• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Brandon O'Connor, Charlotte Clawson, Max A. Walcott, Samantha C. Murray, Will Shafter

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] FUBshBwTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Directorios
Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_inline_p5k38cr2B21szqopu_500Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5XcUna luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] SH3v5Xc

Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Me encontraba flotando en un vacío sin fin, no pasaba nada solo silencio y oscuridad, lo único que se oía era la voz de mis pensamientos. ¿Como había llegado hasta allí? ¿O acaso eso era lo que llamaban el fin, la transición entre la vida y la muerte? Era consciente de quien era, pero era consiente solo de mi mente, no sentía nada relacionado con mi cuerpo. ¿Qué había pasado? Unos segundos pasaron antes de que ante mi se formara la imagen de una chica pelirroja, Sylvia, de pronto los recuerdos empezaron a llegar poco a poco, que había pasado antes de llegar a este lugar.

No sabia como sentirme al asumir que estaba muriendo, ¿tristeza por perder la vida? ¿O tenía que estar feliz de no vivir más el infierno que era el mundo actualmente? Sea como sea duro poco el reflexionamiento. Una luz se presentó enfrente mío bajo aquella toda oscuridad, mi mente empezó a recordar aquellas metáforas que alguna vez las personas usaron, de la luz al final del túnel, ¿qué podía perder? Atrás era todo oscuridad y no podía hacer nada, veamos que había del otro lado de la luz pensé para motivarme a mi mismo. Fue entonces cuando intente cruzar, pero algo me sujetaba las manos y los pies desde las sombras que tenía a mis espaldas. Luego de pocos segundos de hacer fuerza logre zafarme los brazos, estirándolos hacia adelante para ayudarme a zafarme de lo que sea que retenía a mis pies en la oscuridad.
Cuando mis pies por fin se lograron zafar caí en aquella luz, era demasiada luz, y muy brillante, tanto que no podía mantener los ojos abiertos, ¿ojos?... Sin haberme dado cuenta había vuelto a sentir las partes de mi cuerpo, cegado por alcanzar la luz no me había dado cuenta. ¿Eso significaba que seguía vivo? No lo sabía, pero podía descubrirlo, si abría los ojos y veía que había detrás de esa brillante luz tal vez lo averiguaría.

Así fue, los abrí y vi que esa brillante luz se trataba de una gran lampara justo enfrente de mis ojos, seguía aturdido aun, todos mis sentidos parecían estar disipados, apenas había conseguido ver de nuevo y eso que tenía una visión algo borrosa de mi alrededor, al cual empecé a mirar inclinando la cabeza a la especia de camilla o silla a la que estaba sentado. Frente mi vi un rostro conocido, una figura que poco a poco fue cobrando forma, se trataba de aquella pelirroja – ¿Sylvia? … – Dije con una voz muy cansada y ronca, aun no definía bien la imagen, pero sabía que era ella.
Poco a poco empecé a darme cuenta que no estaba muerto no, estaba acostado en una silla parecida a las que tenían los dentistas, pero parecía mas cómoda y tecnológica. ¿Qué me había pasado? – ¿Don-Donde estoy? – Pregunte esperando que la chica respondiera

Volver arriba Ir abajo

Sylvia, vuelve a este mundo — mi hermana hizo chasquear sus dedos delante de mis ojos obligándome a parpadear.

Perdona, estaba... — Angy no me dejó terminar la frase. — Ya sé dónde estabas, tranquila... — la pelirroja se levantó de la silla con un suspiro. — Desde que lo trajimos llevas toda la semana igual Syl, si te soy sincera recé para que se desangrara en mitad del camino, ese hombre sigue teniendo la habilidad de nublar tu mente hasta después del fin del mundo — se cruzó de brazos notablemente frustrada.

Creí que estaba muerto — sujeté el botellin de cerveza y le di un trago. — Tal vez lo prefieras una vez que Umbrella haya acabado con él — alcé la mirada en su dirección. Cuando dijo aquellas palabras negué, al traerlo y explicar de quién se trataba los científicos se interesaron en que un mercenario aliado de la empresa Weis trabajara para ellos, no lo convertirían en uno de esos monstruos... O al menos eso esperaba yo.

Angy hizo rodar los ojos.

