• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] BfaHM5eUno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] TT9KvUfUno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Gubwrm5Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Gubwrm5
Directorios
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] NgodK5u

Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

19 de agosto de 2015.
Base del desierto de Umbrella.

Debiste aceptar contribuir... tal vez ahora pudieras estar en Zenobia disfrutando del sol — la bandeja de comida cayó al suelo y el cristal comenzó a descender hasta volver a dejarme encerrada por completo en aquella celda, que más que una celda parecía un escaparate. Una habitación blanca, en un pasillo blanco de escaparates y más personas encerradas en su interior... a veces algunas desaparecían, se las llevaban fuera, volvían, morían, se las volvían a llevar... y yo seguía allí, esperando un día más,pensando que al siguiente vendrían a por mi y me convertirían en uno de esos monstruos que había visto en otras ocasiones.

Me acerqué a la bandeja y recogí un pedazo de pan para comer. Ignoré por completo a mi vecina de en frente, era una chica joven, de cabello negro y ojos azul cielo. Llegó ayer y parecía tan aterrada... cundo me vio en la celda de en frente comenzó a hacerme señas, estaba desesperada, gritaba pero no escuchaba nada... sin embargo a veces la veía moverse, tratando de captar mi atención y yo no quería verla. No podía volver a pasar por ello, otra vez no. Porque en un día, puede que dos o tres se llevarían a alguna de las dos y la otra gritaría, golpearía el cristal impotente sin poder hacer nada por la otra.

Había pasado tantas veces por ese dolor que no podía volver a mirar a otra persona más. Estaba sola, en aquella celda, un día más.

Terminé de comer. Coloqué la bandeja junto al cristal y volví de pie al centro de la sala. Estiré los brazos, respiré hondo...y me senté de nuevo, a esperar a la hora de cenar, una vez más... o tal vez a que vinieran a por mi.

Aquel era mi día número 1266 encerrada en Umbrella.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo

Aquel día no era un día cualquiera, se trataba de una cita especial con una persona particular. Leah Hadley, senadora. Se había negado hace mucho tiempo en colaborar con Umbrella, y bien se había enterado de ello con facilidad. Tuvieron muchas insistencias, pero la curiosidad de Freya era innegable al no haber estado presente en esas negociaciones. Debía asistir en persona, visitarla y comprobar su estado. Tenía, y quería, planear un futuro experimento con ella. Mucho tiempo llevaba allí encerrada y saliéndose de rositas, pues cierto era que utilizaban normalmente personas más jóvenes para que tuvieran mejores resultados, o al menos todos los mejores que pudiera. — ¿Dónde se encuentra el sujeto? — Preguntaría en la entrada de aquel pasillo a uno de los guardias, y rápido este respondería el pasillo y el cristal que correspondía.

Muchas veces paseaba por allí, para ver de cerca cómo iban los experimentos. Aquello era puramente esencial para su trabajo, ella era responsable de todo lo que le ocurriesen a los pacientes, y muchas veces eran elegidos a dedo por ella misma, en vez de por científicos encargados con esa responsabilidad. Muchos reconocían su rostro ya, algunos reaccionaban con odio y otros con temor, aunque quizá la gran mayoría había optado ya por la indiferencia viendo la actitud de la castaña. Fue entonces que llegó al pasillo indicado y a la celda indicada. La nórdica venía junto a dos soldados que le escoltaban allá donde iba por allí para evitar incidentes, a pesar de la extrema seguridad del lugar.

Observó a la joven que tenía en frente, quien hacía escasos segundos había estado llamando la atención de la senadora y Freya se había dado cuenta desde la distancia. Se trataba de la nueva adquisición. Debía aprender modales de comportamiento en celda, hablar con otros no era la mejor actitud que tener frente a superiores. — Vaya, que joven más rebelde. — Su voz denotaba desprecio, pero no cambiaría mucho su rostro de desagrado al ver a la senadora, girándose hacía ella con una minúscula sonrisa. Fue entonces que le hizo un señal al soldado para que retirase la bandeja y cerrase ese cristal. Luego ella abriría otro de manera lateral que permitía que traspasara el sonido, pero sólo el sonido, pues era un cristal más fino. — Leah, ¿cierto? Creo que aún no hemos tenido el placer de presentarnos... ¿Sabes quien soy? O mejor dicho... ¿Quién crees que soy? — Nunca antes se habían visto, de saber sobre una figura directora de Umbrella seguramente no supiera de cómo era físicamente, pero empezar con ventaja le encantaba. Claro que su propia figura, como la de los acompañantes respecto a ella, dejaba denotar cierto rango.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Kjyqi48
Pain is what you need
We all have our secrets:
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] KdjI2k1

