• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados

Agent 4.0

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsDetermination (Undertale)Lacim TenebrisTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios

Dos caras de una misma moneda [0/2]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dos caras de una misma moneda [0/2]

Mensaje por Shim Hyo el Miér 16 Mayo 2018, 20:29


Lee Shi

Daniel Henney
38/40 años
Traficante
Expresidiario
Sano
La Prisión

Psicología

Fue un hombre que se hizo a sí mismo. Por lo que es alguien que sabe apreciar los bienes. No le importa esforzarse, trabajar con las manos... tras todo por lo que ha pasado se ha vuelto bastante huraño, salvaje por así decirlo, ya que no habla nunca con nadie.

Historia

Nació en Seul, Corea del Sur, su madre era prostituta y seguramente murió a golpes por cualquier cliente cuando él era muy pequeño, su padre por otro lado era un camello de poca monta que se dedicaba a vender droga en los barrios más pobres de la ciudad.

Shi creció en la máxima pobreza, en una zona conflictiva y tuvo por tanto que esforzarse en poder vivir y lo más importante en sobrevivir a los abusones de su barrio. Se metía continuamente en peleas, huía de la policía, robaba para comer... ya que su padre empezó a despreocuparse cuando él era bastante joven, con tan solo quince años moría. Al llegar a casa no se sorprendió nada, en ese cuchitril estaban tres personas, uno de ellos era Shim Xueze y los otros dos sus guardaespaldas. Xueze era un traficante muy importante de la zona:

— Chico, tu padre me debía mucho dinero y yo le di demasiado tiempo, ya no lo podía permitir — le dijo Xueze, que colocó una de sus manos en el hombro de Shi, este se fijó en el anillo de oro macizo que llevaba. Seguramente valía más que toda su casa.

— Es normal, pero ahora ha pagado y quedáis en paz — respondió Shi secamente. Xueze se sorprendió bastante y se fijó en como miraba el anillo.

— ¿Te gusta? — Shi asintió. — Pues te lo regalo — y sin más le dio el anillo.

De la casa salieron aquellos tres hombres junto al joven Shi, que creció bajo la sombre de Xueze, convirtiéndose en la mano derecha del hombre y tal vez uno de los más temidos dentro de los negocios de Xueze, incluso más que este mismo. Xueze trabajaba desde Nueva York, ya que casi fue asesinado por un rival de la competencia, Shi se quedó en Corea y no paró hasta limpiar la reputación de Xueze y acabar él mismo con aquel que envió asesinar a su señor.

Armas, drogas... Shi no tenía escrúpulos a la hora de trabajar, solo le importaba él mismo y tener contento a Xueze.

A mediados de 2010 él se mudó a Nueva York también, ya que Xueze quería que se casara con su hija. Él había visto crecer a Shim Hyori, le parecía una joven hermosa y por qué no quien podría ser la madre de sus hijos. En sus viajes a Nueva York solían charlar y le agradaba la idea, fue un honor que Xueze le ofreciera aquello, el problema fue (y sorpresa) que Hyori se negase por completo a contraer matrimonio con él, cuando le rechazó se sintió tan furioso y ofendido que se marchó a Corea de nuevo.

Xueze le insistió en que conseguiría hacer cambiar de opinión a Hyori,le había quitado sus tarjetas e incluso la echó de casa y aún así la joven se negó. Shi se sentía aún más ofendido, ¿tan horrible sería ser su mujer? Hasta el punto de que la joven dejó sus estudios para trabajar. Volvió a Nueva York y se presentó en el trabajo de Hyori, le propuso conocerse mejor, que viera como era... fue de buenas, pero igualmente ella le rechazó y por tanto se lo tomó como algo personal.

Iba casi todas las mañanas a la cafetería donde Hyori trabajaba para tomar café, charlar con ella... a veces le ignoraba, otras veces charlaban, aunque fuera un cruce de palabras, le resultaba hasta divertido, era como un juego. Pero el problema llegó un día, ella estaba tan agobiada que le gritó en mitad de la cafetería.

