• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 9 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados

Christian Murdock, Dante De Witt

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsLacim TenebrisTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios

Life imitates art {Daniel}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Miér 25 Jul 2018, 05:29

Life imitates art

Indian Springs State Park, Georgia
Lunes 03 de agosto del 2015
25ºC, cielo despejado.
22:20 horas.


Hacía una poco tiempo su vida había tomado un giro inesperado. Obtuvo más de lo que pudo imaginar en un período más que breve. Inclusive su relación con desconocidos había mejorado tras las últimas eventualidades. No sólo ahora tenía una familia, sino que formaba parte de un grupo de personas de confianza, más un grupo de supervivencia, más algunos conocidos con quienes se pactó tener siempre intenciones de buena fe. También debió conseguir los medicamentos correspondientes para todos debido a los parásitos de Salem. Su nivel de obligaciones se acrecentó. Sus motivos para aferrarse a la vida también fueron más sólidos. Y eso, le generaba temor. Fue por eso que necesitó estar sólo veinticuatro horas sola, de las cuales ya había usado seis.

Con su bicicleta llegó al fin al parque que indicaba el mapa. No quería ir a un sitio desconocido. Había pasado por allí el día anterior. Había podido limpiar una gran zona junto con ayuda. Lo que antes fue por supervivencia, hoy era por ocio. Pretendía acampar en ese lugar, con Salem.

Salem se encontró muy dependiente de Phoenix los últimos días. Por el malestar de los parásitos se decidió por estar casi constantemente en brazos de su ama, mostrando total dependencia. No era diferente incluso cuando estaban viajando en bicicleta.

Bueno. Creo que llegamos al lugar. Igual, tenemos que tener ambos ojos bien abiertos porque de ayer a hoy todo puede cambiar. Mantente alerta, pequeño.

Acarició a su gato mientras lo dejaba en el suelo. Estacionó su bicicleta en un árbol y bajó las cosas que había traído consigo. Era su maleta de siempre. Comprobó a ambos lados antes de abrirla y sacar una manta roja brillante, la cual acomodó en el pasto. Luego sacó algunas de sus armas, una olla, y otros objetos metálicos que parecían simplemente pedazos de chapas, pero que Phoenix les había dado un uso diferente.

Lo que haremos aquí. Al menos por unas horas. Es pensar. ¿Estás de acuerdo?

Salem se acomodó en la manta, observando a su ama y haciendo un ligero maullido de asentimiento. Él también parecía estar estresado por estar en contacto con tantas personas. Ninguno estaba acostumbrado a eso.

Verás. En este momento estamos con la gente de la prisión. Que aquí entre nos, todavía no logro fiarme de ellos. No sé por que.

Observó con atención el lago. El gato también lo hizo. Algo se había movido pero ninguno de los dos logró descifrar qué había sido. Y tras un momento de silencio Phoenix continuó con su diálogo.

Luego, tenemos a... uff... — Suspiró. No quería decir nada positivo, pero no encontraba nada negativo qué decir. —  Ya veremos amigo. Ya veremos.

El sonido en el lago se hizo más profundo. Como si algo nadara en él. Salem se puso de pié y la mujer tomó su ballesta. Se aproximó lentamente al agua. Había ondulaciones. Podían verse con claridad gracias al luminoso cielo estrellado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Miér 25 Jul 2018, 08:27

Necesito buscar un lugar donde quedarme... Pensó mientras que caminaba a la orilla de lago, algunos recuerdos vinieron a su mente, habían pasado ya 3 años de que todo cambio, todo dio un giro de 360 grados, era incluso un poco surrealista, como si fuera una realidad abstracta a la que estuvo acostumbrado toda su vida, de igual manera, podría ser uno de los peores destinos que pudo suceder, sin embargo, apreciaba su vida, y las cosas pequeñas que podía disfrutar, por mas mínimas que fueran, en ese lago vivió muchas cosas antes de que todo sucediera, incluso podría decirse que lo miraba de manera frecuente cuando su trabajo se lo requería, y nunca se detuvo  a observarlo en la manera que lo observaba, aunque al final de cuentas eso no importaba mas, esa no iba a ser su realidad nunca mas, eso era solo un recuerdo en su mente, y solamente eso

Había encontrado un poco de ropa, se hacía cada vez mas difícil encontrar algo decente que vestir, aun así pudo hacerse con unas cuantas prendas, físicamente no era su mejor momento, días atrás apenas pudo salir con vida de un enfrentamiento, y cruzar casi todo el estado no había sido algo fácil, a pesar de ello en general se encontraba bien, quitando el hecho de estar sumamente hambriento, sin armas, y sus provisiones se habían acabado, por suerte conocía la zona, sabía como manejarse por el lugar, por el momento era importante encontrar un lugar donde quedarse,y si era posible encontrar algo de comer, le alegraba estar en zona verde, si bien no estaba del todo bien, Daniel estaba seguro que podrá valerse por el

Camino por la orilla del lago, dudaba mucho encontrar a alguien por ahí eso sumaba su comodidad en la zona, podía caminar tranquilo, era un poco sano para su psique incluso el no tener que estar alerta todo el tiempo,  claro, no iba a poder dormir de forma tranquila, eso era demasiado pedir para la situación pero si agradecía de manera interna el poder sentirse tranquilo por el lugar

Se despego un poco de la orilla para tener una mejor vista del terreno y saber cual iba a ser su siguiente dirección, ¡Mierda! exclamo mentalmente  mientras observaba a lo lejos a una persona, frunció el entrecejo  mientras se agachaba entre la maleza crecida por el paso del tiempo, observo una bicicleta, y algunos utensilios por el lugar, o al menos es lo que el creía la visibilidad no era de lo mejor en aquel momento, el cielo nocturno despejado ayudaba para poder ver, sin embargo no de una manera clara, se acerco un poco mas de manera sigilosa, vio que era una mujer mas no podía ver sus facciones detalladas, por alguna razón se le hacía familiar, volvió su mirada a si mismo, y se vio sin armas, no es como si pudiera hacer mucho, tenía que pasar si o si en el lugar donde estaba la chica, fue justo durante ese pensamiento que vio un par de rocas en el lugar, si bien no estaba cerca de la orilla tampoco estaba lejos, tomo un par de rocas lanzandolas buscando distraer a la chica para pasar desapercibido, viendo como la chica tomo lo que parecía ser un arma se acerco mas tratando de rodear el lugar, no obstante era necesario cruzar de manera directa.

Al acercarse noto algo extraño, algo que había visto antes, algo que en ese momento le trajo tantos recuerdos, ese algo que lo paralizo incluso unos instantes, ¿un gato? ¿negro? su mente no le traicionaba sabía lo que estaba viendo, se puso de pie dejando así de caminar agachado, de pronto se dio cuenta que ese instante basto para que se dieran cuenta de su presencia,volteo la mirada rápidamente, y logro ver la parte delantera de una ballesta apuntandole, mas Daniel no sabía que esa no era la única emoción fuerte que tendría al darse cuenta de quien era la dueña de esa ballesta que le apuntaba en ese momento.


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Miér 25 Jul 2018, 17:25

La mujer y su compañero peludo se acercaron sigilosamente al lago, dando pasos silenciosos y observando con atención. Como era lógico dadas las circunstancias, temía que una horda de caminantes saliera de entre las aguas. Tal vez de día se vería como un lago cristalino, pero en la noche no podía verse mucho más que el reflejo de las estrellas.

El felino movió su cola en señal de advertencia. Phoenix logró ver la reacción ya que se encontraba en su visión periférica. Atendió a su gato. Éste volvió su vista al lago y la mujer hizo lo mismo. La simbiosis de ambos era tan transparente que ninguno dudaba de las percepciones del otro.

Bajó la guardia, sin dejar de apuntar con la ballesta hacia el frente. No tenía ningún objetivo claro, pero quería estar preparada por si surgía alguna amenaza. Volteó. Una silueta masculina estaba frente a ella, mirándola. Lo reconoció al instante. Aún así sus brazos reaccionaron instintivamente, apuntándole al pecho con firmeza. Salem maulló repetidas veces, acercándose al hombre y frotándose haciendo ochos en sus piernas, con la cola bien erguida.

Pestañeó rápidamente mientras inhalaba despacio. Su nivel de adrenalina se había disparado tan rápido y en tal cantidad que parecía que todo daba vueltas a su alrededor. Abrió su boca para decir algo, pero su mente estaba en blanco. No sabía qué decir, qué hacer. Notó agua caer de sus ojos, bajar por sus mejillas hasta el mentón, pero no sentía estar llorando. Poco a poco comenzó a atender a su propio cuerpo. Creyó tener los brazos firmes, pero temblaba como si estuviese desnuda en la nieve. Quitó el virote por inercia y apartó la vista de Daniel.

¿Eres tú?

No se sintió a sí misma decir eso. Pero luego de escucharse logró volver en sí y salir un poco del estado de shock emocional en el que se encontraba. Dejó caer la ballesta descargada a su lado. Volvió la vista hacia su compañero perdido y se secó las lágrimas. Más notaba que sus manos temblaban como un paciente de parkinson.

Oh my God! ¡Eres tú!

Dio unos pasos hacia adelante, hacia Daniel. Caminó a un ritmo calmo. A él lo veía pero aún sentía que todo a su alrededor era inestable.

Ay...

