• Welcome
  • Basic
  • Extra!

Estás solo, todo está destruído, la muerte quiere cazarte. Has sobrevivido al fin y eso no es todo: esta guerra sigue en pie, pues el fin supone un nuevo principio, uno más tormentoso donde tendrás que demostrar lo que vales. ¿Crees poder sobrevivir?, si no... Abandonad toda esperanza aquellos que os adentráis en este nuevo, virulento y destrozado lugar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Élite
Magic WordsTime Of HeroesExpectro Patronum
Hermanos
Times like these (Richard Jackson) BfaHM5eTimes like these (Richard Jackson) TT9KvUfTimes like these (Richard Jackson) Gubwrm5Times like these (Richard Jackson) Gubwrm5
Directorios
Times like these (Richard Jackson) NgodK5u

Times like these (Richard Jackson)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Sayaka Bell el Miér 24 Abr 2019, 09:04

- And they say a hero can save us… - Estaba frente al espejo, me miraba hacia un lado, luego al otro, sonreía, hacía puchero, incluso me regale un beso y guiñe el ojo. Era una noche especial ¿Por que no quererme más de lo que ya me quería?

Era una noche para consentirme, sentirme bonita y sobre todo presumir mi belleza a todos.

“¡Sayaka Bell! ¿A qué hora pretendes abrir la puerta de esa habitación! ” Era natural que mamá lo exigiera, después de todo mii habitación era como yo, un mundo abierto a las posibilidades, pero hoy no, porque hoy era una noche especial.

- ¡VOY! - dije cantando, pero seguía enchinando mis pestañas. Honestamente, mis ojos me parecían enormes y eso me encantaba. Quizás no fuera la niña más linda del lugar, pero todo es cuestión de actitud, y en actitud nadie, pero absolutamente nadie me gana.

- I’m not gonna stand here and wait… - En realidad no cantaba, solo tarareaba la canción una y otra vez mientras mis pestañas se hacían grandes y mis ojos aún más. Un labial rosa, lindo, y un beso al aire era lo que faltaba para el truco de magia. Y entonces abrí la puerta y todo el perfume corrió a los pasillos, a la casa, a la nariz de todo mundo, porque hoy era una noche especial.

Bajé las escaleras y mamá estaba recargada contra la pared, se reía de mí evidentemente.

- ¿Y quién es el afortunado? - ¿Por que siempre debe haber un chico? Era la pregunta de siempre que jamás le hacía, la respuesta era obvia en todo caso y jamás he sido una chica que guste de perder el tiempo.

- Bueno, cualquiera puede ser, quizás Sarah Jackson, o Christian Fowler o… -¿Para que continuar? Mamá resopló y significaba que el mensaje había sido plenamente recibido. - ¿Acaso importa? Va a ser una NO-CHE GA-LÁC-TI-CA - reí como, bueno, como una niña de 16 años, recién cumplidos por cierto, una que se comería al mundo si no se cuidaba, que iba a ver al grupo más asombroso de la historia, justamente en el Aether, el bar más genial de todo Racoon City. Una que iba con los ojos pintados, enormes, asiáticos, los labios rosas deseosos de un beso que no estaban dispuestos a dar, las botas más geniales que pudieran llegar jamás a las rodillas de alguien, la falda más linda que pudiera cubrir medio muslo (y licras de las que solo se ven si se asoma un fisgón, por eso del pudor) una remera sencilla de color blanco, sexy de las que dejan ver los hombros, y por supuesto, la chamarra de piel más fenomenal del mundo, cortesía de mi padre (que todavía no se entera, pero igual le he puesto perfume así que no me la va a quitar en un buen rato) ¿Lo mejor? Mi cabello, ¿Cuando alguien se enorgullece tanto de sí mismo? Cayendo como cascada como ondas hacia mi hombro,y si lo muevo no se despeina, me ama. Punto.

- Sabes que no me gusta que vayas a esos lugares

- ¡No pasa nada! Jamás ha pasado, me se cuidar sola y lo sabes

- Pero aun eres una niña, y para esos lugares no hay edad segura ¿Entiendes?

