• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Amy Clímaco, Levithmie, Maximillian V. Alexandros

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsLacim TenebrisTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios

Peter a las finas hierbas. [Slim Fox y Coca Cola]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Explicación de una cosa importante:
Peter llevará una acompañante npc que posteriormente encontrará en un rol flashback. Un beso, mis inexistentes lectores.


Quita, coño. - le dijo Peter a Coca Cola, la niña de 8 años que le acompañaba desde hacía unas semanas.

La niña se apartó de la moto de Peter y este pudo coger sus armas y la mochila. Estaban en un poblado abandonado con casas de madera. Era de noche como siempre en las grandes andanzas de Peter. Le dio la mochila a la niña para que hiciera algo por vida. Observó el lugar, aparentemente estaba totalmente desierto, pero en la oscuridad aguardaba más de una sorpresa. Fueron hasta la casa más cercana y Peter abrió la puerta de una patada como era costumbre. Sosteniendo la escopeta entró en la casa seguido de la niña y apuntando a todas las esquinas del recibidor. La zona parecía segura. Fue habitación por habitación de la planta baja comprobando que no hubieran zombies. Cuando vio que no había nadie subió las escaleras que rechinaban a su paso mientras la niña le seguía. Nada más llegar a la planta superior había un zombie esperándole con una sonrisa así que le voló la cara de un disparo. El sonido del disparo atrajo a otro zombie. Peter dejó caer la escopeta y desenfundó la espada para cortarle las muñecas al zombie.

Coca Cola. - dijo mirando a la niña - Saca el cuchillo y cárgate a ese cabrón.

La niña temblorosa dejó la mochila y sacó el cuchillo que Peter le había dado. Se acercó al zombie, el cual se abalanzó contra ella, aprovechando la pequeña altura de la niña cuando el zombie se inclinó le clavó el cuchillo en la frente.

Niña ¿qué se dice?
De puta madre.
Bien.

Tras eso terminaron de comprobar el resto de habitaciones y se quedaron en la que parecía la habitación del joven de la casa. Las paredes estaban casi totalmente cubiertas de posters de grupos de metal y rock, entre ellos había un par de su antiguo grupo. Peter sonrió al recordar su anterior vida y arrancó uno de los pósters para guardarlo en la mochila doblado como recuerdo. En una esquina de la habitación había una guitarra. Peter dejó sus cosas al lado y cogió la guitarra, después se sentó en el marco de la ventana y empezó a tocar y cantar una
canción:

Es una canción muy bonita.

Que me desconcentras, coño.

Perdón...

Te he dicho que no se pide perdón. Duérmete un rato y deja de joder.

No puedo dormir sin mi golosina.

Joder...

Peter le dio la caja de tabaco y el mechero a Coca Cola, la cual se fue a la cama a fumárselo mientras tosía. Peter terminó la canción y dejó la guitarra en su sitio, después se sentó en el suelo y, apoyando la cabeza en la pared, finalmente se quedó dormido...

Horas después, al amanecer...

¡Mmphff! - Peter intentó gritar pero estaba amordazado y atado en una habitación desconocida, rodeado de diversos instrumentos de cocina ensangrentados tirados por el lugar y una mesa llena de sangre y vísceras.
En mitad de la noche habían entrado a la casa. Coca Cola había intentado despertarle pero estaba profundamente dormido así que como no pudo corrió a esconderse bajo la cama con el cuchillo en la mano. Unos desconocidos entraron en la habitación y al ver a Peter susurraron cosas, Coca Cola solo distinguió unas palabras "asar" "comer" y "ceporro". Los desconocidos le dieron un fuerte golpe a Peter con la culata de una pistola y entre varios lo cogieron a peso y se lo llevaron. Coca Cola se quedó escondida bajo la cama aguantando las lágrimas de ver como raptaban al que llamaba tito Pete hasta que amaneció y se atrevió a salir de su escondrijo. En la habitación no había ni rastro de Peter, se habían llevado las armas y la mochila, pero so había unas manchas de sangre, si Coca Cola entendió bien se lo iban a comer.