Escuchó maullar aún alegremente a Salem. También el sonido de los grillos se hizo más intenso. El calor del verano la abrasó de adentro hacia afuera como si quisiera quemarla. La tez de la asiática se volvió rojiza y la hinchazón de sus párpados más notable. Respiró profundamente. Iba a tener un ataque de pánico o un desmayo, o su presión había subido. Pensó que lo más probable sería un desborde emocional.

Logró abrazar a Daniel. Era más bien aferrarse, como si temiera perderlo de nuevo. O como si temiera morir en ese instante. O algo más leve y realista, como si fuese a perder el conocimiento.

—  ¿Qué pasó?

No sabía ni ella misma a qué hacía referencia con esa pregunta. Podía ser sobre su propio cuerpo, sobre el desencuentro de hacía unos meses, sobre las vivencias de Harris, o simplemente sobre todo eso junto.

Ay no me siento bien...

El pecho de la asiática latía más fuerte de lo que podía considerarse saludable en estado de reposo, al menos esa era su percepción. Aún así se mantuvo aferrada a él, como si eso la ayudara de algún modo.

¿Tú estás bien?

Se apartó un momento, para poder verle el rostro. Parpadeó. La imagen frente a sus ojos se alejó. El calor interno desapareció. La tensión parecía desvanecerse al igual que la conciencia de la asiática. Al instante la mujer quedó inerte a la espera de recobrar el conocimiento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Jue 26 Jul 2018, 03:34

Parecía todo algo irreal, como si lo imposible se hubiera hecho realidad, cuantas eran las posibilidades de encontrarla a ella, cuantas eran posibilidades de que ambos siguieran con vida después de lo sucedido, su mente se había hecho de las ideas mas crudas para poder afrontarlo, pero sabía que muy en sus adentros esa esperanza se mantenía, aquella asiática que le hizo recordar que no todo en un mundo post apocalíptico era una desgracia,que aun existían las cosas por las que pelear, que habían personas aun a las que apreciar y por eso es que valía la pena seguir luchando fueran cual fueran las situaciones por las que se tuvieran que pasar.

Observo a Salem y la alegría del pequeño gato al verlo, estaba incrédulo ante lo que presenciaba, no sabía exactamente como reaccionar, o mas bien simplemente no podía reaccionar en aquel momento preciso

P-Pho...? Estaba sumamente confundido con la situación, mas bien habían un cumulo de emociones las cuales no podía describir,  observó el rostro de Phoenix iluminado por la luna, reconoció sus facciones, ese lunar que nunca olvido, esos ojos rasgados, esa piel suave y cuidada,  todo ese conjunto de ideas venían unas tras otras, desde que vio sus ropajes perdidos hacía meses la dio por perdida, sufrió su perdida de manera interna, se mantuvo solo, como lo había hecho antes de conocerla a ella.

¡Phoenix! Dijo con emoción al momento que sintió como ella le abrazaba y firmemente  correspondió su abrazo, como si nunca quisiera soltarla nuevamente, su respiración se agito en aquel momento, por unos segundos pensó que tendría un ataque de asma pero su pecho respondía bien por suerte, escucho su pregunta, algo tan difícil de contestar, puesto que no solo era un acontecimiento fueron demasiados desde que se separo de ella

De momento ella se separo levemente de el, Harris observo una vez mas el rostro de la asiática, quedaban algunas lagrimas en sus mejillas, una sonrisa se dibujo en el rostro de Harris al verla una vez mas, no sabía que decir o hacer en aquel momento solo sabía que era de las mejores cosas que le habían sucedido el encontrarse con Phoenix una vez mas.

De pronto sintió como las fuerzas de la asiática se  desvanecían poco a poco ¡Wow Phoenix! Suavemente le recostó en el suelo a medida que por obra de la gravedad ella iba desmoronándose hacia el mismo Se ha desmayado... dijo en voz suave mientras el pequeño Salem maullaba en aflicción por su dueña Ella estará bien, tranquilo se dirigió hacia Salem, suavemente le acomodo el cabello a Phoenix descubriendo su rostro, doblo las rodillas de la misma para que el flujo sanguíneo fluyera correctamente.

Phoenix... Phoenix... le hablaba y movía levemente esperando que volviera en si, tratando de controlar las emociones que sentía en aquel momento, buscando que su respiración se calmara un poco así como los latidos de su corazón, lo menos que quería en aquel momento era un ataque de asma, agregado a eso que era un hombre quien reprimía la mayoría de cosas que sentía, sin embargo en aquel momento era imposible para el.


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Jue 26 Jul 2018, 05:53

Frunció el ceño y abrió lentamente los ojos. Estaba confundida. Lamió sus labios, estaban secos. Observó algo confusa, intentando dar forma a lo que veía. El cielo era amplio, color azul oscuro. Las estrellas eran hermosas y brillantes. La luna se veía especialmente enorme esa noche. Y el clima era agradable. Escuchaba su nombre repetidas veces y volteó a ver quién era. En un instante recordó lo que había sucedido momentos antes. Salem saltó para frotar su mejilla con el rostro de su ama, para reconfortarla. También le mordió ligeramente el mentón como si eso fuera a ayudara de algún modo a recobrar la consciencia. No era la primera vez que su gato recurría a pequeñas mordidas o rasguños para llamar su atención. Era lo que la situación le obligaba a hacer. O tal vez así sería también en una realidad más prometedora.

Con delicadeza apartó a su gato para poder contemplar a Daniel. Por fin pudo reaccionar, más tranquila. Sonrió, dejando escapar una leve risa tocando su rostro, parecía no dar crédito a lo que veía. Se incorporó y tomó el brazo del hombre. Lo hizo para comprobar que era real. Acto seguido volvió a abrazarlo con fuerza. Estaba al fin expresando la inmensa alegría de que estuviera vivo y de que estuviera con ella. Aunque lo último fuera egoísta, si él vivía quería tenerlo cerca.

¡Daniel! — Gritó. Su tono fue un poco más fuerte del que había esperado, también más agudo del habitual. — ¡Oh! ¿Estás bien? — Preguntó sincera y atentamente, al tiempo que lo observaba por todos lados, como si temiera encontrar una mordida en algún sitio, o alguna herida grande. Era evidente que esdifíciltaba sano. O al menos no estaba mordido, de lo contrario, habría muerto. — No tienes idea de lo que fue... Llegó un momento en que ya no sabía ni dónde estaba. — Intentó recordar dónde se encontraba en ese preciso instante ya que tras el desmayo se sentía ligeramente perdida. Luego recordó el refugio y su grupo personal de supervivencia. — ¡No tienes idea de lo que he pasado! — Lo dijo con cierto entusiasmo, como si quisiera comenzar a relatar todas sus vivencias desde el desencuentro. Pero se contuvo.

Phoenix nunca fue una mujer sentimental, pero con Daniel podía expresarse sin sentir vergüenza. Había compartido más con él que con cualquier persona en su vida anterior al apocalipsis.

Besó a Daniel. No creyó que iba a poder hacerlo de nuevo. Nunca se había detenido a pensar por miedo a que le duela demasiado. Pero allí estaba y no tenía de qué preocuparse. Por lo que dio rienda suelta a su loca alegría y comenzó a besarle el rostro, a abrazarlo nuevamente y a tirarse encima como si de un juego se tratara. Salem se unió a sus amos, ronroneando fuerte y frotándose entre ambos, llamando la atención para que también lo unan a la demostración de afecto.

Salem está muy contento de verte.

Acarició un momento a su gato. No lo había visto nunca tan exaltado.

¿Cómo es que me encontraste?

En la mente de Phoenix no cabían casualidades. Daba por hecho que, de algún modo, Daniel dio con su paradero siguiendo maravillosas pistas, cosas que sólo alguien con sus conocimientos sabría interpretar. Se lamentaba entonces no haber confiado en que se volverían a juntar. Se lamentaba no haberse quedado en un mismo sitio, aguardando, y retrasar entonces el tan inesperado pero muy bien recibido encuentro.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Jue 26 Jul 2018, 08:20

Daniel correspondió el beso con intensidad, estaba muy feliz de encontrarla una vez mas, sintió el afecto de Phoenix y correspondió totalmente, olvido  por un momento todo lo que estaba sucediendo, y todo lo que había explicar o entender a futuro,simplemente se dejo llevar, miro a Phoenix a los ojos mientras sonreía, muchos recuerdos se venían a su mente mientras tenía contacto físico con Phoenix,  era algo normal considerando que desde que todo empezó fue con la única persona con la que mas llego a conectar, mas allá de todo eso, fue a quien le dejo conocerle, siempre tenía miedo de encariñarse y perder, incluso antes de todo esto, relacionaba el hecho de sentir a poder morir, a ser mas débil, pero al final termino dándose cuenta que no se puede ser tal cosa, cuando se es un ser humano.

Escucho a la asiática, y acto seguido volteo a ver a Salem, el felino se notaba entusiasta con el reencuentro, Daniel sonrío de medio lado mientras observaba a Salem, el felino se miraba bien cuidado, aunque un tanto mas delgado, aunque esa era la perspectiva que tenía Harris a comparativa de la ultima vez que lo había visto, el gato se froto en Harris, y este le acarició, reacciono ronroneando y frotándose contra la mano de Harris Hey pequeño, me alegro de verte acariciaba con suavidad a la pequeña mascota.


