• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie BfaHM5eCuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie Gubwrm5Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie Gubwrm5Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie Gubwrm5
Directorios
Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie NgodK5u

Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Había sido rescatado por el grupo de Ethan hacía pocas semanas, por lo que además de la recuperación llevaba tiempo intentando acostumbrarse a la base, especialmente a las personas. Después de años vagando solo por la destruida ciudad, volver a vivir en comunidad se le hacía complejo, aún más considerando que ya le era difícil antes de quedar solo. Por esto pasaba gran parte del día a solas, salvo cuando le era realmente necesario conversar con alguien o bien se reunía a pasar un buen rato con su amigo.

Habría intentado seguir pasando desapercibido de no ser porque un día, mientras se movía por el lugar buscando donde poder echarse a dormir vio a lo lejos lo que en ese momento le pareció una alucinación de su parte, una cara conocida, alguien a quién había intentado encontrar antes de que el mundo cambiara y que jamás pensó que volvería a ver luego de que el virus T destruyera al mundo. Mackenzie, la chica que había amado, que le había roto el corazón, solo para enterarse años después, cuando su interior ya había terminado de ser destruido por la guerra, que todo había sido una mentira, que ella no lo había dejado y que incluso tenían un hijo en común. Mackenzie, la chica por la cual había intentado recuperarse para volver a encontrarla.

Aquella primera vez que la vio, siendo envuelto por un sin fin de preguntas, de inseguridades e incredulidad no fue capaz de acerarse a ella, sin embargo no pasó un segundo después de aquella “aparición” en que no pensara en ella. Así que al día siguiente la buscó, pregunto por ella a quien se topaba en el camino, como si de repente no importase ser notado, llegando hasta donde se encontraba ella - Kenzie - dijo desde su espalda antes de que esta se pudiera dirigir a algún otro lugar, esperando que pudiera reconocer su voz y volteara a verlo. Ella seguía igual, sus ojos su cabello, su figura... por un momento volvió al pasado, a esa época antes de que lo malo hubiera ocurrido y el mundo a su alrededor volvió a tener colores, colores que fueron desapareciendo conforme volvía a la realidad en la que se encontraban y es que ya nada era como antes: ni el mundo, ni ellos - me alegra volver a verte - soltó toscamente evitando el impulso de abrazarla, sin saber cómo comenzar la conversación, pues tenía mucho de que hablar y por lo tanto mucho que ordenar en su cabeza.


Cuando el pasado y el presente se encuentran [fb]|| Mackenzie Mr1hLfN

Volver arriba Ir abajo



Mackenzie había quedado agotada luego de estar en pie toda la noche, no había podido casi dormir y sentía que estaba hiperactiva, no quería pedirle a Samantha un permiso para salir, pero estar encerrada ya le daba claustrofobia. Estaba leyendo media entredormida cuando se sobresaltó de inmediato al oír el sonido de su puerta abrirse de golpe. Silencio un grito ahogado, giro, y vio a Abby acercarse sigilosamente a ella. —Hola dulzura tampoco puedes dormir. ¿Tía Sam ya se ha ido?... —le preguntó haciéndole lugar en su cama luego de darle unos besos y hacerle cosquillas. Pasaron unos 15 minutos más hasta que bajaron ambas a desayunar. Necesitaba hablar con Sam y dado que hoy no había muchos pacientes de Urgencia bajó a buscarla dejando a Abigail con los demás niños arrojándole un beso de lejos...

Luego de dejar a la niña en la escuela y apresurar su paso para buscar a Sam una voz familiar gritó su nombre haciendo que un hormigueo recorriera su espalda y sus manos temblaran. «No. No podía ser él» Temerosa y con cierta incertidumbre se dio la vuelta para observar a Dylan perpleja y asombrada. Dylan, la única persona que había amado desde adolescente y la única que había roto su corazón en mil pedazos. ¿Como había acabado allí? Estaba paralizada y no podía contestar ni reaccionar, oía sus palabras pero nada salía de su boca...  

Se pasó tanto tiempo creyendo que había hecho lo mejor al no decirle lo de su padre, que de cierta manera merecía no saber de su hijo porque internamente Kenzie estaba acostumbrada a pensar que merecía que la gente la dejara. Nunca se detuvo a pensar que ya tenía lo que merecía cuando le conoció. No podía comprender como sus padres no podían verlo o porque él tenía un comportamiento diferente los últimos tiempos, tal vez si hubiese dejado de ser un enorme idiota inseguro durante cinco minutos, tal vez... sólo tal vez hubiese confiado en él, pero lo dudaba. Siempre había vivido bajo las normas estrictas y la tóxica influencia de su adinerada y manipuladora familia, una familia que la detestaba y solo la consideraba basura al igual que su hijo bastardo. En ese momento podía recordar el rostro de su padre sugiriendo que solo era un chantaje para impedir que Dylan se alejara de su vida abandonando su prometedora carrera y su futuro por un error. Su madre, por otro lado, tuvo el descaro de decir que era una cualquiera y le ofreció dinero para desaparecer o abortar si es que ese niño era realmente de su hijo, dinero que Kenzie les arrojó por las narices antes de darle una bofetada saliendo de allí corriendo. Pero lo peor de todo fue cuando su padre le dijo que Dylan solo la usaba porque en sus planes estaba casarse con una tal Isabelle, una joven rica que iría con él a la Universidad y a quien obviamente los Whitmore aprobaban y consideraban mejor partido para su hijo...

No pudo dejar de amarlo, aunque quiso pero él tan solo la dejó u olvido y no era la primera vez que lo había hecho sino una y otra vez hasta que luego fue ella quien desapareció tras el intento de chantaje de su padre. Lo dejó para nunca volver a buscarle. Si él no lo había asumió que estaría feliz o tal vez casado con la tal Isabelle. Tenía claro que no iba a seguir buscándolo cada vez que peleaban y menos luego de toda la humillación que soportó. Por su culpa había perdido su bebé, algo que dudaba pudiera perdonar u olvidar. Perpleja parpadeó y suspirando algo aturdida lo volvió a mirar detenidamente como si fuese a desvanecerse por arte de magia. Kenzie se acercó a él alejándose del paso de los demás. Se relamió los labios y lo observó, no había cambiado demasiado, pero parecía un hombre distinto, podía ver el dolor grabado en sus ojos verdosos y algo más de lo que no podía estar completamente segura. Ante su comentario vaciló antes de responder frotando sus manos nerviosamente y bajando la vista unos instantes armándose de valor contra la tensión no deseada en su pecho. —Me alegra que estés con vida. Pero siento decirte que no puedo estar muy feliz de volver a verte considerando todo lo que ha pasado...— respondió algo aturdida y en voz baja elevando su mirada para buscar sus ojos ladeando la cabeza a un costado al no soportar su mirada que podía hacerla vacilar...


"You know how to fuck with me"

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.