• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

BalioN

[ Ver toda la lista ]


Élite {44/54}
Time Of HeroesThe day is my enemy • Libre UeBOPRkCielo Rosso
Hermanos
Directorios
The day is my enemy • Libre Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500The day is my enemy • Libre BssODpeThe day is my enemy • Libre SH3v5XcThe day is my enemy • Libre SH3v5XcThe day is my enemy • Libre SH3v5XcThe day is my enemy • Libre SH3v5XcThe day is my enemy • Libre SH3v5XcThe day is my enemy • Libre SH3v5Xc

The day is my enemy • Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The day is my enemy • Libre Empty The day is my enemy • Libre

Mensaje por Harley Køhler el Lun 18 Mayo 2020, 01:47


The day is my enemy

02/11/15 ♦ Los Angeles ♦ Noche ♦ Faro ♦ B.S.O.
Yo estoy libre — me encogí de hombros al hablar, a la vez que le daba un sorbo a la pajita de mi refresco y el supervisor se me quedaba mirando con una ceja enarcada.

Y también eres de seguridad — contestó el técnico con arrogancia. — Vaya, en ese caso me marcharé y no os molesto más... — recogí el vaso y estaba a punto de irme cuando el supervisor pronunció mi nombre. — Necesitaré munición, por si acaso...

Apenas una hora más tarde ascendía a la superficie a través de uno de los túneles secretos que daba al paseo marítimo. Corrí unos metros hasta alcanzar el muro de piedra que lo separaba de la playa. Podía respirar la sal, la humedad de la noche... esa particular libertad que hacía mucho que no sentía. ¿Había merecido la pena encerrarse tanto? Cuando ni siquiera había sido de utilidad ni para Math, ni mucho menos para mi. Pero era capaz de sentirlo, aquello me hacía tanta falta como el respirar... maldita sea. Y a Math, Andersen necesitaba la acción, era normal que se sintiera como pez fuera del agua, no se trataba de él, de su ojo, si no de la forma de vida que se nos había dado.

Estoy en la playa — informé al centro de mando que no tardó en responderme con un sencillo "recibido". El técnico tenía que estar alucinando. — La luz está apagada ahora — dije al ver el faro, el cual se había encendido en dos ocasiones aquella noche y eso solo podía significar que allí había alguien.

Me había vestido como de costumbre tiempo atrás: ropa negra, botas militares en el mismo tono, chaleco táctico y en cuanto a armas... el rifle colgaba a mi espalda, los dos five seven descansaban cada una en una de las perneras, un par de cuchillos y poco más.

No estaba sola, la luz del faro había atraído a algunos caminantes, que pude esquivar fácilmente, sin embargo un par se cruzaron en mi camino. Desenfundé ambas pistolas, apunté y disparé acabando con ellos rápidamente, ambas llevaban silenciadores, por lo que el ruido de los disparos fueron ligeramente ahogados. Cuando alcancé la puerta del faro me percaté de que esta se encontraba abierta, solo tuve que empujar con cierta fuerza para que cediera. Al iluminar con la linterna el interior de aquella planta observé que estaba vacía a excepción de una roca que habían colocado para cerrar la puerta. ¿Y eso de qué sirvió? Pasé al interior e hice lo mismo, al menos para asegurarme de que la puerta no se abría sola y entraban los caminantes que no había matado en la playa.

Estoy dentro — aquella planta daba pena, las escaleras ascendían a lo más alto de la torre, sin plantas intermedias. Las marcas de barro en las paredes indicaban la marea y cuantos niveles había ascendido. Comencé a subir las escaleras, esta vez con una de las pistolas en mi mano, por lo que pudiera encontrar arriba. Con mucha cautela y procurando hacer el menor ruido posible.




Volver arriba Ir abajo

The day is my enemy • Libre Empty Re: The day is my enemy • Libre

Mensaje por Wesley Gyles el Dom 06 Sep 2020, 19:53


The day is my enemy

02/11/15 ♦ Los Angeles ♦ Noche ♦ Faro ♦ B.S.O.


La decisión había estado tomada desde el principio. Wesley apenas podía explicar qué lo había hecho, pero se atrevía a conjeturar que se trataba de lo mismo que hacía que sus ojos buscaran constantemente la edificación en el horizonte.