Escucho a Phoenix y volteo a verla, le ayudo a ponerse de pie, acomodo su cabello, mientras se sentía una brisa, las ramas de algunos arboles cercanos se escuchaban ladearse, el agua del lago se escuchaba moverse, Harris se quito la mochila que cargaba y saco una bolsa, era de las pocas cosas que cargaba en ese momento Encontré esto tiempo después de que nos separamos dijo mientras le mostraba unas prendas de vestir típicas que usaba Phoenix, era un conjunto que recordaba bien por que lo encontró en una de las tiendas que visitaron meses atrás.

Trate de seguirte el rastro, y así lo hice pero llego el momento en que no encontré mas, pasaron muchas cosas, incluso los últimos días llegue a quedarme sin armas, sin comida...
Suspiro  asintiendo mientras recordaba ciertas situaciones, acomodo una de las mangas de su camisa mientras hizo una pequeña pausa Estuve viajando los últimos meses, tratando de sobrevivir, y tratando de seguirte el rastro... Llegue a pensar lo peor...  dijo mientras le miraba a los ojos, se acerco nuevamente a Phoenix y le abrazo una vez mas, como si quisiera estar seguro, como si tuviera que comprobar que todo estaba pasando realmente

Le besó nuevamente mientras acarició suavemente su mejilla Pensé que no te iba a volver a ver... continuó el beso por unos instantes, de pronto se detuvo separándose un poco de ella ¿Dejaste esa ropa intencionalmente? Fue lo que pensé, aunque también pensé que algo de lo peor pudo haberte sucedido. le menciono mientras ponía su mochila con algunas cosas en el suelo, estaba algo cansado de tanto caminar, su energía no estaba del todo bien, aunque aun podría seguir


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Vie 27 Jul 2018, 02:25

Tomó la mochila de Harris de un extremo, como si fuera necesario que lo ayudara a hacelo. Para su sorpresa, sus pertenecías no pesaban mucho. Sintió cierta confusión. Sabía que tal vez ella llevaba más de lo que debía y que había personas que podrían administrarse con pocos elementos, pero la escasez de cosas le dio una mala sensación.

Definitivamente eso es mío.

Sonrió ampliamente ya que su plan había funcionado pese a horribles fallos que tuvo. Había dejado casi todo su guardarropas en el camino. Había dejado notas talladas en árboles, en paredes, flechas, utensilios de cocina, hasta su propio cabello y suciedad de Salem a modo de rastro. Luego dejó de hacerlo por el peligro que significaba.

Yo no tenía idea qué pensar. — Dijo correspondiendo al abrazo. — Jamás dudé de tu capacidad de superar los problemas pero a su vez todo es tan arbitrario.

Alegre, besó a Daniel intensamente. No había olvidado cómo era. Y se sorprendió de sí misma el haberlo extrañado a él como persona más que el contacto físico que compartían. No le había sucedido con nadie que se pudiera llamar pareja. Claro que sí extrañaba a su familia de la forma más pura, pero prefería no pensar en ello para no entristecerse.

No sólo te dejé mi ropa. Hubo muchas señales. Sucede que tras la horda, huí. Y cuando me encontré a salvo intenté quedarme en un solo lugar, pero ya sabes que es muy difícil instalarse. Tuve malos entendidos con algunas personas en el camino. Y luego alguien me siguió el rastro, unos sujetos que parece que antes fueron narcotraficantes. Me secuestraron, me drogaron, pero un hombre de lo más extraño me rescató. Por suerte. Y él tiene un refugio, yo fui porque quería corresponder el favor.

Vio de reojo las pertenencias de Daniel nuevamente. Luego comenzó a rebuscar en su maleta, donde guardaba todas sus cosas. Sacó su revolver y las balas, luego de las entregó a Daniel. Estaba segura que él podría darle mejor uso que ella, dados los altercados que había tenido.

Nicholas me trajo al refugio. — Comentó como si fuese común conocerlo. Era natural para Phoenix ya que lo había visto en muchas ocasiones y en distintos lugares. — Es en una prisión. Socializar no se me dio bien. Así que me fui por recursos como una excusa para estar un tiempo sola.

Hizo una pausa y observó a Harris a los ojos con una expresión difícil de descifrar. En parte, aún mantenía la alegría de tenerlo frente a ella. Luego, sentía pesar porque no sabía cómo iba a interpretar él la noticia. En el mundo común hubiera sido un problema o un escándalo, algo que Phoenix no comprendía mucho tampoco. Pero siendo la realidad actual, todo era más abstracto. Por eso continuó hablándole con más detenimiento y más de frente.

Caminando por el bosque, encontré un familiar mío. — Los ojos de Phoenix brillaron un instante, porque había una persona que la conocía no sólo en los malos momentos, sino en los buenos. Pero eran emociones diferentes a los que sentía por Daniel. — Se llama Joseph. Lo conozco desde mi infancia, me casé con él por una cuestión... — Hizo un gesto con las manos, como si los motivos fuesen complejos, dudosos y poco importantes. — Cosas que suceden cuando tienes que mantener una reputación y cuando la familia presiona.

Se sintió incómoda con su último comentario. Para Phoenix eran usuales las presiones sociales, por el perfil socioeconómico de su famila. Pero deducía que Harris no pertenecía al mismo círculo y desconocía su reacción al saber que era casada. Lo que para ella era una buena jugada con los negocios, para su pareja actual podía ser muy diferente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Sáb 28 Jul 2018, 04:11

Daniel escuchaba atentamente a Phoenix, estaba cansado físicamente, pero escuchaba la reconfortaba, había valido la pena seguir el rastro, habían cosas que no se dio cuenta pero al final de cuentas pudo encontrarla y eso era lo mas importante, su entrenamiento le ayudaba en diversas situaciones diariamente, y aunque no fue de lo mejor en está tarea, el final fue satisfactorio, acomodo su cabellera mientras escuchaba a Phoenix, comenzaba a estorbarle sabía que era hora de quitarla en los proximos días

Tomo el revolver que le ofreció Phoenix, no había sentido un arma entre sus manos hacía ya tiempo, observo detenidamente el arma, se miraba bastante cuidado, con un tambor limpio, sin duda alguna se sentía un poco mas seguro con un arma de fuego, y claro con Phoenix ahí también, sabía que ella podía cuidar su espalda, le confiaba totalmente.

Daniel notaba como a medida que hablaba la asiática cambiaba levemente a medida hablaba, esto no le dio una buena espina sin embargo no le interrrumpio mientras estaba hablando, de manera sutil observaba a su alrededor por si había algún peligro parecía algo ya automático, a veces lo hacía incluso en espacios o habitaciones cerradas, o en zonas que ya había revisado mas de una vez, si pudiera dormir con un ojo abierto muy probablemente Daniel lo haría. Algo no estaba bien Daniel se podía dar cuenta que Phoenix no quería decir, o mas bien era un poco incomodo para ella la situación en aquel momento "Familiar" ¿Por qué eso debía ser algo un poco difícil de explicar? Daniel arqueo y alzo una ceja mientras escuchaba lo que parecía ser una explicación de algo que quizá el no entendía pero era consciente de que era algo que sucedía constantemente en la antigua sociedad

Espera... ¿Qué? Fue lo primero que salio de la boca de Harris, no sabía exactamente como reaccionar, estaba seguro que ella le había comentado sobre esto alguna vez en el pasado aun así esto era tan sorpresivo que no sabía como reaccionar ¿Tu esposo? Pregunto confundido por la situación, sorpresas, sorpresas, posibilidades sumamente bajas se daban, y está era una de ellas,  la expresión de Harris era sumamente descifrable, frunció el ceño y nego levemente con la cabeza ¡Sorpresas, sorpresas ¿verdad?! Dijo en un tono un poco irónico y con notable molestia por la noticia, quiza no estaba pensando las cosas con claridad, su mundo en ese momento era una montaña rusa de emociones, estaba feliz de haberse reencontrado con Phoenix, pero ciertamente está noticia no le había sentado bien, e incluso trataba de verlo de manera razonable, pero no dejaba de sentir aquella molestia

Negó con la cabeza, está vez de manera muy notable ¿Y ahora qué Phoenix? dijo como si esperara algo mas, tomando su mochila, realmente no le sentó bien la noticia, y es que eran de diferentes clases, habían cosas que Daniel no entendía a la perfección, o mas bien, las entendía pero no las aceptaba.

¿Alguna otra noticia que deba saber? Dijo mientras observaba a la asiática, sabía cuando una situación no le agradaba y está era uno de esos momentos, Harris lo sabía, sin embargo estaba molesto y no lo pensaba de manera razonal.


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Sáb 28 Jul 2018, 05:21

Exhaló pesadamente al observar el gesto de Harris. No hacía falta que hablara para poder percibir lo que pensaba. Recordó fugazmente una situación similar que vivió hacía muchos años, cuando se atrevió a una indiscreción, sólo que en aquel entonces todo se había resuelto con un contrato de confidencialidad. Algo que inclusive había resuelto su esposo sin inconvenientes y mínimos reproches por la reputación.

Ey, ey, ey.

Intentó calmarlo haciendo un gesto con las manos, como si le pidiera que bajara su actitud. Pero a su vez notó que su voz también denotaba cierto fastidio. Esperaba cualquier tipo de reacción, pero deseaba la más comprensiva posible. No fue el caso. Y en su cabeza no sabía qué iba a ser lo más probable que sucediera.

¡Vamos! Sí, es mi familia.