Volver arriba Ir abajo

Aún con los ojos cerrados comencé a hacer mis estiramientos habituales, para después comenzar con el ejercicio como de costumbre. Tanto tiempo encerrada sin moverme no podía ser bueno para mi cuerpo, así que aprovechaba para hacer lo único que podía hacer allí, pensar y hacerme daño no era la mejor idea.

Algo provocó que abriera los ojos, la escena de siempre había cambiado, allí frente a mi se encontraba una mujer castaña, protegida por dos guardias y una expresión de superioridad que me hizo reír sarcástica. Quería hablar conmigo porque habilitó el cristal para ello. Yo seguí en el centro de la sala estirando mis brazos y cuello.

Lo siento, no me han pasado el boletín de sociedad esta semana — respondí sarcástica sin darle mucha importancia a aquello, me encogí de hombros mientras que seguí estirando, en esta ocasión me agaché para comenzar con las piernas. — Por la escoba que llevas metida en el culo supongo que otro pez gordo más de la compañía, ¿qué pasa os las regalan con el kit de bienvenida? — hacía tiempo que había empezado a usar el sarcasmo como escudo, ya no me daban miedo, ¿qué más podían hacerme? Y tal vez provocarlos y que se enfadaran conmigo sería la mejor forma de acabar con ello de una vez por todas. Sabía que no podía escapar. — Todos vais cortados por el mismo patrón, pero... sorpréndeme — susurré a la vez que la miraba fijamente a los ojos.

Los primeros días suplicaba porque me dejaran libre, después los gritaba, golpeaba la celda... y los días pasaron uno tras otro... y yo me preguntaba qué habría sido de mi familia, ¿por qué no me buscaba mi marido? Y entonces me dijeron que nadie me buscaría porque para mis amigos yo estaba muerta. Y me imaginaba a él, sufriendo mi muerte, pasando la vida, al vez enamorándose de nuevo... y a Umbrella ahí, en las sombras, controlándolo todo como pasó con la muerte de Abel... entonces la sangre me hervía y solo podía pensar en que yo seguía ahí encerrada, sin hacer nada, porque mi mejor opción era morir.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo

Las contestaciones de aquella mujer parecieron no molestarla, simplemente le aburrían. Esperaba que algún día se encontrase con un sujeto que realmente tuviera más ideas en la cabeza que decirle tonterías. Dejó que terminara de hablar, estaba estirando como si aquello le fuera a servir de algo: por mucho que ejercitara, se atrofiaría por otros motivos.

Freya hizo el gesto de aburrirse, bostezando y tapándose la boca en el proceso. Luego le miró y arqueó una ceja. Tras su última frase, no pudo evitar soltar una carcajada para luego suspirar de manera pesada. La cuestión era: ¿qué haría con ella? Había infinitas posibilidades y todas ellas igual de válida, mas ninguna de ellas llevaba a una muerte, no para su desgracia. — Vaya, no sabía que teníamos un payaso aquí. ¿Has acabado? — Su voz sonaba totalmente tranquila, la nórdica no acostumbraba a alterarse con facilidad, al menos no cuando hablaba, que era distinto de otras cosas.

Hubieras sabido la respuesta de esa pregunta si hubieras elegido mejor tus cartas. — Fue su única respuesta al respecto del kit de bienvenida, realmente tampoco quería darle mucha más importancia a una cobaya.Oh, ahora que hablas de patrones. — Pasó de realmente darle una respuesta, ignorando el tema. Sacó unos guantes de la bata científica que llevaba, se los colocó -eran blancos- y sacó un tubo de ensayo vacío, junto a una jeringuilla. — Me comentaron que estabas aburrida y ha tomarte unas muestras primero. — Le informaría primero. — Puedes decirme uno de esos comentarios tontos que me has dicho antes, si es que eso te ayuda a no pensar en los tuyos y hacerte sentirte más fuerte. — No pretendía joderle la fiesta que tenía en la celda, sólo dejarle claro que ella no estaba ahí para entretenerla y aguantar a una cría que realmente era adulta.

