• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Vernice Valdeviras

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
La niña y el delincuente [privado] BfaHM5eLa niña y el delincuente [privado] Gubwrm5La niña y el delincuente [privado] Gubwrm5La niña y el delincuente [privado] Gubwrm5
Directorios
La niña y el delincuente [privado] NgodK5u

La niña y el delincuente [privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La niña y el delincuente [privado] Empty La niña y el delincuente [privado]

Mensaje por Taron Travis el Sáb 13 Abr 2019, 14:20

28 de Noviembre de 2012
Nueva York, inicio del brote


No estaba seguro de lo que ocurría en Nueva York pero una cosa era segura: la ciudad se había convertido en un infierno de caos y destrucción. Parecía una maldita Guerra Mundial con la salvedad de que en lugar de enfrentarse países se trataba de un todos contra todos, algo mucho más peligroso y desconcertante que cualquier batalla en la que Taron se hubiera visto envuelto, y habían sido unas cuantas.

Había logrado huir de su propio traslado en furgón tras un accidente automovilístico que había implicado a numerosos vehículos e incluso un camión, provocando una explosión y el consiguiente desastre de víctimas pero dándole la oportunidad de escabullirse por una oquedad que se había formado en su transporte.

No se detuvo a comprobar exactamente lo ocurrido a pesar de que en otras circunstancias se hubiera preocupado por las víctimas y heridos, en ese momento sólo corrió lo más lejos posible, siendo testigo a cada metro recorrido de que aquel accidente no había sido fortuito.

La gente se atacaba y combatía en plena calle, los cristales estallaban por doquier y más explosiones se apreciaban en la lejanía — Qué cojones... — masculló para sí mismo, desconcertado y jadeante, antes de deslizarse por debajo de una persiana de metal, rodando por el suelo y desembocando en lo que parecía ser una especie de garaje y trastero lo suficientemente discreto como para que nadie le molestara y pudiera recuperar el aliento.

Se agitó e intentó mover las manos para deshacerse de las esposas que las inmovilizaban detrás de su espalda pero sabía de sobra que para lograrlo necesitaría romper sus propios pulgares, algo poco recomendable en la situación que se encontraba.

Tomó asiento en el suelo y deslizó los brazos por debajo de su trasero, encogiendo las piernas hasta que finalmente logró dejar las manos delante de él. Era un avance, aunque escaso, y en ese instante se percató de que había alguien más agazapado en aquel lugar, entre las sombras.

Eh, niña. Niña, vamos, tienes que ayudarme — susurró en su dirección pero sin moverse porque ya parecía lo suficientemente asustada como para empeorar las cosas — Tú me quitas estas esposas y yo te digo donde conseguir armas para defenderte de esa locura de ahí fuera — señaló con un gesto de cabeza la calle principal de la cual provenían numerosos gritos y sonidos para nada alentadores — Es un buen trato — añadió en un intento de convencerla más deprisa porque cada segundo era oro.


La niña y el delincuente [privado] GkMsYCv

Volver arriba Ir abajo

«El ejército estaba en camino.» No podía olvidar aquellas palabras que resonaron en mi walkie antes de que este se cayera y destrozara. ¿El ejército en pleno centro de Nueva York? Aquello podía ser perfectamente lo más extraño que podría ver jamás, pero después de lo que había visto... aquello parecía una tontería. Si no lo hubiera visto con mis propios ojos no lo creería y aún así me costaba hacerlo.

Habían pasado 24 horas desde que había recibido esa llamada de radio, en la que enviaron a mi unidad a cubrir a las fuerzas de seguridad que estaban en la calle. Había perdido a todos desde entonces, no sabía dónde estaba ninguno de mis compañeros. Y estaba aterrada por volver a cruzarme con una de esas cosas. Me habían preparado para un sin fin de posibilidades, atentados, ataques bioterristas, secuestros, asesinatos... ¿Pero cómo podía llamar a aquello?

Mi cuerpo se tensó cuando alguien más se coló en el interior del almacén, estaba desarmada y si se trataba de uno de esos seres, no sabía cómo podría combartirlos. ¿Niña?

¿Estás herido? — fue lo primero que pensé y entonces me levanté rápidamente para tratar de ayudarlo en lo que pudiera, hasta que me fijé y dijo de qué se trataba. La escasa luz que se colaba del exterior se reflejó en las plateadas esposas. Retrocedí un paso a la vez que llevaba mi mano derecha instintivamente a la funda de mi pernera, aunque estaba vacía. Al recordarlo mi mandíbula se tensó. Aún llevaba el uniforme táctico del SWAT.

¿Por qué llevas esas esposas? — cuestioné muy seria. En mi cinturón portaba las mías y seguramente mis llaves servirían para ayudarle, ¿pero sería a caso eso prudente? No me fiaba ni un pelo de él.


Volver arriba Ir abajo

La niña y el delincuente [privado] Empty Re: La niña y el delincuente [privado]

Mensaje por Taron Travis el Lun 15 Abr 2019, 12:36

Puso cara de espanto al percatarse del "disfraz" que llevaba enfundado la niña. Una SWAT, ni más ni menos, aunque por su aspecto se atrevía a deducir que prácticamente recién salida de la correspondiente academia y eso le daba un poco de ventaja. Es decir, si se tratara de un veterano probablemente ya le habría volado la tapa de los sesos porque esos tipos tendían a ser un tanto radicales en sus métodos y juicios, o al menos así era como Taron los veía.

Pasaron unos segundos en los que ambos se estuvieron escudriñando con la mirada. Saltaba a la vista que ella no iba a fiarse fácilmente de un reo y aunque podría haber intentado inventarse alguna explicación prefirió no correr ese riesgo porque dudaba que fuera tan tonta.

¿Acaso importa ahora?, ¿has visto lo que está ocurriendo ahí fuera? — le recordó señalando de nuevo en dirección a la persiana metálica que los separaba del caos — Quiénes somos o lo que hacíamos es irrelevante, tenemos que sobrevivir y la única manera de hacerlo es colaborando — comprobó de reojo que la chica no parecía llevar sus armas reglamentarias encima y contuvo un suspiro de alivio — Sé donde conseguir armas para defendernos. Te llevaré hasta allí si me ayudas — añadió en un intento de convencerla que debería resultar como mínimo tentador pues era obvio que quedarse allí no era una opción viable y sin embargo pisar las calles parecía casi un suicidio para cualquiera.


La niña y el delincuente [privado] GkMsYCv

Volver arriba Ir abajo

La niña y el delincuente [privado] Empty Re: La niña y el delincuente [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.