• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Dann Hetfield

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
A las puertas del corral [Vernice] BfaHM5eA las puertas del corral [Vernice] TT9KvUfA las puertas del corral [Vernice] Gubwrm5A las puertas del corral [Vernice] Gubwrm5
Directorios
A las puertas del corral [Vernice] NgodK5u

A las puertas del corral [Vernice]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A las puertas del corral [Vernice] Empty A las puertas del corral [Vernice]

Mensaje por Marcus Cropper el Miér 17 Abr 2019, 21:19


A las puertas del corral

25/09/2015 ♦️ Georgia ♦️ 07:45 ♦️ B.S.O.

Llevaba algún tiempo detrás de ella. Intentaba tener la oportunidad de hablarle de otras de mis necesidades, ya que se había satisfecho la de convertirme en granjero, pero... no sabía cómo abordar el tema. Esta gente estaba siendo muy buena conmigo, me trataban como uno más, por eso era reacio a que pudiesen enfadarse, aunque no era ni de lejos la forma de ser que tenían mis nuevos amigos. Cada cual podía expresar lo que quería, a excepción de aquel berrinche cuando llevábamos apenas unos días en el internado.

La bombera estaba sentada después de desayunar, terminándose su café. Puse mi segundo de la mañana junto al de ella y reposé mis posaderas (valga la redundancia) junto a las suyas, aunque no tan junto como para ser una molestia. Estos eran los momentos que más trabajo me costaban cuando quería empezar una conversación correctamente, y no como normalmente lo hacía. El problema no estaba en que no supiera narrar, conversar, o hacer una exposición breve y concisa de los hechos. Está bien, a veces no era tan concisa. De acuerdo, de acuerdo... nunca era concisa ¡Pero sí era clara! ¡Y aunque no fuera clara, la gente me entendía! Empecé a turbarme y cometí el error: abrir la boca.

-Sé que quieres tener una oveja, y sé dónde puedes conseguirla.-
evidentemente, para nada era lo que había querido decir ni la mejor forma de empezar esta conversación. -O una cabra... no sé lo que prefieres.- ¿Pero qué estabas haciendo? ¡Oh Marcus! ¿No podías haber sido un poquito más sutil. -En realidad, sé hasta dónde hay gallinas.- Creo que estaba empezando a liarme la cabeza. Conseguí callarme porque este era el momento en que diría que qué ricos estaban los huevos revueltos. -Tú sabes lo que quiero decir... ¿Verdad?

Para ese momento no solo no había levantado la mirada hacia la bombera, sino que la tenía sumergida en mi taza de café.

-¡Lo que quiero decir es que esto está demasiado negro y yo sé dónde hay leche!- ¡Oh dios mío! Ahora me parecía una mala idea haber hablado de las gallinas porque mi mente quería terminar la frase. -¡Y huevos! La señora María hace unos desayunos muy ricos y sus magdalenas son increíbles pero... ¿por qué debemos perder el delicioso desayuno americano? ¡Huevos con beacon! ¡¡Y que el café tenga leche Vernice!! ¿No entiendes por lo que estamos pasando?

Esa táctica me la habían enseñado hacía poco, hacer a los demás partícipes de una necesidad que en realidad era tuya. Era yo el que quería leche y huevos con beacon, y gallinas, y vacas, y cabras, y ovejitas deambulando por el huerto. "Villa Rossemberg" la llamaría. Y a buen seguro, cuando pusiera encima de la puerta de los corrales "V. Rossemberg" sólo lo entendería mi buena amiga Lucy.

Volver arriba Ir abajo

Estaba haciendo un esfuerzo casi titánico por mantenerme despierta aquella mañana. Si había alguna pega que ponerle al Internado Santa Clara, era que suponía un área mucho mayor que la de nuestra vieja Fábrica para vigilar y controlar su perímetro. Así es que la noche de guardia no me había limitado a estar en una torre de vigilancia estática, comprobando que los alrededores estaban tranquilos, sino que con toda la población que habíamos perdido y los centenares de metros de muro que vigilar, nos hacían tener que estar dando vueltas constantemente alrededor para comprobar que los bosques que rodeaban el asentamiento estuvieran en calma.