Por in instante sintió que hablaban en idiomas diferentes. Sabía que tenían diferentes conceptos de la vida, familia, amigos, relaciones en general, pero había algo que no estaba comprendiendo del todo. Phoenix conocía los celos, y no los veía en Daniel en ese momento. Era otra cosa. Era sólo enfado según su punto de vista.

El rostro de la asiática mostraba confusión y mucho análisis de la situación. Y era evidente que había cosas que no le cuadraban del todo. Interpretaba que estaba rechazando a aquel que prácticamente la vio nacer. Aquello la hizo sentirse miserable.

¡Daniel! Tú vas a cuidar el tono en el que me hablas. Porque estoy siendo sincera contigo. Y no te dije nada fuera de lugar.

Si bien había medido sus palabras, los ojos de Phoenix echaban fuego, al igual que sus mejillas. También sobresaltaba una vena en su sien derecha que en raras ocasiones se le notaba, usualmente era por hacer excesiva fuerza, era extraño en esa situación.

Para empezar. ¡Di por hecho que había muerto! ¿Qué otra cosa iba a pensar? — Pese a que sus palabras no eran groseras, iba aumentando el tono en el que hablaba a cada palabra, por si él quería hablar encima de ella. No lo permitiría. — Digamos que las últimas semanas conviví con él y una niña que ya luego te contaré su historia. — Nuevamente hizo ese gesto característico, desacreditando temas de conversación para no irse por las ramas. — ¡Maldición! Nunca fuimos pareja. Fue un convenio. Nos llevamos bien, somos buenos amigos. Somos familia. Salem es mi familia. ¡Tú eres mi familia!

Se oyó a sí misma un instante y por un breve momento se sintió como Vito Corleone, porque los lazos poco importaban, sólo existía la pertenencia.

Tomó sus cosas y comenzó a guardarlas con cierta torpeza en la maleta. Se veía enervada y dispuesta a irse del lugar. Pero cuanto más intentaba guardar las cosas, menos lograba que queden dentro de un modo en el que la maleta cerrara.

Y ahora vamos a ir allá. — No fue específica, porque ni ella tenía en claro qué quería decir.

Enojada, con la olla en mano, miró a Harris. Se veía dispuesta a lanzárselo a la cara. En vez de eso lo aventó con energía al lago. Se oyó un extraño sonido, como si al estarse sumergiendo fuera largando burbujas de aire. Aún con expresión temeraria, observó a ver qué había sido eso. Tras unos segundos de silencio, nada pasó.

Cuando volvió la vista a Harris, sucedió lo que temía. El lago comenzó a hacer olas. Algo comenzaba a salir, como si despertara. Los vio como caminantes comunes por un momento, pero estos eran rojos. Podía notarlo pese a la oscuridad de la noche. Los sonidos que hacían no se parecían a nada que había oído antes. Parecía el mismo demonio saliendo del infierno. Y por su crianza religiosa, es algo que no pudo descartar. El miedo profundo desplazó el enojo. Tomó su ballesta. Las bestias corrieron hacia la orilla muy rápido.

¡Vámonos! ¡Vámonos!

Tomó el brazo del hombre, jalándolo con fuerza. Eran tres criaturas musculosas, con enormes bocas llenas de colmillos. No pudo ver si tenían ojos. No eran caminantes comunes. Phoenix en ese instante juraba que Satanás iba a llevársela averno. Tenía un miedo que jamás en su vida había sentido. Tanto que se sentía capaz de llorar como niña.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Sáb 28 Jul 2018, 06:42

Daniel le conocía, sabía que Phoenix solía controlar lo que pensaba, pero su lenguaje corporal por lo general la delataba, estaba molesta, y era bastante notable, esperaba que esa olla saliera volando hacia el como algún tipo de indirecta, de igual forma Daniel le miraba con el mismo enojo, ambos tenían cierto orgullo en ese aspecto pero a su estilo se entendían, Daniel no sabía con exactitud que le molestaba quizá la noticia fue demasiado repentina, fue un sube y baja de sensaciones en tan poco tiempo, e incluso algo así para Daniel ya era bastante, aun así se notaba la tensión entre ambos, Daniel era un hombre callado, se guardaba la mayoría de cosas para el mismo, pero con Phoenix siempre sacaba todo lo que pensaba, aun así no podía negar que verla molesta era algo intimidante.

No le gustaba el tono autoritario de Phoenix, siempre tuvo ese problema cuando le ordenaban que hacer, estaba a punto de decirle algo, pero de pronto todo ese hervor se fue, sabía que estaban en peligro en aquel momento, esa olla fue el inicio de algo que pondría en riesgo la vida de ambos, observo a los seres surgir del lago, pero no eral walkers comunes, eran algo mas, trataba de recordar si tenía alguna experiencia previa con esto, pero la verdad es que no, su mano rápidamente se poso en el revolver a su vez que su mirada reflejada preocupación, no le dio tiempo de pensar cuando sintió como Phoenix le jalaba el brazo ¡Vamos rapido! ambos corrieron, se podía escuchar las pisadas de las bestias rápidamente acercarse,  dentro de tanta euforia ni si quiera pudo ver cuantos eran.

¡Son demasiado rápidos! exclamo mientras corrían, después de un instante Harris se percato de unas cabañas a unos cuantos metros, habían trozos de lo que alguna vez fueron coches, camionetas quizá de alguna familia, había una casa realmente grande en el lugar, no sabía exactamente si era para vacaciones  o que, pero eso no importaba debían escapar ¡POR ALLA! exclamo señalando el lugar, se giro y disparo con el revolver 3 tiros contra las bestias, uno acertando en la cabeza de uno de ellos, otro en el cuello, y en un tercero el tiro dio en el pecho, mas eso no los detenía fue solo al primero que quedo tendido en el suelo Mierda, estás cosas son fuertes con cada paso que corrían sentía que aquellas cosas estaban mas cerca, se miraban bastante grandes, sin duda no eran normales, si es que los walkers podían considerarse normales obviamente, salían del estándar común

Harris estaba mal físicamente sin duda, pero la adrenalina que en ese momento recorrió su cuerpo le hacía seguir, llegaron a la casa mas grande, no se podía arriesgar a ir por la puerta, vio como Salem entro a toda marcha por una de las ventanas era un gato listo, sorprendentemente estaba abierta ¡Phoenix por ahí! cubrió a Phoenix deteniéndose a un lado de la ventana, apunto con el revolver y disparo, acertó en la cabeza de uno de ellos, el rebote del revolver era fuerte, pero sabía manejarse con ese tipo de armas, disparo nuevamente y acertó, sabía que solo tenía un tiro mas en el tambor, por lo cual rápidamente procedió a entrar por la ventana

Fue justo en ese momento que uno de los seres brinco sobre Daniel justo cuando entraba al lugar, Daniel estaba ya mitad dentro del lugar mitad fuera, pero no podía entrar por esa bestia, quien trataba de morder a Daniel, quien forcejeaba, trataba de dejarlo fuera, lo que menos quería es dejar entrar a alguna de esas cosas, tarde o temprano debían enfrentarlos, pero podía ganar un poco de tiempo ¡CARAJO! exclamo tratando de zafarse de la criatura y a su vez evitar ser mordido.


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Sáb 28 Jul 2018, 07:52

Había visto muchas bestias escalofriantes hasta la fecha, pero nada había asustado tanto a Phoenix como esas criaturas. Corrió muy cerca de Daniel, sin poder creer que sus piernas se estuvieran moviendo y que aún mantenía la ballesta y sus virotes consigo. Incluso no pudo evitar gritar a todo pulmón al sentir que los mutantes se acercaban. Cambió el rumbo en cuanto se le indicó hacia dónde correr. Y cuando tuvo oportunidad volteó para dispararles. No se sentía capaz de atinar a la cabeza, por lo que optó por apuntar al tórax. Podía ver toda la anatomía de esas bestias. Los músculos eran humanos, estaban superdesarrollados, pero no como los fisicoculturistas. Eran seres monstruosos. Al disparar a las costillas pudo ver cómo, con una inhalación fuerte, los virotes se salían y emanaba un chorro de abundante sangre por la herida. Emitían ese sonido de ultratumba cada vez más fuerte, como criaturas malditas. Vio que uno cayó. No fue mucho tiempo el que se detuvieron a disparar, pero Phoenix plasmó ese recuerdo a fuego por horrible miedo que estaba sintiendo.

Corrió más hasta llegar al la ventana. No había podido ver si se trataba de una casa o un edificio público. Entró de cabeza, golpeándose al caer en el interior. No le importaba con tal de que las criaturas queden fuera. Tomó rápidamente su arma y sus virotes. Tocó a Salem, comprobando que el felino estaba bien. Lo estaba, sólo que parecía mucho más grande al erizarse.

Volteó con el ruido. Sintió por primera vez el hedor pútrido de esas bestias. La invadieron ganas de vomitar y de huir. Pero Daniel estaba en peligro.

Phoenix gritó con todas sus fuerzas, era un estruendo agudo que retumbó en la habitación y vibró en su pecho. Jamás se había oído tan fuerte. Incluso la bestia propinó un rugido como respuesta. Temía que se lleve a Harris.

Disparó un virote. El arma tardaría mucho en cargarse. Con la pequeña flecha en su diestra se alzó sobre la bestia.