La directora miró a sus soldados y estos tomaron una postura de iniciativa, a la espera de una orden. Fue entonces que volvió a mirar a la mujer. — ¿Vas a colaborar o te vas a comportar como el animal que eres? — No sólo dio una pausa para escuchar su respuesta, de la cual no acabaría por fiarse, sino también porque sabía que vendría uno de esos comentarios, o por el contrario decidiría por decir algo más... ¿Inteligente? No sé yo si sería capaz. Pensó. — Que pena que no veas el bien que hace Umbrella por la sociedad. Tan ciega... Algún día lograrás quitarte la venda de los ojos. — Chasqueó la lengua, decepcionada. — Te preguntaré esto por cortesía: ¿estás lista para la intervención?


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Kjyqi48
Pain is what you need
We all have our secrets:
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] KdjI2k1

Volver arriba Ir abajo

Tampoco es que me importe, ¿sabes? — me encogí de hombros, quién ella fuera no iba a cambiar para nada algo de mi estancia aquí. — Pero desde que estoy aquí he visto muchas cosas, ¿sabes? — al final no podría hacer mis ejercicios diarios, pues al parecer tenían otros planes para mi hoy.

Está bien... ¿en qué brazo va a ser en esta ocasión? — con un suspiro me acerqué al cristal y estiré ambos brazos. No es que fuera estúpida, no es que quisiera que me sacaran sangre así porque sí como habían hecho de vez en cuando en los últimos años... simplemente sabía lo que pasaría si me oponía y lo más inteligente era ceder por las buenas, aunque me pesara. No había visto hasta ahora nunca a aquella mujer por allí, tal vez fuera nueva, y no es que me importase, pero después de sus formas... sí, todos seguían ese patrón, no pude evitar mirarla de reojo, con una leve sonrisa ladeada. Juraría que se trataba de un alto cargo, nunca acompañaban tantos hombres a los científicos normales, solo para sacar a reclusos nuevos o peligrosos. Cuando tenían que tratar conmigo hasta solían venir solos, porque sabían que respondía bien, pero en su caso...

¿Ya se han quitado de en medio a la Doctora Waltz? — pregunté por la antigua directora de la rama científica. — Ella sustituía a Montgomery antes de que desapareciera y él fue quien asesinó a Smith, el antiguo director... — la miré con mucha curiosidad. — ¿Te han cargado el muerto a ti ahora, eh? De verdad que espero que tengas más suerte que ellos.

No era la primera vez que me trataban así, es más, ella hasta me trataba bien en comparación a lo que fue Motgomery. Waltz era más de su rollo, podría hasta jurar que se trataban de la misma persona si no fuera porque físicamente eran completamente diferentes, pero era eso a lo que me refería con que en Umbrella iban todos cortados por el mismo patrón. Smith era del todo diferente, él era hasta amable, pese a que cuando lo conocí me pareció la peor persona del mundo, pues me acababan de secuestrar... y no sabía qué pasaba allí. Ahora hasta echaba de menos sus conversaciones, él hacía las cosas de diferente forma, por eso acabarían con él seguramente.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo

De algún modo, encontró el lado divertido de todo aquello, que venía siendo: los análisis. Freya no era igual con todos los invitados, cabía añadir, pero sin duda le estaba empezando a coger ganas a aquella mujer. Hablaba más de lo que le gustaba a la nórdica, tanto que había momentos en el que le gustaba poder desconectar los oídos de la realidad para mantenerse lejos de la palabrería de la plebe, por referirse a ella de manera cómica. Ya que la invitaba distaba mucho de haber sido una antigua plebeya, siendo un polo opuesto. Sin embargo, estaba comprobando que todos los antiguos altos cargos no dejaban de ser tan charlatanes como se pintaban en las televisiones. Los tiempos de campaña era donde más se veía sus dotes, pero cuando estaban reclusos parecía ser una situación familiar.