El café de achicoria de Silvia estaba bueno, pero no tenía tanta capacidad "despertante" como el café tostado de siempre, así que cada dos segundos sentía como cabeceaba involuntariamente quedándome dormida mientras mantenía la mirada centrada en la taza de café. Aquella mañana, el café no pudo con mi somnolencia, sino que fueron las palabras de Marcus las que apartaron el sueño de un plumazo.

-¿...Oveja...?-
dije incrédula, pestañeando por la sorpresa que me provocaban sus palabras.
-¿Ca...bra...?

Tenía sentido. Ya habíamos dado el paso de cultivar la tierra, se suponía que el siguiente escalafón era el de la ganadería, pero... ¿Era demasiado temprano para hablar de estas cosas? El internado ya contaba con un corral con algunas gallinas, pero sin renovación generacional, todas terminarían en un caldero de sopa antes o después. Y bueno... había gatos por doquier, pero esos no serían eficaces más que como mascotas y sistemas de contención de plagas. Igual no era tanta locura lo que el profesor estaba proponiendo.

-Ummmmh... Cuéntame más de ese café con leche y ese desayuno continental.-
dije mirando a Marcus mientras me rascaba el mentón con curiosidad.

Volver arriba Ir abajo

A las puertas del corral [Vernice] Empty Re: A las puertas del corral [Vernice]

Mensaje por Marcus Cropper el Miér 24 Abr 2019, 22:38

-Bien...- dije tomando mi taza de café e intentando saborear, no el líquido elemento, sino sus palabras.

Cerré mis ojos mientras tragaba esas dulces palabras: "Cuéntame más..." Nadie nunca había dicho a la primera esas palabras. La tenía en el bote. Ella sí es verdad que llegaba a entender el fondo de mis mensajes. Ese libro que había encontrado sin pastas debió ayudarme bastante: El lenguaje no verbal, esa forma de acercarme sin llegar a ser "pegajoso", hablar con conocimiento de causa, con buen criterio y con un tono imperioso. Ese era yo: un renovado mago de la palabra. Había conseguido mi propio don de gentes. Bueno Nájera, creo que era el autor, y el título algo así como: "Cómo hablar en público".

-Claro que sí, te lo contaré todo.

Ahora más que nunca estaba seguro de mí mismo. Quizás si hubiese usado esas formas de la comunicación verbal, esos gestos que atraían a la gente a mis palabras y a entenderlas, no me habrían tenido casi dos años pidiendo semillas para plantar un huerto sin hacerme ningún caso. Qué feliz estaba.

-Si conseguimos animales domésticos todos nosotros volveremos a tener una alimentación rica. En todos los oligoelementos y aminoácidos esenciales que necesitamos para un desarrollo correcto de nuestro organismo.


Me encantaba recordar mientras hablaba cuándo había leído esas palabras por primera vez: en la escuela, en el instituto, en primero, segundo, tercero de la universidad... Claro, si me había especializado en eso, ¿cómo no iba a haberlo leído? La bombera se veía inteligente, y ahora, si me miraba raro debía de ser por el cansancio de la guardia, porque a buen seguro todo lo que le estaba contando ya lo debía saber de antes. Bueno, de antes y de ahora, porque le estaba haciendo un buen recordatorio a todo lo recordable.

-Vernice, ¿te imaginas...- aunque no había cambiado de tema, yo mismo me di cuenta de que no debía de seguir por ahí -...enseñarle a los niños cancioncillas como...? "♪ La ovejita da la lana, da la leche y se hace el queso. ♫ ¡Ay que rico! ¡Ay que rico y calentito voy a estar! ♫ "- Me vi envuelto en una nube de ánimo, se ve que hablar de ovejitas y lana me hizo venirme arriba y seguí con mi canción. -" ♪ La vaquita tiene cuernos y leche también da. ♫ Y cuando ya no de leche de buena carne servirá. Y los pollos y las... gallinas, ♫ uuuhmmmm... lalaralalalara... ♪ " No te la voy a cantar entera, seguro que ya te la aprenderás con los niños. Además, tendría que ir a por mi guitarra y a estas horas, que aún son maitines, no deberíamos hacer tanto ruido. No te animes... no te animes Vernice. Sólo mientras te tomas ese café, piensa lo bien que estaría echarle una nubecita de nata.

Volver arriba Ir abajo

A las puertas del corral [Vernice] Empty Re: A las puertas del corral [Vernice]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.