• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
¿Quién está en línea?
En total hay 20 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 18 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Sayaka Bell, Will Shafter

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] FUBshBwTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios
Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5XcEyes in the Dark [Priv. Blake Travis] SH3v5Xc

Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis] Empty Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis]

Mensaje por Ethan Blaker el Dom 02 Jun 2019, 22:22


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche
La lluvia resonaba fuera de las paredes de hierro que formaban aquel cubículo sobre el camión que nos transportaba, no encontrábamos todo mi equipo sentados en lo que eran unas tablas de madera pegadas a la pared y apoyadas al piso. Hacia unas cuadras ninguno hacia contacto visual con los demás, todos estábamos preparando el equipo por si la cosa se ponía fea, aunque en un principio dudábamos que fuera así.
Termine de colocar el silenciador en mi pistola para luego ponerla en el soporte que tenía mi cinturón para ella, le puse el seguro y mire a todos los que estaban allí, aun algunos seguían armándose. Todos teníamos la cara tapada, solo los ojos se dejaban a la vista y es que una de las reglas de los Shadows era no conocerse entre sí, eso aseguraba la protección contra posibles traiciones, y dejaba los sentimientos fuera del equipo, así como muchas ventajas y tal vez desventajas más.

El camión se detuvo lentamente luego de unos minutos, el plan comenzaba a ponerse en marcha y mi cabeza solo dirigió su atención a repasar todo lo acordado. Ahora mismo uno chico de los del equipo abriría su laptop y cortaría la seguridad de la casa Travis por un corto periodo de tiempo, en esa brecha es cuando tendríamos que entrar y salir con el rehén en nuestras manos, no se nos había explicado porque hacíamos esto, solo que lo hiciéramos, otra regla más del escuadrón que había formado la mafia de mi padre. Recordé también la junta que tuvo el equipo con este antes de salir en el camión infiltrado de su empresa.

Mis pensamientos se dispersaron al oír el golpe de la laptop que acababa de cerrarse acompañado de la voz del informático dando a entender que ya era tiempo de movernos.
Dos de los que estaban más próximos a la puerta la abrieron, dejando que todos los demás salieran atrás de ellos, el informático, otra mujer y yo.
Scarlette, entrada principal conmigo, Bestia detrás de nosotros, llevaras la carga, los demás quédense detrás y cuiden las espaldas, borren las huellas — Ordene rápido, ya que todo estaba pensado y preparado anteriormente, mientras corríamos a la entrada principal de la casa. Era dificultoso vernos cruzar aquella calle ya que era de noche y Halcón había apagado las luces de la calle y de afuera de la casa con su computadora. Nuestros trajes también ayudaban ya que eran completamente negros y finos, acompañados de los cinturones y chalecos militares que también eran negros.
Scarlette llevaba una katana en su espalda, así como ballestas automáticas en sus mangas como si fueran manoplas o pulseras, bestia en cambio era un tipo bastante robusto y el que tenía mayor fuerza física del equipo, tenia un martillo de demolición en la espalda, mientras que yo tenia dos pistolas silenciadas depositadas a los costados de mi cintura.

Llegamos a la puerta en un abrir y cerrar de ojos, estuvimos ahí esperando a la señal de Halcón asumiendo que había desactivado las luces de dentro y las alarmas, mientras nos colocábamos unos lentes de visión nocturna que teníamos todos colgados del cuello. Un silbido corto y casi silencioso fue el previo aviso antes de que por las ventanas que antes se veía como Sali la luz ahora no hubiera más que oscuridad.
Scarlette y yo abrimos la puerta principal, detrás de nosotros paso bestia directo al sector que le tocaba buscar, luego se fue Scarlette a la planta de arriba y yo a por las habitaciones. Todos corríamos, pero con un paso aligerado y casi que no se percibía no ser de estar muy cerca, tal para lo que habíamos sido entrenados y en lo que brillaba nuestra especialidad, la sutileza de la infiltración, Shadows, esto éramos.

Llegue hasta las puertas de las habitaciones, me detuve antes de llegar a estas y percibí como una luz salía de una de las puertas abiertas, como si se tratara de una linterna. Rápidamente aprete mi comunicador en el oído y di tres golpes al micrófono, era la señal de que tenia el blanco localizado, pronto Bestia y Scarlette vendrían a mi posición, antes de eso tenia que inmovilizar al blanco y prepararlo para la extracción