Que te preocupes más hace que yo me canse más, me voy con alguien que esté más receptivo a mis charlas — tras decir aquello Angy se marchó. Ahora la que se sentía molesta era yo por ver que aquello me estaba afectando más de lo esperado. Y en ese preciso instante me mandaron un aviso: Ethan tardaría poco en despertarse.

Al llegar a los laboratorios sentí un fuerte nudo en mi estómago. Crucé la puerta hacia la habitación sintiendo como ese nudo crecía, no sabía distinguir el sentimiento que ocasionaba todo aquello, pero me odiaba por sentirme así. Había pasado mucho tiempo y sin embargo... Ethan estaba tumbado en una camilla, las correas que lo habían atado estaban rotas.

Rompió las correas en sueños, nos han dicho que tú lo conoces, así que intenta explicarle todo cuando se despierte, una cara conocida lo tranquilizará, si tienes problemas avísanos... — el científico salió de la estancia. — Una cara conocida... — susurré sarcástica. Me acerqué hasta la camilla y lo miré fijamente. Solo llevaba puestos unos pantalones blancos del laboratorio, así que podía ver la terrible cicatriz que le había ocasionado y el brazo metálico que le habian colocado. Tragué saliva, tal vez algo más tranquila al ver que no lo habían convertido en una BOW. Mis dedos rozaron el borde de la piel que unía con el brazo, el tacto de la piel rugosa... Recordé sus gritos de dolor.

Sí Ethan, soy yo — me acerqué de nuevo cuando pronunció mi nombre. — Estás a salvo, no te preocupes — por un instante pensé que lo mejor sería marcharme, pero ya era tarde para ello. — Te han... operado, habrías muerto de no hacerlo — no sabía muy bien qué decirle exactamente. Me acerqué y le ayudé a incorporarse. Después de todo cuánto había pasado... jamás creí que tuviera que cruzarme de nuevo con él.


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

Me incorpore un poco aun sentado en la silla con la ayuda de la chica, no me creía capas de caminar aun, apenas ya podía ver y escuchar bien todo lo que me rodeaba. ¿Operarme? Pero si estábamos en medio de un puto infierno, no creía que alguien se hubiera preocupado solo porque si en ayudarlo, y menos de esa forma donde los recursos médicos eran escasos. Una pregunta paso por mi cabeza y sin pensarla dos veces mis labios la susurraron — ¿No paso mucho tiempo no? Estoy empezando a creer que estuve en coma y lo caminantes ya no existen — Luego de que lo dije pensé que había sido una pregunta muy estúpida, me hubiera dado cuenta con mi propio cuerpo si hubiera pasado mucho tiempo ahí sentado.

Una pequeña molestia comenzó a invadir mi cabeza. Supongo que algo normal que sufrían los operados, la verdad es que nunca había tenido la suerte de ser uno. Cerré los ojos a la vez que moví mi brazo derecho para llevarlo a mi frente y con las yemas de mis dedos masajearme un poco, ver si así se calmaba el dolor, pero lo único que logre fue que un vacío se abriera en todo mi cuerpo. ¿Por qué sentía mi mano tan dura y fría? Poco a poco alejé mi cabeza y abrí los ojos para ver mi propia mano, mis ojos quedaron muy abiertos al ver como mi brazo ahora era todo metal, tenia la misma forma solo que ahora era plateado y frio como el acero. Luego volví a recordar, me había desmayado porque un zombi me había mordido el hombro y Sylvia me corto el brazo para salvarme, creo, o tal vez su verdadero objetivo era este. — Dios… — No sabia que decir, mi cabeza seguía sin poder creerlo mientras mis ojos se perdían mirando las mismas placas de acero una y otra vez. No se que prefería, si tener un brazo así o no tener brazo directamente, mi vista ahora recorrió todo mi brazo hasta llegar a mi hombro y ver toda la cicatriz que rodeaba las terminaciones del metal.