Coca Cola cogió la caja de tabaco de encima de la cama y se lo guardó en el bolsillo del pantalón. Con el cuchillo todavía en la mano salió lentamente de la casa a la calle sin saber muy bien si irse de allí o tratar de buscar ayuda. La moto de Peter ya no estaba donde la había aparcado la noche anterior, al parecer los secuestradores se la habían llevado. Miró hacia la carretera y le pareció ver un coche negro que se acercaba hacia el poblado.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

Mi estado era de euforia por mi nuevo descubrimiento. al abrir la guantera del coche un CD de música se posó suavemente sobre el asiento del conductor, como llamándome para ponerlo en el reproductor, sobre el CD escrito a rotulador aun se podía leer "IPSY KIN". Una guitarra española comenzó  a sonar tocando grandes éxitos pero a modo de flamenco, y aunque al principio no terminaba de entusiasmarme, a las 3 horas y con el botón de la camisa desabrochado, mi coche parecía la feria de abril.

La mejor mañana de mi vida. Había dormido bien, buena musiqueta y el sol no molestaba para conducir. Allí estaba yo cantando tranquilamente lo que yo entendía de la canción, al ritmo de los Gipsy Kings, marcando el ritmo tamborileando con las manos en el volante:
-¡por el camino de desiertooou, el viento me despeiiinaa, seva aroma de colita numa numa denariiii, ella de lo lejoos, una luz enteraaa, laireaia de mercan de vi poner la nocheee!
Spoiler:
¡COÑO UNA NIÑA!
- grité mientras frenaba y volanteaba para no atropellar a la pobre criatura.

Apagué, la música y vi por el retrovisor del coche como la niña se acercaba corriendo al coche.
no me fiaba un pelo de la niña, podía ser una trampa, pero aun así al ver sus ojos llorando de desesperación y su bonita camiseta con un oso, me hizo bajar del coche.

Se me enganchó de la pierna llorando desconsolada y por alguna razón, me apiadé de ella, así que con dureza le dije:

-¿que sucede? niña-
-mi tito... han secuestrado a mi tito- me miró con unos intensos ojos azules claro y continuó llorando con mas fuerza -se lo van a comeeeer-
no podía fiarme, pero tampoco podía dejar a la pobre en esa situación, intenté apartar con suavidad a la niña, pero otra vez pegaba su cabeza a mi pierna, con el segundo intento de apartarla me dijo:
-mi tito por favor-
-¡que si coño! pero déjame coger mis katanas- seguramente los zombies ya se habrían comido a su tito, pero, ¿y si no?, fué ese y si no el que me motivó a actuar. Cogí mis katanas, mi hacha y los revolvers.

Me agaché y acariciando la cabeza de la niña le dije que se calmara, que seguro que su tío estaba bien, parece que al verme armado hasta los dientes la pobre se calmó:

-¿como te llamas pequeña?-
-Mi tito me llama Coca Cola-
-tu tito es un grande, yo soy Robert, va, llévame donde este tu tito, pero en silencio, que hoy día hay gente mala por todos sitios-.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

Un desconocido llegó y tras una conversación accedió a ayudarle a encontrar a su tito. La niña no sabía donde estaba así que le dijo lo único que sabía.

No... no lo se, pero te puedo llevar a la casa donde lo secuestraron los hombres malos. Esos gilipollas de mierda, como diría mi tito. - dijo Coca Cola con lágrimas en los ojos.

Guió hasta el hombre desconocido y armado hasta los dientes hasta la casa donde habían pasado la noche. Había dejado la puerta entreabierta y seguía tal y como la había dejado. Entró aún nerviosa por si habían vuelto los hombres malos y llevó al desconocido armado escaleras arriba hasta la habitación donde habían dormido.

Aquí es donde estuvimos. Mi tito estaba durmiendo ahí en esa esquina y yo dormía en la cama. Me desperté en mitad de la noche y escuché unos ruidos, intenté despertarle pero estaba muy dormido así que me escondí debajo de la cama, aunque mi tito me haya enseñado cosas tengo miedo... Llegaron unos hombres malos, eran muchos, 6 o 7... ¡o 10! Se lo llevaron y se llevaron sus cosas... Mi pobre tito... Es raro pero me cuida... ¿Y si no vuelvo a verle? - dijo Coca Cola rompiendo a llorar de nuevo.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

La chica me llevó hasta una casa y dentro de esta a una habitación de la planta superior donde dijo que secuestraron a su tío.
por dios, ¿como podía hablar tanto una criatura tan pequeña? me golpeé la cara con la palma de mi mano, y la deslicé hasta la barbilla, me tenia agobiado:
-¡La virgen que cruz! cállate un poco niña, déjame que investigue por dios, pero en silencio-

Me puse de rodillas en el lugar donde la chiquilla decía que había dormido su tío, vi que había sangre en el suelo, no demasiada, parecía de un golpe no letal, pero si quizá para dejarlo inconsciente. La sangre estaba seca por lo que había pasado tiempo desde el golpe, pero había dejado un pequeño rastro que podía llevarnos hasta el, aun podía estar vivo pues, estaba claro que no eran zombies, los zombis no hacen prisioneros.