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche


Esa noche la mayor de los Travis se había quedado en casa pese a la insistencia de su amiga Rachel para que la acompañase a una fiesta. Estaba demasiado exhausta para fiestas, había estado durmiendo poco y tenía muchos exámenes que preparar así que se había negado insistentemente luego que Rachel se conformara solo con que la acompañara al spa el día siguiente. Blake rodó sus ojos asintiendo aún si la contraria no podía verla. Había sido un largo día, un día caluroso y ahora parecía que estaba a punto de largarse a llover a torrenciales. La castaña se dirigió al baño vertiendo un poco de burbujas para baño dejando correr el agua caliente, de inmediato comenzó a relajarse con el exquisito y sublime aroma de las flores de loto. Se dirigió a la cocina aún con su pijama y se preparó un rico té mientras intentaba localizar a Ron. «Espero no estés metido en otro lío o papá cumplirá su promesa» pensó mientras era atendida por el buzón otra vez. Exhalo un suspiro dejando el IPhone a un lado. Se aclaró la garganta bebiendo un sorbo de té, sus dedos temblando alrededor de la taza. Ya había tenido suficiente ese día discutiendo con Neve que aprovechaba los días en que sus padres trabajaban hasta tarde para salir. B colocó música mientras recogía su pelo largo y rubio en una coleta y dejaba su laptop y sus libros sobre el despacho de su padre para terminar su tarea luego de su baño.  

Cuando estaba ascendiendo las escaleras todo se quedó completamente a oscuras. Blake maldijo en voz baja buscando su móvil recordando que había quedado en la sala, intentó bajar, pero todo estaba a oscuras y la taza resbalo de sus manos. «Si hubiese un intruso las alarmas habrían sonado y tal vez la tormenta fuera habría cortado la electricidad... sí tenía que ser por eso» se dijo a si misma tratando de tranquilizarse, pese a que tenía un extraño presentimiento, uno que congelaba su sangre. Algo terrible iba a ocurrir. Podía oír el agua de la tina cayendo en el piso de arriba y llegar a la habitación de pánico que su padre había insistido en crear en la última planta le parecía exagerado. Se movió con sigilo sintiendo pasos en la casa. Se ocultó tras la puerta del cuarto de Neve intentando buscar un móvil con baterías. Suspiró frustrada al no hallar ninguno. Tomo una linterna y camino sigilosamente hasta el cuarto de su padre donde sabía guardaba un arma. Su torpeza sin embargo hizo que un cuadro familiar se rompiera y los cristales saltaran por toda la alfombra. Más pronto de lo que esperó, una forma o más bien una silueta oculta tras una máscara oscureció la entrada. Blake no podía distinguir bien la figura frente a ella, pero se mantuvo firme bajo el escritorio de su padre cogiendo en sus manos un trozo de vidrio roto que ocultó tras su espalda. Sus ojos fueron a los del intruso. Blake supo instintivamente que él no estaba nervioso, sino que parecía demasiado acostumbrado a esta situación. Por su parte la rubia estaba temblando y apenas podía controlar la respiración a pesar que intentaba no respirar o no hacer sonido alguno, no podía oír nada más por encima del sonido de su propia sangre corriendo en sus oídos y su respiración agitada y voz temblorosa.

—¿Qué es lo quieres?. Por favor no me hagas daño. Sea lo que sea mi padre podrá pagarlo. Llévate todo pero no me lastimes. — balbuceó casi rogando al extraño con un hilo de voz mientras temblaba de miedo aún aferrada al trozo de vidrio. Aun se podía oír en la mansión el agua de la bañera correr en la otra habitación...



"Damaged people are dangerous because they know they can survive"


Blake Travis

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the dark

21/08/2007 — NYC — Noche
¿La hija? Fue lo primero que mi cabeza pensó al ver aquella chica, la había visto en las noticias antes o en diarios, era hija de una de las cabezas de Tricell, sabia que íbamos a por alguien de esta empresa, pero no que pensé que indirectamente, aun así, eso no cambiaba en nada mi misión. Esa impresión no se reflejo en mis ojos los cuales demostraban un estado neutro frente a la contraria, desabroche una de las pistolas de mi cinturón y la eleve hasta la altura de mi pecho, apuntando a la distancia a la cabeza de la chica, como si mi brazo estuviera en caída, pero sosteniéndola firme.
Sal de ahí y con la boca cerrada, no me hagas pegarte un tiro — Le advertí con mi voz distorsionada gracias a un implante que tenia la mascara que me protegía la cara —Recuerda que tienes dos hermanos mas — Le dije esto para ponerle miedo de dos cosas, uno de que supiera que era algo imprescindible, había dos opciones Travis más, y la otra de que podríamos ir por sus hermanos y ellos estarían en peligro. Aun así pegarle un tiro no era una opción porque dejaríamos un rastro y seria un crimen por el cual se preocuparían mas las autoridades en descubrir quien fue.