¿Qué me hiciste? O hicieron…por qué… ¿Dónde estamos? — Termine de decir mirando aun con los ojos abiertos todo a mi alrededor, buscando algo que me respondiera la pregunta antes que la pelirroja o que me corroborara que lo que respondiera fuera verdad. Mi siguiente reacción fue ver con mi mano izquierda si la zona operada había sido solo el brazo, llevándola por todo mi cuerpo palpando para ver que fuera piel lo que tocaba, incluso lo hice en mi cara que por un segundo me imagine con un ojo biónico. — ¿El brazo, es lo único que tengo así, ¿no? — Pregunté para sacar todas las dudas por si acaso de no haberlo notado en la prueba de tacto con mi mano, volví a mirar a la cara a Sylvia para continuar con las mil dudas que tenía — ¿Como es posible algo así? — Claramente había visto que existían tratamientos iguales antes de que todo el mundo se fuera a la mierda, pero si en ese momento eran difíciles de conseguir ahora debían casi ser un milagro, y si fuera el caso, ¿Por qué me lo darían a mí?

Volver arriba Ir abajo

Has estado en coma durante una semana — tal vez empezar por las respuestas más fáciles sería lo más sencillo, aunque el nudo que comenzaba a sentir en mi garganta casi no me dejara ni hablar. Por el momento Ethan parecía bastante tranquilo, o al menos después de lo que cabría esperar de una situación así.

Yo solo te traje hasta aquí, estás en una de las bases de Umbrella, sus científicos te salvaron la vida Ethan, ellos te operaron y te colocaron este brazo — mis dedos también se pasearon por el frio metal del nuevo brazo de Ethan, resultaba extraño, pero algo excitante de ver qué podría hacer con él. — Debo confesar que me sentí algo preocupada por ti, pero... veo que te dejé en buenas manos — mis labios se curvaron en una sonrisa apenas imperceptible.

Sinceramente no lo sé, pero en apariencia solo han arreglado tu brazo... — resultaba muy curioso de ver, apenas podía apartar la mirada de su hombro y del brazo. — La tecnología que Umbrella ha controlado siempre ha sido muy avanzada... si supieras todo lo que he visto con ellos, no te harías ni una idea — retrocedí a la vez que me cruzaba de brazos y daba un pequeño paseo por aquella sala blanca e impoluta.

Sentía alivio porque Ethan estuviera despierto por fin y sobre todo porque le hubieran salvado la vida. Con él en la base las cosas cambiarian, podría ser un gran integrante en los UBCS y más en su estado actual. Sabía que seguramente no solo habrían jugado con esto último y que seguramente ahora formase parte de esa exclusiva lista de personas que habian sobrevivido a la experimentación de Umbrella y que ahora seguramente algo más en él hubiera cambiado, pero no parecía estar preparado para saberlo.

¿Cómo te sientes, tienes sed, o... quizás hambre? — me acerqué de nuevo a él, recogiendo una botella de agua que había en la encimera, quité el tapón y acerqué a sus labios para ayudarle a beber. — ¿Quieres saber algo más?


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

Una semana, una semana sin dudas no era tanto, podría haber sido peor creo, quien sabe tal vez un año o medio, aunque creo que si pasaba del medio año no sobreviviría con las condiciones actuales del mundo. Pero el tiempo que estuve en coma fue lo que menos me llamo la atención, aquel nombre si lo hizo, y la pelirroja decía la verdad, en algunas partes de las paredes tenían el logo de aquella empresa, o eso creía recordar, hacia mucho no lo veía.
¿Umbrella? ¿La empresa de fármacos? No sabía que seguía en pie, tampoco creí que fuera posible — Dije un poco sorprendido, si es que a esta altura podía sorprenderme mas. — Pero tampoco creí posible poder tener un brazo… ¿Robotico? O lo que sea que tenga — Dije volviendo mi vista hacia la cicatriz, siguiendo con la mirada como los dedos de la chica se deslizaban por el brilloso metal.

Fue entonces cuando a mi mente volvió un recuerdo de hace años, luego del brote, alguien me había contado y explicado lo que había pasado en los momentos que me encontraba preso. Días antes de que todo se convirtiera en la realidad que hoy veía se había filtrado información de que Umbrella eran quienes había hecho que fuera posible el caos que reina hoy por hoy en todos lados.

Aquellas palabras produjeron una sonrisa interna en mí, ¿acaso Sylvia Weis se había preocupado por alguien? En ese entonces los pedazos de recuerdo se juntaron en mi mente para mostrarme una vez mas la cara que había puesto al verme con el hombro mordido por aquel caminante, no recordaba muy bien todo por el shock del momento, pero a su cara si la recordaba, nunca antes había visto esa expresión en su cara.