-Coca Cola ¿quieres ver a tu tío vivo de nuevo?-
-si-
-pues vas a tener que seguirme agachada y en silencio, ni un solo ruido ¿vale?-
-vale- me dijo asintiendo con la cabeza.
Tras colocarme mi capucha y sacar el hacha, cogido esta vez a modo de cuchillo militar, me dispuse a seguir el rastro.
Era muy débil pero con una entrenada vista, fácil de seguir. Nos llevó hasta una casa con 3 hombres vigilando lo que parecía una puerta de garaje y único acceso.
Estábamos en un callejón observando la casa, no parecía haber nadie mas que esos 3, dos a los lados de la puerta y uno en el tejado.
-¿conoces a esos tres?-
-no-
-bien, pues creo que ya se donde esta tu tio, ahora tienes que permanecer aquí escondida mientras yo mat...- paré en seco al recordar que era una niña de no mas de 9 años y continué - dejo dormidos a esos tres caballeros, ¿vale? no vengas hasta que yo te lo diga-
-vale, pero si puedes mátalos mejor-
La niña parecía que sabia como sobrevivir en este mundo.
Tras dar un rodeo a la manzana la cual parecía demasiado tranquila llegué a la casa en cuestión pero por el lado contrario. desde los laterales de la casa veía a los dos de abajo, el de arriba seria el ultimo en morir.
Hice un poco de ruido desde el lado derecho para llamar la atención del guardia de la derecha.
¿que ha sido eso?-
¿y yo que se? va ver tu, que yo me estoy terminando el cigarro-
Cuando el pobre idiota estaba llegando a la esquina, fue muy fácil agarrarlo del cuello, ponerlo sentado en el suelo y sin darle opción ha decir buenos días, degollarlo en silencio, el pobre no tenia ojo derecho y ahora tampoco garganta.
Ahora tocaba el de la izquierda, fui agachado por su lateral hasta quedarme justo en su esquina, podía oler el aroma de su cigarro. Desde aquí podía ver el callejón donde estaba Coca Cola, bien escondida como le dije pues no se la veía.
Con un rápido movimiento terminé con la vida del fumador, de un hachazo en la cabeza. Su ultima calada salia por su boca y por parte de su cráneo:
-Fumar mata, piltrafilla- le dije en voz baja mientras acompañaba su cuerpo con mis brazos para evitar el ruido al caer, curiosamente a este también le faltaba un ojo, aquello me pareció extraño.
Faltaba el del tejado, era fácil trepar gracias a un contenedor de basura que había donde había matado al primero. Este ultimo parecía el mas despistado de los tres, bostezando de espaldas a mi fue fácil reducirlo, le puse el filo del hacha en la garganta, le mire a los ojos desde arriba, bueno a su ojo porque a este también le faltaba uno, y apretando el hacha le interrogué:
-¿Donde lo tenéis?-
-a....¿a quien?-
-no juegues conmigo-
-vale vale, no me mates por favor, esta aquí, en el garaje tengo las llaves en el bolsillo-
-buen chico...¿que demonios tenéis en contra de los ojos?-
antes de darle opción a contestar le hice una nueva boca en la garganta.
Tenia las llaves como había dicho, desde arriba se veía parte del pueblo que parecía desierto y a la pobre Coca Cola mirando en la distancia, le indiqué que viniera en silencio y por la misma ruta que yo había tomado. Pero la niña cruzó corriendo.
Una vez los dos en la puerta le dije en voz baja:
-muy mal Coca Cola, muy mal ¿y si algún hombre malo de la panda de los tuertings te hubiera visto al cruzar?-
-perdón-
-no me pidas perdón, aprende del error, ahora vamos a ver si tu tío esta tras la puerta numero 3-



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

¡Cállate, joder! - gritó un hombre sin ojo dando una patada a la mesa donde estaba atado - No querrás acabar ya en la olla ¿no?

¡Mmphff! - profirió Peter en un intento de insultar al tuerto y a toda su familia.