Detrás mío en un momento apareció el resto del equipo que había entrado la casa, Scarlette caso paso directo por uno de mis costados, ya que era ella quien tenia el equipamiento para atar a la rehén, así fue como se acerco a esta con intención de atar su manos detrás de su espalda y sus pies con distintos lasos de un hilo bastante resistente, además sumado una cinta negra en la boca como también un pasamontañas de lana en la cabeza pero sin agujeros para que no pudiera ver. Luego de eso pasaría Bestia a subirla a su hombro para llevarla a el camión.

Winter, tienen que salir ya, el sistema se va a restablecer en 2 minutos, si se encuentran adentro después de eso las alarmas sonaran y la casa se cerrara con placas de metal en puerta y ventanas — Comunico Halcón por radio a todo el equipo, por suerte ya habían logrado atar a la chica y ahora solo debíamos transportarla a el móvil.
Bien, vámonos ya — Ordene como un susurro mientras volvía a poner mi pistola en su lugar y corría hacia la entrada, en la cual espere a que todos pasaran hacia afuera, una vez pasado eso continúe a cerrar las puertas y correr hacia el camión.
Luego el sistema se restableció, así como había dicho nuestro gurú de la tecnología, pero para cuando paso el camión ya había arrancado y nos encontrábamos a una cuadra de distancia, distancia la cual seguía aumentando.

Habíamos puesto a la chica en una silla que estaba pegada al suelo del cubículo del camión por medio de tornillos y otras cosas. La primera fase de la misión había sido completada, ahora solo faltaba que se hicieran las negociaciones, y para ello necesitábamos material.
Vamos a ver — Dije acercándome a donde estaba la chica, saque el pasa montañas que tenia sobre la cara y tome un par de fotos de su cara, logrando tomas perfectas para que en estas no se vea nada de donde se encontraba.
Ahora vas a pedirle a papi que te rescate ¿sí? — Comente algo sarcástico, tanto como si lo estuviera disfrutando, aunque mis ojos no demostraban nada simplemente la misma mirada fría y neutral de todo el tiempo. Comencé a grabar un vídeo de nuevo con la toma perfecta y mientras lo hacia Scarlette le saco la cinta de la boca solo dejando ver su mano

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche


Blake se mantiene agazapada contra la pared escaneando al sujeto frente suyo. Sus ojos revolotean por un momento intentando acostumbrarse a la habitación a oscuras. Necesitaba pensar en algo, pero su mente parecía estar en cortocircuito. Allí estaba a oscuras y merced de una banda de delincuentes enmascarados. Parecían salidos de una película de terror. La fría voz del sujeto la empujó de vuelta a la realidad y la rubia tembló de miedo. Escuchó el agitado jadeo de su respiración, volviéndose más cargado. Hizo que su estómago se enrollase con terror. Él estaba disfrutando esto. Su mirada neutral y fría no trasmitía nada, pero el tono de su voz sí. Blake gritó, una y otra vez por dentro. Gritó, pero el pánico se había apoderado de la mayor de los Travis ante la mención de sus hermanos y la voz no salía. Estaba en shock mirando a aquel sujeto extraño amenazar a su familia y simplemente no podía hacer nada, no podía reaccionar ni salir de ese estado, era como si estuviese drogada, se sentía incapaz de moverse. Estaba segura que quería matarla. Aún estaba congelada en su lugar. Debería moverse, luchar. De reojo dio un vistazo al cañón del arma a 2 centímetros de distancia de su rostro pero no temía morir, temía más por lo que esos maleantes pudieran hacer a sus padres y hermanos.

—Pregunté quien eras y que es lo que quieres. No voy a ir a ningún lado contigo. Puedes matarme. Nadie me asegura que viva luego. — escupió con furia y desafió en sus ojos azules, pero ante la mención de sus hermanos su sangre se congelo y estalló en rabia e ira. —¡¿Qué has hecho con ellos maldito?! Si te atreves a tocarlos juró que te mataré — bramó intentando clavarle el trozo de vidrio en el pecho cuando una mujer ingresó. Blake chilló rehusándose con todas sus fuerzas, pataleo a la mujer y la cortó con el vidrio ganándose una bofetada que la dejo fuera de combate. Cuando intentaba levantarse del piso otro hombre ingresó y Blake se encogió en el lugar al sentir un golpe en su cabeza que la dejo inconsciente. Esa noche se había convertido en una verdadera pesadilla. No podía gritar. No quería cerrar sus ojos pero estaba exhausta. Debía luchar, pero se sentía débil e indefensa. La blonda luchó por mantener sus ojos abiertos y fijarlos en el primer sujeto, parecía que él estaba al mando de aquel grupo de «gánsters» Cerrando los ojos, se dejó ir, en la oscuridad. Trato de gritar, pero nada salió y el pánico se apoderó de ella.  