— ¡Tu problema es que todo lo que quieres lo consigues, ¿no?! ¡Pues olvídate de mi! — Shi se marchó de allí y después se enteró de que habían despedido a Hyori por culpa de esto y eso le hizo sentirse culpable. Así que le envió una nota:

«Tu integridad merece un premio querida Hyori. Nunca me había dado por rendido con algo y... creo que es hora de hacerlo. Siento haberte arruinado la vida, porque sé que ha sido mi culpa, así que... cumple tus sueños y vuela lejos.

No quiero saber a dónde te vas, porque me conozco y te perseguiré.

Y no seas testaruda, acéptalo, del orgullo no se vive y después del daño que te he hecho te lo mereces.

Siempre tuyo, Lee Shi.»


Junto a la nota había un cheque con mucho dinero. Hyori aceptó el dinero y se marchó. Shi le había prometido que no la buscaría, pero lo hizo, averiguó que se había mudado a San Francisco y aunque ella jamás se enteró viajaba de vez en cuando hasta allí y se dedicaba a asegurarse de que estaba bien, siguió con sus estudios, se licenció en medicina forense y comenzó a trabajar para el FBI, cosa que le sorprendió.

¿Amor, obsesión, capricho...? Quién sabe.

Cuidaba de ella en las sombras, tal vez porque vio en ella lo que él no fue capaz de hacer cuando era joven y fue rechazar a Shim Xueze, echarle cara al pez gordo y la admiraba.

Pero entonces Xueze le pidió un favor, quería que buscase a Hyori y sabía que ella no quería que su padre la localizase, la destrozaría, la aplastaría como hizo con él mismo. Le fue dando largas hasta el punto de que Xueze descubrió que Shi le ocultaba algo. Y entonces cometió el error de ir a volver a ver a Hyori a San Francisco, uno de los secuaces de Xueze le había seguido y cuando se dio cuenta de su error fue tarde.

Shim Xueze sintiéndose traicionado por al que quería como un hijo lo mandó asesinar. El secuaz de Xueze atacó a Shi y a punto estuvo de matarlo, pero él fue capaz de salvar la vida y acabar con él. Mal herido y sin saber a dónde ir se dirigió al piso de Hyori.

Allí ella, sorprendida curó sus heridas sin entender lo que pasaba y le dejó quedarse, ya que se ocultaba de Xueze. Shi no le contó nada de lo ocurrido, aunque ella sacó sus propias conclusiones, pero jamás pensó que se ocultaba de su padre.

¿Qué pasaron en aquellas dos semanas en el apartamento de Hyori? Todo había cambiado entre ellos dos.

El 25 de junio de 2012 Hyori llegó al apartamento enfadada:

— Tenía un caso nuevo en la oficina... el cadáver de uno de los ayudantes de mi padre, pensaba que os habíais metido en problemas con alguien de aquí, pero lo mataste tú, las pruebas... las pruebas te señalan a ti — lo miró tan decepcionada que se quedó en silencio. — ¡Dime qué ha pasado! — pero él no respondió.

— Yo... si no dices nada... lo he intentado. Lo siento — dije en un susurro. Abrió la puerta de su casa y varios agentes del FBI pasaron al interior para detener a Shi.

Fue trasladado a una prisión en Nueva York, por el crimen contra el hombre de Xueze y otros tantos asesinatos que sacaron posteriormente, tanto se complicó el juicio que le condenaron a cadena perpetua.

Tras los juicios, en octubre de 2012 Shi fue acuchillado varias veces en las duchas de la prisión por aliados de Xueze que le querían aún ver muerto. Fue la última vez que vio a Hyori, le visitó en el hospital y cuando se fijó en su abultada barriga se echó a llorar, por primera vez en tanto tiempo... había conseguido lo que tanto quería pero a la vez lo había perdido todo. No se dijeron nada, estuvieron en silencio y ella se marchó.

A los pocos días le trasladaron de prisión, más tarde se enteraría de que había sido gracias a Hyori, le trasladaban a una prisión en Georgia. Por su seguridad. Pero los aliados de Xueze estaban por todas partes y para evitar más problemas no dudó en enfrentarse con quien hiciera falta, los rumores sobre sus asesinatos no tardaron en hacerse eco también... y eso sumado a su carácter agresivo con el resto de presos, las peleas... lo encerraron en una celda de máxima seguridad.