No logro comprender si es que este mundo te ha cambiado o que no tienes una prisión donde dejarme encerrado — Dije sonriendo levemente de una forma muy sarcástica, no se si era el mejor momento para ello, pero nunca pude descargarme desde que salí por culpa del botín en la prisión.

Me resultaba raro que teniendo tanta tecnología no hubieran intentado ayudar a la gente, o por lo menos cobrar por hacerlo ya que por algo habían sido los causantes de todo. También noté como la pelirroja sonaba asombrada por aquella dichosa tecnología y Umbrella, si era fascinante, pensaba mientras moví mi nuevo brazo, abriendo y cerrando el puño con la palma de la mano hacia arriba. Pero por como lo había dicho note que aquello solo seria la punta del iceberg.

Ayudando con mi mano izquierda tomando la botella un poco ingerí algunos tragos de aquel líquido que, aunque no estaba muy frió, era refrescante y se sentía bien. Terminé tomando toda la botella con la mano, y de a tragos fui terminándola.

La verdad… quiero saber las letras chicas del contrato, ambos sabemos que algo así no viene solo — Dije terminando de tragar lo último que había tomado de agua, sabía que ella entendería a lo que me refería, este brazo, no me lo iban a dar porque si, si Umbrella había sido el causante de los caminantes significaba que poco le importaba ayudar a las personas ajenas a la compañía.

Volver arriba Ir abajo

Puede que en eso te equivoques — alcé la mirada echando un rápido vistazo a nuestro alrededor. — Ya estamos en una prisión — no es que Umbrella fuera una prisión realmente, ya que por lo menos yo, gracias a mi posición podía salir siempre que quisiera. Sin embargo nos veíamos recluidos a estas cuatro paredes si queríamos evitar los riesgos del fin del mundo.

Pero sobre lo de encerrarte... — negué, no fui yo quien dejó que Ethan se pudriera en la cárcel, yo quise que los abogados de la familia Weis le ayudasen y mi padre quien consideró que era mejor no ensuciar la reputación de su empresa ayudando a un ladrón atrapado con las manos en la masa. Sin embargo ahora que podía contarle la verdad, esa que tantas veces quise ir a decirle mientras estaba encerrado y que no me permitieron... ahora simplemente preferí callarme, el daño estaba hecho.

Veo que sigues igual de perspicaz que siempre — sonreí ladeadamente y caminé en su dirección. Me senté sin ningún reparo sobre su regazo, con una pierna a cada lado de sus caderas y le miré fijamente, a escasos centímetros de su rostro. — Vuelve a trabajar junto a mi — hice una breve pausa. — Serás uno de los mejores hombres de Umbrella, tendrás un refugio seguro, una habitación propia, una buena cama, baño propio, podrás comer cuando tengas hambre... Se acabó vagabundear por ahí, dormir en el suelo, no comer, la suciedad... aquí tendrás todo cuanto quieras y más — acerqué tanto mi rostro al suyo que podía sentir su respiración sobre mi piel. Alcé ambas manos y sujeté su barbilla acariciando su piel. — Dime, ¿no suena perfecto? — susurré. Casi podía rozar sus labios con los míos, después de tanto tiempo... tantos años sin verle. Algo que creía muerto había despertado en mi esos ojos azules. Después de que encerraran a Ethan no había vuelto a interesarme por nadie más y una parte de mi esperaba que él hubiera actuado igual. Ahora que le tenía delante comenzaba a recordar muchas cosas que había anhelado y olvidado. Él había sido mío y quería que volviera a serlo. Mis ojos se cerraron y mis labios se unieron a los de él en lo que comenzó a ser un suave beso por mi parte, a la vez que mis manos se deslizaban por sus hombros aferrándose a su piel poco a poco con mayor fuerza conforme iba avanzando.


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

Dudo que la Weis que conocía dejara que le corten las alas, y mas una empresa con la que no comparte sangre — Le dije al terminar de escuchar sus palabras, conocía a la de ella antes, pero hacia mucho no la veía y todo esto nos había cambiado a todos, pero aun así no creía que fuera el caso, aunque también solo lo decía para molestarla.