Blake vuelve a sentir aquella voz y su piel se eriza por completo cuando se acerca e instintivamente se aleja de su tacto. Tan solo le quitó el pasamontañas de sus ojos y la joven cierra los ojos brevemente cegada por la luz, se hallaba en una furgoneta o eso cree, apenas puede distinguir las palabras solo puede escuchar la sangre corriendo por su cabeza y un gran dolor en la sien. Sus labios se habían sellado ante las preguntas del extraño, pero eso no dejaba de hacer que sus palabras cargadas de cinismo erizaran su piel y la hicieran temblar de miedo. Forcejeó en la silla, pero era en vano. Una vez que la mujer le quitó la cinta que cubría su boca, la rubia la escupió en la cara. El traqueteo no ayudaba al malestar de su estómago y su mirada estaba cargada de odio más cuando vio que el gánster sacó una cámara volviendo a mencionar a su padre. La mirada de Blake se trasformo, le dirigió una mirada furibunda pero la voz de este parecía neutral y fría. Sin atisbo de emociones. "Sociópata" mascullo por lo bajo. Pero no le daría lo que quería, nadie se metía con los Travis, moriría por su padre de ser necesario como por sus hermanos y su madre.  

—¡No lo haré! No pondré en riesgo a mi familia antes que me digas si mis hermanos están bien. Se que no van a dispararme porque soy su rehén, si lo hacen no valgo nada. ¿Para quién trabajan? — musitó con sus ojos inyectados en rabia pataleando intentando soltarse las bridas. —¿Porque las máscaras? Se creen acaso el "escuadrón suicida" o algo así. No lo haré hasta que no me muestres tu rostro. Y sé que no me matarás... porque eres un cobarde. Todos ustedes lo son para entrar a oscuras y secuestrarme de mi casa usando máscaras. — bramó envalentonada —Anda mátame si quieres. No haré nada de lo que me digas. Hazlo si tienes agallas tras esa máscara.— sentenció con furia quedándose callada sintiendo su sangre hervir al igual que su temperamento...



"Damaged people are dangerous because they know they can survive"


Blake Travis

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the dark

21/08/2007 — NYC — NOCHE
Me reincorpore un poco, apague la cámara y baje mi brazo que la sostenía firme, y como si se tratara de una balanza mi otro brazo se levantó, con una de las pistolas en la mano, pero todo sucedió muy rápido en cuestión de segundos que tal vez no la dejarían ni reaccionar. Aprete el gatillo y un disparo paso cerca de su oreja, tal vez lo suficiente como para rozarla y hacerle una pequeña herida, pero lo que si era seguro es que tendría un leve zumbido en esa oreja.
No tomes cosas por cierto de las que no tienes idea — Me puse de cuclillas frente a ella, tomando con mi mano libre que había dejado la mini cámara en el suelo para tomarla por su nuca, más que nada agarrándola del cabello.
Conozco mil formas de causarte valor sin dejar rastros, espero no quieras conocerlas también — La chica se había dado cuenta que, si no podríamos matarla ahora, pero aun así si podríamos pasar a por alguno de sus hermanos en el camino
Neve, Taron… están bien, y así estarán mientras cooperes — Me tome un tiempo para respirar y reincorporarme, guarde la pistola en el cinturón nuevamente para continuar —¿Sabes? Ya tenemos suficiente lucha con una niña mimada en el camión, sumar otro seria un dolor de cabeza, pero aun así puedo afrontar la migraña si es lo que quieres. ¿Quieres que tus hermanos pasen por esta experiencia también? — Termine de decirle mientras la miraba a los ojos, unos ojos cristalizados y llenos de furia.

Me has caído bien por eso voy a responder a tus preguntas, pero luego seguiremos con el trabajo, no quieres que tu padre se preocupe demasiado sin saber de ti ¿no? — Hablaba mientras caminaba por el reducido espacio en el camión, en una de las pasadas recogí la cámara del piso — Sinceramente ni yo se para quien trabajamos, solo nos dieron ordenes de hacer esto — Caminar dentro de un camión en movimiento era raro, pero aun así no me costaba mantenerme estable de pie.
Nosotros… — Mire a todo el equipo los cuales algunos estaban sentados como Halcón con su laptop, o otras parados con los brazos cruzados en frente a su pecho, simulando guardias de seguridad. — Somos armas, por eso las máscaras, las armas no tienen identidad, ni familia, ni personalidad, solo un nombre clave… Winter por cierto, pero eso somos. Nada mas que soldados hechos armas, nosotros no jalamos el gatillo solo disparamos — Dije lo ultimo hundiendo mi cabeza entre mis brazos, básicamente le estaba explicando un resumen o filosofía de lo que sería el escuadrón Shadows.