Los músculos del monstruo eran pegajosos. Estaba bañado en algo resbaladizo, por lo que se vio obligada a clavar sus uñas. Introdujo el virote en la boca del demonio hacia el cerebro y lo movió intentando dañarlo. La criatura se intentó apartar y comenzó a reptar de sufrimiento en el suelo. Phoenix salió disparada hacía un costado con el movimiento de la bestia, que ahora parecía estar muriendo lentamente.

Funcionó. Si bien había mucho ruido, Phoenix sintió paz. Tal vez por haber enfrentado un temor, o porque no se había llevado a Daniel al infierno.

De pronto estaba fuera de la habitación. Había salido para poder atacar, aunque no se acordaba haberlo hecho. También supo que se cayó, pero ya estaba de pié. La garganta le dolía un poco, igual que las costillas y las manos.

Se observó un momento. Tenía sangre por todos lados. Apestaba. Se apartó de la bestia y caminó, callada e inexpresiva, hacía la ventana. Entró con cuidado y volteó al oír el último bramido del mutante.

Observó su diestra. Había mucha sangre. Sintió un frío extraño. Con la remera se limpió un poco. Tenía incrustado algo duro en el antebrazo, cerca de la muñeca. Le dolió quitárselo. Era un colmillo. Y no fue el único. Sucedió lo que tenía que pasar al meter la mano en la boca de una bestia. Fue mordida. Comprobó que podía mover bien su mano, como si sus tendones fuesen la preocupación principal.

No dijo nada. No sentía el dolor de la herida. Buscó que Daniel le diera la mano por inercia. Pero su mente volvía a estar en blanco por encima vez en poco tiempo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Dom 29 Jul 2018, 02:11

Estaba aturdido, al caer de la ventana se golpeo la cabeza,realmente no era una altura considerable, pero tomando en cuenta que no estaba bien comido, dormido, y tampoco fresco, hizo un poco mas de estragos en el, considerando también la posición en que cayo estaba algo aturdido, por instinto se hizo a un lado, sacudió la cabeza tratando de volver en si, aunque la tarea no le resultaba facil en aquel momento, tosió un par de veces buscando apoyarse con un mueble que estaba a un lado, escuchaba como Phoenix salio un momento, en realidad no sabía si había mas de esas cosas lo mas posible era que si

Cuando logro reaccionar se paro rápidamente, observo a Phoenix en un costado, no estaba en su mejor momento, parecía estar en estado de shock, era normal después de lo que paso, pero le estaba agradecido, le había salvado la vida, si no hubiera sido por su intervención esa cosa lo habría hecho pedazos.

Con fuerza movió el mueble bloqueando la ventana, mas fue poco lo que duro, porque pronto sintió como una fuerza dominante empujaba a un lado el mueble cuando aun no había tapado por completo la ventana, estaba a punto de perder el control cuando sintió como Phoenix le ayudaba, había recobrado el sentido en aquel momento, quizá al ver la situación, Harris se alarmo mucho al ver sangre en Phoenix, sintió un fuerte latido de corazón, pero en aquel momento lo importante era bloquear la ventana al menos de forma momentánea ¡Sostenlo solo un segundo! saco gentilmente el revolver de su cintura, y con la ultima bala en el tambor, disparo a la cabeza de la bestia, los sesos, viseras y masa sanguinolenta pintaron la pared del lugar

Un fuerte pitido retumbo con los tímpanos de Daniel,y muy probablemente en los de Phoenix también por el espacio cerrado, dando un jalón obstaculizo la ventana, casi que de solo 2 pasos en salto,llego a un escritorio del lugar y lo movió no era demasiado pesado, pero podía ayudar, se escucharon golpes fuertes del otro y por una pequeña abertura que quedaba hasta la parte superior de la ventana salían un par de brazos con notable musculatura, era obvio que aun quedaban mas de esas cosas ¡Corre! volteo a ver a Phoenix, esas cosas eran realmente rápidas, y no sabía cuantas mas quedaban, ambos junto a Salem salieron de la habitación, Harris cerro la puerta, parecía una especie de salón enorme en el que se encontraban, y a los extremos habían unos corredores con mas habitaciones era en realidad algo grande

¡¿Estás bien?! ¡Dejame ver eso! dijo refiriendose a la herida, y revisando a Phoenix, se podía notar preocupación en el rostro de Daniel, y incredulidad al ver lo que parecía ser marcas de colmillos, realmente no podía asegurarlo, estaba aturdido, y todo fue muy rápido, pero podía reconocer ese tipo de cosas hasta cierto punto ¡No, no, NO! ¡Dime que no! exclamo limpiando un poco la herida, como si ese acto pudiera resolver algo,volteando a ver el rostro de Phoenix, en la cara de Daniel estaba reflejado el miedo, no por las bestias, sino por que la herida de Phoenix fuera lo que pensaba

Esto e... No pudo terminar la frase pues un fuerte estruendo de la habitacion de la que habían salido se escucho, esas cosas habían entrado.


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Lun 30 Jul 2018, 04:53

Escuchó a la bestia queriendo entrar nuevamente. No supo si era el mismo o si otro, pero todos eran igual de repugnantes y no deseaba que ninguno entrara a asesinarlos. Ayudó a Daniel a bloquear la ventana con el mueble. O al menos es lo que intentó ya que la fuerza que hacía esa horrible criatura era impresionante.

Estoy en eso.

Sacó fuerza de todo su cuerpo para poder sostener el mueble en la ventana. Sentía que hasta los dedos de sus pies jugaban un rol clave para mantener bloqueado el paso del monstruo. De pronto, sintió el sonido de un disparo retumbando en su cerebro. A los pocos segundos se transformó en un pitido agudo y fuerte que parecía no cesar nunca. Observó a la bestia, estaba muerta. Parpadeó fuerte, estaba aturdida. Aún así no dejó de bloquear el paso por la ventana.

Corrió en cuanto Daniel lo indicó, tomando su ballesta y los virotes antes. Salem, nuevamente, fue el primero en salir de la habitación. Estaba tan erizado que parecía ser del doble de su tamaño real. Se veía como un gato completamente diferente.

Contempló el nuevo lugar frente a ella. Algo en su interior le dijo que las cosas irían bien, pese a que había demonios persiguiéndola y que había sido mordida por uno de ellos. No podía evitar sentir optimismo a veces. Pensó que podía llegar a ser un acto de autodefenza.

Se sobresaltó al oír a su compañero. Dejó su arma a un costado y expuso su herida para verla mejor. Dejó que Daniel la examinara también. Aún no sentía dolor en la herida, aunque sentía un calor molesto y a su vez, por más extraño que suene, sentía frío.

Espera, espera...

Intentó calmarlo. No sabía bien qué decir o cómo reaccionar. Lamentó que él la limpiara porque ahí sí comenzó el dolor. Tocó el rostro de Daniel con su mano izquierda, dejando en la barba la marca de sus dedos manchados de sangre.

Ya verem...

Oyó cómo una de las bestias había entrado en la habitación. Tomó sus cosas y observó a Harris con un gesto levemente severo. Como si le estuviera pidiendo mantener la compostura en aquella situación. Para su sorpresa, Salem había realizado la misma acción.

Corrió nuevamente, ésta vez se adentró en uno de los pasillos. Buscaba alguna alternativa que no fueran habitaciones. Llegó hasta un extremo y vio escaleras que iban hacia arriba. Se oía el destrozo que hacían las bestias tras ellos. No podía detenerse ni un instante porque los encontrarían. Prácticamente voló escaleras arriba y continuó por un pasillo muy similar al de la planta baja, sólo que las puertas que se veían tenían una distinción, como si fuesen más costosas que las de abajo. Comprendió entonces que estaba en una especie de hotel. Había sonidos extraños en algunos lugares, como si caminantes comunes estuvieran encerrados.

Llegó a una puerta diferente a las anteriores y se adentró en ella. Parecía ser una sala de estar, un salón de usos múltiples para todo quien se hospedara allí. Había una biblioteca y al fondo se veía una puerta indicando que estaban los baños. Hizo una pausa. Los demonios se oían aún abajo, incluso algunos afuera del edificio. Desconocía la inteligencia que tendrían. Se mantuvo en silencio.

Se quitó el calzado para no hacer ruido y caminó lentamente hacia uno de los baños. Solicitó con un gesto a Harris que la acompañara.

El baño era grande. Había orinales. Se veía mucho más limpio que muchos baños que había visto. Era como si literalmente nadie hubiese estado ahí desde el día del caos. Se observó en el espejo. Estaba sudorosa, pero el haber temido por su vida lo explicaba.

¿Crees que podamos encerrarnos aquí? Necesito un momento. Realmente necesito tener un momento...

Observó a Harris a través del gran espejo. Le estaba pidiendo algo que él no podía controlar, y lo sabía. Dejó su ballesta en el suelo. Abrió y cerró su mano en repetidas ocasiones. Todo funcionaba como debía. El dolor se hacía cada vez más intenso. Las heridas le latían junto con su corazón. La sangre brotaba. Se dio cuenta entonces que había dejado un camino de sangre tras de sí. Rogaba para que no la sigan, pero sabía que pronto tendría que moverse de nuevo. Se obligó a pensar rápido.

Lleva a Salem con Joseph y Christel. No están lejos, mira. — En una blanca pared puntó con el dedo ensangrentado un mapa muy abstracto del parque y cómo llegar a una pequeña casa a una hora de distancia. — Ambos saben quién eres, te saqué fotos con la instantánea ¿recuerdas?

