otro brazo del varón y se abrazaba a él.
Chica 2: Pero sería mejor no hacer ruido. ¿No creéis?
Chica 1: Vamos... esas cosas son estúpidas Clara, no nos pillarían ni aunque nos faltase una pierna
Clara: A la mujer a la que le rompiste la pierna la pillaron.
Chica 1: ¡Joder Clara! Siempre cargandotelo todo... Esa mujer esta vieja ya, no le hacía falta el bate. Además, no sé como Mike te deja venir con nosotros...
Clara: Será por que a mi también me quiere, estúpida zorra teñida - Ambas mujeres estuvieron a punto de agarrarse a golpes pero el hombre se interpuso entre ella con una sonrisa de superioridad que revolvió el estomago de la joven.
Mike: Tranquilas chicas, tranquilas... - La pelirroja dedicó una mirada de asco a Dann No entendía muy bien de que hablaban y que pretendía el desconocido, pero no le gustaba su actitud. - Hay Mike para todas... No os peléis, ahora tenemos que salir de aquí.

Y continuaron con su búsqueda hasta que una de las chicas gritó con fuerza, haciendo eco en la calle. Un muerto trató de alcanzarla a través de la ventanilla de uno de los vehículos propinándole un fuerte tirón de pelo, la otra rio. Los ojos azules de la pelirroja se pegaron a los de Dann y tragó saliva. ¿Esperarían a que siguieran de largo o saldrían e intentarían hablar con ellos? Fuese cual fuese la elección, ninguna de las dos le gustaba.

Volver arriba Ir abajo

The beginning ||FlashB|| Dann H. Empty Re: The beginning ||FlashB|| Dann H.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.