Ahora, no la compliques mucho ¿si? — Volví a prender la cámara y la puse enfrente de ella nuevamente — Solo di “Papi, estoy bien, solo haz lo que te digan, por favor — Le ordene y di al botón de iniciar grabación de la cámara, solo debíamos capturar el video y las fotos, Halcón lo mandaría luego a los encargados de hacer la negociación mientras nosotros cuidábamos al rehén

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche


Cada gesto del sujeto parecía en cámara lenta. La bravuconearía de Blake mermaba mientras se encontraba con aquellos ojos fríos y esa voz dura carente de matices. El disparo de la bala estremeció su piel, Blake atinó a cerrar sus ojos esperando la muerte pero la bala apenas la rozó pasando cerca suyo dejando un zumbido ensordecedor en su oído izquierdo. Su piel comenzó a temblar de miedo y pánico pero a la vez la furia e ira se arremolinaban en su interior. Ese tío no se andaba con rodeos. No dudaría en matarla y había sido una estupidez desafiarlo. Blake quería gritar, pero no fue capaz de reunir el aire suficiente. Tampoco de moverse, las cuerdas cortaban su piel mientras luchaba inútilmente contra ellas y por recuperar el valor y el coraje. La rubia no estaba segura de estar oyéndole correctamente, el sujeto definitivamente era un psicópata y un matón, pero cuando él se agachó a su altura la joven giró su rostro ocultando unas lágrimas que comenzaban a brotar de sus orbes azules —¡Eres un monstruo!— mascullo desviando su mirada del contrario. Su voz es suave y temblorosa y su cuerpo se va llenando nuevamente con una repentina rabia —¿Por qué sólo no me matas?— balbuceó luchando contra el llanto y la histeria. El extraño atrapó sus cabellos entre sus manos, en su firme agarre. Blake reprimió un grito y se retorció de dolor —Espero que te pudras en el infierno— escupió con ira.  

Cuando él pronunció los nombres de sus hermanos la sangre se le congeló pero una sensación de alivio la atravesó cuando mencionó que estaban a salvo. B soltó el aliento que había estado conteniendo. Podría estar mintiendo pero lo dudaba. —No vuelvas a mencionarlos. Me tienes a mi. Cooperaré. Haré lo que digas solo deja a mis hermanos fuera de esto. Tienes mi palabra— afirmó en voz baja agachando su cabeza mirando el piso evitando hacer contacto visual con el sujeto o cualquiera de los de su grupo de mafiosos.  

Lo miró sin responder nada ante sus palabras y simplemente negó con la cabeza intentando no pensar en lo que le esperaba y concentrarse en las palabras del psicópata.  

—¿Te estas escuchando? Dios eres un psicópata tú y tu maldita banda. O sea que básicamente son la zorra de alguien más, solo hacen el trabajo sucio.— bramó con una risita histérica enarcando una ceja.

Cuando volvió a encender la cámara Blake suspiró y le dirigió una mirada cargada de odio y furia antes de sollozar nuevamente, pensar en su padre siendo herido por esos bastardos o viendo aquello le rompía el corazón. No podía hacerlo. Prefería morir pero su instinto de supervivencia y de ponerse siempre por encima de sus hermanos y protegerlos ganó su interna batalla —Papá, estoy bien, solo haz lo que te digan, por favor. Por favor. — lloriqueó sintiéndose la peor persona del mundo. Inhaló temblorosamente hundiendo su cabeza entre sus rodillas sintiendo las náuseas ascender por su garganta. —Satisfecho Winter ¿Ahora qué? ¿Que les hace creer que mi padre les dará lo que quieren?... Perdón lo olvidaba ustedes no lo saben, ni siquiera saben porque hacen esto no son más que las zorras de alguien más... digo "armas" musitó lo último en voz baja y con ironía levantando levemente su cabeza asomando su penetrante mirada de ojos azules a través de su cabello enmarañado buscando los ojos del extraño. 



"Damaged people are dangerous because they know they can survive"


Blake Travis

Volver arriba Ir abajo


EYES IN THE DARK

21/08/2007 — NYC — NOCHE
Escuche las palabras de la contraria y vi sus ojos llenos de ira contra mí, mire esos ojos casi como desafiándolos, acerque mi cabeza hasta chocar mie frente con la suya, nuestros ojos azules parecían estar en una batalla mano amano para ver quien no perecía ante la mirada del otro.
El seguro de todo esto es algo que va mas allá Blake, si también se tu nombre no solo el de tus hermanos, pero yendo al caso, el amor padre a hija es el que nos asegura que tendremos lo que queremos, tal vez si hubiéramos secuestrado a tu madre no hubiéramos estado tan seguros, una esposa es algo mas imprescindible que una hija — Hable tan frio como si nunca hubiera tenido tales sentimientos, o como que si nunca los hubiera vivido de otra persona hacia mí, y así era, pero no me ponía triste solo me hacia darme cuenta que gracias a eso poseía una inmunidad que en este momento el señor Travis no.