Entendía, o quería entender, que al ser una situación desfavorable se sentían con esa valentía que a muchos héroes le salían de decir las cosas para... ¿Sentirse quizá mejor consigo mismo? — No te voy a sacar sangre, al menos no por la vía tradicional. — Entonces miró a los demás guardias que estaban junto a ella, algunos se iban poco a poco quedando varios de ello. Cabía destacar que con una simple mirada, un gesto y ninguna palabra, un científico llegaría con un carrito metálico con herramientas básicas para la intervención que tenía prevista. — No tenía previsto este trabajo, así que deberás disculparme si cometo algún error. — Algo que no iba a pasar, pero fingir torpeza era divertido, a pesar de ser algo que no muchos se tragasen de la directora.

Tomó los guantes de látex blanco que había sobre aquella superficie de metal y se los colocó. — Vaya, se les ha olvidado la anestesia. Lo siento, culpa mía por no haberlo recordado. — Se encogió de hombros mientras tomaba un bisturí con una de sus manos, con tal delicadeza que parecía que estaba tomando un pincel. No estaba lejos de la concepción que tenía la nórdica de la ciencia. Un arte que no muchos eran capaz de comprender.

Uno de los acompañantes de la directora se colocó junto a la puerta de entrada y salida de aquella habitación mientras Freya se aproximaba. Cuando escuchó de nuevo a la pelirrubia contraria hablar tonterías que no le correspondía, bajo sus propios ojos, mostró su mejor sonrisa. — Si tanto te preocupa, me pasaré a verte más veces para que no te sientas sola. — Fingió su mejor cara de cachorrito, para luego lentamente, y con tranquilidad, volver a una medio sonrisa mostrando que le gustaba su trabajo. Lo que le pasara a sus antiguos directores no le interesaba, no le importaba en absoluto. Ahora estaba ella, ¿no era cierto? Pues ese pasado de White Umbrella era estúpido recordar. — Siéntate sobre la cama con las manos a los lados, colocados sobre las sábanas. Y compórtate, no vengo a tener peleas tontas de a ver quien la tiene más grande. — Una metáfora a que no iba ahí para competir a ver quien tenía más razón, era mejor o lo que fuera. Estaba allí por trabajo, simplemente.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Kjyqi48
Pain is what you need
We all have our secrets:
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] KdjI2k1

Volver arriba Ir abajo

Perfecto, por fin algo más novedoso — sonreí como si de verdad aquello me gustase. — Dudo que te creas que vayas a equivocarte — me reí ante aquello, observaba cada movimiento, prestaba atención a sus palabras, a como reaccionaba el personal ante ella... incluso alguno de los ayudantes parecía disgustado con mi forma de tratar a la mujer.

Mis ojos se clavaron por completo en el bisturí. Me reí ante sus palabras sobre la anestesia.

Como no...

Obedecí a sus palabras, tal y como pidió fui hacia la camilla y me tumbé. Realmente no tenía otra opción más que responder de forma sumisa a los ruegos de aquellas personas. Lo odiaba, pero ya sabía cuáles podían ser las represalias y sabiéndolas, la mejor opción era aquella, por mucho que me pesara. Mi expresión se tornó aséptica, observé el techo, tomé aire y cerré los ojos. Alguna veces pensaba en la posibilidad de provocar que se enfadaran de verdad, tratar de atacarlos, golpearlos... pero no conseguiría mi objetivo de morir. Había algo mucho peor que morir.

Y sí, puedes pasarte siempre que quieras... tomaremos el té — añadí en el último momento, aún con los ojos cerrados. Traté de concentrarme en mi respiración, de relajarla y mostrarme lo más tranquila posible, aunque aún así me sentía bastante nerviosa por lo que pudiera ocurrir ahora. ¿Había llegado el momento? ¿Desaparecería como todas esas personas?


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo

No tenía la mejor de las personalidades, era fría y sádica para tantos casos que pocas eran las excepciones. Aun así, tenía moral, una muy distorsionada. Puede que no tuviera una anestesia como tal, por mucho que hubiera querido en el mejor de los casos tampoco podría administrárselas para lo que buscaba, de ahí eran los análisis de sangre. Sin embargo, Freya desconfiaba en temas en los que ella misma no hubiera participado de manera directa, o no los hubiera supervisado. El tema de la senadora no lo había visto de cerca, por tanto esas pruebas consideraba que podían estar contaminadas y dar resultados no deseados, de ahí que le sacaran tanta sangre, por seguridad. Así lo hacía la sueca.

