• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Maximillian V. Alexandros

[ Ver toda la lista ]


Élite
Hermanos
Días pasados y olvidados #Evan BfaHM5eDías pasados y olvidados #Evan TT9KvUfDías pasados y olvidados #Evan Gubwrm5Días pasados y olvidados #Evan Gubwrm5
Directorios
Días pasados y olvidados #Evan NgodK5u

Días pasados y olvidados #Evan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Días pasados y olvidados #Evan Empty Días pasados y olvidados #Evan

Mensaje por Evan Cauldfield el Sáb 20 Abr 2019, 21:40

Evan Cauldfield


Catorce de marzo de 1998.
Era consciente de que podía morir. Y aún así se alistó. Él sabía que sus estadísticas no eran las mejores, su padre había muerto, su madre también, amigos... había visto a tanta gente morir. ¿Por qué él iba a correr mejor suerte? La familia Cauldfield-Green empezaba y acabaría con Evan. ¿Por qué había pensando que podría formar una familia? Pese a que él sabía que iba a morir una parte de no quería hacerlo. No es que fuera un kamikace, no es que fuera dispuesto a morir, iba a luchar por su país, con la negativa posibilidad de que su vida tocase a su fin y ese momento parecía haber llegado.

¿Eran dos, tres, tal vez incluso cuatro...? Había perdido la cuenta de los disparos, cuando el primero se incrustó en su pecho solo pensó en la rehabilitación y cuando sintió el segundo se dio ppr perdido. Tal vez hubiera un tercero, pero no estaba seguro, cayó al suelo, manchandose de barro y sus azules ojos observaron el oscuro cielo.

Los disparos, las explosiones, los gritos de sus compañeros... resonaban todos muy lejanos, pese a que estaban a su lado. Evan quería ponerse en pie y seguir luchando, pero era incapaz de moverse. Sentía su pecho cálido, pero el resto de extremidades frías. Tal vez fuera la sangre pegajosa escapando de él, cálida como una metáfora de su vida, que se iba escapando con ella, poco a poco. Sabía que en cualquier momento dejaría de respirar, que su cuerpo fallaría y formaría parte de todos aquellos que habían caído luchando por su país. Para él era un honor morir así, pero ahora era cuando pese a que tenía asimilado el peligro de su trabajo él se daba cuenta de que no quería morir. Tenía muchas cosas por hacer aún, enamorarse de verdad de alguien, tal vez formar una familia, tener hijos... Verlos crecer... Le gustaría sentarse un día de mayor en el porche y beber una cerveza con su hermano Nick, recordando pasadas aventuras y viendo a sus nietos corretear por el jardín. ¡Qué típico y estúpido sueño! Pero quería ese estúpido sueño con todas sus fuerzas. Sus ojos se cerraron, dejó de ver el cielo. Un par de lágrimas cayeron de sus ojos y una voz lo llamó por su apellido. Era una voz femenina, Evan abrió los ojos en un último esfuerzo y vio la cruz roja en el uniforme de ella. Tal vez aquello fuera un golpe de suerte, él no lo sabía, pero estar a punto de morir fue lo que le llevaría a poder ganar su sueño típico y estúpido. O al menos el principio de él y a partir de ahí, aunque suene aún más idiota, jamás se arrepintió de estar a punto de morir, porque así conoció a Marianne Evans.

Evan Cauldfield

Evan Cauldfield
División ICE

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.