Halcón tu turno — Dije tirándole la cámara a las manos para que la agarrara, para conocerla a su computadora, lo siguiente en el plan era pasar el material a los negociadores quienes aseguraban que en poco tiempo tendrían el trato echo, pero hasta entonces teníamos que retener a la rehén sin que nadie se diera cuenta de que estaba allí, por eso el camión se dirigía a una de las rutas que salían de la ciudad, pararíamos allí sobre un costado de la calle, el conductor haría que estaba durmiendo mientras los demás se camuflaban en los alrededores y protegían desde afuera.
Y así fue como luego de casi media hora llegamos hasta un punto alejado de la ciudad, pero tampoco tanto. Se le taparon los ojos nuevamente a la chica y se abrieron las puertas del camión, todos salieron equipados con equipo necesario para defender el camión y vigilar por si había algo sospechoso.

Dentro del camión solo quedamos yo y la chica ya que alguien debía asegurarse de que no hiciera algo estúpido, y ese puesto lo pedí yo ya que no me había divertido lo suficiente con ella, “Divertido” en si no me causaba eso, pero había algo que me decía que yo debía quedarme allí.
Cuando todos se terminaron de bajar cerré las puertas desde dentro, y le saque le pasa montañas de la cabeza — Ya llegamos a nuestro destino — Le informe mientras me sentaba delante de ella en un taburete suelto que no había usado hasta ahora dada la inestabilidad del camión en movimiento.

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche


Blake asintió sin más. Se siente verdaderamente mal, y no intenta esconder el brillo de las lágrimas en sus ojos. Es demasiado suave. Ron le dice eso cada vez que llora con una película y no puede evitar pensar en la tristeza y el dolor que podrían infligirle aquellos sujetos a su padre o sus hermanos, o siquiera al ver ese vídeo. La joven observa al sujeto que se hace llamar Winter fijamente, observa cada pequeño detalle del lugar, pero nada le da una mísera pista de donde están. Y eso la hace sentirse furiosa, cansada y abatida. Jamás nada se había salido de su estricto control y ahora ni siquiera era dueña de su libertad hasta que esos lunáticos lo decidieran. "¿Como había bajado la guardia?" Estaba furiosa apretando sus nudillos a un costado. Podía sentir el gélido aliento del ojiazul cuando se acercó y, sin embargo, no agachó la cabeza, no le iba a dar el gusto de demostrarle lo asustada que estaba. Lo desafió manteniendo sus ojos azules clavados en los suyos viendo ese frío brillo que predominaba en los ajenos del mismo azul. —Te he visto. Lo recuerdo. Me has estado siguiendo— musitó arrastrando las palabras y más como una afirmación que como una pregunta. Recordaba haberse sentido observada y vigilada de camino a la Universidad y pensaba que estaba paranoica, pero por unos breves instantes reconoció aquellos intensos y penetrantes ojos azules, eran tempestuosos como el mar. Pero cuando creyó verlo no llevaba esa ridícula máscara sino una gorra de béisbol. La voz fría y carente de emociones de él le hizo preguntarse si hablaba con conocimiento. Por una fracción de segundo solo sintió pena. "¿Que era aquel sujeto más que un soldado?" Carente de emociones y frío como su apodo. Sin empatía por nadie y al parecer sin nada ni nadie más que ese grupo de lunáticos. Qué triste acabar así. Al menos ella tenía a su familia, podía contar con ellos. Sabía lo que era el amor. En cambio, no podía decir lo mismo del sujeto. Una risita histérica se coló mientras él se volteaba para arrojar la cámara a otro de los encapuchados. —Cada vez me das más pena— musitó desviando la vista intentando ver fuera. Estaba segura que era pasada la medianoche, los alrededores eran irreconocibles para la joven y estaban rodeados de una capa de neblina que flotaba en el aire. La probabilidad que alguien accidentalmente se cruzase en su camino era nula. Las esquinas de la boca del sujeto se alzaron, pero era apenas una sonrisa casi divertida. Había algo en verdad amenazante en él. Justo cuando comenzaba a divisar apenas el paisaje nocturno nuevamente le cubrió los ojos. Blake se apartó de su roce y gritó improperios en voz baja mientras su mente pensaba en un plan. El latido de su corazón vuelve gradualmente a la normalidad, y hace un repaso de su situación. Tiene sed y nauseas y necesita huir antes que su padre cometa una locura. Solo necesita un plan, plan que no es capaz de elaborar con sus nervios a flor de piel y con esa presencia masculina dominante a su lado.  