Al sentir como Sylvia se había trepado por mi cuerpo para quedar en aquella posición sentado no pude evitar sentir ese fuego que sentía hace años, aquella pelirroja siempre tuvo algo que me encantaba y lo peor es que sabia usarlo muy bien. También sabia que estar cerca de ella fue lo que mas mala suerte trajo a mi vida, sabia el peligro que podría llegar a presentar, aun no me fiaba y no sé si lograría hacerlo en algún momento, sin dudas Sylvia era una verdadera viuda negra atrapándome en sus redes.

Mi reacción al beso fue seguírselo con la misma pasión, aquella que siempre tuvimos por lo visto, continúe tomándola desde sus caderas mientras nuestros labios se movían pegados los unos con los otros. Hasta que aprovechando un corte de respiración separe un poco nuestros rostros para contestarle a la propuesta que antes de eso me había dicho.

Ese es el problema Sylvia — Hice una pausa para mirar hacia los lados, luego mi brazo y por último a sus ojos — Todo esto me parece tan irreal, es algo que nunca hubiera imaginado, suena demasiado perfecto para el mundo en el que vivimos — Terminé de decir mientras cerré los ojos para pensar un poco las cosas.
Viéndolo de una forma Umbrella me había sacado de la cárcel gracias a provocar el fin del mundo, y ahora me habían salvado la vida al igual que Sylvia. Pero aun así mi vida se volvió en un infierno cuando conocí a Sylvia, un infierno que sin dudar me encantaba, y seguramente lo que había pasado antes de llegar ahí fue culpa de Umbrella, todo mi antiguo grupo muerto por sus órdenes. Ahí estaba el otro motivo, ya no tenia a donde volver, no tenia un grupo y las oportunidades de sobrevivir solo disminuían bastante, además, no creía para nada que aquella empresa me dejara ir luego de haber echo esto conmigo, seria una perdida de recursos para ellos que no creo que tolerarían. Fue así, como sin pensarlo dos veces me tire a las redes de la viuda negra, sabiendo que la red con la que me atraparía me protegería de otros peligros pero que en cualquier momento podría terminar por devorarme.

Abrí un poco los ojos entrecerrándolos y me acerque nuevamente a su rostro, haciendo que choquen nuestros labios, dándole un beso un poco mas intenso de lo que fue el primero, para luego separar de nuevo los rostros y apoyando mi frente en la suya finalmente conteste — Aun así, no tengo otra opción, no tengo a donde ir y dudo que los lideres de este lugar me dejen ir con esto — Dije levantando el brazo derecho para que me entendiera, aunque era muy obvio a que me refería — Así que si, acepto unirme a este lugar, y a trabajar de nuevo contigo, Sylvia — pronuncie su nombre alejando mi frente y mirándola directamente a sus ojos verdes, aquellos mismos ojos que me cautivaron en una sola mirada cuando nos conocimos

Volver arriba Ir abajo

Las cosas han cambiado Ethan, y con ellas yo también — jamás creí que trabajaría fuera de la empresa de mi padre y sin embargo ahí estaba ahora. Pero una tenía prioridades y tras la muerte de prácticamente toda mi familia, mantenernos con vida era la mejor opción y eso solo podía serlo formando parte del bando ganador. Umbrella. — Aunque sí que es cierto que siento que nadie me ha cortado nada — me quedé ensimismada un par de segundos, en los que pensaba con cierta diversión en todo cuanto había ocurrido a mi llegada a Umbrella. Siempre había terminado por salirme con la mía, la última fue obtener el puesto de líder de mi división. Me gustaba pensar que Umbrella sabía lo que valía y por tanto querían tenerme satisfecha, esa podía ser una de las razones por las que aceptaron operar a Ethan. — Creo que me subestimas — concluí en voz alta a mis pensamientos, a la vez que mis labios se curvaban ligeramente en una sonrisa bastante pícara.

Incluso en aquel momento en el que Ethan respondió a mi beso sentí como volvía a salirme con la mía. Pero más allá de eso era aquel fuego abrasador en lo más hondo de mi pecho, una sensación tan cálida como era volver a sentir sus labios contra los míos.