- Por eso me iré en el carro, ¡Y asunto arreglado! Si pasa algo marco por teléfono, y no ha habido momento en la vida en que no conteste sus llamadas. ¿Sabes que soy un ejemplo a seguir? Muchas a mi edad están borrachas y pérdidas quién sabe dónde - ese era un terreno peligroso pero debía caminar sobre él. Mamá se tapó los ojos y respiró muy, pero muy profundamente.

- Habla con tu padre ¿Quieres?


Papá era… ¿Como llamarlo? Especial, si, no hay mejor forma de describirlo. Estaba sentado viendo un partido, jugaban los Raiders en casa de los delfines, y él orgulloso de sí mismo se había puesto hasta un parche pirata. ¿Diagnóstico?, estaba de buenas.

- ¡Papá! ¿Quieres venir conmigo al Aether? ¡Habrá concierto! - me arrojé a sus brazos, y si, lo aplaste y llene de besos. La cerveza casi cae en la alfombra, pero años de práctica le han mejorado bastante los reflejos, que hay que estar orgullosa del hombre.

- ¿El que? - Buscaba ver el partido, alguna jugada importante sin duda. - Anda, llévate el carro y regresa temprano - me levanté y caminé fuera de la sala dándome vuelta antes de salir.

- ¿Crees que me veo linda? - Papá volteó a verme y enarcó una ceja, de esas que se enarcan cuando pones atención a algo.

- ¿Debo conocer a alguien acaso?

- Jamás - reí.

- Entonces te ves divina

- ¡Gracias! - Y me fui. A lo lejos se escuchaba un grito. ¿“Es esa mi chamarra?” Son las cosas que le hacen a una acelerar el paso, y prender rápido el motor del carro.

-


- Dije que no - Tenía la cadena en la mano, y nadie que quisiera entrar todavía. No era uno de esos antros de mala muerte que atestan las ciudades, no señor, el Aether era un bar en pleno derecho, tenía mesas circulares y bancos incomodisimos, y por supuesto que también sillones y sillas para la gente importante. Al Aether no se iba a bailar o amanecer vomitando, se iba a platicar, escuchar buena música - la mejor - todo para volver a casa sabiendo que cada minuto valió la pena.

- Pero me arreglé, me veo muy guapa. ¿A que no me veo guapa?

- Me pueden meter a la cárcel por contestar eso

- ¿Entonces si te parezco guapa y me quieres invitar a salir? - A decir verdad Jimmy era un buen tipo, tenía cara - y aspecto - de ogro, sin contar los dos metros y 200 kilos que parecía pesar, pero al menos a mí jamás me trató mal. Y se reía conmigo, eso era algo que solo yo podía presumir.

- ¿Como te soportan tus amigos? Eres pesada niña, jodidamente pesada

- Pero no lo negaste - sonreí

- Ya ya, no me vas a hacer decirlo ¿Vale? Si, era buen tipo definitivamente.

- Bueno, estaré por la barra o el hueco de la mesa de la silla escondida junto a la cortina donde nadie mira. ¿Vendrás?

- Hoy no Saya, vamos a pasarnos toda la noche aquí, cuidando la puerta  - Golpeé el brazo de Jimmy.

- Te traeré algo de tomar en un rato - Depués entré al bar.

- ¡Mierda! ¡Maldita cría! - Si… un buen tipo.


El bar ya tenía gente, todos conversaban, la pasaban a gusto como debe ser. La cerveza chocaba por todos lados y el humo del cigarro ya cubría el techo en una especie de nata maloliente y grisácea. Era un asunto triste pero necesario. El bar estaba en el centro de todo, y alrededor los bancos de madera esperando comensales solitarios que planeaban salir en pareja. Si le dijera a mis padres las veces que esa gente me había abordado estaría viviendo en un convento, aun si Jimmy y George me salvaban siempre

- ¿Que hay George?

- ¿Sabes cuánto cabrea a Jimbo que te pases? Un día se quedara sin trabajo - Era buen tipo, como todos los que trabajaban ahí, incluso el dueño lo era, y gracias a él me dejaban entrar, aunque nadie lo aceptaba

- ¿Necesitas ayuda con algo? - George resopló como dragón enfurruñado, y me arrojó una cubeta atestada de cervezas, dos tragos con sus pajillas en forma de sombrilla, y uno más, ocre

- Mesa doce, trabajas hasta que empiece y te vas a tu lugar ¿Queda claro?