Luego de un breve trayecto sintió que la camioneta se detenía y pasos apresurados. Cerró sus ojos perdiendo la paciencia y cordura. No quería pensar en lo que le esperaba solo necesitaba huir. —Y ¿cuál sería ese? Eres tan cínico... "nuestro destino" lo haces sonar hasta romántico o divertido. ¿Cómo vives contigo mismo?— siseó con una risita nerviosa la castaña curvando sus labios y mirando al contrario —¿Podrías ser tan amable de desatarme?. Estas cuerdas están matándome.— musitó comenzando a forcejear con las mismas. A pesar de mostrarse valiente su corazón entra otra vez en pánico, y resiste por unos segundos, girando para mirar al tal Winter en su lugar. —Vas...— tragó duramente al ver que se habían quedado solos —¿Vas a hacerme daño?— la pregunta se escapó de sus labios antes de que pudiese pensarla y se congeló en su lugar esperando su respuesta.

—¿Puedo saber cuál es el valor de mi vida?. Tal vez... tal vez pueda ofrecerte más que quien sea te haya contratado.— susurró en voz baja con tono seductor levantando su mirada para hallar la ajena. Se remojó sus labios resecos y arrastró la silla cerca de él. El hecho de que no le haya lastimado no significaba nada. Podría ser solo cuestión de tiempo antes de que le haga algo verdaderamente horrendo. Es consciente que debe escapar y no puede perder el tiempo. El hombre se ve demasiado peligroso e impredecible. Pero se equivoca si piensa que es inofensiva. Tomando una respiración profunda, trata de tranquilizar el temblor en sus manos y dejar a un lado las lágrimas de dolor y frustración que queman sus ojos, una de sus manos maniatadas buscan las ajenas e intenta suavizar su mirada.



"Damaged people are dangerous because they know they can survive"


Blake Travis

Volver arriba Ir abajo


EYES IN THE DARK

21/08/2007 — NYC — NOCHE
Hice caso omiso a su acusación de haberme visto, en si no la había seguido ya que hasta antes de entrar a la casa no sabía que ella era el objetivo, pero recordaba haberla visto antes de todo esto si en la calle, aun así, n debería recordar mi cara, las personas no suelen prestar atención a detalles que en el momento le parecen sin valor alguno.

Una risa se escapo de mi boca ante las palabras de la chica de intentar hacerme sentir mal o algo parecido, hacía mucho que había dejado de vivir conmigo y solo vivía por vivir, por eso esta era mi profesión porque además del buen dinero que daba también me daba una emoción o algún propósito de vez en cuando.
Luego de oír todas las cuestiones de la contraria camine hacia su espalda, bordeando toda la silla formando un semi circulo alrededor de esta. Una vez detrás me agache un poco, lo suficiente para que mi boca quedara a la altura mas alta de su cabeza, pero alejada, mis manos se apoyaron en sus hombros.

¿El valor de tu vida?, ¿No crees que todas las personas valen lo mismo? — Le pregunte mientras deslice una de mis manos desde su hombro hasta mi pierna donde tenia guardado un cuchillo táctico, el cual desenfunde y lleve al cuello de la contraria apoyándolo en su cuello desde detrás de su nuca.
Aun así, eso es una gran falacia ¿no? Por eso tu estas acá sentada y no algún trabajador de tu padre. La mierda es que el precio que tenemos no es por nosotros mismos muchas veces, si no por que otros nos lo ponen — Dije apoyando un poco el cuchillo sobre su piel, dejando que la fría hoja recorra su piel seguramente creándole una tención y miedo inmensos

Pero… — Dije haciendo una pausa dejando de mover el cuchillo — Puedes ganarte tu propio precio — Dije y en un rápido movimiento corte las cuerdas que ataban sus manos, luego estirándome un poco mas las que ataban sus piernas. Después de eso guarde el cuchillo en mi pierna nuevamente. Me encamine nuevamente a enfrente de donde Travis estaba sentada con pasos lentos sin tener arrepentimiento de lo que había echo
¿Que ibas a hacer una vez te desate? — Dije mirándola a los ojos fijamente, desafiándola a que tomara acción de alguna forma allí mismo, ponerla a prueba tal vez, la verdad es que mientras esperaban ahí iba a ser aburrido esperar sentado