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Lun 30 Jul 2018, 14:56

Daniel cerro los ojos un momento,sabía que Phoenix quería decirle que debían calmarse y de momento su prioridad era sobrevivir,lo demás se vería después, era obvio que esto no era lo mas fácil de hacer, pero era necesario, pensar con la cabeza fría lo era en muchas ocasiones la forma de sobrevivir, no solamente por la situación del mundo actual sino tuvo que aplicarlo en su vida anterior varias ocasiones dentro de su profesión.

Asintió con la cabeza observando a Phoenix y se puso en marcha junto a ella, se escuchaban diversos ruidos por el lugar, no le sorprendía en esos lugares siempre parecía haber walkers por algún lugar, y sumando a las cosas que los seguían la sensación no era de lo mas placida, pero no era algo que no habían enfrentado en el pasado mas de alguna vez, no podía dejar de pensar en la mordida de Phoenix, había conocido gente que había sido mordida, y sabía como acababa con un proceso doloroso, y una final transformación, nadie quería pasar por eso. A medida avanzaban era un poco mas fácil ver la luz de la luna entraba de manera mas factible al lugar,a diferencia de la parte de abajo, probablemente sería también que sus pupilas ya estaban dilatadas de tanta oscuridad y la tarea de ver ya no resultaba tan costosa como en un inicio, pronto llegaron al lugar que parecía realmente bastante nítido, le sorprendía eso, aunque por la situación del momento tampoco se fijaba demasiado, o mas bien no le presto atención mas de la primera impresión

Escucho la petición de Phoenix, rápidamente puso seguro a la puerta e intento bloquear la puerta con un destapa caños que estaba en el lugar, colocandola de forma cruzada entre el seguro del pasador, realmente quería entender a Phoenix la herida no se miraba nada bien, realmente en solo unos minutos se había inflamado levemente Pronto debemos movernos Phoenix lo dijo en tono bajo, realmente no sabía si esas cosas los descubrirían en donde se encontraban en aquel momento

Trató de ver a través de la cerradura, no miraba nada, pero muy a lo lejos se escuchaban los chillidos de esas cosas, eso le reconfortaba al menos de momento, podía decir que esas cosas no estaban cerca por el momento...

¿Qué? le escucho mientras le pedía llevar a Salem con Joseph y Christel, ni siquiera sabía quien era la ultima, o al menos no recordaba, hizo una mueca de confusión a medida Phoenix explicaba, observaba con esfuerzo el mapa, el contraste que hacía la pared hacía que pudiera ver de mejor manera, aunque por la oscuridad tampoco era completamente visible

Phoenix... Entiendo tu preocupación, pero no pienso dejarte, no pienso irme sin ti de nuevo, eso no pasará miro a Phoenix con una expresión y tono de voz determinado a lo que decía Si tenemos que... Paró un momento cerrando los ojos y frunciendo el seño, no quería decirlo, porque sabía que saldrían de ahí siempre lo hacían Estaremos juntos los 3 ¿si? dijo incluyendo al felino que formaba parte de lo que podía calificar como familia

Debemos salir de aquí
observo el revolver sin una bala, no sabía si contaba con algunas extras, podían ir de manera sigilosa y escapar, que por la situación podía ser mas conveniente, no iban a poder enfrentarse a todos los que retaban


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Lun 30 Jul 2018, 20:48

No es lo que digo.

Negó que lo estuviera apartando pese a que era evidente. No estaba convencida de lo que decía. Daba por hecho que iba a morir en unas horas o un día. Y no sabía si quería estar sola, tampoco estaba segura de la compañía de quién deseaba más porque no quería que alguien sufriera viéndola deteriorarse. Por un instante pensó en cortarse el brazo, pero no era una opción ya que el virus seguramente estaba en su organismo. Aparte era un dolor que no se creía dispuesta a soportar a menos que sea una solución infalible.

—  Sí, salgamos.

Salem se había tomado un tiempo para orinar, defecar e inspeccionar el baño, y entre otras cosas, oler con insistencia las gotas de sangre de Phoenix en el suelo. El gato, inteligente, no lamió esa sangre pese a haber lamido heridas de su ama en otras circunstancias.

Dejó que Daniel se encargara de abrir la puerta y chequear que no haya peligro. Por su parte, ni bien salió, contempló una de las bibliotecas. Buscó apurada algo que le guste. Era lo único que estaba segura que quería: un libro. Eligió Diez Negritos de Agatha Christie. Lo vio corto y supuso que llegaría a leerlo en una noche. Esperaba tener al menos ese tiempo. Se sintió extraña al haber elegido una novela en vez de un libro espiritual, tampoco es que hubiese visto alguno que hablara sobre la fe en la biblioteca. Manchó la tapa con sangre, era buen momento para envolver su herida.

Se quitó la remera y envolvió su antebrazo lo mejor que pudo. Le dolió inmensamente. Pidió ayuda en silencio a Harris para poder atar bien la improvisada compresa.

Gracias.

Vio de reojo la cicatriz de su panza. Donde Harris había quitado la bala y la habla suturado. A veces la piel cicatrizada le picaba o le dolía. Incluso por dentro a veces tenía algunas molestias pero había decidido no prestarle atención. Era un recuerdo de que aquel hombre le había salvado la vida. No pudo evitar pensar que tal vez no debió haberse salvado esa vez. Tal vez su destino era morir.

Al ver su silueta en un ventanal sintió un absurdo pudor al saber que andaba sólo con un sujetador deportivo. Como si Harris no hubiese visto mucho más de ella antes. Lo atribuyó al intenso calor que comenzaba a sentir.

—  Tenemos que salir de aquí. Quiero estar en un lugar tranquilo. No hagamos ruido.

Caminó hacia lo que parecía ser una salida de emergencia. Era una escalera como la de los edificios de Nueva York, daba hacia el exterior. Bajó lentamente los escalones, no quería hacer el más mínimo ruido. Salem se movía como una sombra. Phoenix parecía haber aprendido eso de su gato.

Las bestias estaban destrozando todo dentro de lo que ahora veía como una enorme casa. Al tocar el pasto se sintió más segura.

—  En mi maleta hay más balas de revólver. Hay un machete. Y mi otro machete más chico. También tengo cosas que me serían útiles. Tenemos que llegar a mis cosas. Tal vez nos convenga cruzar el lago nadando después. — Phoenix, pese a saber que tenía un kukri y no un machete pequeño, no utilizaba esa palabra. Le parecía muy extraña.

Donde estaban podía verse la maleta de la mujer, la manta, la bicicleta, otros objetos que había esparcido por ahí. Pensó que aún no sabía nadar bien. Salem se había aventurado más en el agua que ella. Pero ahogarse sería un mal menor en ese momento.

—  Eso o nos olvidamos de mis cosas y corremos a un lugar seguro. ¿Qué hacemos? Yo veo más seguro el otro lado del lago.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Mar 31 Jul 2018, 05:46

Daniel le escucho y eso una mueca de negación era como si no quisiera aceptar algo inevitable, había sido mordida, y no podía quitarse de la mente eso, aun así parecía ser que le costaba asimilarlo y aceptarlo, y claro, en una situación así no se puede asimilar así tan rápidamente y mucho menos aceptarlo, pero era una de las grandes trabas de este mundo, el tiempo ya era de las cosas mas preciadas, nunca había tiempo para hacer las cosas que antes era normal hacer

Le ayudo a envolver su Herida,  se miraba  bastante enrojecida para el poco tiempo que había pasado, igual había que limpiarla cuando salieran de ahí, Daniel pensaba eso, como si eso ayudara a que no terminara pasando lo que sabía debía pasar, aun así, era parte de no aceptar la situación que estaba atravesando, mas no podía demostrar todo eso ahí, debía poner a salvo a Phoenix, a Salem y a el mismo

Salieron del lugar, y podía ver ahora mejor, sobre todo porque era casi la media noche, la luna estaba a todo lo que da, la claridad de la misma bañaba el lugar como un manto claro, que permitía ver mejor el panorama, los monstruos estaban dentro de la casa,  el sigilo había servido para despistarlos, no miraba mas peligro por ahí aunque a lo lejos miraba siluetas de algunos walkers quizá atraídos por el alboroto que habían causado Necesitamos tus cosas le dijo volteándola a ver, en la situación que estaban no quería disparar, no pensaba en ello, lo ultimo que necesitaba era atraer mas de esas cosas a cercanías de sobre todo por la velocidad que tenían

Cruzaremos el lago, es mas seguro del otro lado... Solo reza porque no haya mas cosas de esas dentro o estaremos acabados, pero no tenemos otra opción, hay muchos walkers para poder acabar con todos de manera silenciosa...

Asintió mientras la miraba y comenzó a caminar atento al panorama agachándose un poco para disminuir la posibilidad de ser visto, hizo una seña a Phoenix indicando que estaba despejado, la distancia que habían corrido no era demasiado larga, pero tampoco tan corta, siguieron un par de minutos, que parecían horas, cada pequeño ruido que escuchaba parecía una mala señal, estando cerca, noto la presencia de un walker en el lugar, hizo una seña a Phoenix de que parara, lentamente se acerco al walker, y saco un destornillador que cargaba con el, el walker emitía lamentos y quejidos, siempre se pregunto eso, si eso que alguna vez fue un ser humano seguía manteniendo algo de lo que fue dentro de el, si aun sentía pero sus impulsos le hacían actuar de esa forma, si estaban totalmente muertos, o de alguna manera vivos, si debía cargar en su conciencia con eso o no.

