• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Charlotte Clawson, Conrad Hayes, Max A. Walcott, Samantha C. Murray, Will Shafter

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic Words— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. FUBshBwTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios
— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. SH3v5Xc

— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. Empty — ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore.

Mensaje por Freya Rivers el Sáb 01 Jun 2019, 00:08




— Los Angeles, CA.
— Hogar de Freya Rivers.

Freya siempre había sido la chica a la que socializar le encantaba y que, sin temor alguno a equivocarse, aquello se le daba mucho mejor todavía. Las reuniones o mejor dicho “fiestas” en las que su familia asistía o las que ella misma organizaba solían ser un completo éxito, y no era para menos, se consideraba el tipo de mujer que tenia todo en orden y bajo su control. Como debía salir y no menos que lo imaginado en su mente.
El defecto, no siempre podía tener buenos amigos que no quisieran un favor de ella, sea ingresar a alguien en la empresa de su padre o entre mujeres, querer aparecer en uno de los desfiles que hacía cada cierto tiempo. Por alguna razón tan cliché sus amigas soñaban con modelar, eso no era para ella.

No todo era malo, superficial no simple, había una persona con la que había congeniado a la perfección, Dylan Whitmore. El hijo de un conocido y amigo de su propio padre. El perfecto hombre que cualquier chica hubiera imaginado, atractivo, inteligente, carismático, y con dinero. El prospecto ideal para matrimonio, sin embargo en el corazón del joven existía otra persona, la chica de la que regularmente le platicaba, y en el corazón de Freya no había cabida para nada más que el amor y pasión que sentía por el diseño, la creación de ropa, las telas, texturas, colores, eran cosas con las que había soñado desde pequeña y que ahora estaba en la cima de su torre para cumplir cada una de sus fantasías de la niñez. El amor no podía ser parte de su vida, no ahora que el trabajo ocupaba el máximo de su atención y pasión.
Algo que tanto ella como Dylan entendían a la perfección, pues sus metas eran completamente distintas y así se sentía bien, ¿Quién lo había pensado? Que una relación de amistad entre el sexo contrario era posible, Freya y Dylan eran el claro ejemplo viviente de que aquello era posible.

—Entonces que… ¿cuándo se lo dirás a tu padre? Tienes que hacerlo o va a seguir buscándote prometida ¿sabes? Y ambos sabemos que candidatas no te van a faltar. —Podía sentirse en total libertad de hablar con el opuesto como si fuera un amigo, un hermano, sin ningún tipo de índole romántica en sus palabras más allá de un verdadero y sincero lazo amistoso. Quería su felicidad, eso era claro desde el primer momento en que su cercanía avanzo, pero también quería mantenerlo con los pies en la tierra y la verdad era que si no confesaba lo que sentía su padre no se detendría en buscar a la candidata “perfecta” para él.

—¿Cuándo podre conocer a la chica? Dylan… me tienes desinformada. —Bromeo, dejando escapar una risa, intentando romper el hielo de una forma torpe pero directa a la vez. Pues la curiosidad la dominaba, otro dato importante de mencionar sobre ella, una vez que una idea se le metía en la cabeza difícilmente desertaba hasta no obtener respuesta o cumplimiento.

Camino en dirección al borde de la cama, y, dando dos golpecitos sobre el colchón invito a Dylan a sentarse y hacerle compañía. —Cuéntamelo todo. —Sonrió al mayor y aguardo a que respondiera, paciente y simpática, sobre todo.



Freya Laureline Rivers

❛ — Kind heart, fierce mind, brave spirit. ❜

Volver arriba Ir abajo

Freya era como una hermana menor para Dylan, curioso que se diera así después de que sus padres los presentaran con la intención de que terminaran juntos como marido y mujer. Quizás Dylan no era alguien que pudiera seguir a pie de la letra los deseos de sus padres, demasiado llevado a su idea como para hacerlo y tenía un corazón algo más puro que el de ellos.

No tardaron mucho en enterarse de que posibilidades con la chica no había, por eso tal cual ella en ese preciso momento le comentaba, seguían en la búsqueda de alguna pretendiente con la que él se decidiera quedar, una que claramente alcanzara los estándares de sus padres principalmente. Pero no estaba hecho para seguir los deseos de otros y finalmente Makenzie fue la chica que se llevó su corazón, la única que hasta el momento le hacía creer que una vida entera feliz a su lado era posible y así lo quería vivir.

- No lo sé, pero será pronto - comentó el rubio mientras suspiraba y se apoyaba en la pared de la habitación, frente a la chica - aunque no me molesta tener pretendientes - levantó las cejas de manera sugerente riendo despacio después - es broma - agregó al poco tiempo. Antes no se habría retractado de lo dicho, pero estaba muy enamorado como para querer ser tomado por un mujeriego, era una falta de respeto para su amada después de todo.

Rió un poco tras escuchar el comentario de su amiga, ciertamente no había hablado del tema con ella aún, error de su parte al estar demasiado tiempo concentrado en la universidad o bien en su chica. Así que luego de terminar de reír se acercó a ella para sentarse en el lugar que le indicaba y comenzar así con su historia romántica - la he mencionado antes, solo que como amiga … - dijo en primera instancia - Makenzie, la chica que ayudo a estudiar… con la que siempre he tenido problemas de parte de mis padres para verla. La que defendía cuando pequeño de los niños que la molestaban - se encogió de hombros.

Makenzie era una amiga de infancia, la conocía de más tiempo incluso que a Freya y debido a su procedencia de escasos recursos siempre había tenido conflictos con sus padres para poder verla, sin embargo no habían podido frenar su amistad, dejándole vivirla luego de darse por vencidos. No obstante sabía que sería diferente si les hablaba de que era su novia y que tenía planes de llegar a formar una familia con ella una vez saliera de la universidad - me molesta un poco pensar en cómo reaccionarán cuando les cuente - confesó tras una pausa - no por mi, a mi me da igual lo que me vayan a decir… pero ella es muy sensible y sé que ellos no son muy simpáticos con quienes consideran inferiores a ellos - agregó con cierto asco en su tono de voz.



— ¿Matrimonio? | Dylan Whitmore. Mr1hLfN

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.