• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Charlotte Clawson, Conrad Hayes, Max A. Walcott, Samantha C. Murray

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsForgotten [James's Memories] FUBshBwTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios
Forgotten [James's Memories] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500Forgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5XcForgotten [James's Memories] SH3v5Xc

Forgotten [James's Memories]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Forgotten [James's Memories] Empty Forgotten [James's Memories]

Mensaje por James Howlett el Lun 26 Ene 2015, 18:04

JAMES HOWLETT


14 de Septiembre de 2014
Me cuesta pensar con soltura, todo está oscuro. El mundo está oscuro. Hoy, día X del mes Y del año Z, he caído presa del monstruo que habita en mi. Ese monstruo de mi interior que se llama Logan. La parte que narra esto, la que dicta palabra a palabra estos pensamientos, es la original, James. Un residuo de lo que era antes de que la maldad humana me transformase. Antes de que mis límites desaparecieran. Cuanto más segundos pasan, cuando más noto el sabor que tengo en mi boca, más me doy cuenta de que he enloquecido. Llevo meses viendo todo lo que pasa a mi alrededor como si hubiese un filtro entre la realidad y yo. Era Logan, sin duda. Yo ya no soy yo, yo morí. Soy un fantasma. Una personalidad residual, el único y último sistema de defensa del cerebro para protegerse del colapso.

¿Cómo llegué a este punto? Bueno, la historia empieza hace unos meses... Conocí a una mujer. Natasha. Iba a morir... Esa idiota... Rodeada de zombis... La salvé. Me noqueó y me arrastró hasta un hotel. ¡Me enseñó! O eso dice ella. Me torturó, cortó, quemó, besó, trató de abusar sexualmente de mi. ¡Ja! Yo, el buen abogado James, el que se quedaba sin comer por salvar de la inanición a un humano. Creía en los humanos. Y... Supongo que a la larga, mi mente, por fuerte que fue, se destrozó. ¿Y como podría recomponerse? Creando algo que tomase todos los pedazos y los mantuviese pegados, juntitos, poco a poco... Y cuando volví a abrir los ojos, no sentía dolor. Sonreí a esa pelirroja y me encaré. La herí en su orgullo. Maniatado a una silla, la vencí. ¡Acabé con ella! Y la dejé ir. En ese momento creía que lo hacía por una pequeña bondad en mi, porque debía seguir aprendiendo, creciendo. Creo... Que no me di cuenta de que yo ya no era yo. James estaba siendo abrazado por Logan, mientras este clavaba sus garras en mi pecho, destrozándome.

Y mientras me recuperaba de mis heridas, apareció una chica en el motel, buscando suministros. Yo... Había estado pensando durante mucho tiempo. ¿Qué es lo que hacen los humanos? Son un peligro. Malos, desagradables, desconsiderados, inmundos... Debían aprender la misma lección que Natasha me enseñó... Día a día, Logan carcomía más lo bueno en mi. Como un parásito, acabé siendo esa segunda voz en la conciencia. La chica me salvó, me curó las heridas y me mantuvo bien alimentado. Después, acabé enseñándole lo que me enseñó Natasha. Contra una silla, la torturé. Pero... Algo no funcionó. ¿Qué era...? ¿Qué era...?

Me duele muchísimo la mano izquierda, pero la alzo hasta mi cara y me enjugo las lágrimas. Noto más humeda la cara, aun así... Miro la mano y... Empapada. Sangre. Sangre... ¿Qué falló?

Maté a una persona ese mismo día. Si, eso era. No sé que pasó, pero... No aguantó tanto como yo. Su mente era débil, o su cuerpo... Colapsó. Yo ya estaba recuperado para entonces, así que miré su cadáver allí y... Y lo dejó allí, se fue. Caminó por mucho tiempo, enloqueciendo poco a poco, acallando poco a poco cada vez más mi voz. Hasta que solo era un susurro tras una cascada. Por más que gritase, no podía hacer que me escuchase. Cada día rompía otro límite moral. Resultó convertirse en un depravado. Mató, destrozó, ¡se volvió una bestia! Grité más, hasta que me cansé y simplemente cerré los ojos. Yo sabía que el error había sido mío, si no me hubiera forzado, si le hubiera hecho caso a Natasha y me hubiera muerto, ahora estaría bien, feliz. Pero no, me forcé, me rompí y permití que mi cerebro crease una personalidad residual, para protegerme del colapso. Permití eso y no supe recuperarme. Dos personalidades en un cuerpo. Pero yo soy débil, siempre lo fui, jamás rompí un límite. Mi otro yo los rompió todos.