Sus ojos habían reparado por primera vez en el faro unas horas antes. La niebla, presente durante todo el día, se había dispersado entonces para revelar su oscurecida silueta. Para entonces llevaba varias millas respirando el salitre, notando la humedad característica de una tarde de verano en la costa Oeste. Sin embargo, no fue hasta posar sus ojos en él que la idea lo golpeó por sorpresa.

Estaba en casa. O al menos todo lo cerca que alguna vez creyó poder estar.

Cabía la posibilidad de que esa idea lo hubiese vuelto más osado, temerario según el desenlace del plan gestado durante la distancia que recorrió hasta llegar a la entrada. Explorar el lugar no le había llevado demasiado tiempo. Todas las plantas habían desaparecido, dejando al desnudo la escalera de espiral que se alzaba hasta donde llegaba la vista. Sin sala de control, sin casa del torreo. Antes de que su ascenso lo dejara directamente en el balcón ya había decidido que aquel era el faro más insólito que había pisado. Pero estaba vacío, y eso era suficiente. Todo cuando halló fue una silla en la vidriera, con un cajón metálico que abrió en busca de cualquier cosa de utilidad.

A partir de ese momento, todo estuvo basado en la espera. Aguardó a que la subida de la marea impidiera otro punto de aproximación que no fuera el espigón. Sólo entonces probó suerte con la linterna. Sus esperanzas habían estado puestas en que funcionase, pero se sorprendió de igual forma cuando se accionó con un profundo chasquido. Una señal. Una única y breve ráfaga se proyectó al cielo nocturno. Horas sin que nada perturbara la oscuridad cercana lo llevó a repetir el proceso una segunda vez.

De no haber sido por la referencia de los caminantes próximos a la base jamás habría percibido lo que fue poco más que una sombra. Wesley se retiró de su asiento pegado al cristal y se agazapó tras el soporte de la linterna. Esta todavía desprendía calor, y la posición se volvió desagradable al cabo del poco. Con todo, permaneció silencioso atento al sonido metálico de la trampilla de acceso. Del angosto hueco emergió una mujer. Wes distinguió el brillo de un arma, pero no le costó escabullirse a su espalda y posar su arma en la parte posterior de su cabeza apenas ascendió del todo.

Suéltalas —ordenó con voz tranquila—. A no ser que busques problemas, no vas a necesitarlas.

Volver arriba Ir abajo

The day is my enemy • Libre Empty Re: The day is my enemy • Libre

Mensaje por Agent 4.0 el Dom 06 Sep 2020, 19:53

El miembro 'Wesley Gyles' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'¿Qué hay ahí?' :
The day is my enemy • Libre V9pnalj
Resultados :
The day is my enemy • Libre DjIdhiN The day is my enemy • Libre MoUVT8o The day is my enemy • Libre Mjpml2T

Volver arriba Ir abajo

The day is my enemy • Libre Empty Re: The day is my enemy • Libre

Mensaje por Harley Køhler el Mar 15 Sep 2020, 20:40

Hice una mueca de fastidio al ser cazada de aquella forma por el culpable de que el foro se encendiera. Sí, se trataba de una trampa y había caído de lleno en ella.

¿Y tú los buscas? — contesté mientras alzaba el arma en mi mano derecha para que la viera. — La voy a dejar muy lentamente en el suelo — y tal y como había dicho, con movimientos muy calmados, me fui agachando lentamente para depositar el arma en el suelo, ya que la otra seguía en la cartuchera izquierda.

¿Esperabas a alguien diferente? — pregunté, tratando de hablar con él y evitar que me metiera un tiro en la cabeza. No conocía a aquel hombre y me ponía en una situación muy delicada confiando de aquella forma en sus palabras. — Vi las luces... — explicaba sin llegar a moverme ni un ápice. — Maldita curiosidad... ¿no? — solté con sarcasmo. — ¿Puedo girarme? — pregunté en un tono de voz totalmente sereno. No deseaba provocarlo, si era cierto que él no buscaba problemas entonces podríamos tratar de dialogar.

¿Necesitas ayuda con algo? — añadí tratando de que eso le ablandara al menos un poquito. — En mi mochila llevo una botella de agua y un par de chocolatinas, si tienes hambre... — ofrecí. Tragué saliva, ahora dependía de lo que él respondiera o hiciera, no dudaría en lanzarme a por él al más mínimo indicio de que sus actos no iban a ser buenos.


Volver arriba Ir abajo

The day is my enemy • Libre Empty Re: The day is my enemy • Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.