• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Phoenix Hemmer

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsLacim TenebrisTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios

Los dos lados de la misma moneda.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

8 de Agosto del 2015

Una pequeña estación de policía se encuentra en un pequeño pueblo cual incluso tiene un establo por lo que hacia esa dirección la marcha entablo. No mucho puedo esperar, pero quizás alguna arma pueda encontrar. En todo caso vale la pena y el miedo no entra en mi vena aunque de muertos haya cerca una docena.

Lentamente uno a uno los muertos con ruidos fui atrayendo y uno a uno bajo mi machete su fin terminaron viendo, sus almas finalmente al otro mundo están viendo. Uno de estos muertos estaban en un lamentable estado que ni una mandíbula o brazos viene portando e incluso de una patada su espalda termine destrozando. Muchos son así, muchos por mucho tiempo fueron consumidos y algunos quizás hasta los agarraron dormidos a juzgar por las pijamas en las que vienen vestidos.

Una vez el camino logre abrir, tablas en la puerta de la estación de policía fui a descubrir, al parecer por un rato más del implacable sol voy a sufrir.  Lentamente las tablas con mi machete fui a destrozar, quizás un día alguna palanca pueda encontrar, pero por ahora con esto logro ingresar. Dentro 8 tristes muertos en jaulas estaban mientras mis ojos a un cuerpo en una silla encontraban pero era claro que en su cráneo sus sesos ya no se hallaban. Lamentablemente el revolver responsable esta en pésima condición, la sangre y el tiempo le causaron severa corrosión así que ya no verá más acción.

Ahora si bien pronto mi búsqueda de algo más comenzaría,  primer con los no-muertos acabaría así el peligro de que infecten a alguien en el futuro reduciría. Mi presencia a los zombis acabo alborotando, pero fácilmente una jaula terminé limpiando y sus almas al cielo fui enviando. Justo cuando a la segunda jaula me acerqué de su mal estado me percaté y tras un gran estruendo la puerta en el suelo encontré.

Los problemas de pronto llegaron cuando 4 zombis frente a mí se encontraron y al parecer cada uno mis sesos desearon.

-Oh. Así que finalmente se dignaron a salir, pues vale, aunque una placa nunca fui a blandir mi machetes mucha “justicia” pueden surtir. ¡Ahhh!-

El cuerpo del policía fui lanzando con lo que a dos zombis termino tirando y a otro lo fui pateando y mi machete el cráneo del último termine destrozando.  Los dos en el suelo pronto se levantarían pero por ahora con el tercer muerto me entretendría…


Vestimenta:


Mercenario:

Mercenario

¿Quién está dispuesto a pagar para las preocupaciones olvidar?
Tu problema sin aparente solución yo lo arreglo con sólo un poco de munición
Tú tranquilo y yo nervioso, siempre que con las monedas no seas envidioso
Aquel tesoro adorado en tu casa pronto será apreciado, pero, ojo, que quien no paga es llorado
Nunca nos vimos pero tu vida ahora es mejor y yo a un buen bistec le metí el tenedor
Brindo por la fortuna con una copa en alto y casquillos por lo bajo
Soy mercenario y esta vida no la cambio

Volver arriba Ir abajo

Re: Los dos lados de la misma moneda.

Mensaje por Thea Grayson el Mar 16 Oct 2018, 00:42

Un nuevo día, una nueva partida... había preparado esta salida como de costumbre: planos, rutas alternativas, supermercados, tiendas de suministros... todo cuanto necesitaba, como siempre había hecho cuando salía. En esta ocasión partía de Arcadia yo sola, sí, habíamos decidido llamar al bunker de esta forma. Resultaba una bonita forma, mucho mejor que el bunker a secas.

En esta ocasión había viajado al este, durante varios días incluso, largas horas al volante, kilómetro tras kilómetro para lograr encontrar un lugar lo menos saqueado y más seguro posible. Despejado de caminantes, BOW y cualquier otro peligro. Dudaba poder encontrar algo interesante, pero de ahí el viaje. Tras haber revisado muchos lugares, ahora me encontraba en Georgia, allí, según mis mapas, la próxima parada sería una comisaría de policía.

Comenzaba a pensar que era hora de seguir viajando y que lo mejor sería empezar a plantearme el volver, confiaba plenamente en Maze, pero siempre que estuviera inspirada, había comenzado a comprobar que cuando se aburría podía llegar a ser un torbellino, y además uno bastante inestable. Ya podía imaginarme la estancia de la entrada convertida en una discoteca con barra libre de alcohol incluida.

— Por fin... — logré localizar la comisaría que había decido que sería mi última parada. Apenas había encontrado armas de utilidad para el refugio y necesitábamos mucha más munición y armas de fuego. Si no éramos capaces de defendernos poco podríamos avanzar con nuestros objetivos. Detuve el coche, un viejo jeep negro, en unas calles más adelante de la comisaría, todo para evitar ser vista o atraer la atención de esas criaturas.

