• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Chicas Vs. Chicos
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyHoy a las 10:59 por Jacqueline Hale

» ¿Hora de pasar página? [Zasha]
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyHoy a las 10:57 por Jacqueline Hale

» Hasta siempre supervivientes y criaturas
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyAyer a las 15:04 por Richard Jackson

» Ponle pareja al de arriba
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyJue 15 Ago 2019, 18:05 por Cassandra Baržić

» Don't breathe [Libre]
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyJue 15 Ago 2019, 17:53 por Cassandra Baržić

» ¿Que te sugiere el nombre de arriba?
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyJue 15 Ago 2019, 17:30 por Cassandra Baržić

» Esposa e hijos [2/4]
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyJue 15 Ago 2019, 11:32 por Geralt Travis

» Hubo una vez... [Ajax Burke]
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyMiér 14 Ago 2019, 12:47 por Sutton

» ¿Que harías si el de arriba te besara?
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyMiér 14 Ago 2019, 04:09 por BalioN

» ₪ Temas Concluidos {O B L I G A T O R I O}
Wake me up when september ends — Bobbi EmptyMiér 14 Ago 2019, 03:56 por BalioN

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Wake me up when september ends — Bobbi BfaHM5eWake me up when september ends — Bobbi TT9KvUfWake me up when september ends — Bobbi Gubwrm5Wake me up when september ends — Bobbi Gubwrm5
Directorios
Wake me up when september ends — Bobbi NgodK5u

Wake me up when september ends — Bobbi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wake me up when september ends — Bobbi Empty Wake me up when september ends — Bobbi

Mensaje por Ava Aiken el Jue 31 Mar 2016, 00:17

Ava "Bobbi" Aiken


14 de febrero de 2011.
Por todas partes quedaba en el ambiente la festividad de San Valentín, casi como si se tratase de un virus que se propagase por el aire. Eso me hacía recordar, que por alguna extraña razón que aún no entendía, Mihail y yo solíamos siempre discutir ese día y cada uno acababa por su lado, claro estaba que jamás celebrábamos esa fecha tan absurda y comercial. Pero era como si ambos, sin llegar a planearlo nos hubiéramos puesto de acuerdo en lo absurdo que resultaba San Valentín y en que no queríamos seguir al rebaño. Siempre eran discusiones absurdas, sin ningún sentido la mayoría y ya ni me acordaba de una tan siquiera. Lo agradable era la reconciliación. Esa era nuestra pequeña celebración de esa fecha, mientras que el resto se regalaban bombones, flores o peluches nosotros nos dedicábamos a sacarnos los ojos y a pasar el día con amigos, cada uno por su lado y cuando acababa el día volvíamos a casa en busca del otro. Teníamos el resto del año para darnos la lata con nuestras tonterías y lo cierto era que en el fondo, siempre me había gustado ese momento después de la media noche, de madrugada: cuando nos encontrábamos en casa o en el portal, con cara de pocos amigos, ropa alborotada, tacones en mano (evidentemente solo yo), mirada somnolienta, algo de reseca y una buena dosis de cansancio. Entonces uno preguntaba: "¿café?" y el otro respondía: "sí por favor" y sin más volvíamos al hogar, a dormir hasta habernos recuperado por completo. ¿Sencillo, no? No eramos la típica pareja y eso era lo que más me gustaba y ahora lo que más echaba de menos.

Aquel San Valentín era diferente, primero tenía trabajo que hacer y segundo, cuando regresara a casa no me encontraría a Mihail con una de sus resacas y sus caras de mal humor, tampoco habría café recién hecho, ni mucho menos me dejaría abrazarme a él mientras dormíamos, porque no estaba. Se había ido y a día de hoy no sabía por qué, qué había pasado y aunque estaba furiosa una parte de mi lo echaba de menos. Eso hacía sentirme como una idiota.