Volver arriba Ir abajo


Eyes in the Dark

21/08/2007 — NYC — Noche

Blake no podía dejar de pensar en que había visto aquellos ojos azulados antes. La rubia siempre fue de aquellas personas que prestan especial atención al más mínimo detalle y de pequeña siempre tuvo aquella capacidad innata para retener rostros o lo que se dice memoria fotográfica. "¿Donde lo había visto?" no estaba segura como ni cuando tampoco o si la había estado siguiendo solo a ella o a alguno más de su familia pero estaba casi segura que aquellos ojos le resultaban conocidos. Su mente viajó de inmediato a sus padres y no pudo evitar preguntarse dónde estarían Neve y Ron deseando que estuviesen a salvo. Tampoco pudo evitar pensar en lo que esos dementes planeaban o querían con su padre. Bueno tal vez ni siquiera ellos lo sabían, solo eran simples peones de ajedrez de alguien más. La rubia reprimió un gritó de dolor e impotencia sollozando despacio. La voz del contrario seguía siendo engañosamente suave y su rostro perfecto inexpresivo. Sus ojos si denotaban una extraña frialdad. Y aun así podía sentir la ira ardiendo silenciosamente bajo la superficie de su ser. Por unos segundos, simplemente lo miró fijamente, paralizada por el terror. Blake enlazó sus manos de forma defensiva enfrente suyo cuando lo vio en un destello aproximarse a ella.  

—Entiendo... disfrutas haciendo daño. No sé si seas un asesino, pero si un completo sociópata— gruñó forcejeando con sus muñecas. Su piel temblaba y era incapaz de quedarse quieta con las manos del sujeto en sus hombros y su aliento tan cerca. A pesar que él estaba sosteniéndola con fuerza Blake gritó y se retorció histéricamente en sus brazos. Cuando más fuerte lucha contra él, más fuertes se vuelven sus brazos a su alrededor aprisionándola hasta que queda lánguida, casi desmayada por la falta de aire. —Éticamente todos somos iguales, pero no estamos hablando de moral me has secuestrado y piensas pedir un rescate. Solo quiero saber cuánto vale mi vida para quienes sean te hayan contratado. Sabes que soy la hija mayor de Geralt Travis y puedo disponer de sus fondos cuando quiera y después de todo no sé qué es lo que te hace pensar que mi papito quiera cooperar. — balbuceó con un hilo de voz cuando sus ojos se cruzaron intentando no mostrarse insegura o asustada por el cuchillo en su cuello. — Una gran falacia o tal vez no— musitó dejando que él loco recorriese su piel con la fina hoja del cuchillo infundiéndole valor y coraje. —Tal vez tú y tu grupito de encapuchados debieron hacer una investigación extra. ¡¿Creen que me importa lo que le pase al viejo Travis?! Todo lo contrario, estoy harta de fingir ser la hija perfecta y si él "muere" la heredera de todo pasaría a ser yo y tendría todo el apoyo de mi hermano y mi madre. Después de todo soy hija de mi padre por algo. — afirmó con una risita maliciosa y un tono de voz firme desviando sus ojos azules a los de Winter enarcando una ceja y esbozando una leve sonrisa.  

La rubia cerró instintivamente sus ojos cuando cortó de golpe las cuerdas y por unos instantes se mantuvo inerte observando los movimientos y gestos de Winter. Estaba nerviosa a pesar de lo que pudiera parecer. Se frotó las manos adoloridas y entumecidas por el frío y luego elevó la vista al sentirlo cerca nuevamente. Dio un rápido vistazo a su entorno. Carraspeó ligeramente y murmuró un tímido gracias frotándose las manos. —¿Que me gane mi precio dices? — tanteó con precaución y ante su siguiente pregunta soltó una risita tonta. Se acercó a él y lo besó en el cuello susurrándole palabras seductoras en su oído. Blake posó juguetonamente sus dedos a través de la hebilla del cinturón en su cintura, lo acercó más a ella rodeándolo con sus brazos y mordiendo su labio inferior suavemente primero y luego usando una fuerza excesiva hasta hacerle daño y sentir el sabor a acre y hierro de la sangre que ahora bañaba los labios carnosos del otro. Aprovechando su distracción le dio un cabezazo y lo tiró al suelo colocándose a horcajadas encima suyo buscando la navaja que minutos antes él había guardado en sus pantalones. Blake lo araño y mantuvo su peso encimo suyo gritando histéricamente y golpeando al sujeto primero en el pecho y luego en el rostro logrando quitarle la máscara. Debería aprovechar y salir corriendo de allí pero su ira no le dejaba, estaba cegada con él. Con aquel sujeto que había osado irrumpir en su casa y amenazar a su familia. La ira y el odio la cegaban y solo quería matarlo, jamás se había sentido más impotente ni más desquiciada que hasta ese momento...



"Damaged people are dangerous because they know they can survive"


Blake Travis

Volver arriba Ir abajo

Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis] Empty Re: Eyes in the Dark [Priv. Blake Travis]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.