- Más claro sólo el límite de pi - recibí por la broma un dedo medio. Es como un te quiero en el idioma de Aether.


La mesa doce estaba relativamente cerca, y tenía un grupo de cinco personas, cuatro hombres y una mujer que platicaban amenamente mientras se fumaban sus cigarros y se tomaban sus cervezas como buena gente que va a los bares asombrosos. Los muchachos me miraron por mucho tiempo, jamás entendí si eso me hacía sentir incómoda o bien, quizás una mitad y la otra. La muchacha me recibió, y fue muy amable, pero no debía perder demasiado tiempo, realmente no faltaba mucho para que llegara el grupo, y ese ritual desde que abrían las puertas como jinetes del apocalípsis no me lo perdía nunca, aunque fuera un fantasma para ellos, y aunque jamás me vieran sentada en ese hueco de la mesa de la silla escondida junto a la cortina donde nadie mira, yo los veía a ellos, y era todo lo que necesitaba.

- They’re watching us… watching me as I fly away.

Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Richard Jackson el Miér 01 Mayo 2019, 19:02

Eran los reyes de Raccoon city, o al menos así era como se sentían cada vez que tocaban en alguno de sus muchos locales, especialmente en el Aether: el más importante de todos.
No hacía mucho tiempo en que se colaban en aquel local y fantaseaban con él día en que tocarían en ese escenario frente a muchas personas que solo habían acudido a verlos a ellos. Ahora la fantasía se había hecho realidad y solo quedaba pensar ¿que había más allá?

Aparte de que ya habían sacado el primero de ellos, distribuido con bastante éxito, ahora les esperaba una gira por todo Estados Unidos que aún no había sido dada a conocer. Pero ahora el futuro no importaba, solo la noche… galáctica.

Chris entró al local por la puerta de las estrellas, la entrada que servía para evitar a todas las personas que allí los esperaban y era la manera en que cuando aparecieran en el escenario la llegada fuera más mágica para todos. En otros locales más pequeños se entraban por donde todo el mundo, pero en el Aether no era así, lo tenían todo pensando.

Obviamente no iba solo, recorrió ese camino junto con toda su banda A Galactic night; de quién para él destacaba especialmente Sarah Jackson, no solo por su gran belleza y porque su melena roja destacaba en cualquier lado al que iba; si no porque su carisma les había abierto muchas puertas y su hermoso canto era una de las claves importantes de porque la noche sonaba tan mágica y especial… tan galáctica. Eso sin mencionar los propios dones de Chris con la guitarra eléctrica, y también con la normal.

No tardaron en descubrir que como se esperaba el local estaba lleno a rebosar, siendo el objetivo de muchos verlos únicamente a ellos. Eso podría ser intimidante para cualquiera, pero el grupo llevaba un largo recorrido desde el instituto por lo que se habían acostumbrado, y al final de cuentas lo único que al final importaba era la música.

Por fin llegó la hora y estaba todo preparado, las luces del local se apagaron repentinamente y hasta se escuchó un gritito por la zona de detrás. Fue entonces que un solo de guitarra lleno todo el local, mientras una única luz enfocaba a Chris, para luego sumarse el resto de instrumentos mientras todas las luces necesarias iluminaban el escenario. El local volvió a tener luz suficiente para que los clientes hicieran su cosa.

Tras una introducción que disparó la adrenalina de todos, Sarah Jackson hizo una de sus fantásticas presentaciones agradeciendoles a todos por su apoyo y dejando claro que iban a pasar una noche galáctica.

Tras eso Sarah y Chris cantaron a dúo una canción soñadora, una llena de energía y esperanza pero que sin embargo no dejaba de ser puro rock.
Ese fue el comienzo de un gran concierto de rock por parte de A galatic night que los presentes tardarían en olvidar.
La música que tocaban era rock en estado puro, pero todas tenían un saber mágico único que invitaba a soñar con algo sobrenatural, a soñar, imaginar, incluso algunas canciones tenían un sabor a místico y celta. Los fans nunca sabían que podían esperar de este grupo excepto que lo que tocarán les iba a encantar.