Avancé por las calles cabizbaja, fijándome en todos los callejones, esquinas... no se veían zombies desde mi posición, así que avancé veloz hasta la puerta principal. Habían puesto tablones, pero estos descansaban ahora semidestrozados en el suelo y a juzgar por el color de la madera y las astillas no llevaban mucho tiempo así. Al parecer a alguien más se le había ocurrido visitar aquel lugar. Desenfundé mi beretta de su funda, apunté al interior e iluminé con ayuda de una linterna.




:

Volver arriba Ir abajo

Ni veinte jardines de flores niegan los horrores que a mi nariz causan con sus olores. Mi machete hacia la cabeza de un no-muerto se agitaba, pero por su rapidez poco en ella se clavaba por lo que hacia mí aun caminaba, pero una patada le tuve que dar para mi arma sacar y del muerto separar mientras que sus amigos se empezaron a levantar. Me moví hacia el muerto en el suelo y una patada en su pecho le dí y enseguida con mi arma el cráneo le partí.

Pronto las fauses de otro muerto enfrente tenía por lo que con mi brazo en su cuello lo contenía aunque con su fuerza al muro me movía. El otro zombi hacia mí se acercó, seguro que el que una presa simple soy pensó así que mi mano lentamente bajó. Fue entonces cuando noté por un brillo que el zombi sobre mí tenia al lado un cuchillo que por ser militar no tenia nada de sencillo. Pronto esa arma cortante tomé y en su craneo se lo clavé así fácilmente esta bestia asquerosa aparté.  

Un zombi más faltaba y muy cerca estaba mientras yo apenas de este problema me liberaba por lo que mi vida aun peligraba.

-Bestia mal oliente que no siente temor ¿Crees que podrás averiguar mi sabor?-

Entonces una luz aun lado vislumbró y este muerto casi agarró, pero su cabeza pronto se separó. Mi machete  en mis manos portaba mientras el cuerpo giraba. A una mujer pronto me encontré mirando mientras, como podía, el aire iba recuperando. Sacar el arma ahora ninguna buena señal podría dar por lo que mis manos fui a alzar esperando que ella no me intenté disparar.

-Buenos días señorita. ¿Qué trae a una mujer tan bella a un pueblo tan...muerto como este? - Miro el muerto que me acababa de sacar de encima.


Vestimenta:


Mercenario:

Mercenario

¿Quién está dispuesto a pagar para las preocupaciones olvidar?
Tu problema sin aparente solución yo lo arreglo con sólo un poco de munición
Tú tranquilo y yo nervioso, siempre que con las monedas no seas envidioso
Aquel tesoro adorado en tu casa pronto será apreciado, pero, ojo, que quien no paga es llorado
Nunca nos vimos pero tu vida ahora es mejor y yo a un buen bistec le metí el tenedor
Brindo por la fortuna con una copa en alto y casquillos por lo bajo
Soy mercenario y esta vida no la cambio

Volver arriba Ir abajo

Re: Los dos lados de la misma moneda.

Mensaje por Thea Grayson el Jue 22 Nov 2018, 21:57

Esperaba más silencio, eso últimamente suponía seguridad, pero en vez de ello un buen alboroto parecía estar organizándose en la entrada del edificio. Eso me hizo ponerme alerta, apunté con el arma, con mi derecha y en la izquierda con el haz de luz de mi linterna. Tal vez me estuviera arriesgando más de la cuenta y debiera retroceder, pero no, avancé lentamente para observar la nueva escena:

Un muchacho pelirrojo acabando con algunos zombies, en el hall de la comisaría. Me resultaba bastante familiar aquel lugar, era como si todos los arquitectos de comisarías se hubieran puesto de acuerdo, eso o fueran el mismo que la de Nueva York.

Observé bien al muchacho. Alcé el arma en su dirección y apreté el gatillo.

Al segundo me arrepentí de ello.

Un zombie cayó al suelo tras el muchacho, había sido un disparo limpio, pero había causado ruido. Avancé rápidamente hacia ambos.

— ¿Estás bien? — pregunté mientras revisaba el lugar y al propio cadáver al que acababa de aniquilar. — No debí abrir fuego, pero me pareció que estaba muy cerca de tu espalda — me mordí el labio. — Deberemos irnos rápido... porque tú estás aquí por lo mismo, ¿no? — seguramente que no era la única a la que se le había ocurrido ir a saquear aquel lugar. Rápida fui hacia la puerta de madera, la cerré y coloqué una silla delante, para que costase abrirla desde fuera.

— No aguantará mucho, pero servirá de ayuda, ahora solo esperemos que el interior no esté plagado — observé las escaleras, hacia la planta superior, eso sería mucho más interesante. — Mi nombre es Thea, vengo a por provisiones, seguro que como tú, así que podemos colaborar y tú te llevarás tu parte, siempre y cuando no intentes nada raro conmigo, era policía, tengo buen puntería como has visto — advertí y seguidamente comencé a subir las escaleras lo más rápido posible. No había tiempo que perder.




:

Volver arriba Ir abajo

Re: Los dos lados de la misma moneda.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.