Estate quieto, no nos gusta matar al ganado antes de tener los ingredientes preparados. - dijo el hombre tuerto mientras Peter seguía intentando gritar - ¿Qué pasa? ¿Crees que bromeo? - el hombre tuerto acercó su cara a la de Peter - ¿Sabes por qué no tengo ojo? Ninguno de nosotros lo tiene. Me arranqué el ojo y me lo comí. Es nuestra prueba. La prueba de que somos capaces de hacer cualquier cosa. Y si aún así sigues sin creerme quizás esto te ayude a concienciarte y aceptar que vas a ser parte de un buen guiso...

El tuerto apartó el pelo de Peter con rudeza y le metió un fuerte bocado en el cartílago de la oreja izquierda, apretando hasta arrancarle media oreja de cuajo mientras la sangre brotaba y la mordaza ahogaba el grito de dolor de Peter.


Minutos antes en otro lugar del poblado fantasma...


El hombre desconocido que ayudaba a Coca Cola había acabado con unos hombres a los que les faltaba un ojo sin dificultad. Coca Cola había contemplado como lo hacía intentando no agachar la cabeza, su tito querría que lo viera y que aprendiera. Sin quererlo le pidió perdón al hombre armado y, al igual que su tito, le dijo que no pidiera perdón. Agachó la cabeza con desánimo, había vuelto a equivocarse en otra de las lecciones de su tito: no se pide perdón, se manda a tomar por culo. Cuando se dispuso a abrir la puerta escuchó un grito.

¡Vosotros! ¿Qué coño estáis haciendo?

Coca Cola se giró y vio que era otro de los hombres malos. Entonces le dio un empujón a su ayudante sin siquiera moverlo del sitio y corrió hacia el hombre malo.

¡So-socorro! ¡Ese hombre es malo! Me quería obligar a entrar ahí a hacerme cosas... cosas malas... - dijo Coca Cola fingiendo un tono de pena y a la vez peligro mientras cada vez se acercaba más al hombre malo que, desprevenido, no vio venir la puñalada que le metió la niña en el escroto seguido de otra puñalada y otra y otra y otra hasta que el hombre malo cayó al suelo. Coca Cola se giró con la cara, las manos y el cuchillo llenos de sangre y miró a su ayudante:

Eso me lo enseñó mi tito. - dijo con orgullo pensando a la vez que su tito estaría orgulloso de ella por haber hecho eso en vez de haberse quedado quieta encogida de miedo o haber salido corriendo.

Después fue hasta la puerta y la abrió llevando aún el cuchillo en la mano, entrando a un recibidor muy desastrado con una alfombra polvorienta, cuadros torcidos y espejos rotos en las paredes. Entonces oyeron un grito ahogado que venía del fondo de el pasillo siguiente al recibidor, al otro lado de una puerta.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

Nos dirigimos con presteza al lugar del que provenía el grito, le dije a Coca Cola que se quedara quieta en la puerta mientras yo veía si la zona era segura.
Justo al decirle eso, la puerta se abrió y salió de ella un tuerto con la boca llena de sangre, sin dar tiempo a reaccionar mi hacha terminó en su frente.

Entré solo a la habitación, un oscuro lugar lleno de sangre vísceras y utensilios de cocina. No podía creer lo que vieron mis ojos al descubrir quien era el secuestrado. Esa melena, y esa ropa eran inconfundibles, incluso estando de espaldas a mi, el tito de Coca Cola no era otro el el mismísimo Peter Oric.

Teniendo en cuenta la situación y que aun no me había visto no pude resistirme a gastarle una broma sin maldad, me puse junto a su oreja, de espaldas a el para que no me viera y comencé a respirar con fuerza, Peter empezó a gruñir y a forcejear intentando liberarse, entonces le dije con una voz ronca:
-mmm bugaaa tugaaa, hora de comerse al ceporro-
Sus gruñidos eran cada vez mas intensos, seguro que me estaba diciendo de todo menos guapo. Al final no pude mas con la broma y rompí a reír a carcajada limpia.
De un salto me puse frente a el y con los brazos extendidos le dije:
-¡PETE! No sabia que eras parte del menú, ¿has montado una ONG para salvar niños? tenemos mucho de que hablar jodido loco-
Le quité la mordaza y le desaté las manos.
Mientras se reponía un poco y esperando alguno de sus cordiales saludos como "loco hijo de puta" o "joder que asco me das" me puse a investigar por la zona, había varios armarios en los que quizá pudiera encontrar algo de utilidad.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

El miembro 'Slim Fox' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'¿Qué hay ahí?' :

Resultados :



We are Enjoy the Silence 4.0:

¡Cinco años de zombies y los que nos quedan! ¡GRACIAS A TODOS!