Times like these (Richard Jackson) Richar10
Mi PB:




Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Sayaka Bell el Jue 02 Mayo 2019, 08:40

Creo que ha sido desde siempre - por improbable que parezca - que he creído que la magia es un acto motivado por uno mismo. En retrospectiva, ¿Que hacía al Aether un lugar tan especial? Ha decir verdad no era muy distinto de todos los demás, todos servían las mismas bebidas y todos los mismos asientos incómodos. La puerta trasera por donde entraban los grupos era una diferencia pero ¿En verdad eso cambiaba las cosas? No, al menos no para mí.
Era su gente, siempre es la gente. Podía sentirme en confianza platicando con Jimmy afuera del lugar, incluso había estado horas allí, simplemente charlando o viéndolo trabajar. Le quería. También estaba George con su sonrisa sarcástica, sirviendo tragos y enviándome de un lado a otro para ganarme el privilegio de quedarme, aunque solo fuera un poco. Linda me trataba como a una hermana pequeña, era una mesera bastante extrovertida que agradaba a todo mundo y en ocasiones eso le ganaba un par de números telefónicos o propinas extra. Tal vez fuera la edad, no podría decirlo con certeza, pero a ella no le molestaban las miradas lascivas como a mí.
La magia estaba allí, en las personas, en las luces, quizás en la música, pero sobre todo en las personas, incluso la gente que iba como yo a pasar la noche ahí era fenomenal, todos esperábamos lo mismo, todos en esa noche estábamos al final ahí por la misma razón, y compartimos la complicidad en silencio.

Hacía quince minutos ya desde que George me señaló el lugar de mi guarida, quince minutos de sonidos extraños tras bambalinas y de una emoción incontenible. A veces pienso que era la razón principal por lo que arriesgaba tanto para ir, esa emoción incontrolable que surgía dentro de mi vida completamente manipulada.

Y las luces se apagaron. Y grité.
Me pareció increíble que alguien como yo pudiera tener una reacción así, y más que me tapara la boca para no hacer más escándalo. Pero es que eran ellos.

Y ellos también eran personas, no los conocía pero no dejaban de ser mágicos aunque su magia fuese distinta. Ver a Sarah con esa alegría y ligereza en cada movimiento era hipnótico. El grupo era increíble. A veces soñaba con formar parte sin importar qué puesto ocupara, solo ser parte, solo eso…
Las luces jugaban una parte importante en el concierto, podía ver a Chris perfectamente tocando la guitarra con tal sutileza que me provocaba calosfríos. Era un lugar pequeño, quizás demasiado para lo que significaban para mí, pero era perfecto. La gente cantaba, no… yo cantaba cada canción que tenían y no perdía de vista ningún momento.

- Anda, hazte a un lado.

- Pensé que no vendrías - Jimmy se sentó a mi lado, como siempre hacía. En la mesita colocó un par de bebidas burbujeantes. - ¿Cerveza?

- De malta. La mejor sonreí y bebí un pequeño sorbo de la soda de manzana, definitivamente era la mejor. - ¿Como van?

- Han cantado la mitad del disco  me recargué sobre él, y Jimmy me abrazó - ¿Podré pedirles un autógrafo?

- Quizás ellos deberían pedirte uno a tí, por ser la niña más odiosa y terca del lugar

- ¿Y la más linda?

- Y la más linda

¿Más que Sarah?

- No te pases

- Lo sabía - Sonreí, y le dejé para tomar un sorbo más de la soda. Jimmy se río de mi.

- Bueno niña. Veré cómo está la entrada. He dejado a Johnny Boy a la entrada, y bien sabes que te prefiero a ti ayudando

- Lo siento grandote, es mi día libre - Me respondió con la palma de su mano, despidiéndose. En verdad era un buen hombre, más bromista de los que muchos que le conocieran pudiese imaginar.
Y la música seguía en mis oídos, la batería golpeando con tal fuerza que mi piel se erizaba. En un momento dejaron de tocar, y Sarah dedicó unas palabras, cálidas y bien intencionadas a nosotros. Se veían agitados pero felices, por el momento, quizás por la vida ¿Quien sabe? El público vitoreó las sencillas palabras de la mujer, y me incluí en los aplausos.

Pasa que la magia la hace la gente. Están las luces por supuesto y la increíble música. Pero es la gente, siempre es la gente que por un minuto puede voltear a verte y hacerte sentir especial, aunque sea por un minuto, por algo ensayado quizás o tal vez por algo que se le ocurrió de corazón en el último momento. Una sonrisa o una canción dedicada, o un público que puede hacerte sentir la persona más dichosa de la noche… esa conexión entre el grupo y nosotros, la chispa que destella en el coro compartido de una canción.