Hace mucho, cuando esto no era imaginable, me interesé por un caso. Un joven de veinte años había "partido" la puerta de un coche con sus manos, o algo así. Me cuesta recordarlo. Salvó así la vida de sus padres... El chico acabó con serias heridas internas. Intrigado, me informé. El cerebro nos pone cientos de límites. Mentales, físicos... Aunque hay gente que nace sin los mentales y son incapaces de entender las normas de la sociedad. Otros, nacen sin los físicos. Su cerebro no limita su rendimiento. ¿Por qué se supone que deben existir esos límites? Para no romperte. Sobrecargar el cerebro excediendo los límites de tu mente provoca un colapso. Sobrecargar tu cuerpo excediendo los límites impuestos por el cerebro provoca que tus huesos, músculos y ligamentos se destrocen. Somos increíbles los humanos. Podemos destrozar esos límites en un momento puntual para salvarnos, o para salvar a los nuestros. Pero siempre salimos perdiendo, aunque sea un poco. Ojalá solo tuviera herida internas en los brazos, como aquel chico.

Trato de levantarme. Está oscuro, me desagrada el olor de esta alcantarilla. Miro a mi derecha y recuerdo cosas.

Yo soy James. Yo no soy Logan. Mi cuerpo sin límites. Mi mente sin límites. Ambos necesitan un dueño, ¿no? Uno capaz de cuidarlos. De sanarlos cuando estén heridos. De no forzarlos. ¡Yo los merezco! ¡Jamás maté a nadie! ¡No soy un monstruo!

[...] Tengo sueño. [...]

Hoy, día X del mes Y del año Z, un monstruo conocido ha podido conmigo. Entró por los resquicios de mi mente y me golpeó en el momento más álgido en el que me encontraba. Me llama Logan, loco... Logan. ¡Me gusta más que James!

Estaba huyendo de un zombi bastante raro. Me encontré con un par de personas. ¡Una pareja! Gilipollas. Corrí por las alcantarillas con ellos, encontré una salida y la tomé rápidamente. No hice ningún sonido, así ninguno de los tres me seguiría. Ella, al parecer, me vio y me siguió. Iba a avisar a su novio, pero yo la detuve. De todos modos, el bicho le alcanzó y le mordió en le yugular. Muerto. Fin. Me alejé corriendo, mientras el monstruo la devoraba. Me alcanzó al poco, me recriminó no haberle dejado ayudar a su pareja. Me insultó, y... Me pegó. Un solo puñetazo en la mejilla. Noté como por mi sangre hervía una ira incapaz de ser contenida. ¡Estúpida! ¡Te estaba salvando de morir! ¡De matarme! ¿Y así me lo agradeces? ¡Merecéis morir!

Matar, asesinar, robar, sacrificar, destrozar, devorar, consumir, descuartizar, descomponer, despiezar, comer, morder, acuchillar. ¡MATAR! ¡SOBREVIVIR!

Y, cuando me quise dar cuenta, con una sola mano la alzaba del cuello. Mis dedos de la mano izquierda estaban crispados agarrando su cuello. No pesaba nada. No sentía dolor, ni cansancio, nada... Fue la primera vez. Dicen que hay veces que ciertas personas, debido a algo metal, pueden desbloquear todo el poder de su cuerpo. Podrían considerarse monstruos, si...

La puse contra la pared, apretándola con fuerza. El brazo no se me cansaba, pero sentía como si no me respondiese bien cuando empecé a presionar. Mis dedos se hundieron en su carne como si fuera mantequilla, pero empecé a no sentirla... Alargué mi cuello y mordí el suyo. Como verdadera mantequilla... Mastiqué la carne, la sangre. Me encantó. Pero se volvió repulsiva en un momento y la escupí. Vomité encima del cadáver de la chica, y, acto seguido, empecé a reír, y reír. A carcajada limpia. Mi momento álgido.

Empecé a sentir el dolor en mi mano, como si algo no estuviera bien. El biceps, el triceps, deltóides... Todo el brazo empezó a dolerme, de verdad. Y mi vista se nubló. Y... El monstruo que hay en mi, me pudo. Caí en seco y... Hasta ahora. Las moscas han empezado a anidar en el cadáver. No se cuanto pasó, pero el dolor de mi mano ha remitido un poco. Miro mi mano, llena de sangre, y trato de separar los dedos, que se quedan crispados en una especie de garra. Solo necesita un guante que evite esta postura, tiempo y reposo...

Fue divertido, James, pero no me acercaré tanto a la oscuridad como para que vuelvas a vencerme. Eres demasiado estúpido para este mundo.


Forgotten [James's Memories] RbCIEuA
·Mata. Roba. Sobrevive. Ese es el cometido de esta vida.·
Hum:
Forgotten [James's Memories] 2z8uahgForgotten [James's Memories] Tumblr_my5bboyiT31t08ok1o1_250
On Rol el resto (?) XD

Volver arriba Ir abajo

Forgotten [James's Memories] Empty Re: Forgotten [James's Memories]

Mensaje por Agent 4.0 el Sáb 17 Dic 2016, 20:56



Personaje Fallecido}#

Enjoy the Silence 4.0


Forgotten [James's Memories] CUHaM1B
We are Enjoy the Silence 4.0:
Forgotten [James's Memories] JQA0Htu
¡Cinco años de zombies y los que nos quedan! ¡GRACIAS A TODOS!

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.