Volver arriba Ir abajo

mmm bugaaa tugaaa, hora de comerse al ceporro - escuchó Peter a sus espaldas lo que le hizo gruñir aún más furioso.

Entonces la persona que dijo buga tuga se puso frente a Peter en pose de sorpresa. Lo primero que dijo Peter al ser liberado fue:

Voy a destripar a esos bastardos uno por uno. - mientras hacía presión en lo que le quedaba de oreja para hacer parar la hemorragia.

Una vez más no iba a dar las gracias. Y como era normal no estaba de buen humor y más sumando que lo habían secuestrado, le habían arrancado un trozo de oreja de un mordisco y tenían planes de hacer Peter a las finas hierbas.

¡Tito! - gritó Coca Cola entrando por la puerta - ¡Estás bien! Pensaba que esos hombres malos... ¡Te querían comer! Escuché a un hombre malo decirlo. Tenía miedo y me escondí... Luego encontré a este señor de las espadas y...

¿Pero por qué no te callas? No me montes la escenita, joder.

Coca Cola se secó las lágrimas de los ojos y asintió. Peter miró a Robert, parecía atareado desvalijando los armarios con éxito. Miró el lugar, ni rastro de sus cosas, por el momento estaba desarmado, necesitaba cuanto antes sus cosas y emprender el camino hacia su venganza. Bajó la mirada al suelo y allí estaba el trozo de oreja que le habían arrancado. Lo cogió, sopló un poco y se lo guardó en el bolsillo del chaleco. Después se dirigió a Robert.

Me alegra verte por aquí, mamonazo. Supongo que te apuntarás a la cacería.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

-¿que si me apunto a la cacería?- me hice un poco el remolón y acto seguido le presté a Peter mi hacha y uno de mis revolvers.
-guía tu la caza M.R. save the children, y cuida mis armas les tengo cariño-.

Después me coloqué bien los huevos dentro del pantalón, observé que no hubiera nada mas que robar, escupí un poco en el suelo, sonreí a coca cola y le di una palmada en el hombro a mi amigo haciéndole saber que estaba listo para ayudarlo en su venganza.
-¡MOVE!-.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

¿Quién mierda eres tu y qué has hecho con Robert? - dijo Peter al ver la generosidad de Robert que le dejaba dos de sus armas.

Tito, tito, ¿conoces a este señor? - dijo Coca Cola.

Es un colega. Jodemos cosas y eso.

¡¡Qué guaaaaay!! Entonces...

Entonces te quedas callada un rato y nos sigues.

Peter tenía como primer objetivo recuperar sus cosas y matar a todos los cerdos caníbales que se encontrara y tenía algo especial reservado para el jefe. Peter salió de allí dispuesto a formar la masacre y escuchó la puerta principal de la casa. Cegado por su cabreo Peter corrió hasta él y le machacó la cabeza a hachazo limpio para después cortarle una oreja y guardársela en el bolsillo, formaba parte de su plan. Después salió a la calle desorientado, no tenía ni idea de donde estaba su moto ni la casa en la que habían estado pasando la noche.

Capullo, ¿has visto mi moto? - le dijo a Robert - Joderme la oreja es una cosa pero joderme la burra...

Peter no sabía por donde empezar, habían bastantes casas en aquella calle y el poblado estaba desértico, no se veía ni un alma. Decidió ir a la casa de justo enfrente y entrar embistiendo la puerta en modo berraco, sin sutilezas, si había alguien que se enteraran de que Peter estaba libre y buscaba venganza. Y fue así, escuchó dos voces distintas susurrar desde el salón comedor, la entrada al salón estaba en mitad del pasillo. Peter le dijo a Robert que se encargara del piso superior y que le trajera una oreja de cada tío que encontrara. Después fue corriendo hasta la entrada al salón comedor y disparó al pecho de uno de los caníbales 3 veces y se cubrió en la pared. El otro caníbal se agachó detrás de un sofá, los dos esperaban a que el otro asomara la cabeza para pegarle un tiro pero Peter no iba a dejarse ver si no era seguro que pudiera matarlo. Para hacerlo salir dio unos golpes en el suelo con el hacha para hacerle creer al tío que se estaba moviendo para adentro y consiguió que se levantara y apuntara a la entrada. Peter lo más rápido que pudo salió de la pared y le pegó un tiro en la cabeza. Después fue y les cortó una oreja a cada uno y se las guardó.