La misma llevaba un algodón mojado en aquello que ayudaría a la paciente a no pasar tanto dolor, no llegaba a hacer el mismo efecto que una anestesia pero la frialdad que transmitía dejaba intuir que tenía por función ayudar a que no fuera la peor de las experiencias. Ya tendría para sufrir más adelante si las cosas iban bien con aquellas pruebas. Así fue, que tras ver que colaboraba, entró en la habitación junto a otro científico que llevaba el carro tras ella. — Me sorprende lo estable que estás mentalmente en comparación con otros, ¿acaso esto es como la política? — Preguntó, y es que su curiosidad era incontrolable a veces, pero eso no le distraía de lo que había ido a aquel lugar. — ¿Qué es lo que te hace ir en contra de Umbrella? — Se podía ver incluso que realmente estaba interesada en saberlo, así también se ayudaba para poder convencer a otros. Dos caras de una misma moneda.

Elevaría con cuidado la camisa de la contraria, hasta dejar visible su costado sólo, no tenía intención de mostrar más de lo necesario. Extendió el algodón y lo pasó por la zona, aplicando el calmante frío que tardaría poco en hacer efecto. Esperó unos segundos mientras masajeaba la zona en busca de la mejor forma de realizar el corte. Finalmente acabó utilizando el bisturí con cuidado para contar la superficie de la piel de una pequeña zona, un trabajo limpio y muy cuidadoso, porque así trabajaba ella. Luego con unas pinza retiró esa piel colocando el mismo en su recipiente de muestrario. Tras eso, curó aquella herida que había realizado y colocó un apósito en el mismo. — Califica el dolor del 1 al 10.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Kjyqi48
Pain is what you need
We all have our secrets:
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] KdjI2k1

Volver arriba Ir abajo

¿Política? Nada tiene que ver con esto, que es sensatez — claro que disfrutaría evitando aquello, golpeandola a ella, a los soldados, tirando la bandeja y todo. Pero no, no haría nada de eso, porque solo supondría retrasar lo inevitable. Y podían hacerlo así o por las malas. Acabar con un ojo morado, tal vez alguna costilla rota... No me ayudaría en nada. Y ellos tomarían sus muestras igualmente.

Respiré hondo y cerré los ojos. No sabía lo que venía a continuación, pero tampoco quería verlo. Con el frío del algodón sentí una punzada de nerviosismo, porque no era la zona habitual en la que solían sacarme sangre. Sin embargo en esta ocasión no hubo pinchazos, ni nada por el estilo. Una fuerte punzada de dolor que me hizo abrir los ojos y mirar fijamente al techo. Los dedos de mis pies se contrajeron en un intento de soportar mejor el dolor, a la vez que mi mandíbula se tensaba más y más.

¿En serio quieres escuchar mis razones? Eso me sorprende a mi — era la primera vez que me preguntaban por aquello desde que me encerraron. Había escuchado charlas sobre que Umbrella era la elección corecta, que solo buscaban el bien y la mejora de el mundo... Un sin fin de intentos de lavar mi cerebro, pero jamás me preguntaron el por qué de mi persistencia o seguir aferrada a mis ideales.

Estaba tan enfrascada en aquellos pensamientos que no fui consciente de que había terminado con eso hasta que me preguntó por ello.

¿Ya? Un cinco — respondí muy segura de ello. Podría haberle dicho alguna respuesta sarcástica, pero andaba pensando en mis razones y que decirselas tal vez fuera la forma perfecta de hacerme daño de verdad. ¿Pero a caso no era ya una forma de dolor? ¿No había y aún seguía sufriendo por ello? ¿Qué podría usar en ni contra con eso? Nada más de lo que yo ya lo usaba.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo

La situación no era la mejor para aquella senadora, eso estaba claro al punto de Freya imaginarse, por no hablar de certeza, de que no iba a hacer nada malo. Una de las rubias hablaba de política y la otra de sensatez, pero finalmente la doctora pensaría que era una mezcla de ambos. Nunca le gustaron los políticos, aunque ahora ella como Directora de White Umbrella tuviera que tirar mucho de política para mantenerse en el puesto: buena labia y tácticas de engaño. Muy lejos no se suele llegar con la verdad, lo cierto es que la verdad sólo salía a la luz cuando interesaba, cuando era necesaria.