Teniendo al ser mas de cerca  lo tomo por el cuello desde atrás y apuñalo su cráneo con el destornillador, el walker se retorció y forcejeo un poco, mas Daniel saco y volvió a clavar el destornillador en unas 3 ocasiones mas con violencia y agresividad, una vez inmóvil le dejo caer y volteo a ver a Phoenix asintiendo, tomo la maleta de la asiática, y comenzó a juntar las cosas con su ayuda, sabía que ella estaba herida, por lo que no quería hiciera esfuerzo de mas, le preocupaba su salud Espero no tengas algo que al mojarse se destiña, porque sino deberás ir a alguna tienda a comprarlo de nuevo hizo una broma que aunque sabía era absurda, su intención era bajar un poco la tensión que para ese momento estaba hasta los cielos, habían pasado muchísimas cosas en tan poco tiempo

Yo se nadar muy bien, me gustaría fueses en mi espalda, estás lastimada... Debemos salir de aquí buscar un lugar seguro del otro lado y curar tus heridas
dijo mientras amarraba muy bien su mochila que en realidad no levaría muchas cosas, pero podía ayudarle a flotar haciendo una bolsa de aire con ella y amarrandola


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Mar 31 Jul 2018, 06:55

Se habían decidido a ir por sus cosas. Era lo que Phoenix esperaba. Quería tener sus pertenencias consigo. En realidad, tenía un sentimiento que hacía mucho no vivía, estaba comenzando a tener caprichos. Tanto el libro como estar con sus cosas y su repentina idea de ir a la casa para juntar a todas las personas que apreciaba antes de morir. Esa idea venía, la abrazaba y la descartaba luego. Nuevamente, no quería que nadie la vea desaparecer del mundo.

Caminó lentamente, al ritmo que marcaba Harris. Tenía que mantenerse en el más sublime silencio. No quería ver a los lados, por lo que observó la espalda y el trasero del hombre. Estaba más delgado, pero aún así seguía pareciéndole atractivo. Negó ligeramente. Y de nuevo sintió calor, no por sus pensamientos sino porque su cuerpo parecía estar comenzando a percibir que algo no iba bien aparte de la herida en su brazo. Paró en cuanto se lo indicaron. Confiaba plenamente en que Daniel podía ocuparse de un solo occiso. De más de uno en realidad. Observó la escena, frunciendo el ceño. Le gustaba verlo defenderse solo. Para ser sincera, le gustaba verlo a secas, saber que estaba vivo y que estaba ahí con ella.

Juntó sus cosas en silencio. Atendió seriamente a lo que él decía. Luego sonrió ampliamente. Tuvo el impulso de besarlo, pero temió que fuera peligroso. No iba a besarlo más. Así que simplemente negó con la cabeza.

Está todo a salvo excepto mi nuevo libro.

Era cierto. Tomó un de sus bolsas herméticas y puso el libro ahí. Las tenía para guardar cosas delicadas por si llovía, pero no sabía si iba a resistir el agua de un lago. Supuso que serían varios minutos a nado. Y también recordaba el asma de Daniel. Esperaba que él pudiera con todo. Morir ahogados en un lago tan pequeño y aparentemente poco profundo sería muy bizarro.

Yo iré sobre ti. Salem sobre mi. Sabe nadar, en serio. Pero... No estoy segura de que pueda con esto.

Lentamente caminó hacia el lago. Hundió los pies. El agua para su sorpresa, no estaba fría. Era un verano caluroso con días muy soleados y despejados. El agua mantenía una temperatura más que aceptable. Se animó entonces a adentrarse. Salem saltó al agua hasta llegar a los hombros de Phoenix, donde se sentó como un perico de pirata. Sólo que el felino pesaba mucho más. Aún así parecía haber decidido que solo viajaría en esa horrible agua con su ama.

Tomó a Daniel de los hombros. Se estaba adentrando en la parte profunda del lago donde sus pies ya no tocaban el fondo. Recordó entonces aquella vez que él la aventó en el agua, cuando se besaban y se divertían bajo el sol de la mañana. Hacía poco que lo conocía. No sentía por él el mismo afecto, hoy era mucho más fuerte. Pero aún así la situación actual comparada con el recuerdo le resultaba muy miserable.

Notó que unos infectados confundidos los buscaban cerca de la orilla de la que se alejaban. Estaba contenta de que pronto llegarían al otro lado.

Ni bien notó que podía caminar, lo hizo. Se sentía muy pesada una vez salió a la superficie. El agua le escurría por todos lados. No se sentía muy capaz de ser sigilosa. Aún así no se veían caminantes desde ese lado de la orilla.

Vio entonces un grupo de casas, cómo pequeñas cabañas. Estaban algo lejos, pero caminando en silencio y con paciencia podían llegar.

Si aparecen pocos y son normales, tú te encargas. ¿Puedes?

Hizo referencia a los muertos. Los usuales, no los monstruos. Su brazo ya era inútil. Le dolía hasta el hueso. Aún así si no lo movía podía tolerarlo.

La caminata fue larga. Daniel fue por delante, Phoenix en medio y Salem por detrás. La cabeza de la mujer no dejaba de mostrarle imágenes de buenos momentos. Incluso de los no tan buenos. Algo le gustaba de él cuando se enojaba. Algo que intentó descifrar por todo el camino. Era mejor que pensar en su muerte.

Tenemos que elegir bien la cabaña. Creo que pertenece a la casa grande de donde salimos. Esto tuvo que haber sido turístico. ¿Cuál elijes?

Las mejillas de Phoenix estaban rosadas, también tenía los ojos ligeramente rojizos, como si hubiese llorado mucho. Sentía calor y frío a la vez, aunque muy poco. Sabía que comenzaba a sentirse extraña por la mordida.

Por favor, una que ya esté despejada... Una con jacuzzi en suite y servicio al cuatro. Si entro contigo no pretendo salir en toda la semana.

Sonrió con esa chispa de picardía que la caracterizaba cuando quería decir algo obsceno sin decirlo realmente. Sabía muy bien que nada muy feliz pasaría, pero de momento pensar con seriedad sería deprimente, y no quería estar triste.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Miér 01 Ago 2018, 04:45

Se alegro al momento que pudieron pasar, por cada instante que estuvo en el lago le preocupaba que hubieran mas monstruos dentro, iban a ser una presa demasiado fácil, pero al final de cuentas no fue así y pudieron cruzar sanos y salvos, observo como Salem se sacudía probablemente le salpicaba agua, era algo inevitable, Daniel estaba empapado, solo esperaba encontrar algo seco en el lugar donde se quedarán, no era una tarea fácil, pero trataba de pensar de manera positiva, se acomodo su cabello, y escucho a Phoenix hacer aquel comentario.

Asintió con la cabeza, mientras que Phoenix le pedía acabar con los que aparecieran, se limpio el rostro con la diestra, y tallo sus ojos para poder ver mejor, la ropa le escurría, ciertamente agradecía que el clima no fuera demasiado fresco o estaría temblando de frío, tenía resistencia de igual forma, pero era preferible no sentirlo Vamos le dijo mientras se ponía en camino.

No dejaba de pensar en cuan complicada podía ser la situación del momento, estaba enfadado con la vida, se sentía frustrado, sentía que todo era injusto, como en un mundo así incluso lo que le daba felicidad se iba una y otra vez, pero está vez parecía ser para siempre, ya había perdido todo, y todos a los que había querido, parecía que está iba a ser una realidad constante mientras estuviese vivo, y era un fastidio, pero no podía hacer nada, comenzaba a aceptar la situación solamente parcialmente, de hecho trataba de evitar pensar en el tema, pero mientras caminaban le era imposible no hacerlo, por momentos volteaba a verla y le sorprendía la tranquilidad con la cual se desenvolvía, aunque eso le reconfortaba un poco de alguna manera, al ver las cabañas se sintió bien, podían pasar lo que restaba de la madrugada ahí

Observo a su alrededor las cabañas mientras escuchaba a Phoenix, sonrío cuando le escucho, rompió la tensión con eso, y estaba agradecido Seguro que encontramos una suite de lujo solo para nosotros le respondió, le causaba gracia, no sabía realmente como podía tomar la situación así pero eso le gustaba, al menos poder reír en un momento tan oscuro como este Te amo... fue lo que salió de su boca en ese momento, nunca se lo dijo, no decía ese tipo de cosas jamas, mucho menos en como el mundo era, pero no podía dejar de ser humano, sentía y vivía como todos, aunque a veces pareciera que no, luego de decirle esto, le beso  poniendo sus manos en la cintura de la asiática, acto seguido le abrazo por un momento prolongado, solo quería transmitirle lo importante que ella es para el, como si de alguna forma fuese una despedida de manera inconsciente, aunque no aceptara la situación como tal

Luego de ese momento suspiro, y sabía que debían continuar, vio una de las cabañas en el lugar la cual le llamo la atención puesto que era la que al menos de manera superficial se miraba en mejor condición, las demás desde fuera se miraban bastante desechas y lastimadas por el paso imparcial del tiempo, algunas incluso tenían tejas y pedazos de madera podrida

Creo que podemos quedarnos en esa señalo y se dirigieron a la cabaña indicada Préstame esto un momento dijo mientras miraba sobresalir el mango de un machete de la maleta de Phoenix, en ese momento lo tomo prestado, no sabía si adentro había alguien o algo, entro al lugar de forma cautelosa, no era demasiado grande, pero se miraba cómodo, no había peligro cosa que agradeció de sobre manera, entro al lugar, y estaba oscuro, pero podía verse 2 camas en buen estado, incluso un camarote en una de las esquinas, una chimenea vieja llena de hollín ¿Qué opinas? volteo a verle preguntándole, dando opción a buscar una de las otras que estaban por ahí,aunque habría que caminar a la otra sección de cabañas a varios metros mas allá


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Phoenix Hemmer el Jue 02 Ago 2018, 06:23

Asintió a Daniel. Aún recordaba esas habitaciones de hotel lujosas en las que había estado. Agradeció Dios internamente el haber podido tener una gran cantidad de experiencias, muy buenas y muy malas, pese a no haber vivido muchos años. No podía evitar pensar en la muerte. Pero en primera instancia se había asustado, ahora no podía sentir el miedo en su totalidad. Percibía la sensación de frío y calor pero lo atribuyó a la pérdida de sangre. No creía que en tan poco tiempo el virus la hubiera recorrido por completo. Eso sí, daba por hecho que no había posibilidades de sacarlo ya.