Niña, busca una bolsa, pronto no me cabrán en el bolsillo.

¿Y por qué guardas las orejas de los hombres malos?

Es una sorpresa. Cállate y busca una bolsa por la planta baja.

La niña se fue y al rato apareció con una vieja bolsa de supermercado. Peter echó las orejas recolectadas en la bolsa menos el trozo de la suya que lo siguió llevando en el bolsillo.

Lleva la bolsa y no la pierdas, niña.

Y allí se quedaron en el salón comedor esperando a Robert.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

Mientras Peter mataba indiscriminadamente yo me dediqué a bailar con Coca Cola:
-ven coqui ven que vamos a bailar, haz y di lo mismo que yo- me miraba entusiasmada.
-¿lista?-
-¡si!-
-¡SOY UNA TAZA!-
-¡SOY UNA TAZA!-
-¡UNA TETERA!-
-¡UNA TETERA!-
-¡UNA CUCHARA!-
-¡UNA CUCHARA!-
-¡Y UN CUCHARON!-
-¡Y UN CUCHARON!-
-¡ASÍ NO ES EL CUCHARON!-
-perdón-
-PETER TU NIÑA ES UNA INÚTIL NO SABE HACER EL CUCHARON.... en fin no pasa nada chiquilla ya lo practicaremos-
-¡Vale!- acto seguido la niña se fue feliz mente al lado de Peter, parecía contenta, eso era bueno.
Me dirigí escaleras arriba y no había nadie en toda la planta, pero si encontré un pequeño libro titulado "técnicas militares de despiste al enemigo". Con curiosidad lo abrí y empecé a leer.
-matemos a sus mujeres y violemos a su ganado, eso los confundirá-
suficiente lectura por un día, me dije a mi mismo, después bajé junto a la niña y mi amigo para decirles que allí no quedaba nada mas.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

Robert terminó de investigar la planta de arriba y se encontró de nuevo con Peter. Cuando Peter iba a sugerir salir de la casa se empezaron a escuchar unos disparos desde la calle a la casa. Peter abrió la cortina de la ventana del salón y vio que habían 4 tíos en la calle disparando a ciegas a la casa. En esto uno hizo una señal y pararon de disparar, el que hizo la señal comenzó a gritar:

¡Salid de la casa o será peor!

Me vas a comer la polla.

Peter le dio un codazo a la ventana rompiéndola y sacó la mano y disparó a uno de los hombres en la cabeza acabando con él. Eso los cabreó y tiraron una granada por la otra ventana. Peter gritó y saltó hacia detrás de un sillón para intentar resguardarse de la explosión pero saltó por los aires pegándose un costalazo brutal contra una mesa del comedor. Peter con pitidos en los oídos se levantó y miró a la niña, estaba a salvo aunque no tenía buena cara. Eso ahora no le importaba a Peter, tenía que matar a esos bastardos y recuperar sus cosas.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

sin venir a cuento una granada nos lanzó a tomar por culo.
Al menos había 3 hombres fuera, pude verlos a través de boquete que la granada había causado, uno de ellos había muerto a manos de Peter con mi pistola. Vi que estaban vivos, atolondrados pero vivos.
-DEJA YA DE GASTAR BALAS JODER, ME VAS A SALIR MAS CARO QUE UN NIÑO TONTO....vamos arriba a resguardarnos un ataque frontal seria muerte, necesitamos un plan- la biblioteca de la casa donde había encontrado el libro seria un buen lugar, esperé a que Coca Cola y Peter estuvieran a salvo en las escaleras guardando sus espaldas apuntando a los enemigos por si les disparaban en el trayecto.
Una vez en las escaleras y a salvo le seguí.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

Tras ese momento explosión tan típico en la vida de Peter y Robert, este último sugerió subir arriba e idear algún plan, que seguramente incluiría algo destructivo conociéndoles. Peter subió seguido de Coca Cola y Robert hasta una habitación de estudio que parecía una biblioteca de la de libros que había allí. Había una ventana frente al escritorio pero no se habían dado cuenta de que Peter y Robert estaban allí.

Tito, ¿qué vamos a hacer?

Matar a esos cerdos comepollas.

Peter miró por la ventana con disimulo, solo veía una posible solución para acabar con ellos sin morir en el intento.

Oye capullo, ¿y si te entretengo a esos cabrones tirándoles mierdas y tu bajas por el otro lado de la casa y les revientas la cabeza a katanazos?