¿Para persuadir? La verdad era de medias tintas, no se sabía realmente y, en este caso, ni la propia nórdica sabía qué era verdad o no de lo que le decía, algo que se tenía que parar a pensar. ¿Realmente le había preguntado para saberlo? Si, quería saber sus motivos.

Aunque quizá no con las intenciones de saber de ella y su rabia, estaba claro para la directora que era más útil para utilizarlo con otros en su contra que para aliviar la falta de socialización de la presa. — Si, hablo en serio. Quiero saber tus motivos, ¿qué es lo que te impulsa? Si no cedes por las buenas, es porque algo falla en nuestros propósitos. No me gustan los errores, menos si son por parte de Umbrella. — Freya realmente creía en Umbrella, o al menos lo que ella hacía por el mundo mediante la ciencia. Sabía las cosas malas que había hecho Umbrella, y por ello luchó para estar donde estaba. Sólo le faltaba saber cómo hacer al resto lo que ella veía con tanta claridad.

Una vez tomó la muestra de superficie de la piel de la contraria, anotó en un folio el número que le había dado la contraria y además sus reflejos corporales. Luego tomó una pequeña linterna y se acercó al rostro contrario. — Intenta no pestañear, ni forzar el ojo. No te ayudará a evitar el dolor, ¿de acuerdo? — ¿Quería verle sufrir? Si, claro que aquello formaba parte de su placer en aquello, pero le quería viva y sana para planes que estaban pasando por su cabeza si todo iba bien con las prueba. Luego abrió su ojo con los dedos enguantados, apuntó con la linterna en el mismo y observó su iris con detenimiento y el cómo respondía el ojo. — Voy a echarte unas gotas en los ojos, estarás sin poder ver durante unas horas. — Y tras eso procedería a tomar un pequeño bote y echar dos gotas en sus ojos, uno en cada. — Pestañea un par de veces.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Kjyqi48
Pain is what you need
We all have our secrets:
Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] KdjI2k1

Volver arriba Ir abajo

Pestañeé tal y como había pedido la doctora. El escozor me hizo tratar de cerrar los ojos inconscientemente, pero me obligué a mirarla.

Eso de que Umbrella no comete errores debe ser el mejor chiste que se ha contado sobre la jodida faz de la tierra ¿no? — respiré hondo, aquellas palabras me hicieron enfadar repentinamente, porque era consciente de todo lo que encerraban y me habría reído si no fuera porque Umbrella había sido el peor mal que había habido jamás. — Creo que tenemos conceptos muy diferentes sobre Umbrella — el rostro de la rubia comenzaba a desenfocarse por momentos, por más que yo parpadease y tratase de enfocarla. Tal y como había dicho comenzaba a no ver nada y eso me hacía sentir algo de pánico.

Hace unos años comencé una exhaustiva investigación sobre Umbrella, ¿sabes? Y encontré más fallos que te sorprenderían. Para ser una consolidada empresa, muchos más de los que debería... — las palabras fueron saliendo poco a poco de mis labios. Concentré la mirada en el techo y observé, aunque el blanco se volvía cada vez más lejano y la textura desaparecía por completo.

Umbrella sabían algunas cosas de mi, y aquella mujer solo tendría que investigar un poco para conocer mejor mis motivos. Sin embargo no me gustaba hablar de ellos, no me gustaba hablar de Ajax, de mis padres... porque era consciente de que lo utilizarían en mi contra, como ya había pasado hacía un momento.

Supongo que vocación por destapar errores y problemas — concluí al final. Sencillo y contundente, sin entrar en detalles. — ¿Y qué te llevó a ti a acabar en Umbrella? — pregunté. — Y discúlpame si no te trato de usted, pero creo que después de ser una de las personas que mantiene secuestrada y que toma muestras de mi cuerpo de esa forma... hay confianza — añadí con cierto deje sarcástico.


Uno, dos, tres... y vuelta a empezar [Freya Skarsgård] Tumblr_oq73uqEmip1qeaw9xo4_250

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.