Escuchó las sinceras palabras del hombre y volteó a verlo. No recordaba le hubiese dicho antes que la amaba. Pudo notar que fue algo espontáneo y ligeramente doloroso. Lamentaba que tuviera que perder a otro ser querido. También lamentaba amarlo, no sabía cómo iba a manejar la situación dentro de unas horas.

También te amo.

Correspondió al beso con cierto temor y lo rodeó con sus brazos como lo había hecho hacía mucho tiempo. Suspiró luego. Ambos lo hicieron. Pensó que tal vez era bueno aceptar el futuro, por más oscuro que sea.

Sí, sí.

Aún pensaba en su muerte. Horrible pensamiento que comenzaba a perturbarla. Observó cómo Daniel tomaba una de sus armas y le siguió el paso. La cabaña se veía en condiciones, era acogedora. Estaba saqueada, como todo en el apocalipsis, pero no del todo. Como si un grupo de supervivientes hubiese pasado rápidamente. Quedaban muchas cosas en la propiedad. Esperaba que hubiera ropa seca y mantas.

Me gusta este lugar.

Sonrió de lado y se adentró con confianza. Las dos camas se veían reconfortantes, también había un sofá para dos, la chimenea, un baño. Dejó todas sus pertenencias para explorar éste último. El retrete estaba en condiciones, había agua en las tuberías según el lavabo, supuso que era la misma agua del lago, aunque al principio salió mucho óxido. También revisó que hubiese toallas.

Con tu permiso, mi maleta y yo nos vamos a meter al baño por un momento. Prometo que voy a apurarme. ¿Puedes encender el fuego?

Dejó una toalla fuera del baño y se adentró. Hizo lo que siempre hacía al encontrar un baño en condiciones. Tomó sus paños de baño fácil y los humedeció. Mientras aguardaba a que estén bien embebidos se dispuso a revisarse la herida con el botiquín al lado. Se inyectó morfina a nivel local. Se roció con agua oxigenada, luego se limpió con gasas estériles. Retiró cualquier objeto extraño con pinzas. Inyectó un antibiótico de amplio espectro, se puso yodo y comenzó a suturarse con la mano izquierda. Agradecía tener anestesiada la zona en ese momento. Extrañaba los guantes de látex, pero había limpiado bien sus manos antes. O al menos eso esperaba haber hecho. Una vez la herida estuvo curada, la observó. Consideró que hizo un buen trabajo, pero estaba infectada ya. Aún así, merecía cuidados médicos.

Se aseó y lavó su cabello. Dijo en varias ocasiones a través de la puerta que se encontraba bien ya que había tardado media hora ahí dentro. Al final salió con una bata de toalla que encontró en el baño y otra toalla en la cabeza. Se veía muy blanca. Mucha suciedad se había ido de su rostro y cuerpo pero a su vez estaba pálida. También se notaban ojeras de cansancio y ojos rojos por lo mismo. Pensó que tal vez Daniel pensara que había llorado sola en el baño. No lo hizo. Aunque pudo haber sido una buena opción para descargarse.

Mostró el termómetro. Pretendía usarlo un momento frente a las llamas de la chimenea. Lo puso bajo su brazo, no le gustaba ponérselo en la boca, oído y mucho menos en otros sitios. Se sentó en el sofá. Quitó la toalla que cubría su cabello porque comenzaba a sentir mucho calor. Pasó de estar pálida a tener las mejillas rojas.

La verdad es que tengo hambre. No sé cómo va a seguir esto pero sería bueno que comamos algo. Y luego tal vez deba dormir.

Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Daniel Harris el Vie 03 Ago 2018, 04:07

Obervo como ella entraba al cuarto de baño, por unos instantes se quedo ido en sus pensamientos, ¿de verdad está sería la ultima vez que le vería? no dejaba de pensar en eso, constantemente venía a su cabeza desde la mordida, como si fuera una persona con TOC, sabía un poco del tema, pues muchos de sus ex compañeros desarrollaron dicho trastorno en su profesión,  o al menos a lo que en algún tiempo se dedico, ya no era mas su profesión, había dejado de serlo hacía ya tiempo, y solo quedaba en sus memorias

Bien... dijo suave para si mismo mientras llevaba su diestra a la parte posterior de su cabeza, no podía encender nada sin un poco de leña seca, recordó ver unos bloques de madera apilados fuera, o lo que pretendían serlo, eso podía servir, aunque no fuera demasiado, con mucha atención al panorama afuera salió abriendo la puerta y echando un vistazo, miraba la zona libre, pero nunca se confiaba, empuñaba el machete de Phoenix que había tomado prestado momentos atrás, por si pasaba algo, tampoco necesitaba alejarse mas de unos 5 metros de la puerta, apilo los pedazos de leña cuidadosamente juntandolos, se dio cuenta entonces que probablemente necesitaría mas, haciendo uso del machete saco 2 tablones de una cabaña cercana, está estaba en malas condiciones por lo que la tarea no fue demasiado dificil

Solo espero el maldito encendedor aun funcione dijo para si mismo cerrando y frunciendo el ceño, recordando que su encendedor muy probablemente se había mojado, era muy bueno, y de hecho el pedernal soportaba la humedad, pero nada le daba garantías de que estuviera funcional, una corriente de viento le hizo sentir frío, recordó entonces que necesitaba cambiarse de ropa, estaba húmedo aun, cargo la leña adentro, cargando en un primer viaje la mitad, y la otra mitad en un segundo vieja, posteriormente a esto cerro la puerta y se aseguro que estuviera bien cerrada, no solo había que preocuparse por los walkers y eso lo sabía muy bien por experiencias anteriores, sintió un pequeño mareo, justo al estar colocando la leña dentro de la chimenea, no había comido nada desde la mañana, probablemente era eso, lo peor del caso en esa situación es que no contaba con provisiones, esperaba que Phoenix contara con algo

Colocó la leña por completo, y ayudándose con el machete, hizo un poco de yesca, para encender la leña, le tomo unos 3 intentos pero al final pido avivar el fuego, se sentía bien poder tener algo de claridad, y algo de calor, aunque no hiciese demasiado frío ¡Muy bien! respondió a Phoenix quien le hablaba desde dentro del cuarto de baño, sentía que estaba tardando, mas Daniel quería darle su tiempo, quería entrar y asearse un poco, pero todo a su momento, estaba alegre el sistema de agua funcionará aún, eso era una de las noticias que le daban felicidad en este nuevo mundo, vio unos trapos acomodados en el lugar, alguien estuvo ahí no hace mucho, eso le dio desconfianza, pero no era algo alarmante, era común encontrar este tipo de cosas en ese tipo de lugares, reviso y efectivamente era ropa de hombre, algo floja para el, pero bastaba de momento

Como quisiera un cigarrillo ahora...
estaba ansioso por la situación, y desde hacía un par de días no había encontrado un solo cigarrillo, ¿señal divina que debía dejarlo?, momentos después vio salir a Phoenix, se miraba mas pálida, realmente cansada también, eso le preocupo sobre manera, le escucho mientras hablaba y acto seguido procedió a responderle Debo decirte que no tengo ni un grano de arroz enlatado... Daniel sonrió de medio lado mientras que se puso de pie y se dirigió al baño

Se aseo adecuadamente, estando en el baño, la verdad era que eso le venía bien, su cabello en verdad estaba largo, al menos mas de lo que acostumbraba, pensaba cortarlo, pero nunca tenía tijeras a la mano, daba igual, esa era de sus ultimas preocupaciones en ese momento, tardo menos que Phoenix, al acabar, se puso una camiseta de las que encontró color blanco, y unos jeans bastante maltratados, pero que tenían su función aún,  sus botas estaban mojadas, las dejo ahí, no era la mejor idea, pero ya incluso dejo de importarle eso, en su mente cruzaban demasiados pensamientos

Salió del pequeño cuarto de baño con su diestra se acomodaba el cabello húmedo hacia atrás, vio a Phoenix, en el rostro de Daniel se percibía preocupación pura ¿Estás bien? ¿Quieres hablar...? La verdad no se  le ocurrió que mas decir en ese momento, solo sabía que no quería aceptar una realidad que estaba viviendo, como si se alienara de eso, y era bastante obvio, incluso Phoenix se notaba lo aceptaba mas que el


Volver arriba Ir abajo

Re: Life imitates art {Daniel}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.