• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Jimenez, Daniel Harris, K-Mart, Will Shafter

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsLacim TenebrisTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios

Un poco de chanel para que no huelas a rancio corcel [Slim Fox]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

16 de agosto 2015.

¿A mi me van a decir lo que no puedo hacer? Nooo... – rebusco entre mis cosas hasta encontrar una horquilla, la observo con un ojo cerrado y asiento. – Servirá – la introduzco en la cerradura de la puerta y muevo la horquilla en varias direcciones tratando de abrir la puerta. – Esto es una mierda, en las películas lo ponen muy fácil... – tiro la horquilla hacia atrás, vuelvo a dar un trago a la botella de vodka y rebusco en la mochila de nuevo, para ver si encuentro algo interesante con lo que abrir la dichosa puerta.

¡Oh, chanel! – saco el perfume de la mochila, lo mangué de un centro comercial huyendo de unos zombies, siempre había querido un botecito. Cuando lo huelo arrugo la nariz. – Agh... si esto huele a viejo rancio – tiro el bote hacia atrás también y vuelvo a dar un trago a la botella de alcohol.

Esos niños necesitan mi ayuda – tenía que abrir la puerta de aquel colegio para rescatarlos, y aprovechar que era de noche para que los zombies no me vieran. La parte trasera del colegio es la única despejada de zombies, pero está cerrada a cal y canto. Y esos niños deben ser rescatados, así que no pueden esperar mucho más.


WIND OF CHANGE

Volver arriba Ir abajo

había dejado al grupo atrás, aparcados en una vieja gasolinera en la ciudad, de la cual nos habíamos encargado de saquear con dudosos resultados, aunque la botella de whisky me la había guardado sin mostrársela a nadie para bebérmela solo .

Hacia una noche agradable y decidí dar un paseo ya que la ciudad parecía tranquila aunque si que eché mis dos katanas, mi tomahawk y mi viejo revolver, por si acaso.

Cuando me había alejado lo suficiente de los coches saqué mi botella de la mochila:-hola preciosa. dije antes de darle un beso.

Encendí mi puro y tras cada calada un traguito de whisky.

Tras un rato ensimismado vi a lo lejos lo que parecía un colegio y en su puerto una señorita intentando entrar. Me acerqué con sigilo, después de guardar mi preciado whisky obviamente, para ver la escena mas de cerca.

La muchacha actuaba raro y de vez en cuando bebía de lo que parecía ser vodka, digo parecía porque yo solo le miraba el culo moviéndose gracilmente mientras forcejeaba con la puerta.

Me decidí a presentarme viendo que no era peligrosa así que me puse tras ella y cuando carraspeé para llamar su atención, un boto de perfume impactó directo a mi cara.

-¡coño!. Exclame al recibir el impacto, y me tapaba el golpe en la cara. Miré el bote y era chanel:-ahora voy a apestar a esta basura toda la noche... si al menos fuese bleu que es de hombre. suspiré y volví a intentar tomar contacto:-disculpa monina, ¿puedo ayudarte?.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

¡Ay cállate Robert! – la voz del hombre me resulta tan familiar que ni hace falta que me gire para ver que se trata de Slim Fox. Estoy tan descolocada, o mejor dicho colocada, que ahora ni recuerdo de qué le conozco, o no me molesto en pensar en ello, solo sé que es buena gente, o creo recordar que es buena gente. ¡Ay mi madre, que mal estoy! El caso es que esos niños son lo primero, sin embargo... algo me huele muy mal. Frunzo la nariz. – Ugh... Más que señor zorro hueles a señor mapache – me giro hacia él, no me equivocaba.

¡Hola, te recordaba más barbudo y que olías mejor y no a viejo ricachón rancio! – saludo con mi mano, sonrío y vuelvo a la cerradura tratando de forzarla. – Te has quedado con mi colonia y no ha sido buena idea – me río. ¡Qué desastre! – No logro abrir esta dichosa puerta y hay niños ahí adentro que necesitan mi ayuda, ¿quieres echarme una mano? – pregunto. Estoy cansada de tratar de abrir la dichosa puerta, esa cerradura no hace nada y las horquillas menos. Estoy tan enfadada que lanzo las horquillas hacia atrás furiosa, me pongo en pie y salto sobre la puerta para empujarla. Las puertas se abren y caigo estrepitosamente en el interior del instituto, chocando contra el suelo y llevándome un golpe de narices.

¡Ay mamá!


WIND OF CHANGE

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.