Siempre es la gente.

Volver arriba Ir abajo

El concierto se desarrolló sin ningún percance, y pronto Chris se olvidó de la multitud y se entregó por completo a la música. Solo eso importaba mientras tocaba con toda su alma, sus emociones, su energía todo lo que guardaba en su interior se convirtió en notas musicales que se liberaban a través de su guitarra.

El gran final no lo canto solamente Sarah, si no que esa era su canción conjunta en la que la voz de Chris se fusionaba con la hermosa y melodiosa voz de la pelirroja. Mientras los dedos de Chris, y el resto de instrumentos acompañaban. Esos momentos eran realmente mágicos pues realmente se sentía conectado con ella, mientras al cantar se acercaban y Chris olvidaba la noción del tiempo y se perdía en los hermosos ojos verdes de la pelirroja.

Chris entregaba su alma en ese momento y ni siquiera supo cuanto tiempo paso antes de que durara la canción. Tras el concierto quedó exhausto, pero un cansancio más emocional que físico. Tantos nervios pasados y energías invertidas pasaban factura.
Finalmente Sarah volvió a dirigirse hacia el público para despedirse y dar la alegre noticia de que próximamente A Galactic Night se iría de gira por todo el país.  

No pasó mucho tiempo desde entonces para que todo el grupo estuviera sentado en una mesa reservada charlando animadamente. Chris estaba sentado al lado de Sarah conversando de una forma bastante cercana y con una postura bastante próxima.
La persona a la que le tendrían que pedir las bebidas no tardaría en aparecer.


Times like these (Richard Jackson) Richar10
Mi PB:




Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Sayaka Bell el Jue 16 Mayo 2019, 02:44

- He dicho que no lo haré Mi mirada era dura, tan dura como la mirada de una mujer que no sabía ser terca, que no tenía ninguna convicción, y siendo clara, tenía más terror que seguridad en sí misma. Ni siquiera yo me reconocía. - Linda puede hacerlo

- Linda puede hacer mil cosas a la vez y las diez serán buenas, podría fácilmente conquistar a Chris, o a Sarah, en tu cara y con sorna. Por cierto ¿Ya sabes cual te gusta? Ya sabes, de qué lado del campo juegas - Recuerdo mi rostro en llamas mientras George hablaba. Era un buen hombre, pero sabía que estaba yo en desventaja y tenía que aprovechar porque en algún momento sería mi turno de hacerlo sentir así. No era que me gustara alguno de los dos, y tampoco pensaba mucho en mi sexualidad, pero los idolatraba, supongo, al grupo, a las canciones, los personajes que tenían en el escenario. Era algo que deseaba haber sido alguna vez pero nunca me atreví a intentar, mis sueños de alguna forma eran otros, y me conformaba con seguir los suyos para complacerme, una especie de trato en silencio que habíamos pactado, donde todos recibiamos un poco del otro, una mirada fugaz, una letra de alguna canción que podría engancharse en el alma, y la motivación de saber que hay gente que espera escuchar su voz, escuchar lo que tienen que decir al mundo. Creo que el trato siempre fue justo, ellos tenían algo que decir y yo quería escucharlo… - Oye, china, que tienen sed y dinero

- Japonesa respondí entredientes… sí, definitivamente me tenía acorralada.

- Lo que sea, mejor te apuras antes de que se cabreen contigo, ¿Vale? suspiré.

- De acuerdo… Pero me la debes ¿Quedamos?

- Quedamos respondió con una enorme sonrisa, llena de sorna.

- Le haré saber a Linda lo bueno que has sido conmigo - Me di la vuelta con aire triunfante, aunque deseaba ver su rostro enrojecido, porque era bien sabido en el bar lo que él sentía por ella, y creo que él era el único que no se enteraba.