¿Y yo que hago?

Lo que hacen todos los niños de tu edad: mirar el pan.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

Me pareció buen plan, también me lo habría parecido lanzarles caca a la cara como si fuésemos babuinos, pero ese plan era mejor.
Me descolgué por una de las ventanas laterales usando una cañería.
Una vez en el suelo me puse cuidadosamente en la esquina de la casa, podía ver a los tres monguricos allí plantados, a todos les faltaba un ojo, esperé la distracción y entonces, comenzaron a salir libros disparados a sus cabezas... libros volando, la verdad, no me sorprendía, había visto cosas mucho peores con este tío.
Aprovechando la confusión salí coriendo en direccion a lo tres despistados tuertos, de un salto y katanas en mano terminé con la vida de dos de ellos al caer sobre sus cuerpos clavando mis katanas en su craneos, antes de que el tercero reaccionara me puse de tras de el de una voltereta, lo agarré del cuello y vi que tenia un cinturón con granadas.
-¿así que tu eres el que me ha destrozado el salón?- le quité una de sus granadas, la accioné y se la metí en los pantalones, una rápida patada lateral para alejarlo y que la explosión no me matara y podía disfrutar de los fuegos artificiales.
El hombre reventó literalmente de cintura para abajo.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

Coca Cola fue pasándole tomos de enciclopedia a Peter y se los fue tirando a los caníbales por la ventana al grito de: TOMA CUERPO HUMANO, HIJO DE PERRA para entretenerlos hasta que llegó Robert y se los cargó a todos. Peter y Coca Cola fueron al encuentro de Robert, quien le estaba hablando a medio hombre. Peter cortó las orejas de manera hacendosa y las echó a la bolsa.

De pronto Coca Cola encontró algo y gritó:

¡Tito, tu moto! - señaló Coca Cola a lo lejos y salió corriendo.

¡Eh, mi moto! - gritó Peter corriendo detrás de Coca Cola.

La moto estaba en una plaza de tierra frente a lo que parecía un ayuntamiento. Cuando llegó vio la tragedia, la moto estaba medio desguazada. A Peter se le partió el alma al ver la moto en ese estado, irreparable, le habían quitado componentes esenciales para funcionar y él no sabía de mecánica, aunque los encontrara no podría repararla. Eso cabreó mucho más a Peter, el cual se puso a gritar furioso:

OS VOY A MATAR A TODOS, CANÍBALES HIJOS DE LA GRAN PUTA.

Un tiro le rozó el zapato. Peter se giró, había un caníbal a lo lejos en un callejón vigilando la moto. Peter corrió hasta él y le cortó la mano que sujetaba la pistola de un hachazo. La otra mano acabó cortada también y Peter se lió a darle puñetazos en la cara hasta que el tío suplicó piedad.

HIJO DE PERRA, MI MOTO.

No lo mates tito, te puede decir donde tienen tus cosas.

Por fin dices algo provechoso, joder. ¿Donde están mis cosas? - Peter le cortó la oreja y se la guardó. Estuvo golpeándole y haciéndole cortes hasta que le dijo que sus cosas estaban en la casa frente a la casa desguazada. Al final Peter se lo cargó de un hachazo y se levantó dispuesto a seguir con la vendetta personal.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

-¡Peter tu moto!- dije para no ser el único en no decir algo de su moto, después agarré la cabeza del muerto sin piernas  y moviendo su boca dije con una voz ronca.
-¡mirad es su moto!- el también quería decir cosas de la moto, el pobre solo quería amigos, la pena es que muerto no se hacen muchas amistades. Tras rebanarle el cerebro de un katanazo para evitar su conversión a zombie fui a ver a Peter y su moto, un disparo me alarmó y vi como Peter le cortaba las manos a un tuerto, después la oreja y después lo interrogó para saber donde estaban sus cosas.

Dijo que sus cosas estaban en la casa de enfrente, era una pequeña casa de planta baja a la que accedí de una patada.

Me encontré con un amplio salón cocina y cinco tuertos custodiando las cosas de Peter.
Aprovechando el factor sorpresa comencé a matarlos uno a uno y rápidamente.