Observé el anillo aún en mi mano, resoplé y me lo quité rápidamente, lo guardé en la guantera del coche y proseguí con la ronda de vigilancia de aquel almacén: un vehículo llegaba y le abrían la puerta, eso me hizo movilizarme.

Aquí Bobbi, acaba de entrar un vehículo — avisé a través del micrófono, no tardaron en responderme. — Recibido, vamos a entrar, son un total de cuatro sujetos, estamos grabando, en cuanto escuchemos lo que queremos los detenemos — asentí. — De acuerdo — me preparé para salir fuera. La misión era en verdad de lo más sencilla, ni siquiera suponía un peligro real, un par de idiotas que estaban vendiendo información de la agencia, no eran agentes como tal. Y los dos hombres que acababan de entrar eran de los nuestros, por lo que no tardaríamos en acabar y largarnos a casa. Aunque yo no deseaba volver, al menos no hoy...

Salí del vehículo y crucé velozmente la calle. Ya habíamos estudiado el almacén, era el típico edificio que había sido un taller y que con la crisis había tenido que cerrar. Me deslicé por uno de los laterales y con cuidado subí sobre uno de los contenedores. Así podría colarme por una ventana que quedaba en la parte alta de la fachada, el cierre estaba roto, por lo que no fue difícil colarme. Una vez dentro debía ser cuidadosa con lo que hacía. Avancé entre los viejos estantes, armada con mi reglamentaria. Escuchaba las voces en el fondo de la habitación, mis dos compañeros y esos dos hackers estaban hablando, podía escuchar perfectamente lo que decían gracias al auricular que llevaba en mi oído.

Acaban de aceptar el pago, ya podemos proce... — mi superior no terminó de hablar. De repente resonaron dos disparos en el edificio, el eco se hizo aún mayor por culpa del auricular. — ¡Han llegado más hombres, han disparado a Louis y Harris, Bobbi sal de ahí inmediatamente, son miembros del...! — la conversación se cortó repentinamente. ¿Qué estaba pasando? Corrí entre los estantes para acercarme al lugar del tiroteo, los dos hackers le arrebataban de las manos el maletín al cadáver de Harris y se acercaban a los otros tres recién llegados. Se dieron un apretón de manos y ambos abrieron los maletines que portaban, más un tercero que habían traído los recién llegados. ¿Les habían tendido una trampa para sacar el doble del dinero? Miré la escena perpleja, pero aquello aún no había acabado: los cinco hombres parecían haber cerrado el trato y el cabecilla daba un apretón de manos a los dos hackers, cuando los hombres que tenían detrás sacaron como si nada sus armas acabando con los informáticos. En menos de cinco minutos esos tres se habían cargado a dos hombres.

Disparos comenzaron a resonar en el exterior del edificio, un cuarto hombre entró gritando y avisando a sus compañeros de que había agentes fuera. Ahora era el momento de salir y no dudé en ganarme la situación con el factor sorpresa.

¡Eh capullos, abajo las armas, estáis rodeados! — grité saliendo de mi escondite, apuntando al cabecilla del grupo. Pero no, esos cabrones no iban a rendirse tan fácilmente, el cuarto hombre disparó en mi dirección, así que me lancé al suelo a la vez que apretaba el gatillo varias veces. El cuarto caía muerto al tiempo que los otros tres también abrían fuego y yo me cubría con uno de los estantes y chapas de metal. — ¡Solo estáis empeorando las cosas, ya habéis asesinado a dos agentes y...! — ni me dejaron acabar la frase, los tres prosiguieron dispararon en mi dirección. En verdad me equivocaba, ya habían empeorado demasiado las cosas, les caería perpetua y no tenían nada más que perder. Respiré hondo mientras que revisaba mi cargador y cargaba el arma el nuevo, me asomé apenas lo justo para disparar dos veces, solo de distracción porque rápidamente me moví entre los estantes, ellos seguían disparando en la dirección en la que se suponía que estaba. Lo bueno de aquel lugar era que parecía un autentico laberinto.