El silencio se apoderó de la habitación, ambos nos mirábamos fijamente mientras que yo pensaba en sus últimas palabras. Umbrella no le dejaría marchar, era muy cierto. Pero después de salvarle la vida, después de lo que tuve que hacer con su brazo, de verlo vivo de nuevo... y después de esto. No debía temer que fuera Umbrella quienes no le dejaran marchar. El problema lo sería yo, tras lo sucedido sería yo quien se negase a dejarlo marchar una vez más, no, en esta ocasión no.

No les perteneces a ellos Ethan — mis manos se colocaron en esta ocasión sobre sus hombros, pero mi derecha ascendió por su cuello hasta sujetar su barbilla. Mi voz sonó suave, pero firme, reclamando lo que sentía mío. — Y yo sé que lo sabes — tal vez fuera algo brusca en esta ocasión, en cómo lo sujeté, en cómo lo miré... era un deseo y una forma de actuar que trascendencia incluso a lo animal. En aquel momento en el que accedió a trabajar a mi lado una oleada de satisfacción invadió mi cuerpo. Una mezcla de sentimientos que solo él podía despertar en mi me invadió, unidos a la emoción del momento. Desencadenaron en un tercer beso más ávido e intenso, mis labios devoraron los suyos, mis manos se aferraron a su cuerpo con tanta fuerza como pude y mi cuerpo se incorporó ligeramente sobre él de tal forma que ambos encajaran perfectamente. Tenía a Ethan de nuevo a mi lado y en ese momento sentía que nada podía ser mejor.


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

El tercer beso termino de aprender aquellas chispas que una vez hubo entre los dos y que hacían mucho no se prendían, mis manos apretaron aún más sus increíbles caderas, casi como si no quisiera que se alejara de mi en ese momento. El momento me nublo completamente llenándome la cabeza de muchas sensaciones, por lo que sumado a mi reciente despertar y poco entrenamiento mi brazo derecho apretó un poco mas fuerte que el otro inconscientemente lo suficiente para causarle alguna molestia. No me había dado cuenta, pero termine de hacerlo por la reacción de Sylvia.
Lo siento… — Dije algo apenado, aunque sabía que iba más allá de mí, debía acostumbrarme a aquella nueva parte de mi cuerpo, aun así, algo hacia que me sintiera culpable, después de todo ya no era una persona normal.

No te conteste, pero, ahora que me acorde si quisiera comer algo — Dije escuchando como mis tripas hacían algo de ruido que seguramente la pelirroja también hubiera podido llegar escuchar. — Pero de poder ser en otro lugar mejor — Dije mirando el lugar, si podíamos aislarnos del mundo exterior un poco quería hacerlo bien, comer en una mesa y no en una silla de laboratorio — Además no me vendría mal ducharme — Termine de decir mis deseos para que Sylvia me arreglara el papeleo o solo me guiara hacia donde podíamos comer, después de todo desconocía si podía ya salir de aquel lugar o tenia que quedarme para pruebas o estudios. — Claramente si es que puedo salir de este cubículo de vidrio — Le dije refiriéndome al laboratorio en el que nos encontrábamos.

Volver arriba Ir abajo

Al parecer Ethan aún tenía mucho más que aprender, y la prueba de ello la había dejado en mi propio cuerpo. Mi costado aún dolía ligeramente, justo donde me había sujetado, aún después de un rato de separarnos.

Tranquilo, es normal... poco a poco irás mejorando, entrenando, o lo que sea... que necesites, ¿si? — coloqué mi mano bajo su barbilla y la acaricié en un suave movimiento contra su piel algo áspera debido a que la barba ya comenzaba a salirle. No iba a negar que me sentía algo decepcionada, después de llevar tanto sin vernos esperaba algo más que un par de besos, o incluso que se hubiera puesto furioso contra mi por todo lo que había pasado. Pero no, Ethan se mostraba tranquilo. Tal vez iba a ser cierto que la cárcel y el apocalipsis le habían convertido en un hombre diferente. Di un paseo al rededor de la silla donde él estaba hasta quedar detrás de él y quité la sudadera que había sobre uno de los muebles.

Tenemos todo el tiempo del mundo — susurré cerca de su oído, acariciando el frío metal de su brazo. — Vamos, te ayudaré a ponerte esto y saldremos fuera.

Una vez que estuvo listo me acerqué a la puerta y la abrí gracias a mi acreditación, entonces me encontré de bruces con el doctor de antes.