Cuando el apocalipsis se propagó Shi seguía en su celda, vio con asombro como algunos de los guardias devoraban a otros compañeros y presos. Pasó días encerrado sin poder salir, hambriento y sediento, creyendo que moriría de inanición hasta que un par de presos pasaron por su pasillo, llevaban sacos de alimentos y él sorprendido les pidió ayuda. Ellos que sabían quién era no querían dejarle salir, pero sí que le dieron alimento y todos los días le llevaban algo para comer, pero le tenían tanto miedo que no le dejaron salir.

Y así pasaron los años, ellos le contaba lo que había ocurrido en el exterior y que tenían miedo de salir de la prisión y del resto de pabellones porque estaban rodeados de esos cadáveres. Entonces llegaron a la prisión otros supervivientes del exterior. Cuando le vieron encerrado ahí tampoco le dejaron salir, los rumores que habían ido pasando de unos a otros se fueron exagerando tanto que Lee Shi se había convertido en un monstruo, el nombre de Jack el destripador quedaba vacío a su lado y eso sumado a que nunca hablaba con la gente no hizo más que empeorar la situación. No desmentía nada, simplemente se limitaba a comer, entrenar y dormir.

La idea es que cuando llegues comenzar la trama a partir de aquí. Los refugiados de la Prisión te dejarán salir por el motivo que sea y a partir de ahí el personaje es tuyo y tú decides qué hacer con él.

Samara Atkins

Brie Larson
28/33 años
FBI
Condenada
ICE
Umbrella

Psicología

Era una mujer apasionada, buena, divertida y alocada. Sociable, buena y con unos principios muy nobles.

Ahora es todo lo contrario. Trabaja con Umbrella y gracias a que la han hecho ICE se ha vuelto fría y distante, hará lo que sea por Umbrella, aunque sea matar a aquellos que alguna vez quiso.

Historia

La historia de Sam es libre en su mayor parte, ya que vivió en San Francisco, y era agente del FBI. Allí conoció a Hyori, la médico forense con quien tenía una relación muy buena. Ambas se hicieron amigas en seguida. Sam la ayudó con un caso en el que estaba involucrado el padre de Hyori.

Apareció un cadáver en San Francisco de un hombre que trabajaba para el padre de Hyori. Ella le confesó a Sam que conocía al cadáver, que era un secuaz de su padre. Pensaron que tal vez estuviera allí por algún trato que no salió bien.

Posteriormente le confesó que apareció en su casa otro aliado de su padre, un joven llamado Shi y que estaba muy herido. Ambas dedujeron que los dos se habrían peleado con alguien de allí. Sam estaba convencida de que Hyori tenía algo más con el tal Shi, pero no dijo nada y se limitó a ayudarla. Cuando descubrieron que Shi fue el asesino de aquel hombre no lo dudaron.

Hyori fue primero a su apartamento y le pidió explicaciones a Shi, al no obtenerlas Hyori dejó entrar a Sam que arrestó a Shi.

Un par de meses más tarde Hyori le confesó a Sam que estaba embarazada. Sam le dijo que la ayudaría en todo lo que pudiera.

Cuando comenzó a propagarse el virus T por el país ambas se preocuparon mucho. Cuando las cosas se pusieron muy feas Sam rescató de la morgue a Hyori, que la estaba atacando un zombie. La llevó a su apartamento y le prometió que volvería a por ella, pero jamás lo hizo.

Sam volvía a la comisaría para ayudar en lo que pudiera cuando su coche se estrelló contra otro vehículo, desorientada trató de llegar a la comisaría y sin embargo se encontró con otra cosa: hombres de Umbrella que la redujeron y llevaron a sus oficinas en Nevada.

Estuvo meses encerrada, creyendo que la matarían, pero entonces comenzaron los experimentos... trató de escaparse en una ocasión y solo consiguió una paliza.

La última vez que experimentaron con ella no volvió a abrir los ojos jamás, al menos por ella misma. Se despertó como una ICE, el soldado perfecto de Umbrella. Desde entonces sirve para ellos sin oponerse a nada.


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos caras de una misma moneda [0/2]

Mensaje por Shim Hyo el Dom 20 Mayo 2018, 15:42

Caca


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.