El camino hasta su mesa fue el más largo y turbio que pude haber caminado en mi vida. La mesa estaba relativamente cerca y la conocía muy bien. Era una mesa circular de color negro con un ligero barniz que brillaba con las luces del bar, los asientos eran mullidos y de un color rojo escarlata que solo tapizaban los muebles de las zonas VIP, en verdad se veían cómodos, y estoy segura de que lo eran porque la gente no solía querer levantarse de ahí. En verdad, no había mucho más que eso en las mesas, pero si las comparaba con las sillas y pequeñas mesas que se encontraban en el bar, parecía ser el cielo. A lo lejos, los cuatro miembros de “A Galactic Night” platicaban, quizás busca entre tanto y tanto a Linda, quien les servía normalmente, y en ese momento comprendí que el plan no había sido de ella - porque sabía que me mandaban ahí justamente por ser quienes eran - sino de George, que se tornaba celoso cuando la veía platicar con las bandas. Si lo había hecho por celos, o por darme la oportunidad de intercambiar unas cuantas palabras, aunque fuesen sobre la bebida que tomarían, yo lo agradecía.

Sacudí mi cabello un poco e intenté arreglarlo mientras caminaba animadamente a la mesa, debía eliminar mi inseguridad si quería causar una buena impresión. Afortunadamente cuando los ídolos no están en el escenario con sus armas, no parecen tan inalcanzables. Y aun así, no podía estar más emocionada.

- Joder Chris, te juro que pensé que te perderías después de la segunda estrofa Ese era Joseph, el bajista del grupo, parecía ser el más jovial del mundo y era difícil verle sin una sonrisa en el escenario.

- Para tocar en vivo hay que equivocarse, si quieren ser perfectos está el estudio Markus, el baterista, era una persona un poco más lúgubre, como polos opuestos por describirlos de alguna forma.

- ¡Ja! Toda la razón hermano, pero ya en serio, este hombre tiene una habilidad épica para cometer errores y que suenen genial ¿Como lo haces? Joseph golpeó con el codo el brazo de Chris. Parecía que se llevaban bastante bien, eso me daba mucho gusto.

- ¡Hola! Muy buenas noches dije de forma natural, lo que en mi diccionario significa alegre y jovial - Mi nombre es Sayaka, y está noche estaré a cargo de ustedes, así que pórtense bien ¿Si? ¿Puedo tomar su orden? Sonreía, y me sentía espectacular, era la misma yo de todos los días, y aun cuando mis rodillas parecía que me traicionarían haciéndome desfallecer, no podía haber mejor momento en el mundo, no para mí.

- Quisiéramos una mesera, para empezar Era extraño ver sonreír a Markus, pero no desagradable.

Volver arriba Ir abajo

La música habitual de aquel local había tomado el lugar del grupo, mientras la gente volvía a sus actividades habituales. Chris y su banda se habían sentado en una de las mesa mientras charlaban animadamente.
Chris escuchó con una sonrisa divertida las palabras divertidas de Joseph, estuvo a punto de responder, pero Markus se le adelantó. Recordando como en los directos siempre se cometían errores. Algo  que hizo que Joseph le preguntara alegremente como lo había hecho.
-Simple talento natural -respondió Chris con una sonrisa de suficiente mientras se encogía de hombros -cuando me caigo se como levantarme… ¿y la guitarra? se me da de miedo.
-No te falta ego ni na, ¿eh? -réplica Joseph de forma sarcástica y sorprendida, con una amplia sonrisa en los labios.
-Y no solo la guitarra, me encanto escuchar tu voz en nuestra última canción -afirma Sarah con una sonrisa satisfecha en la cara -tal vez podrías dedicarme un concierto privado.
Bromea Sarah haciendo que Chris se quede observandola embelesado y tarda varios instantes en reaccionar, ante el carraspeo de Joseph más concretamente.
-¿Sí? Sí, claro, solo me lo tienes que pedir, pelirroja -responde Chris de forma seductora mientras se inclina un poco hacia ella -y mi voz será toda tuya.
-¡Id a un hotel!
Exclama Markus exasperado mientras alza los brazos; pero ni Chris ni Sarah lo escuchan, simplemente se inclinan el uno hacia el otro hasta que sus labios se rozan… y un segundo después están intercambiando un beso sin importarle quien los mirara. Solo lo interrumpen cuando unos pasos llegan hasta ella y una camarera se acerca para tomarles nota.
-Ah, claro, chica asiática, pues yo tomaré una buena cerveza -responde Chris con despreocupación -¿Y sobre lo de portarme bien? No puedo prometértelo.