El proyecto no puede dejar la celda, debe estar en observación — enarqué una ceja. — El proyecto se llama Ethan Blaker y desde hoy es un nuevo miembro del UBCS bajo mi mando directo, así que sí, se viene conmigo y le recuerdo que eso de ahí no es una celda, si no una consulta y que Ethan Blaker está a aquí por su voluntad — el hombre pestañeó varias veces. — Ni White Quee, ni la doctora Skarsgård han aprobado su salida — él me miró muy orgulloso de sí mismo. — ¿Y quiénes siguen en la lista de superiores si ellas no se pronuncian? — pregunté sarcástica a la vez que alzaba mi acreditación. Como era de esperar pareció molesto. — Le insisto en que Blaker queda bajo mi mando, mi supervisión y que si necesita de un doctor, siente algo extraño... o lo que sea, será el primero en saberlo, es más, pueden acordar hasta futuras citas de revisión, ¿se queda así más tranquilo? — él asintió. — Bien, envíame los horarios a mi agenda y yo le haré venir — y sin más le hice una señal a Ethan para que me siguiera.


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

Sus palabras en mi oído hicieron que sintiera un escalofrió que recorrió todo mi cuerpo desde la cabeza hasta las puntas de los dedos de mis pies, aun se sentía raro que esa sensación no recorriera mi brazo, era como que sentía tener un brazo, pero a la vez no, como si fuera no fantasma o un brazo de muerto.
Me pare de aquella silla de apoco, ayudándome de los posa brazos de esta para agarrarme en el camino a erguirme sobre mis pies. Una vez parado mis piernas se sentían raras, supongo que era normal después de estar una semana ahí sentado sin despertar.
Luego de eso lleve mi mirada a un costado, hacia atrás de la silla, vi el buzo que la pelirroja alzaba para que yo me pusiera, introduje uno de mis brazos mientras ella lo sostenía y luego introduje el resto d mi cuerpo por cuenta propia — Gracias — Dije con una sonrisa como si estuviera jugando a algo que ni yo entendía pero que me daba gracia.

Seguí de atrás a Sylvia, con ambas manos en el bolsillo que tenia la sudadera a la altura del abdomen, iba mirando todo a mi alrededor al punto de estar distraído que cuando ella paro a hablar con el doctor de guardia casi me choco con su espalda, por suerte frene un poco antes. Mientras ellos hablaban otra vez me perdí mirando todo alrededor, prestando atención a cada detalle de aquel pasillo, si iba a vivir por allí debía conocerme el lugar a fondo, ¿Y porque no empezar desde el minuto 0 a conocerlo bien?
Tarde en reaccionar cuando la pelirroja comenzó a andar de nuevo, por lo que me quede un poco más atrás, mientras empecé a apurar el paso detrás de ella para alcanzarla vi como el doctor me miraba, le devolví un gesto encogiéndome de brazos y negando con la cabeza, en mi mente eso significaba que la chica no tenía remedio y siempre había sido así, pero por su cara de desconcertado y enojo supuse que no lo entendió. Luego me di la vuelta y aceleré el paso hasta quedar algo cerca de ella

¿UBCS? ¿Superiores? ¿White Queen? ¿Skar…que? ¿Qué haces aquí en Umbrella? — Aunque había estado mirando para otro lado mis oídos habían captado esas palabras, pero no lo demás, capas si hubiera prestado atención al contexto no necesitaría preguntar la mitad, pero no era el caso.

Volver arriba Ir abajo

Los UBCS, Umbrella Biohazard Countermeasure Service — comencé a decir. — En resumen es la división de mercenarios de Umbrella, hacemos lo que nos pidan y punto — le voy indicando por dónde seguir mientras que hablamos.