Antes de que uno desenfundara su arma le sesgué las manos  mientras con la otra katana apuñalaba en el ojo sano a uno, de una patada lancé una silla a los otros dos mientras estaban en el suelo salté a por el ultimo y caí con mis rodillas sobre su pecho y su espalda sobre el suelo. Clavé mi katana en su garganta y con fuerza tiré dividiendo su cráneo en dos. quedaban solo tres así que con mi revolver disparé rápidamente a los dos del suelo y al manco del principio terminado así con la vida de los cinco, de mi interior salió un grito de victoria. -¡PEEEEENTAKILL!-.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

Robert mató a unos tíos, lo normal en el día a día. Peter recogió sus cosas y le dio la mochila a la niña para que la llevará él. Peter le devolvió las armas a Robert sin dar ni un simple gracias y cargó la escopeta y salió a la calle. No sabía a donde ir hasta que un tío se asomó al balcón del ayuntamiento y se puso a gritar:

¿Os creéis que esto es un juego? ¡Matad a esos dos! ¡Pero no les cortéis muchos miembros, tienen que servirnos de cena!

¡Una mierda! - gritó Coca Cola.

Bien dicho. Ahora cállate un rato y prepárate para matar.

Del ayuntamiento salió una tropa de tíos raros armados, sin ojo y dispuestos a matarles. Peter le reventó la cabeza de un tiro a uno, después se colgó la escopeta a la espalda y desenvainó la espada.

Venid cabrones, ¡HAY PETER ORIC PARA TODOS!

Los caníbales aceptaron la provocación y corrieron hacia Peter pero también hacia Robert. Peter recibió a uno ensartándolo por el estómago y alzándolo en peso. Después lo echó al suelo y cortó la cabeza de otro caníbal como si fuera mantequilla. La tarde prometía.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo

Me uní a la matanza de maricones, cortes por aquí y cortes por allí los tuertos iban cayendo uno a uno, de repente me vino uno de mis brotes y todo se quedo oscuro unos segundos al recobrar la vista vi a Marcus en el balcón, y se me fue la olla.

Le lancé mi hacha recién recuperada a la garganta de de uno de los tuertos, gasté las balas que me quedaban en los revolvers mientras corría en dirección al ayuntamiento.

dentro había unos pocos mas que fueron muriendo poco a poco mientras los mataba salvajemente con mis katanas, la furia y odio hacia Marcus me hacían ser una bestia sin conocimiento mas que el de matar. Una vez frente al balcón Marcus me miraba sonriente.
-Hola robert, ha pasado mucho tiempo ¿me echabas de menos?-
-¡NO JODER CLARO QUE NO! ¡MUERE CERDO!-
Le asesté una patada en el estomago a Marcus, el cual reía mientras salia volando por el balcón. Mi mente volvió a aclararse y vi que el que volaba era el tuerto supremo, el que antes nos había mandado a toda su escoria.



mil gracias Kassandra Pyne por la firma

Mi antigua firma que también es muy bonita:

AWARDS SENSUALES:

Volver arriba Ir abajo

A Robert se le fue la olla una vez más, lo habitual en él, y desapareció internándose en el ayuntamiento... Y voló. El líder caníbal voló por el balcón de una patada de Robert. Entonces Peter puso en marcha su plan orejil. Le cortó las manos al tío y le bajó los pantalones.

Tenía esto preparado para ti, como te gustan tanto las orejas... Pues orejas para el maricón muerdeorejas.

Peter le dijo a Coca Cola que le acercara la bolsa de orejas y Peter comenzó a meterle las orejas una a una por el ano mientras el tío gritaba de dolor y Coca Cola se entretenía matando a un par de caníbales que había dejado Robert con vida. Al final todas las orejas de la bolsa estaban dentro de su recto.

Aún no hemos terminado, no relajes el culo.

Peter le cortó de golpe las orejas al tío y se las metió también por el culo mientras se reía como un loco. El tío no paraba de gritar como un gorrino. Para callar sus gritos Peter le dio un par de guantazos y después lo levantó en peso, obligándole a sostenerse en pie y lo empujó hasta una casa. Le dio otro empujón tirándolo al interior de la casa por una ventana, rompiendo los cristales, y saltó a través de la ventana cayendo encima del caníbal. Entonces le partió un brazo y después el otro. El tío lloraba y gritaba, al final Peter se cansó de tanto grito y llanto y le atravesó la cabeza con la espada.

Que te jodan.

Tras acabar con el líder caníbal salió a la calle a esperar a Robert a ver si se le había ido el venazo o había que calmarlo a ostias.


Awards:




Cuando eres tan sensual que Lobezno te echa de menos.:

Lo que pasa en las Vegas... ¡¡Gracias Kass!!:

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.