Me moví con sigilo hasta quedar tras uno de esos idiotas, le disparé por la espalda y me cubrí. Ya solo quedaban dos y ahora que conocían mi nueva ubicación comenzaron a disparar en esta. Corrí, perdiéndome de nuevo en aquel laberinto, pero yo no había sido la única, ellos también se habían movilizado. Fuera aún resonaban los disparos, lo que me indicaba que mis refuerzos tardarían en llegar. Maldije para mis adentros cuando me vi en un pasillo sin salida, uno de esos cabrones además me perseguía y no tardaría en encontrarme. Trepé por uno de los estantes hasta quedar a una altura mayor, eran estanterías de hierro bastante pesadas, por lo que no fue difícil, esperé atenta hasta que el hombre llegó debajo de mi posición. Me dejé caer agilmente sobre su cuerpo, golpeándole con fuerza en la nuca. Su arma se había desprendido lejos de él, y la mía también cuando se lanzó a por mi golpeándome contra uno de los estantes. Con ayuda de mi codo le propiné varios golpes en la espalda, seguidos de un rodillazo en su estómago cuando pude zafarme apenas de él, giré sobre mis pies y le regalé varias patadas seguidas de un último puñetazo que lo hicieron caer al suelo.

Recogí mi arma y corrí fuera de ahí para perder de vista al cabecilla del grupo que con los ruidos me buscaba ahora. Lo escuchaba reírse y tratar de provocarme mientras me buscaba, pero en algo se equivocaba, solo estábamos nosotros dos y yo no tenía miedo, solo uno saldría con vida de allí y sería yo. Estaba totalmente convencida de ello. Saqué mi móvil del bolsillo, coloqué una alarma, lo dejé sobre uno de los estantes y me alejé esperando a que aquel truco funcionase. Cuando sonó la alarma escuché una pequeña risita acompañado de un «Estúpida zorra...» El hombre corrió a ese pasillo, cegado con la idea de que yo estaba allí, pero aquello era solo una trampa para localizarle y tenerle a tiro, ya que cayó como un completo idiota pasando de mi verdadera ubicación, cuando vio el móvil ya era tarde, salí a por él, me dio tiempo a ver su cara de desconcierto. Le apuntaba con el arma ya con el arma, él sujetaba mi teléfono.

Suelta el arma, estás solo — amenacé sin dejar de apuntarlo. — No — su cara fue de asco, vi como bajaba la pistola en mi dirección, el cañón de su arma me apuntaba directamente, sentí la adrenalina, y entonces disparé: cuatro disparos resonaron en el almacén, el problema era que solo tres habían salido de mi arma. El hombre cayó muerto al suelo, yo desvié la mirada hacia el suelo, viendo como mi camisa se teñía rápidamente de rojo. Me llevé una mano rápida al zona del disparo a la vez que me derrumbaba en el suelo.

¡Bobbi! — las puertas del almacén se abrían. — A buenas horas... — pensé. — ¡Estoy aquí! — grité con la voz rota por el dolor. — ¡Ava, Ava...! — mi superior se lanzó sobre mi para agarrarme y hacer presión también sobre la herida, él pedía una ambulancia al resto de compañeros. — Eric... No quiero morir — le miré aterrada, sintiendo los ojos húmedos. — Por favor... No me dejes morir — sollocé. — No, no, no... Ava, te vas a poner bien, ya lo verás — veía su mirada, parecía mentira y sino fuera porque mi visión se volvía borrosa, habría jurado que él parecía llorar también. Miraba la herida en mi costado y luego a mi. No parecía nada bueno. — Aguanta por favor — me pedía él una y otra vez. — Aunque sea... Que no muera hasta pasadas las doce de la noche, es San Valentín, sería muy patético morir en San Valentín... — una débil sonrisa asomó en mis labios, él sonreía también, pero triste. Agarraba mi muñeca con fuerza y la zarandeaba suavemente para que espabilase. Me pedía que aguantase, una y otra vez y no supe cuanto tardaron en llegar los sanitarios, pero a mi me parecía que habían pasado siglos, porque solo quería sucumbir al sueño y Eric no me dejaba, no paraba de mover mi cara, de agarrar mi muñeca, de gritarme incluso...