Times like these (Richard Jackson) Richar10
Mi PB:




Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Sayaka Bell el Vie 31 Mayo 2019, 08:59

Me sonrojé, no podía creer que yo, de entre todas las personas en el mundo, pudiera sonrojarme con un comentario así. Aunque ahora que lo pienso pudo haber sido una serie de eventos que me llevaron a ese punto. El comentario de Markus me hizo sentir un poco mal, si bien era obvio que no me tomarían en serio. Pude haber contestado a esa frase de hecho, no hubiera sido difícil hacerlo en condiciones normales, pero viendo a Chris y a Sarah besándose así, en ninguna película que hubiera visto pasaban un beso tan apasionado. Sentía mis orejas ardiendo, y buscaba cualquier cosa que pudiera distraerme de ellos, lejos de sus ojos cerrados, del labial de Sarah pintando la boca de Chris, de sus narices rozándose con ternura, sus cuerpos acercándose… Agité la cabeza con todo el disimulo y gracia del que fui capaz, que por la situación dudo fuese suficiente. Por fortuna para mí, detuvieron un momento el beso para pedir su orden, y aprovechando el gesto comencé a escribir rápidamente.

- Chris Fowler quiere una cerveza, Sarah Jackson, una cerveza. Para Joseph Stevens una cerveza, y Markus Green, una mesera guiñé el ojo a Markus, podía sobreponerme incluso a un beso así, creo. Incluso había dicho el nombre completo de cada uno, con ánimos de presumir que sabía todo de ellos, aunque obviamente eso no fuera cierto, ni por asomo.

Cuando me di media vuelta para ir a la barra pude por fin suspirar por la tensión que había generado todo ese embrollo. Di un par de saltitos hasta llegar a la barra, y cuando me encontré con George, mi cara estaba llena de júbilo.

- ¿Los viste? !Ha sido genial! ¡Parecen cuatro amigos conviviendo como cualquiera! Y bueno, ¡Chris y Sarah se besaron!

- ¿Y sabes a dónde irán después? Volvía  sonrojar, en verdad que no me recuperaba de la situación todavía, eran demasiadas emociones juntas, incluso para mí.

- Mejor dame cuatro cervezas y un plato con rosetas de maíz - No le diría que el plato corría por mi cuenta, prefería evitar cualquier broma en estos momentos.

- ¿Sabes qué le diré de todo a James? No me va a creer nada de esto - Le vi con una mirada asesina que aún así no servía de mucho, el reía y servía las cosas sin hacerme mucho caso, era su victoria por poco honorable que esta fuese.

Una vez servidas las bebidas regresé a la mesa donde estaba el grupo, y todos continuaban en su pequeño mundo privado. De alguna forma un poco extraña se sentía un ambiente agradable, cálido incluso, daban ganas de formar parte de algo así.

 - Aquí tienen muchachos. Una cerveza para cada uno. Markus, no pude conseguirte una mesera así que tendrás que conformarte conmigo. sonreí, dejando las rosetas en medio de la mesa. - Y estás son cortesía de la chica asiática por una excelente presentación - guiñé el ojo a Chris, y al pensar nuevamente en lo que estaba haciendo me dio un poco de miedo que Sarah pensara algo que no era. Debía pensar en algo para salir de la situación.
- Chicos… ¿Podrían? ...Quisiera su autógrafo - Era la peor forma de evadir mis pensamientos de Sarah. Y juraba que tenía mi disco del grupo en mi bolso.

Tendría que hacer una lista de “Los diez mayores ridículos de Sayaka Bell”

Volver arriba Ir abajo

Chris y Sarah continuaron su apasionado beso hasta que llego la mesera y tuvieron que separarse para pedir sus bebidas. Algo que dio tiempo a que Markus soltará de forma sarcástica: “que quería una camarera”. Chris alzó una ceja pues ese tipo de comentarios eran mucho más característicos de Josh.

Pronto la camarera tomó nota de todo, diciendo el nombre de cada integrante uno por uno a pesar de que al pedir simplemente cervezas no era necesario; pese a todo la forma en que la chica asiática siguió la broma hizo que se le escapara una sonrisa.