White Queen es la inteligencia artificial de la base, lo controla absolutamente todo, puertas, seguridad... y lo vigila — alcé un dedo en la dirección de una de las cámaras. — Hace poco que me ascendieron a jefa de los UBCS, así que estarás bajo mi mando directo. Umbrella se divide en dos divisiones, la científica de color blanco y la roja, militar. Y luego por sub divisiones, como los UBCS, nosotros. Puede parecer complicado, pero... es sencillo — llegamos hasta la cafetería. No hay mucha gente, por lo que Ethan podrá servirse algo para comer. — Aquí podrás comer cuando lo necesites, hay también un gimnasio, una sala de ocio... Y los dormitorios tienen su propio baño, también hay baños comunes divididos en cada planta, tu dormitorio lo solicitaré cerca del mipara tenerte vigilado. Si necesitas un médico, algo te inquieta... Hazmelo saber, cuando estés preparado y descansado avisame y comenzaremos a entrenarte — le señalo el mostrador de la cafetería, ahí puede hacerse con una bandeja y que solicite la comida que le apetezca.

En cuanto acabes iremos a tu habitación y podrás descansar — tomo asiento en una de las mesas. Reviso mi PDA mientras que Ethan pide su comida. Angy había salido al parecer a realizar un trabajo, en cuanto Ethan llegó de nuevo guardé el aparato en el bolsillo de mi chaqueta y alcé la mirada en su dirección.

Cuéntame Ethan, ¿qué ha sido de ti durante este tiempo? — pregunté finalmente, sentía curiosidad por sus últimos meses, por cómo había escapado de la Prisión y sobrevivido a todo esto.


Una luz al final del túnel... ¿O al principio? [Sylvia] Tumblr_nucu9qIoku1tajmxho3_250

Volver arriba Ir abajo

Demasiada información comenzó a entrar en mi cabeza cuando la pelirroja empezó a contarme los rangos jerárquicos, o eso es lo que parecía al escucharlo así de repente. Aun así, no tenía por qué entenderlo la primera, lo que tenia que entender es que Sylv era mi superiora directa y que de ella debía seguir las ordenes sin rechistar, algo que había aprendido toda mi vida. Al llegar a la cafetería me dirigí a donde ella me había señalado, una mesada larga y algo angosta muy blanca y pulida, tanto que casi podía ver mi reflejo en ella.

Al agarrar una de las bandejas seguí el camino, llegando a donde una de las personas que atendían ahí me podía servir la comida, no mire su cara solo dirigí mi vista a las distintas comidas para poder elegir rápido y volver con Sylvia.
Eso, eso… y eso — Dije señalando con el dedo los “pozos” en donde amontonaban la comida de distintos tipos, había elegido un poco de arroz, otro de carne de pollo y ensalada. Luego de eso fue cuando levante mi vista, la persona que me había atendido, un hombre algo mayor, mientras me servia la comida no paraba de mirarme el brazo con una cara de asustado y sorprendido, o eso es lo que yo interpretaba. Mi reacción fue abrir un poco la boca al principio, solamente por reflejo, pero luego se convirtió en una sonrisa algo sarcástica que duro todo el camino y hasta sentarme en la misma mesa con la contraria

Bueno es creo la historia mas normal que vas a oír tal vez… — Mi cabeza se puso a pensar por un momento, en todo lo que había pasado junto a Thomas y el grupo, ¿Debía contarlo o era mejor que no? Aun no sabía si habían sobrevivido y tampoco tenia toda mi confianza en dar mucha información mas de la que ya tenían de mi gracias a Sylvia, tal vez ese hueco de mi historia tapado con ojos podría salvarme la vida en un futuro, o condenarla, otra apuesta “all in” en el día, pero bueno en estos tiempos era normal tomar todo el tiempo decisiones así
Hubo un motín en la cárcel a días de la explosión del virus o lo que sea, fue cuando escape, solo, de allí. Luego me las arreglé para sobrevivir mayormente solo, aunque hubo momentos en los que tuve que cooperar con personas o grupos — Continúe contando a la pelirroja — Tal vez algún día podamos contarnos todo a detalles —Termine de hablar comiendo una cucharada del arroz que tenia en la bandeja y así continúe comiendo todos los alimentos que ahí tenía enfrente.

Luego de haber comido deje la bandeja sobre la mesa y me pare, ya que había visto como la que parecía la chica de la limpieza allí llevaba a lavar algunas bandejas a que otros habían dejado, supuse que así era el procedimiento.
Me pare junto con Sylvia y nos fuimos a lo que sería mi habitación por el resto de mi vida, o por lo menos el resto del tiempo que Umbrella me mantuviera dentro de sus alas

Volver arriba Ir abajo


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.