Aquel día estaba siendo un completo desastre, en todos los sentidos. Por un lado solo quería dormir, por el otro no, temía que una vez que cerrase los ojos jamás volviera a abrirlos, pero bueno, si mirábamos el lado positivo... Al menos no tendría que volver sola a casa esa noche.



- - -:
Solo Bobbi:
Wake me up when september ends — Bobbi Tumblr_inline_nio1oahXuS1t6da4c
Pandemonium:
Wake me up when september ends — Bobbi VOnyJc0Wake me up when september ends — Bobbi Tumblr_o323fzANmy1v88xojo1_500Wake me up when september ends — Bobbi 08Cs1Zs

Volver arriba Ir abajo

Ava "Bobbi" Aiken


01 de junio de 2007, Las Vegas.
Vacaciones. ¿Cuándo había sido la última vez que había contado con unas vacaciones de verdad? Esta era sin duda la primera vez que me marchaba lejos y que apagaba el móvil. Lo sentía mucho, pero desconectaba del mundo, por esta semana sería otra persona, nadie de quien depender en la agencia, adiós a esas montañas de papel, el agobio por las toneladas y toneladas de informes que llegaban a mi escritorio...

Mi ideal para mis primeras vacaciones era ir a un sitio tranquilo, tal vez a la montaña, Mark se había prestado a dejarme su vieja cabaña familiar para pasar unos días, sin embargo hice todo lo contrario y me fui al último lugar en el mundo donde me buscarían: Las Vegas. Era aquella sin duda la mejor forma de desconectar, pero por raro que pareciera, pese a mi control y perfeccionísmo las cosas se me acabaron yendo de las manos de una manera que ni yo misma habría creído posible.

Sentía como si la cabeza me fuera a estallar, y cuando traté de moverme, apenas un leve movimiento, todo a mi alrededor dio vueltas.

Ahh... — me quejé llevándome una mano a la sien. — ¿No querías cambios e innovar? ¡pues toma cambios! — me dije en lo más hondo de mi cabeza. Anoche debí pasarme con la bebida y decía "debí" porque apenas era capaz de recordar gran cosa. Me encontraba en un lateral de la cama, por lo que me moví lentamente hacia el interior chocando con algo, más bien alguien... — ¿Ava? — pensé. Apenas un momento completamente paralizada, tratando de recordar algo hasta que escuché las palabras mágicas: «Eh, hola.» Estiré las sábanas en mi dirección, ni siquiera sabía donde estaba mi ropa y fue entonces que me fijé en el anillo que descansaba en mi mano derecha.

Tienes que estar de coña... — susurré sin pensar, a la vez que me giraba por fin para ver al hombre que descansaba a mi lado. Su expresión tampoco era la mejor del mundo, me quedé completamente estática, sin saber que decir exactamente. — Hola — respondí dubitativa y arrastrando algo de más las vocales. — Ahora dime por favor, que esto no es lo que creo y que anoche nos sumamos a una secta o algo así... — alcé mi mano mostrando el anillo. ¿Qué clase de locuras había hecho aquella noche? Ni siquiera era capaz de recordar el nombre de él.



- - -:
Solo Bobbi:
Wake me up when september ends — Bobbi Tumblr_inline_nio1oahXuS1t6da4c
Pandemonium:
Wake me up when september ends — Bobbi VOnyJc0Wake me up when september ends — Bobbi Tumblr_o323fzANmy1v88xojo1_500Wake me up when september ends — Bobbi 08Cs1Zs

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.