Ante el guiño de Sayaka, Chris respondió con una sonrisa coqueta y pícara con la intención de ponerla aún más nerviosa de lo que ya se la notaba, que de por si no era poco.
-Oh, lo nuestro es causar impresión -bromeó Chris de forma algo provocativa -pero es más divertido formar parte de la diversión, piensalo si decides tomarte un respiro.
Chris sabía cómo se pondría la joven camarera ante esas palabras, la verdad ver a alguien tan inocente y presa de los nervios le resultaba divertido. Sarah conocía bien sus intenciones y también las compartía, era divertido sacar a la gente de su eje y  ver cómo actuaban.
-Seguro que te divertirías más que sirviendo cervezas -convino Sarah con diversión.

-Claro -dice Chris con una sonrisa encantadora -¿prefieres que la dedicatoria vaya a nombre de “la joven chica asiática o la camarera de los pequeños ojos negros?


Times like these (Richard Jackson) Richar10
Mi PB:




Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Sayaka Bell el Miér 05 Jun 2019, 00:51

Tenía los ojos grandes - ya lo había dicho - y me gustaban - también lo había mencionado, pero con la sorpresa que me dieron las palabras de Chris creo que jamás se habían visto tan grandes en mi vida.
¿A qué se refería? ¿Quería que me uniera al reparto de besos acaso? Era algo que hacían las bandas de Rock ¿No? Mirabana  las fans y se aprovechaban de ellas, era bien sabido pero no recordaba que algo así se supiera de “A Galactic Night” y mientras lo pensaba, mi rostro parecía encenderse como un semáforo.
Entonces, mi primer beso con un miembro de “A Galactic Night” ¿Eh? Cualquiera que me besara podría considerarse un triunfo y yo no tenía preferencias con esas cosas, de hecho jamás había pensado en ello hasta ese momento.

¿Y si era otra cosa? Quizás solo querían que los acompañara y eso era todo. Esa era una opción más tranquilizadora para mí, que podía convertirse en la primera si las piezas se acomodaban en su lugar, lo que me hacía pensar que era yo la que quería besar a alguien, y eso me estremecía de forma divertida. Bueno, podía ser entonces que solamente querían conversar, divertirse un poco a mi costa, cosa que también hacían las estrellas de Rock. Era muy posible que me vieran como a una cría, aunque me trataban como quien trabajaba legalmetne ahí… Jamás había estado tan confundida en mi vida.

- De acuerdo. Sonreí, y por precaución busqué sentarme a un lado de Joseph. Me daba poca confianza tanta pasión

- ¿No te regañarán? Joseph se hizo a un lado y movió un poco su cerveza para dar mi propio espacio. Creo que no se imaginaron que accedería pero tenía un motivo muy poderoso. El tipo de motivos que te dicen “Es una oportunidad única en la vida, ve por todo guerrera” y aún así, a cada momento pensaba “¿Que demonios estoy haciendo?”

- No creo, no. Ni siquiera trabajo aquí No podía dar una mejor respuesta. Era simplemente perfecta. - La camarera de los pequeños ojos negros, si no es mucha molestia comenté a Chris. Estaba tomando confianza en mí otra vez, en esta ruleta rusa emocional.

Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Richard Jackson el Miér 12 Jun 2019, 22:10

La expresión de la camarera fue todo un poema, se le notaba el nerviosismo y casi casi parecía como si se notará el ambiente como su temperatura subía hasta salirle humo de las orejas. Si la cosa iba demasiado fácil, Chris no tardaría en aclarar que solo le ofrecía pasar el rato con ellos.

Aunque debía ser una chica muy lista y espabilada porque rápidamente se dio cuenta ella sola, sentándose al lado de Joseph haciendo que Chris riera divertido para finalmente sonreír divertido.

-Como gustes, camarera de ojos pequeños -responde Chris antes de dedicarle una dedicatoria y luego firmar con su nombre:

Código:
Para la camarera de ojos pequeños, que tengas una noche galáctica. Gracias por tu apoyo [u]Chris Fowler [/u]

Acto seguido el resto de la banda también firmó en el disco. Tras eso quedo un ambiente bastante agradable de conversación donde el grupo actuó con absoluta normalidad, tratando a Sayaka como una más del grupo.


Times like these (Richard Jackson) Richar10
Mi PB:




Volver arriba Ir abajo

Times like these (Richard Jackson) Empty Re: Times like these (Richard Jackson)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.