• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 8 Invitados

Chris Ford

[ Ver toda la lista ]


Élite
Time Of HeroesCielo RossoCome and have a rest [Libre] XhKYoyhCome and have a rest [Libre] XhKYoyh
Hermanos
Come and have a rest [Libre] BfaHM5eCome and have a rest [Libre] TT9KvUfCome and have a rest [Libre] Gubwrm5Come and have a rest [Libre] Gubwrm5
Directorios
Come and have a rest [Libre] HcLp47q

Come and have a rest [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Come and have a rest [Libre] Empty Come and have a rest [Libre]

Mensaje por Anya C. Levesque el Lun 11 Mayo 2020, 20:13

La campanilla que colgaba de la puerta de entrada a la tienda de la gasolinera tintineó cuando Anya abrió al puerta y entró, tímida, sin saber muy bien qué era lo que encontraría ahí.

Llevaba aproximadamente tres horas andando y estaba sedienta, hambrienta y necesitaba desesperadamente un descanso. Había tratado llegar a los límites de la ciudad, sólo para darse cuenta que estaba en lo cierto: no había vida más allá de la frontera, no había vida en las calles, y evidentemente, tampoco la iba a encontrar las burdas carreteras que rodeaban la civilización y abrían el camino hacia zonas más áridas. Era absurdo incluso que hubiera tenido la esperanza de que más allá, quizás, más allá... la normalidad siguiera como si nada. No, el mundo ya no era normal, pero una parte suya se negaba a aceptarlo. Una parte suya se había quedado atrapada en aquel día, tantos años atrás, en que sus padres la habían apremiado a meterse rápidamente en casa porque una amenaza zombie acechaba en el exterior. Por aquellos entonces le había sonado al argumento de una película de terror.

Y le seguía sonando así, en cierto modo.

Cruzó las puertas y echó una mirada general. Evidentemente, todo estaba saqueado. No había una sola caja que no estuviera destrozada, ni un tarro de comida sin vaciar, ni una botella que no estuviera rota. Por suerte no había no-muertos por ahí, pero no sabía cuánto más podía durar aquella suerte. Así que fue directa a lo que había ido a hacer. Localizó el baño de la tienda y, tras comprobar que no hubiera ningún zombie escondido detrás de la puerta, se adentró en la penumbra y cerró tras sí.

Alguien había roto el espejo encima del lavamanos y la tapa del retrete también se encontraba medio desenganchada. El suelo estaba lleno de mugre, algo de sangre, y lo que parecían excrementos de rata. En otra situación jamás se hubiera metido ahí por voluntad propia. Pero no había mucho donde escoger. Cerró la puerta tras de sí con pestillo y dejó caer la mochila en el suelo, a su lado. Luego, sacó una de las botellas de agua y dio un largo trago, consciente que eso significaba un poco menos de agua para los próximos días. Se mojó la cara, se limpió los ojos e hizo gárgaras para quitarse el mal sabor de boca que arrastraba desde hacía días. Luego se sentó en el suelo, abrió una lata al azar de su mochila (que resultó ser fruta al almíbar) y empezó a comer.

Una botella menos. Una lata menos.

Pero era eso, o estar un paso más cerca de la tumba. Y sinceramente no estaba dispuesta.


Come and have a rest [Libre] 68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f7a4654544d6169374b324c6147673d3d2d3336353538343631302e313439653335643563626464383461343439363039383332303430372e676966?s=fit&w=720&h=720

Volver arriba Ir abajo

Come and have a rest [Libre] Empty Re: Come and have a rest [Libre]

Mensaje por Eyra el Jue 21 Mayo 2020, 21:53

Tosí varias veces y me ajusté la capucha para que el sol me molestase lo menos posible a la vista. Había caminado por días y días buscando a el Lobo Azul y nada de su rastro. Ni una pista siquiera y ya estaba empezando a cansarme, tal vez no lo había logrado, tal vez su cuerpo se lo había llevado la marea de muertos de aquel día tormentoso, no lo sé... Pero lo que si tenía claro en ese momento era que necesitaba descansar un poco, el agua y la comida era algo que escaseaba y cuanto más pudiese aguantar sin tomar nada mejor.

Al paso de los minutos caminando entre zonas de pequeñas dunas lo divisé a lo lejos, al principio pensé que era un espejismo de esos de los que me había hablado aquel hombre pero, conforme me acercaba, la distorsionada imagen iba cobrando la forma poco a poco. Normalmente me gustaba más la seguridad de los árboles que la de los edificios pero bueno, nadie hace ascos a un poco de sombra un sitio donde poder respirar tranquila.
El edificio era de esos extraños, con esas cosas raras y las cuerdas metálicas que soltaban un líquido fuerte pero de olor meloso, aunque aquel parecía bastante maltratado. Estaba bastante sucio y deteriorado por fuera y, si era así, no quería ni imaginar como podría ser el interior. Saqué la pequeña arma puntiaguda y me planté a varios metros de distancia de la puerta mirándola atentamente como si algo fuese a salir en cualquier momento, cosa que no ocurrió. Apretando los dedos alrededor del mango descolorido avancé y abrí la puerta que emitió un tintineó que me asustó. Di un salto hacía atrás mirando a todos lados volviendo a estar fuera de la tienda con el arma en alto. Sentía como si el corazón se me fuese a salir del pecho... ¿Qué demonios había sido eso? Volví a acercarme a la puerta más despacio que antes y volví a abrirla, mirando esta vez a la parte de arriba y atrás de esta para ver que había sido el culpable de ese sonido. El tintineo volvió y captó mi atención. Era un objeto pequeño colgando detrás de la puerta con un mecanismo que no entendía del todo, estaba sucio pero se le veía brillar claramente bajo la capa de polvo. Alcé la mano y lo hice sonar con mi arma sonriendo levemente, podía estar tranquila porque si hubiese algo ahí, ya hubiese salido ante esa pequeña trampa.

Mire el interior con la guardia baja observando todo el destrozo y la cantidad de cero objetos utiles o curiosos. Había empezado una pequeña obsesión de llevarme objetos pequeños que me parecieran bonitos o extraños y allí poco iba a encontrar aparte de mierda. Al fondo había otra puerta así que con paso seguro caminé hacía ella y giré el pomo sin cuidado pero sin dejar de apretar el arma fuertemente en mi mano, jamás había que despistarse del todo. La sala a la que daba estaba casi a oscuras salvo por la luz que entraba desde el sitio que me encontraba y, aparte de la peste, no parecía haber nada allí. Resoplé con fuerza y me giré sin cerrar la puerta para sentarme en una especie de muro de madera que había en una esquina del lugar, quitándome la capucha y estirando las piernas.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.